Ford Fiesta EcoBoost 125 vs Seat Ibiza 1.0 TSI 115: ¿cuál es mejor?

Los Ford Fiesta y Seat Ibiza estrenan nuevas generaciones con la eficiencia, la conectividad y ayudas a la conducción como argumentos principales. A prueba sus motores de gasolina Ecoboost de 125 CV y TSI de 115 CV.
Óscar Díaz.

-

Ford Fiesta EcoBoost 125 vs Seat Ibiza 1.0 TSI 115: ¿cuál es mejor?
Ford Fiesta EcoBoost 125 vs Seat Ibiza 1.0 TSI 115: ¿cuál es mejor?

Tras haber alcanzado ya hace años los objetivos de funcionalidad y agrado de conducción que se pueden pedir a un coche de ciudad, Ford Fiesta y Seat Ibiza han ido sumando argumentos adicionales de refinamiento, eficiencia y calidad percibida hasta convertirse —de nuevo—en los modelos a seguir por una competencia enorme en número y en calidad. Han cambiado mucho, tanto como las demandas de público. Hoy hay una dependencia de los smartphones , la sociedad está conectada y hay una necesidad —real o no— de emplear nuevas plataformas de entretenimiento.

Ford Fiesta y Seat Ibiza, Seat Ibiza y Ford Fiesta, se han hecho eco de éstas, lo que no implica que hayan dejado en un segundo plano al componente simplemente mecánico y funcional del automóvil. Todo lo contrario. Y es que un alto estándar mecánico es ya algo que se presupone al menos las marcas que fabrican en Europa. A pesar de esto, fabricantes como Seat o Ford no se conforman con ofrecer una conducción agradable y unos placenteros motores de gasolina de bajo consumo, muy próximo al de un turbodiésel de potencia equivalente (unos 6 l/100 km en ciudad y poco más de 5 en carretera), sino que invierten enormes cantidades de esfuerzo para alcanzar la excelencia en estos aspectos y conseguir un ADN de marca propio en cuanto a estilo, capacidad interior, conducción e impresión tecnológica. Es, precisamente, lo que encontramos en las nuevas generaciones Fiesta e Ibiza. Y es que, especialmente en esta categoría, parece que la hegemonía Diesel es cosa del pasado.

Ford Fiesta y Seat IbizaEl rendimiento de los motores de Ford Fiesta y Seat Ibiza

En este caso, la igualdad en cuanto a motores es máxima entre el Ecoboost del Fiesta y el TSI del Ibiza. Coinciden en número de cilindros, cubicaje, consumos —encabezando la categoría— y posibilidades prestacionales. Ambos ofrecen finura, pocas vibraciones incluso acelerando a fondo desde bajo régimen y capacidad suficiente para circular la mayor parte del tiempo en las marchas más largas si pretendemos ahorrar sonoridad y consumo. Pero sus aceleraciones rondan los 30” en los 1.000 m, cifra de referencia durante décadas que identificaba a los deportivos y hoy señala a vehículos de buena capacidad dinámica. Ambos corren casi lo mismo y las diferencias sólo aparecen al intentar adelantar sin reducir, momento en que el Fiesta tiene ventaja tanto en cuanto al crono —prácticamente dos segundos más rápido en pasar de 80 a 120 km/h circulando tanto en quinta como sexta velocidades—, como en cuanto a la sensación subjetiva de viveza al responder al acelerador.

También está un poco mejor aislado el Fiesta ya que, especialmente a velocidades moderadas, vamos a notar menos la sonoridad del motor y del aire al chocar con la carrocería. Por desgracia para Ford, los frenos del Ibiza ha tenido un rendimiento excepcional, con unas distancias de parada impresionantes, propias de un deportivo de altos vuelos —apenas 66 m, casi 8 menos que el Fiesta circulando a 140 km/h—.

PRESTACIONES Ford Fiesta 1.0 Ecoboost Seat Ibiza 1.0 TSI
Acel. 0-100 km/h 9,36 s 9,30 s
Acel. 0-1000 metros 30,51 s 30,85 s
Sonoridad 100 km/h 67,7 dBA 69,2 dBA
Sonoridad 120 km/h 70,3 dBA 71 dBA
Frenada desde 140 km/h 73,92 m 66,06 m
Peso en báscula 1.180 kg 1.135 kg

Aunque el cronómetro habla de igualdad en las condiciones de máxima exigencia, en la conducción diaria van a mostrar un carácter diferente. Más filtrado el Ford en cuanto a aislamiento de rodadura, algo más reactivo al acelerador pasadas las 2.000 rpm y también un punto más confortable de suspensión. Por su parte, el Ibiza tiene un tacto más directo en cuanto a la sensación de precisión de dirección, trenes rodantes y una amortiguación más firme que su rival, si bien ambos permiten buenas dosis de disfrute en zonas  de curvas sin resultar fatigantes por sonoridad o confort en un viaje.

