Ford Focus 1.6i/115 Sport 3p

Parece el Focus de siempre, pero no lo es. Éste cuenta con el motor 1.6 modificado y con el dispositivo v2c (voice to control), que no sólo te permite dar órdenes al vehículo. Además, este sistema te habla si no sabes qué decirle. Casi como “El Coche Fantástico”.
-
Ford Focus 1.6i/115 Sport 3p
Ford Focus 1.6i/115 Sport 3p

Es apenas 350 euros más caro que el Focus y en su equipamiento de serie, muy completo, ya está incluido el ESP. Su motor ofrece unos consumos más contenidos que el del vehículo de la marca del óvalo y no se queda tan lejos en potencia, por lo que también obtendremos buenas sensaciones en las carreteras amplias. Sin embargo, no podremos esperar un comportamiento tan aplomado como el del Ford, ya que el chasis de éste es difícilmente superable.

El precio de este Fiat es uno de sus mejores argumentos, aunque también hay que tener en cuenta que, si empezamos a añadir el equipamiento que falta hasta alcanzar a sus rivales, los importes quedarán casi igualados. En cualquier caso, se trata de un vehículo fácil de conducir y poco exigente. Pronto recibirá una nueva mecánica 1.6 de origen Opel -la misma que ya tiene el Astra-, con la que obtendrá una potencia de 105 CV.

Buenos acabados, un precio ajustado, una imagen llamativa… El Mazda3 -sólo disponible en carrocería de cinco puertas- parece conjugarlo todo y, de hecho, es un poderoso rival para el Focus, ya que también cuenta con un comportamiento aplomado. Sin embargo, aunque su motor se muestra algo más puntiagudo que el del Ford, nos hubiera gustado que estuviera acompañado por unas suspensiones un poco más firmes.

Su precio supera al de nuestro protagonista, pero el equipamiento de serie de este Astra es más completo. Habrá también quien prefiera su agresiva imagen, pero lo cierto es que, a la hora de analizar el comportamiento, el Ford y el Opel son muy parecidos. Para establecer mayores diferencias, será mejor pasar al habitáculo, donde los centímetros juegan a favor del Ford, especialmente en las plazas traseras.

Si queremos espacio, he aquí uno de los turismos más parecidos a un monovolumen que hemos encontrado. El 307 es amplio, muy amplio y, además, acaba de recibir un “lavado de cara” que lo hará muy interesante a ojos de los potenciales compradores. Sin embargo, sus formas penalizan su comportamiento, ya que es difícil evitar que un vehículo tan alto se balancee en las curvas.

El Mégane ofrece algo menos de amplitud que el Focus, pero lo cierto es que sus cotas interiores son muy parecidas. El motor se muestra voluntarioso en cualquier terreno y sus suspensiones, muy bien calibradas, ofrecen un compromiso óptimo entre la comodidad y el dinamismo. Ya sólo queda que el comprador haga su elección: ¿las vanguardistas líneas del Mégane o las más tradicionales del Ford?

Su motor ya es muy conocido, pero no por ello deja de ser eficaz. De hecho, en las recuperaciones se muestra superior al Focus. Además, el modelo de Seat tiene un comportamiento que impresiona, es muy fácil de conducir y su precio es muy competitivo. Se trata, sin duda, del rival más temible para el Focus, aunque el León sólo está disponible en carrocería de cinco puertas.

Del veterano Corolla nos gusta casi todo: su comportamiento, sus buenas maneras, su robusta imagen… El conjunto resultaría perfecto con unos plásticos de mejor factura en el salpicadero y con algo más de espacio para los ocupantes de las plazas traseras.

Aunque se trata de uno de los acabados básicos, este Golf ya incluye el ESP en su equipamiento de serie, bastante completo. Además, estamos ante un vehículo que no deja indiferente a nadie, pues este Volkswagen siempre ha tenido un buen número se seguidores, gracias a su comportamiento, su interior impecable y sus buenas maneras a la hora de enfrentarse a cualquier trazado. Sin embargo, no debemos dejar que nos ciegue su fama, ya que el Focus no se queda atrás.

Es apenas 350 euros más caro que el Focus y en su equipamiento de serie, muy completo, ya está incluido el ESP. Su motor ofrece unos consumos más contenidos que el del vehículo de la marca del óvalo y no se queda tan lejos en potencia, por lo que también obtendremos buenas sensaciones en las carreteras amplias. Sin embargo, no podremos esperar un comportamiento tan aplomado como el del Ford, ya que el chasis de éste es difícilmente superable.

