Fiat Punto 1.3 Multijet Dynamic 3p

El motor lo es todo para este Punto. No es un vehículo muy cómodo, tampoco su comportamiento dinámico es extremadamente brillante, pero estas carencias quedan enmendas por el excelente motor Multijet que tiene. Se trata del propulsor Diesel turboalimentado más pequeño de su categoría, pero, sin embargo, es uno de los que ofrece mejores prestaciones.
-
Fiat Punto 1.3 Multijet Dynamic 3p
Fiat Punto 1.3 Multijet Dynamic 3p

El C3 registra, según los datos de la marca, los consumos más contenidos de entre todos los vehículos aquí comparados. Es más caro que el Punto, pero ofrece como elementos de serie los airbags laterales delanteros que no están disponibles en nuestro Fiat. Sin embargo, el ABS es opcional (y cuesta 450 euros), mientras que el Punto lo equipa de serie. Por esto, el precio viene a ser el mismo y el equipamiento similar. Las prestaciones son muy parecidas, ambos anuncian una misma velocidad punta –165 km/h-, aunque el Punto es dos segundos más rápido en aceleración de 0 a 100 km/h. El C3 tiene un diseño más fresco que el de nuestro Punto. El comportamiento dinámico es similar, ambos tienen un tren trasero algo “nervioso”, más acusado en el italiano.

Es un poco más grande que el Punto y tiene un motor que oficialmente rinde un par de caballos menos que el de nuestro protagonista. A favor del modelo del óvalo está un comportamiento más estable en zonas viradas. El precio es prácticamente el mismo y el equipamiento también (airbags de conductor y acompañante, sistema antibloqueo de frenos, cierre centralizado y elevalunas eléctricos de serie). En cuanto a elementos opcionales, ambos pueden llevan llantas de aleación –por 300 euros en ambos casos-, aire acondicionado –970 euros para el Punto y 930 para el Fiesta-, y pintura metalizada –en torno a los 220 euros en los dos casos-.

El diseño más actual del Micra es una de las bazas que tiene ganadas de antemano al Punto. El motor el vehículo nipón es un 1,5 litros con 65 CV mientras que el de nuestro protagonista es un 1,3 con 70 CV, cuya característica más importante es el elevado par motor de que dispone. Los consumos del Nissan son similares a los del Fiat, a pesar de la diferencia de cilindradas y potencia. El nipón es un poco más caro que nuestro protagonista –unos 200 euros- y además incluye como elementos de serie los airbags delanteros.

El recién estrenado motor de Opel comparte la mecánica con nuestro coche de pruebas. Resulta un poco más caro, ofrece unas prestaciones similares y un equipamiento similar. Sin embargo, existe la posibilidad sólo en el Corsa y en el Ibiza de montar control de estabilidad (410 euros).

El 206 destaca frente a todos sus contrincantes por ofrecer el dato de consumo extraurbano más contenido, 3,6 litros a los 100 km/h, frente a los 3,9 de nuestro Punto, 4,1 litros del Ibiza o 4 litros del Micra. Comparte la mecánica con el Ford Fiesta y con el Ford Fiesta y con el Citroën C3, aunque no destaca por prestaciones, ni por amplio equipamiento. De hecho, no dispone de ABS como elemento de serie, cuesta 460 euros.

Comparte con el Micra el propulsor de 65 CV que ofrece en el Clio mejores prestaciones –una aceleración de 0 a 100 km/h en 15 segundos frente a los 17 s que emplea el Micra. En el apartado de equipamiento se inclina la balanza a favor del coche de Renault, a pesar de costar unos 400 euros menos que el Fiat. El Clio, además de tener un mejor comportamiento dinámico, ofrece consumos algo más contenidos, seis airbags –conductor, acompañante, dos laterales delanteros y dos de cortina- y ABS de serie.

Se trata de uno de los modelos más potentes y el que mayor cifra de par motor ofrece. También es cierto que estamos ante el rival más caro –unos 500 euros más que el protagonista de nuestra prueba- y también ante el que más consume. Si nos fijamos precisamente en este punto, el Ibiza consume 5,7 litros a los 100 km en recorridos urbanos, una cifra similar a los 5,6 litros de nuestro Punto, con un motor más pequeño y 5 CV de potencia menos. El equipamiento de serie y opcional de este Ibiza es el más completo de entre todos los analizados, ya que cuenta con la posibilidad de montar, de manera opcional, control de estabilidad y de tracción (en total 631 euros adicionales).

