Nuevo Ford Focus

El Ford Focus 2011 comienza a venderse en marzo en su carrocería de cinco puertas. Para el Focus cuatro puertas y el familiar, que responde a la denominación Sportbreak, habrá que esperar a mayo.
-
Nuevo Ford Focus
Nuevo Ford Focus

Ha pasado un año desde que Ford desvelase la cara del nuevo Focus en el Salón de Detroit. Desde entonces se ha trabajado y en estos momentos el compacto de Ford ya se está fabricando en Estados Unidos y Alemania de cara a su venta en marzo.

Su arranque comercial llegará con la atractiva carrocería de cinco puertas –buen trabajo estético con frontal agresivo, perfil de coupé y personalísima trasera para el Ford Focus 2011-, dejándose para unos meses más tarde el tres volúmenes, menos bonito pero con mayor maletero, y la carrocería familiar o Sportbreak que cubica también un atractivo maletero.

Se anuncian 363 litros para el maletero del cinco puertas, por 475 litros para el cuatro puertas y 490 litros para el Sportbreak. La rueda de repuesto de galleta o el kit antipinchazos harán variar estas cifras. Lo que sí nos han contado es que nos olvidemos de una carrocería de tres puertas, como sucedía con la primera y segunda generación de Focus ya que el atractivo comercial es muy reducido.

4,36 metros de longitud, con 1,82 metros de anchura y 1,48 metros de altura. Estas son las medidas del nuevo Ford Focus. El cuatro puertas crece hasta 4,53 metros y dos centímetros más el Soprtbreak o familiar –este último aumenta también la altura a 1,5 metros-. El rango de pesos para el nuevo Focus de Ford va de 1.270 kilos para el más liviano 1.6 105 CV hasta los 1.461 kilos del más pesado 2.0 TDCi 163 CV Powershift.

En el capítulo de consumos se produce un importante salto frente al Focus que desaparece y así nos encontramos con que se mueveentre los 4,2 litros de media para los TDCi 95 y 115 CV -109 gr/km de CO2- y los 6 litros de los motores Ecoboost -139 gramos-. El Start&stop se montará en los Diesel antes mencionados y en los Ecoboost.

Nos encontramos en el nuevo Ford Focus un interior muy similar al C-Max que presentábamos hace cinco meses, y, nuevamente, conprofusión de botonería, sobre todo en el volante. Hay que acostumbrarse a tantas funciones disponibles y su accionamiento. Buena calidad de materiales aunque sigue sin gustarnos que el freno de mano no sea eléctrico. Nos gusta la pantalla frente al conductor que acoge a la vez velocidad media, consumo medio e instantáneo y autonomía. Se ha aumentado cuatro centímetros la habitabilidad vertical de las plazas traseras del Focus 2011, lo que redunda en mayor comodidad para sus ocupantes. Delante, asientos cómodos y con buena ergonomía de todos los mandos.

Todo gira sobre la cámara multifuncional situada tras el espejo retrovisor, que puede pilotar en este nuevo Focus hasta cinco funciones de seguridad: reconocimiento de señales, activación automática de luces largas, alerta de salida de carril y corrección de trayectoria errónea y auditoria de fatiga en la conducción. Además este nuevo compacto oferta sistema de aparcamiento automático, detector de ángulo muerto, y el conocido control de reparto de par que ya montaba el C-Max y que garantiza estabilidad al acelerar a la salida de las curvas. También son destacables las siete posibilidades de iluminación interior, una rejilla frontal inteligente que guía la entrada de aire hacia el motor según necesidades de refrigeración con lo que el coeficiente aerodinámico puede mejorar un 10 por ciento.

Sólo hemos tenido oportunidad de conducir las dos mecánicas más potentes tanto en gasolina como en Diesel. La primera, un espectacular 182 CV con el apellido Ecoboost dando prestigio al nuevo Focus. Una vez más este motor nos vuelve a encantar por su elasticidad a la hora de entregar todo lo que puede dar, y sobre todo, por un sonido embriagador.

En cuanto al Diesel más potente, con 163 CV, es la única motorización en nuestro país que podrá asociarse con el cambio de doble embrague. En el costado del pomo, un accionador con forma de rombo nos permite “jugar” con sus seis relaciones. Y a partir de aquí, nuevamente a disfrutar, aunque con algo más de humorosidad que en su hermano de gasolina. Dirección precisa con un toque, pese a la electrónica, de hidráulica. El coche no rechista y va donde tus manos lo dirigen sin necesidad de la más mínima corrección. Suspensiones ligeramente mejoradas pero con un trabajo que ha tendido más a buscar aumentar su duración con un rendimiento óptimo que a mejorar unas cualidades que ya antes eran sobresalientes.

Focus gasolina

Focus Diesel

Trend

Titanium

Trend

Titanium

1.6 105 CV TiVCT

 

1.6 TDCi 95 CV

 

1.6 125 CV TiVCT

1.6 125 CV TiVCT

1.6 TDCi 115 CV

1.6 TDCi 115 CV

 

1.6 150 CV Ecoboost

 

2.0 TDCi 163 CV

 

1.6 182 CV Ecoboost

 

 

TREND

TITANIUM (sumar a Trend)

Control reparto de par

Climatizador

Antinieblas delanteros

Leds posteriores

Aire acondicionado

Elevalunas eléctricos traseros

Volante de cuero

Arranque sin llave

Ordenador de a bordo

Sensores aparcamiento posterior

Control de crucero

Bluetooth+USB

Radio CD

Asistente arranque pendiente

 

Luces y limpiarabrisas automáticos

Galería relacionada

Ford Focus 2011, el contacto

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...