El habitáculo de Ford Fiesta y Seat Ibiza

El equilibrio se rompe en al analizar la capacidad interior. Y es que el Seat Ibiza es uno de los mejores de la categoría en cuanto a habitabilidad, especialmente cuanta más importancia se conceda a las plazas traseras. De hecho, tanto por altura interior como por espacio para las piernas el Ibiza se encuentra cerca de lo que ofrecen más de un compacto —si bien el túnel central es más prominente e incomodará el viaje de tres pasajeros atrás— y podría servir más adecuadamente para el día a día de una familia. El Fiesta, en cambio, en su última actualización no ha tenido un progreso significativo ya que el aumento en longitud no ha tenido una repercusión directa en la mejora del espacio. Esto le hace constituirse como una mejor opción si tiene previsto utilizarse mayoritariamente por un máximo de dos personas que si fueran a ir tres o más ocupantes.  El maletero, por su parte, vuelve a sugerir la máxima igualdad y capacidad más que razonable, en el centro de la categoría, aunque lejos de los 390 l verificados en su día en el Suzuki Baleno, más económico aunque de peor sensación de calidad que nuestros protagonistas.

CONSUMOS Ford Fiesta 1.0 Ecooboost Seat Ibiza 1.0 TSI
Consumo en ciudad 6,2 l/100 km 6,0 l/100 km
Consumo en carretera 5,1 l/100 km 5,4 l/100 km
Consumo medio 5,5 l/100 km 5,4 l/100 km

El puesto de conducción de Ford Fiesta y Seat Ibiza sugiere una sensibilidad por la conducción y quien vaya a ir sentado tras el volante. De ahí las muy amplias regulaciones del volante, 5 cm en altura y profundidad, aunque en el Ibiza se irá sentado en una posición más baja, más próxima al piso del coche y del suelo, lo que puede redundar en las sensaciones de velocidad. También resulta diferente la pantalla multifunción, integrada en el Seat y flotante —más cerca del plano de visión del conductor en el Ford—, si bien las indicaciones del navegador también se muestran en la instrumentación. Tampoco hay diferencias irresolubes de percepción de calidad en los revestimientos interiores sino matices que tienen que ver con los gustos personales.

Las ayudas a la conducción y conectividad de Seat Ibiza y Ford Fiesta

Las unidades probadas venían cargadas con buena parte del equipamiento opcional de seguridad y confort  que pueden hacerlo. Se trata de algo que aún hoy muchos compactos no llegan a ofrecer y hace apenas dos o tres años parecían reservados a las berlinas Premium. De hecho ambos pueden equipar elementos como el control de crucero con función de frenado, la cámara de visión trasera, el detector de fatiga del conductor o el acceso y arranque sin llave. Pero es que, además, el Fiesta añade la opción del aparcamiento asistido, el asistente de mantenimiento de carril el cambio automático de luces y el asistente de tráfico cruzando por detrás al maniobrar; cuestiones todas ellas que permiten personalizar a voluntad tanto al Ibiza como al Fiesta, eso sí, pudiendo llegar a un coste próximo al de vehículos de categoría superior, aunque menos avanzados tecnológicamente que estos dos utilitarios con ambiciones justificadas de ser algo más.

ESPACIO Ford Fiesta 1.0 Ecoboost Seat Ibiza 1.0 TSI
Anchura delantera 135 cm 139 cm
Anchura trasera 126 cm 132 cm
Altura delantera 89/94 cm 93/99 cm
Altura trasera 86 cm 94 cm
Espacio para piernas 66 cm 72 cm
Maletero 320 litros 330 litros

También te puede interesar

Todas las mediciones del Seat Ibiza 1.0 TSI 115 CV

Todas las mediciones del Ford Fiesta 1.0 Ecoboost 125 CV

Mazda 2 - Peugeot 208, motor atmosférico contra motor turbo de gasolina

Nissan Micra - Renault Clio - Seat Ibiza - la gasolina tiene futuro

 

Te recomendamos

Con los Diesel amenazados, irrealistas “downsizing”, complejos plug-in y los eléctric...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...