Este Yaris y el Ibiza montan los motores más potentes de los “contrincantes” aquí relacionados y también son más caros –unos 1.000 €-. El comportamiento dinámico del Yaris se asemeja al del Punto. El coche de origen nipón registra unos contenidos consumos, de los más bajos de entre los aquí comparados. Los elementos opcionales son casi los mismos: ABS, airbag de conductor y pasajero, cierre centralizado y elevalunas eléctricos. Como opción, igual que en el Punto, el aire acondicionado (955 euros).

El C3 registra, según los datos de la marca, los consumos más contenidos de entre todos los vehículos aquí comparados. Es más caro que el Punto, pero ofrece como elementos de serie los airbags laterales delanteros que no están disponibles en nuestro Fiat. Sin embargo, el ABS es opcional (y cuesta 450 euros), mientras que el Punto lo equipa de serie. Por esto, el precio viene a ser el mismo y el equipamiento similar. Las prestaciones son muy parecidas, ambos anuncian una misma velocidad punta –165 km/h-, aunque el Punto es dos segundos más rápido en aceleración de 0 a 100 km/h. El C3 tiene un diseño más fresco que el de nuestro Punto. El comportamiento dinámico es similar, ambos tienen un tren trasero algo “nervioso”, más acusado en el italiano.

Es un poco más grande que el Punto y tiene un motor que oficialmente rinde un par de caballos menos que el de nuestro protagonista. A favor del modelo del óvalo está un comportamiento más estable en zonas viradas. El precio es prácticamente el mismo y el equipamiento también (airbags de conductor y acompañante, sistema antibloqueo de frenos, cierre centralizado y elevalunas eléctricos de serie). En cuanto a elementos opcionales, ambos pueden llevan llantas de aleación –por 300 euros en ambos casos-, aire acondicionado –970 euros para el Punto y 930 para el Fiesta-, y pintura metalizada –en torno a los 220 euros en los dos casos-.

El diseño más actual del Micra es una de las bazas que tiene ganadas de antemano al Punto. El motor el vehículo nipón es un 1,5 litros con 65 CV mientras que el de nuestro protagonista es un 1,3 con 70 CV, cuya característica más importante es el elevado par motor de que dispone. Los consumos del Nissan son similares a los del Fiat, a pesar de la diferencia de cilindradas y potencia. El nipón es un poco más caro que nuestro protagonista –unos 200 euros- y además incluye como elementos de serie los airbags delanteros.

El recién estrenado motor de Opel comparte la mecánica con nuestro coche de pruebas. Resulta un poco más caro, ofrece unas prestaciones similares y un equipamiento similar. Sin embargo, existe la posibilidad sólo en el Corsa y en el Ibiza de montar control de estabilidad (410 euros).

El 206 destaca frente a todos sus contrincantes por ofrecer el dato de consumo extraurbano más contenido, 3,6 litros a los 100 km/h, frente a los 3,9 de nuestro Punto, 4,1 litros del Ibiza o 4 litros del Micra. Comparte la mecánica con el Ford Fiesta y con el Ford Fiesta y con el Citroën C3, aunque no destaca por prestaciones, ni por amplio equipamiento. De hecho, no dispone de ABS como elemento de serie, cuesta 460 euros.

Comparte con el Micra el propulsor de 65 CV que ofrece en el Clio mejores prestaciones –una aceleración de 0 a 100 km/h en 15 segundos frente a los 17 s que emplea el Micra. En el apartado de equipamiento se inclina la balanza a favor del coche de Renault, a pesar de costar unos 400 euros menos que el Fiat. El Clio, además de tener un mejor comportamiento dinámico, ofrece consumos algo más contenidos, seis airbags –conductor, acompañante, dos laterales delanteros y dos de cortina- y ABS de serie.

Se trata de uno de los modelos más potentes y el que mayor cifra de par motor ofrece. También es cierto que estamos ante el rival más caro –unos 500 euros más que el protagonista de nuestra prueba- y también ante el que más consume. Si nos fijamos precisamente en este punto, el Ibiza consume 5,7 litros a los 100 km en recorridos urbanos, una cifra similar a los 5,6 litros de nuestro Punto, con un motor más pequeño y 5 CV de potencia menos. El equipamiento de serie y opcional de este Ibiza es el más completo de entre todos los analizados, ya que cuenta con la posibilidad de montar, de manera opcional, control de estabilidad y de tracción (en total 631 euros adicionales).