El precio de este Fiat es uno de sus mejores argumentos, aunque también hay que tener en cuenta que, si empezamos a añadir el equipamiento que falta hasta alcanzar a sus rivales, los importes quedarán casi igualados. En cualquier caso, se trata de un vehículo fácil de conducir y poco exigente. Pronto recibirá una nueva mecánica 1.6 de origen Opel -la misma que ya tiene el Astra-, con la que obtendrá una potencia de 105 CV.

Buenos acabados, un precio ajustado, una imagen llamativa… El Mazda3 -sólo disponible en carrocería de cinco puertas- parece conjugarlo todo y, de hecho, es un poderoso rival para el Focus, ya que también cuenta con un comportamiento aplomado. Sin embargo, aunque su motor se muestra algo más puntiagudo que el del Ford, nos hubiera gustado que estuviera acompañado por unas suspensiones un poco más firmes.

Su precio supera al de nuestro protagonista, pero el equipamiento de serie de este Astra es más completo. Habrá también quien prefiera su agresiva imagen, pero lo cierto es que, a la hora de analizar el comportamiento, el Ford y el Opel son muy parecidos. Para establecer mayores diferencias, será mejor pasar al habitáculo, donde los centímetros juegan a favor del Ford, especialmente en las plazas traseras.

Si queremos espacio, he aquí uno de los turismos más parecidos a un monovolumen que hemos encontrado. El 307 es amplio, muy amplio y, además, acaba de recibir un “lavado de cara” que lo hará muy interesante a ojos de los potenciales compradores. Sin embargo, sus formas penalizan su comportamiento, ya que es difícil evitar que un vehículo tan alto se balancee en las curvas.

El Mégane ofrece algo menos de amplitud que el Focus, pero lo cierto es que sus cotas interiores son muy parecidas. El motor se muestra voluntarioso en cualquier terreno y sus suspensiones, muy bien calibradas, ofrecen un compromiso óptimo entre la comodidad y el dinamismo. Ya sólo queda que el comprador haga su elección: ¿las vanguardistas líneas del Mégane o las más tradicionales del Ford?

Su motor ya es muy conocido, pero no por ello deja de ser eficaz. De hecho, en las recuperaciones se muestra superior al Focus. Además, el modelo de Seat tiene un comportamiento que impresiona, es muy fácil de conducir y su precio es muy competitivo. Se trata, sin duda, del rival más temible para el Focus, aunque el León sólo está disponible en carrocería de cinco puertas.

Del veterano Corolla nos gusta casi todo: su comportamiento, sus buenas maneras, su robusta imagen… El conjunto resultaría perfecto con unos plásticos de mejor factura en el salpicadero y con algo más de espacio para los ocupantes de las plazas traseras.

Aunque se trata de uno de los acabados básicos, este Golf ya incluye el ESP en su equipamiento de serie, bastante completo. Además, estamos ante un vehículo que no deja indiferente a nadie, pues este Volkswagen siempre ha tenido un buen número se seguidores, gracias a su comportamiento, su interior impecable y sus buenas maneras a la hora de enfrentarse a cualquier trazado. Sin embargo, no debemos dejar que nos ciegue su fama, ya que el Focus no se queda atrás.

Es apenas 350 euros más caro que el Focus y en su equipamiento de serie, muy completo, ya está incluido el ESP. Su motor ofrece unos consumos más contenidos que el del vehículo de la marca del óvalo y no se queda tan lejos en potencia, por lo que también obtendremos buenas sensaciones en las carreteras amplias. Sin embargo, no podremos esperar un comportamiento tan aplomado como el del Ford, ya que el chasis de éste es difícilmente superable.

El precio de este Fiat es uno de sus mejores argumentos, aunque también hay que tener en cuenta que, si empezamos a añadir el equipamiento que falta hasta alcanzar a sus rivales, los importes quedarán casi igualados. En cualquier caso, se trata de un vehículo fácil de conducir y poco exigente. Pronto recibirá una nueva mecánica 1.6 de origen Opel -la misma que ya tiene el Astra-, con la que obtendrá una potencia de 105 CV.

Buenos acabados, un precio ajustado, una imagen llamativa… El Mazda3 -sólo disponible en carrocería de cinco puertas- parece conjugarlo todo y, de hecho, es un poderoso rival para el Focus, ya que también cuenta con un comportamiento aplomado. Sin embargo, aunque su motor se muestra algo más puntiagudo que el del Ford, nos hubiera gustado que estuviera acompañado por unas suspensiones un poco más firmes.

