Ford Ranger 2.5 XLT

Ford ha efectuado una importante renovación de su Pick Up Ranger a fin de dotarlo de nuevos y convincentes argumentos con los que incrementar su cuota de ventas en este segmento.
-
Ford Ranger 2.5 XLT
Ford Ranger 2.5 XLT

Tiene un nuevo diseño exterior, un interior completamente reformado, monta un nuevo propulsor TDCi de 143 CV, ofrece mayor capacidad de carga y remolque y, aún a sabiendas de que mantiene apenas invariada la configuración de su bastidor y su esquema de suspensiones, si por algo destaca este nuevo Ranger es por su gran paso adelante en cuanto al comportamiento y facilidad de conducción que ofrece.

Exteriormente el nuevo Ranger destaca por su poderoso aspecto. Parrilla, capó, paragolpes y grupos ópticos (que rompen con la imagen de marca) son totalmente nuevos de diseño. Esta estética favorece mejor la “respiración” de la mecánica gracias a las amplias aperturas que la nueva forma de la parrilla delantera proporcionan. La línea de cintura es más alta, en parte gracias al incremento en 60 mm de las paredes de la zona de carga, cuya capacidad asciende ahora hasta los 1.266 dm3.

El interior está completamente renovado, con mejores calidades de materiales y terminaciones cada vez más semejantes a las de los turismos. Las versiones altas de gama incorporan una cúpula en la zona central que alberga los relojes del inclinómetro, la brújula y el control de la temperatura. Hay más espacios para albergar pequeños objetos que en la anterior configuración del modelo y destacan tanto la bandeja extraíble, que permite disponer de una pequeña mesa entre los asientos, como la consola central dispuesta entre éstos, que ofrece dos huecos donde albergar los móviles y los Cd´s.

El puesto de conducción está bien conseguido. Es fácil lograr una buena postura gracias a los reglajes del asiento y al volante regulable en altura (no en profundidad). Los mandos han sido dispuestos de modo ergonómico y permiten un manejo prácticamente instintivo de todos ellos, lo que hace más sencilla la conducción.

La sonoridad ha sido especialmente trabajada y el confort de marcha ha mejorado notablemente por esta razón. Es clara la reducción de ruidos en el habitáculo respecto de la anterior generación del modelo, lograda gracias a los refuerzos introducidos en la estructura del chasis, a un nuevo sistema de juntas dispuesto en las puertas, a los nuevos aislamientos bajo la moqueta y en los mamparos que separan habitáculo del vano motor y, especialmente, al nuevo motor motor TDCi, cuyo funcionamiento resulta mucho más agradable y eficaz que el anterior turbodiésel.

Los 143 CV y 33 mkg que ofrece garantizan la potencia y fuerza necesarias para mover con soltura al Ranger en todo tipo de terrenos, cosa que hace ofreciendo una respuesta más rápida y eficiente que antaño a las solicitudes que le hacemos al acelerador. Bastaba con modular acertadamente ese pedal en las deslizantes y reviradas pistas por las que tuvimos la oportunidad de conducir el Ranger para comprobar que el comportamiento del vehículo es de lo más eficiente y noble. La fuerza del motor nos colocaba de nuevo en la trayectoria correcta, pero, sobre todo, la eficacia del bastidor vuelve a mostrar de nuevo a Ford como un especialista en la materia.

Los ingenieros de la marca han mejorado las suspensiones dando mayor recorrido a la delantera, disponiendo de nuevas barras de torsión y anclajes más elásticos en los distintos elementos de suspensión, incorporando neumáticos todo terreno de mayor dimensión y amortiguadores de mayor sección, mientras que en la trasera se ha incrementado la longitud de las ballestas e incorporado una nueva estabilizadora. Todo ello permite alcanzar no sólo un buen control del vehículo, sino también un confort de marcha bastante elevado, sean cuales fueren las irregularidades del terreno.

Y conviene no olvidar que este pick-up está cualificado para afrontar todo tipo de terrenos. La mayor altura al suelo y el hecho de que disponga junto al cambio manual de cinco relaciones de caja de transferencia manual de dos velocidades le habilitan para ello, pudiendo disponer de propulsión en las ruedas traseras (la situación habitual) o bien de tracción en las cuatro, con o sin reductora. Y es que cada vez es más cierto que los pick-up de hoy van a terminar por ser los auténticos todo terreno del futuro más cercano.

Configuración de gama y precios se pueden contemplar en las fichas (pulsa en las solapas correspondientes), sólo mencionar el atractivo precio de la versión básica, </bla de carácter más profesional e industrial, y los buenos equipamientos de las variantes pensadas para un uso más de ocio y para los amantes de la aventura en general, dotadas éstas con protecciones y unas atractivas barras en la zona de carga cromadas o metalizadas.

Si al paso que vamos los pick up de hoy serán los todo terreno del futuro, este nuevo Ranger ofrece todo lo necesario para tenerlo en consideración al plantearnos la compra de uno de estos modelos.

Galería relacionada

For Ranger 2007

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...