Este Yaris y el Ibiza montan los motores más potentes de los “contrincantes” aquí relacionados y también son más caros –unos 1.000 €-. El comportamiento dinámico del Yaris se asemeja al del Punto. El coche de origen nipón registra unos contenidos consumos, de los más bajos de entre los aquí comparados. Los elementos opcionales son casi los mismos: ABS, airbag de conductor y pasajero, cierre centralizado y elevalunas eléctricos. Como opción, igual que en el Punto, el aire acondicionado (955 euros).

El C3 registra, según los datos de la marca, los consumos más contenidos de entre todos los vehículos aquí comparados. Es más caro que el Punto, pero ofrece como elementos de serie los airbags laterales delanteros que no están disponibles en nuestro Fiat. Sin embargo, el ABS es opcional (y cuesta 450 euros), mientras que el Punto lo equipa de serie. Por esto, el precio viene a ser el mismo y el equipamiento similar. Las prestaciones son muy parecidas, ambos anuncian una misma velocidad punta –165 km/h-, aunque el Punto es dos segundos más rápido en aceleración de 0 a 100 km/h. El C3 tiene un diseño más fresco que el de nuestro Punto. El comportamiento dinámico es similar, ambos tienen un tren trasero algo “nervioso”, más acusado en el italiano.

Es un poco más grande que el Punto y tiene un motor que oficialmente rinde un par de caballos menos que el de nuestro protagonista. A favor del modelo del óvalo está un comportamiento más estable en zonas viradas. El precio es prácticamente el mismo y el equipamiento también (airbags de conductor y acompañante, sistema antibloqueo de frenos, cierre centralizado y elevalunas eléctricos de serie). En cuanto a elementos opcionales, ambos pueden llevan llantas de aleación –por 300 euros en ambos casos-, aire acondicionado –970 euros para el Punto y 930 para el Fiesta-, y pintura metalizada –en torno a los 220 euros en los dos casos-.

El diseño más actual del Micra es una de las bazas que tiene ganadas de antemano al Punto. El motor el vehículo nipón es un 1,5 litros con 65 CV mientras que el de nuestro protagonista es un 1,3 con 70 CV, cuya característica más importante es el elevado par motor de que dispone. Los consumos del Nissan son similares a los del Fiat, a pesar de la diferencia de cilindradas y potencia. El nipón es un poco más caro que nuestro protagonista –unos 200 euros- y además incluye como elementos de serie los airbags delanteros.

El recién estrenado motor de Opel comparte la mecánica con nuestro coche de pruebas. Resulta un poco más caro, ofrece unas prestaciones similares y un equipamiento similar. Sin embargo, existe la posibilidad sólo en el Corsa y en el Ibiza de montar control de estabilidad (410 euros).

El 206 destaca frente a todos sus contrincantes por ofrecer el dato de consumo extraurbano más contenido, 3,6 litros a los 100 km/h, frente a los 3,9 de nuestro Punto, 4,1 litros del Ibiza o 4 litros del Micra. Comparte la mecánica con el Ford Fiesta y con el Ford Fiesta y con el Citroën C3, aunque no destaca por prestaciones, ni por amplio equipamiento. De hecho, no dispone de ABS como elemento de serie, cuesta 460 euros.

Comparte con el Micra el propulsor de 65 CV que ofrece en el Clio mejores prestaciones –una aceleración de 0 a 100 km/h en 15 segundos frente a los 17 s que emplea el Micra. En el apartado de equipamiento se inclina la balanza a favor del coche de Renault, a pesar de costar unos 400 euros menos que el Fiat. El Clio, además de tener un mejor comportamiento dinámico, ofrece consumos algo más contenidos, seis airbags –conductor, acompañante, dos laterales delanteros y dos de cortina- y ABS de serie.

Se trata de uno de los modelos más potentes y el que mayor cifra de par motor ofrece. También es cierto que estamos ante el rival más caro –unos 500 euros más que el protagonista de nuestra prueba- y también ante el que más consume. Si nos fijamos precisamente en este punto, el Ibiza consume 5,7 litros a los 100 km en recorridos urbanos, una cifra similar a los 5,6 litros de nuestro Punto, con un motor más pequeño y 5 CV de potencia menos. El equipamiento de serie y opcional de este Ibiza es el más completo de entre todos los analizados, ya que cuenta con la posibilidad de montar, de manera opcional, control de estabilidad y de tracción (en total 631 euros adicionales).