Su precio supera al de nuestro protagonista, pero el equipamiento de serie de este Astra es más completo. Habrá también quien prefiera su agresiva imagen, pero lo cierto es que, a la hora de analizar el comportamiento, el Ford y el Opel son muy parecidos. Para establecer mayores diferencias, será mejor pasar al habitáculo, donde los centímetros juegan a favor del Ford, especialmente en las plazas traseras.

Si queremos espacio, he aquí uno de los turismos más parecidos a un monovolumen que hemos encontrado. El 307 es amplio, muy amplio y, además, acaba de recibir un “lavado de cara” que lo hará muy interesante a ojos de los potenciales compradores. Sin embargo, sus formas penalizan su comportamiento, ya que es difícil evitar que un vehículo tan alto se balancee en las curvas.

El Mégane ofrece algo menos de amplitud que el Focus, pero lo cierto es que sus cotas interiores son muy parecidas. El motor se muestra voluntarioso en cualquier terreno y sus suspensiones, muy bien calibradas, ofrecen un compromiso óptimo entre la comodidad y el dinamismo. Ya sólo queda que el comprador haga su elección: ¿las vanguardistas líneas del Mégane o las más tradicionales del Ford?

Su motor ya es muy conocido, pero no por ello deja de ser eficaz. De hecho, en las recuperaciones se muestra superior al Focus. Además, el modelo de Seat tiene un comportamiento que impresiona, es muy fácil de conducir y su precio es muy competitivo. Se trata, sin duda, del rival más temible para el Focus, aunque el León sólo está disponible en carrocería de cinco puertas.

Del veterano Corolla nos gusta casi todo: su comportamiento, sus buenas maneras, su robusta imagen… El conjunto resultaría perfecto con unos plásticos de mejor factura en el salpicadero y con algo más de espacio para los ocupantes de las plazas traseras.

Aunque se trata de uno de los acabados básicos, este Golf ya incluye el ESP en su equipamiento de serie, bastante completo. Además, estamos ante un vehículo que no deja indiferente a nadie, pues este Volkswagen siempre ha tenido un buen número se seguidores, gracias a su comportamiento, su interior impecable y sus buenas maneras a la hora de enfrentarse a cualquier trazado. Sin embargo, no debemos dejar que nos ciegue su fama, ya que el Focus no se queda atrás.

Es apenas 350 euros más caro que el Focus y en su equipamiento de serie, muy completo, ya está incluido el ESP. Su motor ofrece unos consumos más contenidos que el del vehículo de la marca del óvalo y no se queda tan lejos en potencia, por lo que también obtendremos buenas sensaciones en las carreteras amplias. Sin embargo, no podremos esperar un comportamiento tan aplomado como el del Ford, ya que el chasis de éste es difícilmente superable.

El precio de este Fiat es uno de sus mejores argumentos, aunque también hay que tener en cuenta que, si empezamos a añadir el equipamiento que falta hasta alcanzar a sus rivales, los importes quedarán casi igualados. En cualquier caso, se trata de un vehículo fácil de conducir y poco exigente. Pronto recibirá una nueva mecánica 1.6 de origen Opel -la misma que ya tiene el Astra-, con la que obtendrá una potencia de 105 CV.

Buenos acabados, un precio ajustado, una imagen llamativa… El Mazda3 -sólo disponible en carrocería de cinco puertas- parece conjugarlo todo y, de hecho, es un poderoso rival para el Focus, ya que también cuenta con un comportamiento aplomado. Sin embargo, aunque su motor se muestra algo más puntiagudo que el del Ford, nos hubiera gustado que estuviera acompañado por unas suspensiones un poco más firmes.

Su precio supera al de nuestro protagonista, pero el equipamiento de serie de este Astra es más completo. Habrá también quien prefiera su agresiva imagen, pero lo cierto es que, a la hora de analizar el comportamiento, el Ford y el Opel son muy parecidos. Para establecer mayores diferencias, será mejor pasar al habitáculo, donde los centímetros juegan a favor del Ford, especialmente en las plazas traseras.

Si queremos espacio, he aquí uno de los turismos más parecidos a un monovolumen que hemos encontrado. El 307 es amplio, muy amplio y, además, acaba de recibir un “lavado de cara” que lo hará muy interesante a ojos de los potenciales compradores. Sin embargo, sus formas penalizan su comportamiento, ya que es difícil evitar que un vehículo tan alto se balancee en las curvas.

El Mégane ofrece algo menos de amplitud que el Focus, pero lo cierto es que sus cotas interiores son muy parecidas. El motor se muestra voluntarioso en cualquier terreno y sus suspensiones, muy bien calibradas, ofrecen un compromiso óptimo entre la comodidad y el dinamismo. Ya sólo queda que el comprador haga su elección: ¿las vanguardistas líneas del Mégane o las más tradicionales del Ford?

