Ford Ranger 2016: un tipo duro… y ahora más refinado

El Ford Ranger estrena una nueva cuarta generación que llega acompañada de motores más eficientes y de un equipamiento disponible hasta el momento sólo en turismos.
Jorge Beltrán.

Twitter: @autopista_es -

Ford Ranger 2016: un tipo duro… y ahora más refinado
Ford Ranger 2016: un tipo duro… y ahora más refinado

Para la primera toma de contacto con el nuevo Ford Ranger nos hemos desplazado hasta el Pirineo aragonés, lugar donde hemos podido comprobar el buen equilibrio que aporta este pick-up en pavimentos tan dispares como asfalto, barro y nieve. En el inicio de su comercialización se ofrecerán dos motores diésel, el primero de ellos un 2.2 TDCI de 160 CV –antes eran 150 CV- y 4 cilindros, y el segundo un bloque de 5 cilindros y 3,2 litros de cilindrada que mantiene inalterada la potencia de 200 CV. El consumo medio homologado oscila entre los 6,5 l/100 km hasta los 8,9 l/100 km del más potente con cambio automático, lo que supone una rebaja media del 17 por ciento en toda la gama, si bien es cierto que en utilización real el consumo es bastante superior al homologado. Para alcanzar esta mayor eficiencia se alargan desarrollos, se incluye la tecnología auto start-stop y se emplea una dirección asistida eléctrica en lugar de la anterior de accionamiento hidraúlico.

Ford Ranger: excelente tracción

En el nuevo Ford Ranger ambos motores se asocian a una caja de cambios manual de 6  velocidades, con desarrollos ligeramente más cortos en el 3.2 TDCI por el hecho de admitir un mayor peso máximo remolcable. También se puede optar por un automático de 6 relaciones y convertidor de par.  El sistema de tracción que inicialmente se comercializa es total conectable de control electrónico con reductora, pero únicamente admite circular en 4x4 sobre firmes deslizantes ya que carece de diferencial central. La unión de los dos ejes se puede realizar sobre la marcha hasta 120 km/h mediante un selector situado junto a la palanca del cambio, aunque para emplear la reductora habrá que pararse como suele ser habitual en este tipo de vehículos. Para redondear el conjunto, en opción se ofrece el pack off-road -400 euros-, que añade autoblocante en el diferencial trasero y protecciones para motor, caja de cambios y depósito de combustible. Con todo ello, el nuevo Ford Ranger posee una gran capacidad para avanzar sin dificultad con o sin carga sobre cualquier terreno.

En cuanto a comportamiento y dinamismo, el nuevo Ford Ranger sigue empleando ballestas como elemento elástico de la suspensión trasera, y se aprecian ciertos rebotes que no ayudan a mantener un buen guiado y que limitan e interfieren en el trabajo del eje delantero, aunque es cierto que con carga suelen desaparecer estos rebotes tan característicos de los pick-up. También es cierto que las ballestas benefician la carga máxima, que alcanza en el Ford Ranger de cabina sencilla 1.269 kg, y no baja de 1.000 kg en ninguna variante. Su confort es correcto y razonable para tratarse de este tipo de vehículos, pero aún le queda la asignatura pendiente de modernizar el esquema de suspensión trasera. El control de estabilidad viene de serie en todas las versiones, y destacan las funciones de control de descenso y control de balanceo de remolque.

Ford RangerFord Ranger: vistoso y funcional

El remozado Ford Ranger estrena un frontal más musculoso con nueva calandra y grupos ópticos, pero no es su diseño exterior la principal novedad, sino un cuidado y refinado interior al estilo de las últimas realizaciones de Ford en sus turismos, con posibilidad de dotarle de una alta carga de equipamiento tecnológico como control de crucero adaptativo, asistente de mantenimiento de carril, reconocimiento de señales de tráfico y control automático de luces largas. En un principio se comercializa con 4 acabados – XL, XLT, XLT Limited y Wildtrack- sobre las 3 carrocerías inherentes a este tipo de vehículos – cabina sencilla, super cab y doble cabina-. En función del modelo elegido también se posibilita el cerramiento de la caja con cubiertas de aluminio, lona o persiana enrollable. Desde el acabado XLT se incluye un sistema multimedia con pantalla TFT de 4,2 pulgadas, con opción de pantalla de 8 pulgadas y el sistema SYNC2 con control por voz y sistema de navegación. El precio parte de 27.100 euros en el 2.2 TDCI XL cabina sencilla. El exclusivo acabado Wildtrack se caracteriza especialmente por llantas de 18 pulgadas, pintura color naranja, detalles cromados en el interior, sistema SYNC2 y asiento del conductor con ajuste eléctrico.

Algo que no puede pasar tampoco por alto en la renovación del nuevo Ford Ranger es la limitación actual de velocidad a 90 km/h que afecta a todos los pick-up, un tema legal de homologación que según nos aseguran desde Ford cambiará a corto plazo.

También te puede interesar:

Ford Ranger, el pick-up más seguro de Europa

Las tres mejores pick-up del Salón de Detroit

Fiat Toro, estilo italiano para la pick-up

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...