Este Yaris y el Ibiza montan los motores más potentes de los “contrincantes” aquí relacionados y también son más caros –unos 1.000 €-. El comportamiento dinámico del Yaris se asemeja al del Punto. El coche de origen nipón registra unos contenidos consumos, de los más bajos de entre los aquí comparados. Los elementos opcionales son casi los mismos: ABS, airbag de conductor y pasajero, cierre centralizado y elevalunas eléctricos. Como opción, igual que en el Punto, el aire acondicionado (955 euros).

El C3 registra, según los datos de la marca, los consumos más contenidos de entre todos los vehículos aquí comparados. Es más caro que el Punto, pero ofrece como elementos de serie los airbags laterales delanteros que no están disponibles en nuestro Fiat. Sin embargo, el ABS es opcional (y cuesta 450 euros), mientras que el Punto lo equipa de serie. Por esto, el precio viene a ser el mismo y el equipamiento similar. Las prestaciones son muy parecidas, ambos anuncian una misma velocidad punta –165 km/h-, aunque el Punto es dos segundos más rápido en aceleración de 0 a 100 km/h. El C3 tiene un diseño más fresco que el de nuestro Punto. El comportamiento dinámico es similar, ambos tienen un tren trasero algo “nervioso”, más acusado en el italiano.

Es un poco más grande que el Punto y tiene un motor que oficialmente rinde un par de caballos menos que el de nuestro protagonista. A favor del modelo del óvalo está un comportamiento más estable en zonas viradas. El precio es prácticamente el mismo y el equipamiento también (airbags de conductor y acompañante, sistema antibloqueo de frenos, cierre centralizado y elevalunas eléctricos de serie). En cuanto a elementos opcionales, ambos pueden llevan llantas de aleación –por 300 euros en ambos casos-, aire acondicionado –970 euros para el Punto y 930 para el Fiesta-, y pintura metalizada –en torno a los 220 euros en los dos casos-.

El diseño más actual del Micra es una de las bazas que tiene ganadas de antemano al Punto. El motor el vehículo nipón es un 1,5 litros con 65 CV mientras que el de nuestro protagonista es un 1,3 con 70 CV, cuya característica más importante es el elevado par motor de que dispone. Los consumos del Nissan son similares a los del Fiat, a pesar de la diferencia de cilindradas y potencia. El nipón es un poco más caro que nuestro protagonista –unos 200 euros- y además incluye como elementos de serie los airbags delanteros.

El recién estrenado motor de Opel comparte la mecánica con nuestro coche de pruebas. Resulta un poco más caro, ofrece unas prestaciones similares y un equipamiento similar. Sin embargo, existe la posibilidad sólo en el Corsa y en el Ibiza de montar control de estabilidad (410 euros).

El 206 destaca frente a todos sus contrincantes por ofrecer el dato de consumo extraurbano más contenido, 3,6 litros a los 100 km/h, frente a los 3,9 de nuestro Punto, 4,1 litros del Ibiza o 4 litros del Micra. Comparte la mecánica con el Ford Fiesta y con el Ford Fiesta y con el Citroën C3, aunque no destaca por prestaciones, ni por amplio equipamiento. De hecho, no dispone de ABS como elemento de serie, cuesta 460 euros.

Comparte con el Micra el propulsor de 65 CV que ofrece en el Clio mejores prestaciones –una aceleración de 0 a 100 km/h en 15 segundos frente a los 17 s que emplea el Micra. En el apartado de equipamiento se inclina la balanza a favor del coche de Renault, a pesar de costar unos 400 euros menos que el Fiat. El Clio, además de tener un mejor comportamiento dinámico, ofrece consumos algo más contenidos, seis airbags –conductor, acompañante, dos laterales delanteros y dos de cortina- y ABS de serie.

Se trata de uno de los modelos más potentes y el que mayor cifra de par motor ofrece. También es cierto que estamos ante el rival más caro –unos 500 euros más que el protagonista de nuestra prueba- y también ante el que más consume. Si nos fijamos precisamente en este punto, el Ibiza consume 5,7 litros a los 100 km en recorridos urbanos, una cifra similar a los 5,6 litros de nuestro Punto, con un motor más pequeño y 5 CV de potencia menos. El equipamiento de serie y opcional de este Ibiza es el más completo de entre todos los analizados, ya que cuenta con la posibilidad de montar, de manera opcional, control de estabilidad y de tracción (en total 631 euros adicionales).

Este Yaris y el Ibiza montan los motores más potentes de los “contrincantes” aquí relacionados y también son más caros –unos 1.000 €-. El comportamiento dinámico del Yaris se asemeja al del Punto. El coche de origen nipón registra unos contenidos consumos, de los más bajos de entre los aquí comparados. Los elementos opcionales son casi los mismos: ABS, airbag de conductor y pasajero, cierre centralizado y elevalunas eléctricos. Como opción, igual que en el Punto, el aire acondicionado (955 euros).