Su motor ya es muy conocido, pero no por ello deja de ser eficaz. De hecho, en las recuperaciones se muestra superior al Focus. Además, el modelo de Seat tiene un comportamiento que impresiona, es muy fácil de conducir y su precio es muy competitivo. Se trata, sin duda, del rival más temible para el Focus, aunque el León sólo está disponible en carrocería de cinco puertas.

Del veterano Corolla nos gusta casi todo: su comportamiento, sus buenas maneras, su robusta imagen… El conjunto resultaría perfecto con unos plásticos de mejor factura en el salpicadero y con algo más de espacio para los ocupantes de las plazas traseras.

Aunque se trata de uno de los acabados básicos, este Golf ya incluye el ESP en su equipamiento de serie, bastante completo. Además, estamos ante un vehículo que no deja indiferente a nadie, pues este Volkswagen siempre ha tenido un buen número se seguidores, gracias a su comportamiento, su interior impecable y sus buenas maneras a la hora de enfrentarse a cualquier trazado. Sin embargo, no debemos dejar que nos ciegue su fama, ya que el Focus no se queda atrás.

Es apenas 350 euros más caro que el Focus y en su equipamiento de serie, muy completo, ya está incluido el ESP. Su motor ofrece unos consumos más contenidos que el del vehículo de la marca del óvalo y no se queda tan lejos en potencia, por lo que también obtendremos buenas sensaciones en las carreteras amplias. Sin embargo, no podremos esperar un comportamiento tan aplomado como el del Ford, ya que el chasis de éste es difícilmente superable.

El precio de este Fiat es uno de sus mejores argumentos, aunque también hay que tener en cuenta que, si empezamos a añadir el equipamiento que falta hasta alcanzar a sus rivales, los importes quedarán casi igualados. En cualquier caso, se trata de un vehículo fácil de conducir y poco exigente. Pronto recibirá una nueva mecánica 1.6 de origen Opel -la misma que ya tiene el Astra-, con la que obtendrá una potencia de 105 CV.

Buenos acabados, un precio ajustado, una imagen llamativa… El Mazda3 -sólo disponible en carrocería de cinco puertas- parece conjugarlo todo y, de hecho, es un poderoso rival para el Focus, ya que también cuenta con un comportamiento aplomado. Sin embargo, aunque su motor se muestra algo más puntiagudo que el del Ford, nos hubiera gustado que estuviera acompañado por unas suspensiones un poco más firmes.

Su precio supera al de nuestro protagonista, pero el equipamiento de serie de este Astra es más completo. Habrá también quien prefiera su agresiva imagen, pero lo cierto es que, a la hora de analizar el comportamiento, el Ford y el Opel son muy parecidos. Para establecer mayores diferencias, será mejor pasar al habitáculo, donde los centímetros juegan a favor del Ford, especialmente en las plazas traseras.

Si queremos espacio, he aquí uno de los turismos más parecidos a un monovolumen que hemos encontrado. El 307 es amplio, muy amplio y, además, acaba de recibir un “lavado de cara” que lo hará muy interesante a ojos de los potenciales compradores. Sin embargo, sus formas penalizan su comportamiento, ya que es difícil evitar que un vehículo tan alto se balancee en las curvas.

El Mégane ofrece algo menos de amplitud que el Focus, pero lo cierto es que sus cotas interiores son muy parecidas. El motor se muestra voluntarioso en cualquier terreno y sus suspensiones, muy bien calibradas, ofrecen un compromiso óptimo entre la comodidad y el dinamismo. Ya sólo queda que el comprador haga su elección: ¿las vanguardistas líneas del Mégane o las más tradicionales del Ford?

Su motor ya es muy conocido, pero no por ello deja de ser eficaz. De hecho, en las recuperaciones se muestra superior al Focus. Además, el modelo de Seat tiene un comportamiento que impresiona, es muy fácil de conducir y su precio es muy competitivo. Se trata, sin duda, del rival más temible para el Focus, aunque el León sólo está disponible en carrocería de cinco puertas.

Del veterano Corolla nos gusta casi todo: su comportamiento, sus buenas maneras, su robusta imagen… El conjunto resultaría perfecto con unos plásticos de mejor factura en el salpicadero y con algo más de espacio para los ocupantes de las plazas traseras.

Aunque se trata de uno de los acabados básicos, este Golf ya incluye el ESP en su equipamiento de serie, bastante completo. Además, estamos ante un vehículo que no deja indiferente a nadie, pues este Volkswagen siempre ha tenido un buen número se seguidores, gracias a su comportamiento, su interior impecable y sus buenas maneras a la hora de enfrentarse a cualquier trazado. Sin embargo, no debemos dejar que nos ciegue su fama, ya que el Focus no se queda atrás.

