Ford Focus ECOnetic

La última actualización del Focus ECOnetic consigue rebajar sus emisiones de CO2 hasta 99 g/km, todo un alarde de eficiencia que equivale a un consumo medio de sólo 3,8 litros de gasóleo cada 100 km, es decir, medio litro menos que el anterior Focus ECOnetic. Lo mejor de todo es que todas las cualidades del Focus se mantienen.
-
Ford Focus ECOnetic
Ford Focus ECOnetic

Una cifra de emisiones de CO2 de 99 g/km era impensable hace unos años para un modelo de serie y quedaba reservada a automóviles de laboratorio, incómodos por la excesiva implicación que requerían por parte del conductor, ruidosos y poco refinados. Una de las virtudes del Ford Focus ECOnetic es que se conduce como un coche normal, no resulta incómodo de suspensión, a pesar de su altura rebajada, y tampoco se siente torpe entre el tráfico habitual, pese a sus desarrollos del cambio alargados. Su motor 1.6 TDCi tiene fuerza desde pocas vueltas y, sin presumir de prestaciones (son sólo 109 CV), mueve marchas largas sin rechistar. La diferencia más palpable respecto a un Ford Focus convencional es su sistema Auto-Start-Stop, de serie en nuestro mercado. Llegará en febrero, a un precio de 19.320 euros y sólo con carrocería de cinco puertas.

Se trata del primer Ford que incorpora este dispositivo, con el cual se homologan 0,5 litros menos de consumo en ciudad, ya que el motor se detiene automáticamente en atascos y semáforos, y vuelve a arrancar cuando pisamos el acelerador o el embrague, en 0,3 segundos. El sistema de arranque dispone de un motor eléctrico de altas prestaciones y engranajes más resistentes, con reducidos niveles sonoros. La batería principal es de gel, con control continuo de carga, y se complementa con una pequeña batería auxiliar que evita caídas de tensión en el sistema eléctrico durante el Stop-Start. Por tanto, adiós a la molesta bajada de intensidad de los faros durante el arranque.

Lo más novedoso es, sin duda, el denominado Ford Eco Mode. Es una nueva función a la que se accede desde el ordenador de viaje y que evalúa nuestra forma de conducir. Nos va mostrando en la pantalla, en tiempo real, nuestra puntuación de 0 a 5 (con tres flores de 5 pétalos) en tres aspectos fundamentales de cara al consumo: empleo del cambio, anticipación y velocidad eficiente. Para lo primero, nada mejor que hacer caso al indicador de cambio de marchas; respecto a la anticipación, el sistema detecta cambios bruscos de ritmo que podremos evitar haciendo una conducción suave en ciudad (uso del freno motor para reducir poco a poco la velocidad antes de llegar a un semáforo rojo y aprovechar la inercia, por ejemplo); en cuanto a la velocidad eficiente... tendremos que evitar la tentación de ir rápido en carreteras o autopistas. Al final, ir ganando pétalos se convierte en un verdadero reto que hace más entretenida y amena la “eco conducción”. Además, el sistema crea un perfil de conducción y nos brinda consejos para superarnos.

Entre las mejoras del Ford Focus ECOnetic hay que citar la incorporación de grupos secundarios más eficientes. Además de correas y poleas con un 30 por ciento menos de tensión (se reduce así el consumo un 1%), el alternador puede variar la intensidad de carga en función de las necesidades. En fases de aceleración se reduce para mejorar la respuesta del motor y no robarle potencia, y se incrementa al frenar o decelerar, para aprovechar la energía cinética del coche y recargar la batería “gratis”. Por otra parte, la gestión de la bomba eléctrica de la dirección se ha recalibrado para que su demanda energética sea menor cuando el conductor no ejerce fuerza sobre el volante. Estas medidas se apoyan con un coeficiente aerodinámico mejorado, que pasa de 0,32 a 0,31 Cx. La parrilla incorpora tapas en su parte inferior, mientras que se mantiene la altura de la carrocería rebajada del anterior Focus ECOnetic, concretamente 10 mm en el eje delantero y 8 mm en el trasero. En cuanto a los neumáticos, son de baja fricción de nueva generación, de la medida 195/65 R15.

Las modificaciones también afectan al grupo motriz, ya que el sistema de alimentación se ha revisado e incorpora nuevos inyectores, así como una centralita modificada y un sensor de oxígeno en el sistema de escape. Por su parte, los desarrollos del cambio manual de 5 velocidades son más largos en 3ª, 4ª y 5ª, algo que, además de reducir el consumo, ayuda a mitigar el nivel sonoro a velocidad constante. No hay excusas para ahorrar, aunque el Focus ECOnetic cuesta unos 900 euros adicionales respecto a la versión equivalente.

Galería relacionada

Ford Focus ECOnetic.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...