El C3 registra, según los datos de la marca, los consumos más contenidos de entre todos los vehículos aquí comparados. Es más caro que el Punto, pero ofrece como elementos de serie los airbags laterales delanteros que no están disponibles en nuestro Fiat. Sin embargo, el ABS es opcional (y cuesta 450 euros), mientras que el Punto lo equipa de serie. Por esto, el precio viene a ser el mismo y el equipamiento similar. Las prestaciones son muy parecidas, ambos anuncian una misma velocidad punta –165 km/h-, aunque el Punto es dos segundos más rápido en aceleración de 0 a 100 km/h. El C3 tiene un diseño más fresco que el de nuestro Punto. El comportamiento dinámico es similar, ambos tienen un tren trasero algo “nervioso”, más acusado en el italiano.

Es un poco más grande que el Punto y tiene un motor que oficialmente rinde un par de caballos menos que el de nuestro protagonista. A favor del modelo del óvalo está un comportamiento más estable en zonas viradas. El precio es prácticamente el mismo y el equipamiento también (airbags de conductor y acompañante, sistema antibloqueo de frenos, cierre centralizado y elevalunas eléctricos de serie). En cuanto a elementos opcionales, ambos pueden llevan llantas de aleación –por 300 euros en ambos casos-, aire acondicionado –970 euros para el Punto y 930 para el Fiesta-, y pintura metalizada –en torno a los 220 euros en los dos casos-.

El diseño más actual del Micra es una de las bazas que tiene ganadas de antemano al Punto. El motor el vehículo nipón es un 1,5 litros con 65 CV mientras que el de nuestro protagonista es un 1,3 con 70 CV, cuya característica más importante es el elevado par motor de que dispone. Los consumos del Nissan son similares a los del Fiat, a pesar de la diferencia de cilindradas y potencia. El nipón es un poco más caro que nuestro protagonista –unos 200 euros- y además incluye como elementos de serie los airbags delanteros.

El recién estrenado motor de Opel comparte la mecánica con nuestro coche de pruebas. Resulta un poco más caro, ofrece unas prestaciones similares y un equipamiento similar. Sin embargo, existe la posibilidad sólo en el Corsa y en el Ibiza de montar control de estabilidad (410 euros).

El 206 destaca frente a todos sus contrincantes por ofrecer el dato de consumo extraurbano más contenido, 3,6 litros a los 100 km/h, frente a los 3,9 de nuestro Punto, 4,1 litros del Ibiza o 4 litros del Micra. Comparte la mecánica con el Ford Fiesta y con el Ford Fiesta y con el Citroën C3, aunque no destaca por prestaciones, ni por amplio equipamiento. De hecho, no dispone de ABS como elemento de serie, cuesta 460 euros.

Comparte con el Micra el propulsor de 65 CV que ofrece en el Clio mejores prestaciones –una aceleración de 0 a 100 km/h en 15 segundos frente a los 17 s que emplea el Micra. En el apartado de equipamiento se inclina la balanza a favor del coche de Renault, a pesar de costar unos 400 euros menos que el Fiat. El Clio, además de tener un mejor comportamiento dinámico, ofrece consumos algo más contenidos, seis airbags –conductor, acompañante, dos laterales delanteros y dos de cortina- y ABS de serie.

Se trata de uno de los modelos más potentes y el que mayor cifra de par motor ofrece. También es cierto que estamos ante el rival más caro –unos 500 euros más que el protagonista de nuestra prueba- y también ante el que más consume. Si nos fijamos precisamente en este punto, el Ibiza consume 5,7 litros a los 100 km en recorridos urbanos, una cifra similar a los 5,6 litros de nuestro Punto, con un motor más pequeño y 5 CV de potencia menos. El equipamiento de serie y opcional de este Ibiza es el más completo de entre todos los analizados, ya que cuenta con la posibilidad de montar, de manera opcional, control de estabilidad y de tracción (en total 631 euros adicionales).

Este Yaris y el Ibiza montan los motores más potentes de los “contrincantes” aquí relacionados y también son más caros –unos 1.000 €-. El comportamiento dinámico del Yaris se asemeja al del Punto. El coche de origen nipón registra unos contenidos consumos, de los más bajos de entre los aquí comparados. Los elementos opcionales son casi los mismos: ABS, airbag de conductor y pasajero, cierre centralizado y elevalunas eléctricos. Como opción, igual que en el Punto, el aire acondicionado (955 euros).