Es apenas 350 euros más caro que el Focus y en su equipamiento de serie, muy completo, ya está incluido el ESP. Su motor ofrece unos consumos más contenidos que el del vehículo de la marca del óvalo y no se queda tan lejos en potencia, por lo que también obtendremos buenas sensaciones en las carreteras amplias. Sin embargo, no podremos esperar un comportamiento tan aplomado como el del Ford, ya que el chasis de éste es difícilmente superable.

El precio de este Fiat es uno de sus mejores argumentos, aunque también hay que tener en cuenta que, si empezamos a añadir el equipamiento que falta hasta alcanzar a sus rivales, los importes quedarán casi igualados. En cualquier caso, se trata de un vehículo fácil de conducir y poco exigente. Pronto recibirá una nueva mecánica 1.6 de origen Opel -la misma que ya tiene el Astra-, con la que obtendrá una potencia de 105 CV.

Buenos acabados, un precio ajustado, una imagen llamativa… El Mazda3 -sólo disponible en carrocería de cinco puertas- parece conjugarlo todo y, de hecho, es un poderoso rival para el Focus, ya que también cuenta con un comportamiento aplomado. Sin embargo, aunque su motor se muestra algo más puntiagudo que el del Ford, nos hubiera gustado que estuviera acompañado por unas suspensiones un poco más firmes.

Su precio supera al de nuestro protagonista, pero el equipamiento de serie de este Astra es más completo. Habrá también quien prefiera su agresiva imagen, pero lo cierto es que, a la hora de analizar el comportamiento, el Ford y el Opel son muy parecidos. Para establecer mayores diferencias, será mejor pasar al habitáculo, donde los centímetros juegan a favor del Ford, especialmente en las plazas traseras.

Si queremos espacio, he aquí uno de los turismos más parecidos a un monovolumen que hemos encontrado. El 307 es amplio, muy amplio y, además, acaba de recibir un “lavado de cara” que lo hará muy interesante a ojos de los potenciales compradores. Sin embargo, sus formas penalizan su comportamiento, ya que es difícil evitar que un vehículo tan alto se balancee en las curvas.

El Mégane ofrece algo menos de amplitud que el Focus, pero lo cierto es que sus cotas interiores son muy parecidas. El motor se muestra voluntarioso en cualquier terreno y sus suspensiones, muy bien calibradas, ofrecen un compromiso óptimo entre la comodidad y el dinamismo. Ya sólo queda que el comprador haga su elección: ¿las vanguardistas líneas del Mégane o las más tradicionales del Ford?

Su motor ya es muy conocido, pero no por ello deja de ser eficaz. De hecho, en las recuperaciones se muestra superior al Focus. Además, el modelo de Seat tiene un comportamiento que impresiona, es muy fácil de conducir y su precio es muy competitivo. Se trata, sin duda, del rival más temible para el Focus, aunque el León sólo está disponible en carrocería de cinco puertas.

Del veterano Corolla nos gusta casi todo: su comportamiento, sus buenas maneras, su robusta imagen… El conjunto resultaría perfecto con unos plásticos de mejor factura en el salpicadero y con algo más de espacio para los ocupantes de las plazas traseras.

Aunque se trata de uno de los acabados básicos, este Golf ya incluye el ESP en su equipamiento de serie, bastante completo. Además, estamos ante un vehículo que no deja indiferente a nadie, pues este Volkswagen siempre ha tenido un buen número se seguidores, gracias a su comportamiento, su interior impecable y sus buenas maneras a la hora de enfrentarse a cualquier trazado. Sin embargo, no debemos dejar que nos ciegue su fama, ya que el Focus no se queda atrás.

Es apenas 350 euros más caro que el Focus y en su equipamiento de serie, muy completo, ya está incluido el ESP. Su motor ofrece unos consumos más contenidos que el del vehículo de la marca del óvalo y no se queda tan lejos en potencia, por lo que también obtendremos buenas sensaciones en las carreteras amplias. Sin embargo, no podremos esperar un comportamiento tan aplomado como el del Ford, ya que el chasis de éste es difícilmente superable.

El precio de este Fiat es uno de sus mejores argumentos, aunque también hay que tener en cuenta que, si empezamos a añadir el equipamiento que falta hasta alcanzar a sus rivales, los importes quedarán casi igualados. En cualquier caso, se trata de un vehículo fácil de conducir y poco exigente. Pronto recibirá una nueva mecánica 1.6 de origen Opel -la misma que ya tiene el Astra-, con la que obtendrá una potencia de 105 CV.

