Ford Galaxy

La tercera generación del Galaxy llega a España en septiembre con una remodelación total y una imagen más deportiva y enérgica que la de su predecesor.
-
Ford Galaxy
Ford Galaxy
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=48650&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Ford Galaxy

La nueva generación Galaxy llega a España con una remodelación total, hasta el punto de que se trata de un vehículo completamente diferente al anterior. El monovolumen de siete plazas completa la gama de productos de Ford y es, junto con el S-MAX, es el primer modelo de serie fabricado bajo la filosofía Kinetic Design inaugurada con prototipo Iosis </font color="#0000CC">.

<

p> Respecto a la generación precedente es 18 centímetros más largo y 6 más ancho gracias a un nuevo bastidor, compartido con el S-MAX, cuya distancia entre ejes es de 2,95 metros y sus vías delantera y trasera miden 1,58 y 1,60 metros, respectivamente. Estos datos demuestran que confort a bordo e imagen son las piedras angulares del nuevo Galaxy, sin olvidar la atención puesta en la protección de ocupantes, sustentada por los últimos avances de Ford en tecnologías de asistencia al conductor y seguridad.

En principio, en España, la gama estará conformada por una única versión Ghia TDCI, con el motor turbodiésel de 2 litros y 140 CV, a un precio de 33.765 euros. La variante de 145 CV de este mismo motor, de momento no se comercializará en nuestro país.

<

p> El nivel de equipamiento de serie es bastante completo y consta, entre otros, de siete asientos, llantas de aleación de 16 pulgadas, control de crucero, doble climatizador, radio CD, volante revestido en cuero, elevalunas eléctricos, faros antinieblas, retorvisores termoeléctricos con intermitentes integrados, ajuste eléctrico en altura del asiento del conductor, airbags de conductor y pasajero, airbags de cortina, airbagas de rodilla, sensor de luna, loneta cubrecarga, etc.

Tras diez años de éxito comercial en el mercado europeo del monovolumen de gran tamaño, Ford ha decidido realizar una completa renovación tanto interior como exterior. La ganancia de cotas, a excepción de altura -1 centímetro menos- le proporcionan un mayor empaque, aunque sin sacrificar una apariencia más dinámica que la de su predecesor.

<

p> Los rasgos estéticos más característicos del S-MAX se respetan en el Galaxy, corroborando su Kinetic Design, esto es, prominentes pasos de rueda, línea lateral extremadamente pronunciada y techo apuntado hacia el capó, que le proporcionan una imagen dinámica, pero a la vez enérgica. Las líneas rectas del parabrisas se prolongan en un morro extraordinariamente anguloso, que queda rematado por una doble parrilla característica ya de los modelos Ford, siendo la inferior, con forma de trapecio invertido, bastante más grande que la superior. Las luces de niebla quedan integradas en ambos extremos del paragolpes delantero, acentuando la anchura del vehículo, mientras que los grupo ópticos reducen la angulosidad de su parte delantera.

<

p> La zaga destaca por su línea elevada y por la prolongación de la superficie acristalada hasta tocar con las luces traseras.

Lo primero que llama la atención es la similitud con el S-MAX. La principal diferencia es la carrocería más cuadrada del Galaxy, más angulosa si se quiere. Su maletero es mayor y visualmente es diferente, gracias a un portón trasero mucho mayor que el del S-MAX.

Ya en el interior la diferencia de cotas apenas se nota. Tan sólo hay una ganancia de espacio en vertical (es más alto), ya que el suelo, la distancia para las piernas, la posición de asientos y la anchura a disposición de los ocupantes es la misma. Así, por ejemplo, en la configuración de siete plazas, la única disponible para el Galaxy, pero opcional en el S-MAX, cuenta con 94 centímetros de altura en la tercera fila de asientos frente a los 89 del segundo.

<

p> En lo que respecta a los acabados, son prácticamente idénticos, salvo en pequeños detalles de la consola central.Ford ofrecerá como opción un techo panorámico de cristal dividido en dos canales longitudinales con cuatro franjas de cristal y con una banda central repleta de guanteras de gran tamaño.

<

p> La impresión que nos ha proporcionado es la de un coche más institucional, más tranquilo, en suma, más familiar.

<

p> El comportamiento de la versión que hemos podido probar en la breve toma de contacto, el TDI 2.0 de 140 CV (un motor de origen Ford-PSA) y seis marchas, también ofrece un dinamismo destacable, aunque resulta más blando de flexibilidad de suspensiones que la versión equivalente del S-MAX. Según la firma, en torno al 10 por ciento en cuanto a flexibilidad.

Galería relacionada

Galaxy2

Te recomendamos

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...