El C3 registra, según los datos de la marca, los consumos más contenidos de entre todos los vehículos aquí comparados. Es más caro que el Punto, pero ofrece como elementos de serie los airbags laterales delanteros que no están disponibles en nuestro Fiat. Sin embargo, el ABS es opcional (y cuesta 450 euros), mientras que el Punto lo equipa de serie. Por esto, el precio viene a ser el mismo y el equipamiento similar. Las prestaciones son muy parecidas, ambos anuncian una misma velocidad punta –165 km/h-, aunque el Punto es dos segundos más rápido en aceleración de 0 a 100 km/h. El C3 tiene un diseño más fresco que el de nuestro Punto. El comportamiento dinámico es similar, ambos tienen un tren trasero algo “nervioso”, más acusado en el italiano.

Es un poco más grande que el Punto y tiene un motor que oficialmente rinde un par de caballos menos que el de nuestro protagonista. A favor del modelo del óvalo está un comportamiento más estable en zonas viradas. El precio es prácticamente el mismo y el equipamiento también (airbags de conductor y acompañante, sistema antibloqueo de frenos, cierre centralizado y elevalunas eléctricos de serie). En cuanto a elementos opcionales, ambos pueden llevan llantas de aleación –por 300 euros en ambos casos-, aire acondicionado –970 euros para el Punto y 930 para el Fiesta-, y pintura metalizada –en torno a los 220 euros en los dos casos-.

El diseño más actual del Micra es una de las bazas que tiene ganadas de antemano al Punto. El motor el vehículo nipón es un 1,5 litros con 65 CV mientras que el de nuestro protagonista es un 1,3 con 70 CV, cuya característica más importante es el elevado par motor de que dispone. Los consumos del Nissan son similares a los del Fiat, a pesar de la diferencia de cilindradas y potencia. El nipón es un poco más caro que nuestro protagonista –unos 200 euros- y además incluye como elementos de serie los airbags delanteros.

El recién estrenado motor de Opel comparte la mecánica con nuestro coche de pruebas. Resulta un poco más caro, ofrece unas prestaciones similares y un equipamiento similar. Sin embargo, existe la posibilidad sólo en el Corsa y en el Ibiza de montar control de estabilidad (410 euros).

El 206 destaca frente a todos sus contrincantes por ofrecer el dato de consumo extraurbano más contenido, 3,6 litros a los 100 km/h, frente a los 3,9 de nuestro Punto, 4,1 litros del Ibiza o 4 litros del Micra. Comparte la mecánica con el Ford Fiesta y con el Ford Fiesta y con el Citroën C3, aunque no destaca por prestaciones, ni por amplio equipamiento. De hecho, no dispone de ABS como elemento de serie, cuesta 460 euros.

Comparte con el Micra el propulsor de 65 CV que ofrece en el Clio mejores prestaciones –una aceleración de 0 a 100 km/h en 15 segundos frente a los 17 s que emplea el Micra. En el apartado de equipamiento se inclina la balanza a favor del coche de Renault, a pesar de costar unos 400 euros menos que el Fiat. El Clio, además de tener un mejor comportamiento dinámico, ofrece consumos algo más contenidos, seis airbags –conductor, acompañante, dos laterales delanteros y dos de cortina- y ABS de serie.

Se trata de uno de los modelos más potentes y el que mayor cifra de par motor ofrece. También es cierto que estamos ante el rival más caro –unos 500 euros más que el protagonista de nuestra prueba- y también ante el que más consume. Si nos fijamos precisamente en este punto, el Ibiza consume 5,7 litros a los 100 km en recorridos urbanos, una cifra similar a los 5,6 litros de nuestro Punto, con un motor más pequeño y 5 CV de potencia menos. El equipamiento de serie y opcional de este Ibiza es el más completo de entre todos los analizados, ya que cuenta con la posibilidad de montar, de manera opcional, control de estabilidad y de tracción (en total 631 euros adicionales).

Este Yaris y el Ibiza montan los motores más potentes de los “contrincantes” aquí relacionados y también son más caros –unos 1.000 €-. El comportamiento dinámico del Yaris se asemeja al del Punto. El coche de origen nipón registra unos contenidos consumos, de los más bajos de entre los aquí comparados. Los elementos opcionales son casi los mismos: ABS, airbag de conductor y pasajero, cierre centralizado y elevalunas eléctricos. Como opción, igual que en el Punto, el aire acondicionado (955 euros).