Buenos acabados, un precio ajustado, una imagen llamativa… El Mazda3 -sólo disponible en carrocería de cinco puertas- parece conjugarlo todo y, de hecho, es un poderoso rival para el Focus, ya que también cuenta con un comportamiento aplomado. Sin embargo, aunque su motor se muestra algo más puntiagudo que el del Ford, nos hubiera gustado que estuviera acompañado por unas suspensiones un poco más firmes.

Su precio supera al de nuestro protagonista, pero el equipamiento de serie de este Astra es más completo. Habrá también quien prefiera su agresiva imagen, pero lo cierto es que, a la hora de analizar el comportamiento, el Ford y el Opel son muy parecidos. Para establecer mayores diferencias, será mejor pasar al habitáculo, donde los centímetros juegan a favor del Ford, especialmente en las plazas traseras.

Si queremos espacio, he aquí uno de los turismos más parecidos a un monovolumen que hemos encontrado. El 307 es amplio, muy amplio y, además, acaba de recibir un “lavado de cara” que lo hará muy interesante a ojos de los potenciales compradores. Sin embargo, sus formas penalizan su comportamiento, ya que es difícil evitar que un vehículo tan alto se balancee en las curvas.

El Mégane ofrece algo menos de amplitud que el Focus, pero lo cierto es que sus cotas interiores son muy parecidas. El motor se muestra voluntarioso en cualquier terreno y sus suspensiones, muy bien calibradas, ofrecen un compromiso óptimo entre la comodidad y el dinamismo. Ya sólo queda que el comprador haga su elección: ¿las vanguardistas líneas del Mégane o las más tradicionales del Ford?

Su motor ya es muy conocido, pero no por ello deja de ser eficaz. De hecho, en las recuperaciones se muestra superior al Focus. Además, el modelo de Seat tiene un comportamiento que impresiona, es muy fácil de conducir y su precio es muy competitivo. Se trata, sin duda, del rival más temible para el Focus, aunque el León sólo está disponible en carrocería de cinco puertas.

Del veterano Corolla nos gusta casi todo: su comportamiento, sus buenas maneras, su robusta imagen… El conjunto resultaría perfecto con unos plásticos de mejor factura en el salpicadero y con algo más de espacio para los ocupantes de las plazas traseras.

Aunque se trata de uno de los acabados básicos, este Golf ya incluye el ESP en su equipamiento de serie, bastante completo. Además, estamos ante un vehículo que no deja indiferente a nadie, pues este Volkswagen siempre ha tenido un buen número se seguidores, gracias a su comportamiento, su interior impecable y sus buenas maneras a la hora de enfrentarse a cualquier trazado. Sin embargo, no debemos dejar que nos ciegue su fama, ya que el Focus no se queda atrás.

Es apenas 350 euros más caro que el Focus y en su equipamiento de serie, muy completo, ya está incluido el ESP. Su motor ofrece unos consumos más contenidos que el del vehículo de la marca del óvalo y no se queda tan lejos en potencia, por lo que también obtendremos buenas sensaciones en las carreteras amplias. Sin embargo, no podremos esperar un comportamiento tan aplomado como el del Ford, ya que el chasis de éste es difícilmente superable.

El precio de este Fiat es uno de sus mejores argumentos, aunque también hay que tener en cuenta que, si empezamos a añadir el equipamiento que falta hasta alcanzar a sus rivales, los importes quedarán casi igualados. En cualquier caso, se trata de un vehículo fácil de conducir y poco exigente. Pronto recibirá una nueva mecánica 1.6 de origen Opel -la misma que ya tiene el Astra-, con la que obtendrá una potencia de 105 CV.

Buenos acabados, un precio ajustado, una imagen llamativa… El Mazda3 -sólo disponible en carrocería de cinco puertas- parece conjugarlo todo y, de hecho, es un poderoso rival para el Focus, ya que también cuenta con un comportamiento aplomado. Sin embargo, aunque su motor se muestra algo más puntiagudo que el del Ford, nos hubiera gustado que estuviera acompañado por unas suspensiones un poco más firmes.

Su precio supera al de nuestro protagonista, pero el equipamiento de serie de este Astra es más completo. Habrá también quien prefiera su agresiva imagen, pero lo cierto es que, a la hora de analizar el comportamiento, el Ford y el Opel son muy parecidos. Para establecer mayores diferencias, será mejor pasar al habitáculo, donde los centímetros juegan a favor del Ford, especialmente en las plazas traseras.

Si queremos espacio, he aquí uno de los turismos más parecidos a un monovolumen que hemos encontrado. El 307 es amplio, muy amplio y, además, acaba de recibir un “lavado de cara” que lo hará muy interesante a ojos de los potenciales compradores. Sin embargo, sus formas penalizan su comportamiento, ya que es difícil evitar que un vehículo tan alto se balancee en las curvas.

El Mégane ofrece algo menos de amplitud que el Focus, pero lo cierto es que sus cotas interiores son muy parecidas. El motor se muestra voluntarioso en cualquier terreno y sus suspensiones, muy bien calibradas, ofrecen un compromiso óptimo entre la comodidad y el dinamismo. Ya sólo queda que el comprador haga su elección: ¿las vanguardistas líneas del Mégane o las más tradicionales del Ford?

Su motor ya es muy conocido, pero no por ello deja de ser eficaz. De hecho, en las recuperaciones se muestra superior al Focus. Además, el modelo de Seat tiene un comportamiento que impresiona, es muy fácil de conducir y su precio es muy competitivo. Se trata, sin duda, del rival más temible para el Focus, aunque el León sólo está disponible en carrocería de cinco puertas.

Del veterano Corolla nos gusta casi todo: su comportamiento, sus buenas maneras, su robusta imagen… El conjunto resultaría perfecto con unos plásticos de mejor factura en el salpicadero y con algo más de espacio para los ocupantes de las plazas traseras.

Aunque se trata de uno de los acabados básicos, este Golf ya incluye el ESP en su equipamiento de serie, bastante completo. Además, estamos ante un vehículo que no deja indiferente a nadie, pues este Volkswagen siempre ha tenido un buen número se seguidores, gracias a su comportamiento, su interior impecable y sus buenas maneras a la hora de enfrentarse a cualquier trazado. Sin embargo, no debemos dejar que nos ciegue su fama, ya que el Focus no se queda atrás.

Es apenas 350 euros más caro que el Focus y en su equipamiento de serie, muy completo, ya está incluido el ESP. Su motor ofrece unos consumos más contenidos que el del vehículo de la marca del óvalo y no se queda tan lejos en potencia, por lo que también obtendremos buenas sensaciones en las carreteras amplias. Sin embargo, no podremos esperar un comportamiento tan aplomado como el del Ford, ya que el chasis de éste es difícilmente superable.

El precio de este Fiat es uno de sus mejores argumentos, aunque también hay que tener en cuenta que, si empezamos a añadir el equipamiento que falta hasta alcanzar a sus rivales, los importes quedarán casi igualados. En cualquier caso, se trata de un vehículo fácil de conducir y poco exigente. Pronto recibirá una nueva mecánica 1.6 de origen Opel -la misma que ya tiene el Astra-, con la que obtendrá una potencia de 105 CV.

Buenos acabados, un precio ajustado, una imagen llamativa… El Mazda3 -sólo disponible en carrocería de cinco puertas- parece conjugarlo todo y, de hecho, es un poderoso rival para el Focus, ya que también cuenta con un comportamiento aplomado. Sin embargo, aunque su motor se muestra algo más puntiagudo que el del Ford, nos hubiera gustado que estuviera acompañado por unas suspensiones un poco más firmes.

Su precio supera al de nuestro protagonista, pero el equipamiento de serie de este Astra es más completo. Habrá también quien prefiera su agresiva imagen, pero lo cierto es que, a la hora de analizar el comportamiento, el Ford y el Opel son muy parecidos. Para establecer mayores diferencias, será mejor pasar al habitáculo, donde los centímetros juegan a favor del Ford, especialmente en las plazas traseras.

Si queremos espacio, he aquí uno de los turismos más parecidos a un monovolumen que hemos encontrado. El 307 es amplio, muy amplio y, además, acaba de recibir un “lavado de cara” que lo hará muy interesante a ojos de los potenciales compradores. Sin embargo, sus formas penalizan su comportamiento, ya que es difícil evitar que un vehículo tan alto se balancee en las curvas.

El Mégane ofrece algo menos de amplitud que el Focus, pero lo cierto es que sus cotas interiores son muy parecidas. El motor se muestra voluntarioso en cualquier terreno y sus suspensiones, muy bien calibradas, ofrecen un compromiso óptimo entre la comodidad y el dinamismo. Ya sólo queda que el comprador haga su elección: ¿las vanguardistas líneas del Mégane o las más tradicionales del Ford?

Su motor ya es muy conocido, pero no por ello deja de ser eficaz. De hecho, en las recuperaciones se muestra superior al Focus. Además, el modelo de Seat tiene un comportamiento que impresiona, es muy fácil de conducir y su precio es muy competitivo. Se trata, sin duda, del rival más temible para el Focus, aunque el León sólo está disponible en carrocería de cinco puertas.