El C3 registra, según los datos de la marca, los consumos más contenidos de entre todos los vehículos aquí comparados. Es más caro que el Punto, pero ofrece como elementos de serie los airbags laterales delanteros que no están disponibles en nuestro Fiat. Sin embargo, el ABS es opcional (y cuesta 450 euros), mientras que el Punto lo equipa de serie. Por esto, el precio viene a ser el mismo y el equipamiento similar. Las prestaciones son muy parecidas, ambos anuncian una misma velocidad punta –165 km/h-, aunque el Punto es dos segundos más rápido en aceleración de 0 a 100 km/h. El C3 tiene un diseño más fresco que el de nuestro Punto. El comportamiento dinámico es similar, ambos tienen un tren trasero algo “nervioso”, más acusado en el italiano.

Es un poco más grande que el Punto y tiene un motor que oficialmente rinde un par de caballos menos que el de nuestro protagonista. A favor del modelo del óvalo está un comportamiento más estable en zonas viradas. El precio es prácticamente el mismo y el equipamiento también (airbags de conductor y acompañante, sistema antibloqueo de frenos, cierre centralizado y elevalunas eléctricos de serie). En cuanto a elementos opcionales, ambos pueden llevan llantas de aleación –por 300 euros en ambos casos-, aire acondicionado –970 euros para el Punto y 930 para el Fiesta-, y pintura metalizada –en torno a los 220 euros en los dos casos-.

El diseño más actual del Micra es una de las bazas que tiene ganadas de antemano al Punto. El motor el vehículo nipón es un 1,5 litros con 65 CV mientras que el de nuestro protagonista es un 1,3 con 70 CV, cuya característica más importante es el elevado par motor de que dispone. Los consumos del Nissan son similares a los del Fiat, a pesar de la diferencia de cilindradas y potencia. El nipón es un poco más caro que nuestro protagonista –unos 200 euros- y además incluye como elementos de serie los airbags delanteros.

El recién estrenado motor de Opel comparte la mecánica con nuestro coche de pruebas. Resulta un poco más caro, ofrece unas prestaciones similares y un equipamiento similar. Sin embargo, existe la posibilidad sólo en el Corsa y en el Ibiza de montar control de estabilidad (410 euros).

El 206 destaca frente a todos sus contrincantes por ofrecer el dato de consumo extraurbano más contenido, 3,6 litros a los 100 km/h, frente a los 3,9 de nuestro Punto, 4,1 litros del Ibiza o 4 litros del Micra. Comparte la mecánica con el Ford Fiesta y con el Ford Fiesta y con el Citroën C3, aunque no destaca por prestaciones, ni por amplio equipamiento. De hecho, no dispone de ABS como elemento de serie, cuesta 460 euros.

Comparte con el Micra el propulsor de 65 CV que ofrece en el Clio mejores prestaciones –una aceleración de 0 a 100 km/h en 15 segundos frente a los 17 s que emplea el Micra. En el apartado de equipamiento se inclina la balanza a favor del coche de Renault, a pesar de costar unos 400 euros menos que el Fiat. El Clio, además de tener un mejor comportamiento dinámico, ofrece consumos algo más contenidos, seis airbags –conductor, acompañante, dos laterales delanteros y dos de cortina- y ABS de serie.

Se trata de uno de los modelos más potentes y el que mayor cifra de par motor ofrece. También es cierto que estamos ante el rival más caro –unos 500 euros más que el protagonista de nuestra prueba- y también ante el que más consume. Si nos fijamos precisamente en este punto, el Ibiza consume 5,7 litros a los 100 km en recorridos urbanos, una cifra similar a los 5,6 litros de nuestro Punto, con un motor más pequeño y 5 CV de potencia menos. El equipamiento de serie y opcional de este Ibiza es el más completo de entre todos los analizados, ya que cuenta con la posibilidad de montar, de manera opcional, control de estabilidad y de tracción (en total 631 euros adicionales).

Este Yaris y el Ibiza montan los motores más potentes de los “contrincantes” aquí relacionados y también son más caros –unos 1.000 €-. El comportamiento dinámico del Yaris se asemeja al del Punto. El coche de origen nipón registra unos contenidos consumos, de los más bajos de entre los aquí comparados. Los elementos opcionales son casi los mismos: ABS, airbag de conductor y pasajero, cierre centralizado y elevalunas eléctricos. Como opción, igual que en el Punto, el aire acondicionado (955 euros).