Del veterano Corolla nos gusta casi todo: su comportamiento, sus buenas maneras, su robusta imagen… El conjunto resultaría perfecto con unos plásticos de mejor factura en el salpicadero y con algo más de espacio para los ocupantes de las plazas traseras.

Aunque se trata de uno de los acabados básicos, este Golf ya incluye el ESP en su equipamiento de serie, bastante completo. Además, estamos ante un vehículo que no deja indiferente a nadie, pues este Volkswagen siempre ha tenido un buen número se seguidores, gracias a su comportamiento, su interior impecable y sus buenas maneras a la hora de enfrentarse a cualquier trazado. Sin embargo, no debemos dejar que nos ciegue su fama, ya que el Focus no se queda atrás.

Es apenas 350 euros más caro que el Focus y en su equipamiento de serie, muy completo, ya está incluido el ESP. Su motor ofrece unos consumos más contenidos que el del vehículo de la marca del óvalo y no se queda tan lejos en potencia, por lo que también obtendremos buenas sensaciones en las carreteras amplias. Sin embargo, no podremos esperar un comportamiento tan aplomado como el del Ford, ya que el chasis de éste es difícilmente superable.

El precio de este Fiat es uno de sus mejores argumentos, aunque también hay que tener en cuenta que, si empezamos a añadir el equipamiento que falta hasta alcanzar a sus rivales, los importes quedarán casi igualados. En cualquier caso, se trata de un vehículo fácil de conducir y poco exigente. Pronto recibirá una nueva mecánica 1.6 de origen Opel -la misma que ya tiene el Astra-, con la que obtendrá una potencia de 105 CV.

Buenos acabados, un precio ajustado, una imagen llamativa… El Mazda3 -sólo disponible en carrocería de cinco puertas- parece conjugarlo todo y, de hecho, es un poderoso rival para el Focus, ya que también cuenta con un comportamiento aplomado. Sin embargo, aunque su motor se muestra algo más puntiagudo que el del Ford, nos hubiera gustado que estuviera acompañado por unas suspensiones un poco más firmes.

Su precio supera al de nuestro protagonista, pero el equipamiento de serie de este Astra es más completo. Habrá también quien prefiera su agresiva imagen, pero lo cierto es que, a la hora de analizar el comportamiento, el Ford y el Opel son muy parecidos. Para establecer mayores diferencias, será mejor pasar al habitáculo, donde los centímetros juegan a favor del Ford, especialmente en las plazas traseras.

Si queremos espacio, he aquí uno de los turismos más parecidos a un monovolumen que hemos encontrado. El 307 es amplio, muy amplio y, además, acaba de recibir un “lavado de cara” que lo hará muy interesante a ojos de los potenciales compradores. Sin embargo, sus formas penalizan su comportamiento, ya que es difícil evitar que un vehículo tan alto se balancee en las curvas.

El Mégane ofrece algo menos de amplitud que el Focus, pero lo cierto es que sus cotas interiores son muy parecidas. El motor se muestra voluntarioso en cualquier terreno y sus suspensiones, muy bien calibradas, ofrecen un compromiso óptimo entre la comodidad y el dinamismo. Ya sólo queda que el comprador haga su elección: ¿las vanguardistas líneas del Mégane o las más tradicionales del Ford?

Su motor ya es muy conocido, pero no por ello deja de ser eficaz. De hecho, en las recuperaciones se muestra superior al Focus. Además, el modelo de Seat tiene un comportamiento que impresiona, es muy fácil de conducir y su precio es muy competitivo. Se trata, sin duda, del rival más temible para el Focus, aunque el León sólo está disponible en carrocería de cinco puertas.

Del veterano Corolla nos gusta casi todo: su comportamiento, sus buenas maneras, su robusta imagen… El conjunto resultaría perfecto con unos plásticos de mejor factura en el salpicadero y con algo más de espacio para los ocupantes de las plazas traseras.

Aunque se trata de uno de los acabados básicos, este Golf ya incluye el ESP en su equipamiento de serie, bastante completo. Además, estamos ante un vehículo que no deja indiferente a nadie, pues este Volkswagen siempre ha tenido un buen número se seguidores, gracias a su comportamiento, su interior impecable y sus buenas maneras a la hora de enfrentarse a cualquier trazado. Sin embargo, no debemos dejar que nos ciegue su fama, ya que el Focus no se queda atrás.

Galería relacionada

Ford Focus 1.6 v2c

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...