El C3 registra, según los datos de la marca, los consumos más contenidos de entre todos los vehículos aquí comparados. Es más caro que el Punto, pero ofrece como elementos de serie los airbags laterales delanteros que no están disponibles en nuestro Fiat. Sin embargo, el ABS es opcional (y cuesta 450 euros), mientras que el Punto lo equipa de serie. Por esto, el precio viene a ser el mismo y el equipamiento similar. Las prestaciones son muy parecidas, ambos anuncian una misma velocidad punta –165 km/h-, aunque el Punto es dos segundos más rápido en aceleración de 0 a 100 km/h. El C3 tiene un diseño más fresco que el de nuestro Punto. El comportamiento dinámico es similar, ambos tienen un tren trasero algo “nervioso”, más acusado en el italiano.

Es un poco más grande que el Punto y tiene un motor que oficialmente rinde un par de caballos menos que el de nuestro protagonista. A favor del modelo del óvalo está un comportamiento más estable en zonas viradas. El precio es prácticamente el mismo y el equipamiento también (airbags de conductor y acompañante, sistema antibloqueo de frenos, cierre centralizado y elevalunas eléctricos de serie). En cuanto a elementos opcionales, ambos pueden llevan llantas de aleación –por 300 euros en ambos casos-, aire acondicionado –970 euros para el Punto y 930 para el Fiesta-, y pintura metalizada –en torno a los 220 euros en los dos casos-.

El diseño más actual del Micra es una de las bazas que tiene ganadas de antemano al Punto. El motor el vehículo nipón es un 1,5 litros con 65 CV mientras que el de nuestro protagonista es un 1,3 con 70 CV, cuya característica más importante es el elevado par motor de que dispone. Los consumos del Nissan son similares a los del Fiat, a pesar de la diferencia de cilindradas y potencia. El nipón es un poco más caro que nuestro protagonista –unos 200 euros- y además incluye como elementos de serie los airbags delanteros.

El recién estrenado motor de Opel comparte la mecánica con nuestro coche de pruebas. Resulta un poco más caro, ofrece unas prestaciones similares y un equipamiento similar. Sin embargo, existe la posibilidad sólo en el Corsa y en el Ibiza de montar control de estabilidad (410 euros).

El 206 destaca frente a todos sus contrincantes por ofrecer el dato de consumo extraurbano más contenido, 3,6 litros a los 100 km/h, frente a los 3,9 de nuestro Punto, 4,1 litros del Ibiza o 4 litros del Micra. Comparte la mecánica con el Ford Fiesta y con el Ford Fiesta y con el Citroën C3, aunque no destaca por prestaciones, ni por amplio equipamiento. De hecho, no dispone de ABS como elemento de serie, cuesta 460 euros.

Comparte con el Micra el propulsor de 65 CV que ofrece en el Clio mejores prestaciones –una aceleración de 0 a 100 km/h en 15 segundos frente a los 17 s que emplea el Micra. En el apartado de equipamiento se inclina la balanza a favor del coche de Renault, a pesar de costar unos 400 euros menos que el Fiat. El Clio, además de tener un mejor comportamiento dinámico, ofrece consumos algo más contenidos, seis airbags –conductor, acompañante, dos laterales delanteros y dos de cortina- y ABS de serie.

Se trata de uno de los modelos más potentes y el que mayor cifra de par motor ofrece. También es cierto que estamos ante el rival más caro –unos 500 euros más que el protagonista de nuestra prueba- y también ante el que más consume. Si nos fijamos precisamente en este punto, el Ibiza consume 5,7 litros a los 100 km en recorridos urbanos, una cifra similar a los 5,6 litros de nuestro Punto, con un motor más pequeño y 5 CV de potencia menos. El equipamiento de serie y opcional de este Ibiza es el más completo de entre todos los analizados, ya que cuenta con la posibilidad de montar, de manera opcional, control de estabilidad y de tracción (en total 631 euros adicionales).

Este Yaris y el Ibiza montan los motores más potentes de los “contrincantes” aquí relacionados y también son más caros –unos 1.000 €-. El comportamiento dinámico del Yaris se asemeja al del Punto. El coche de origen nipón registra unos contenidos consumos, de los más bajos de entre los aquí comparados. Los elementos opcionales son casi los mismos: ABS, airbag de conductor y pasajero, cierre centralizado y elevalunas eléctricos. Como opción, igual que en el Punto, el aire acondicionado (955 euros).

Galería relacionada

Fiat Punto 1.3 Multijet

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...