Fiat Panda 1.2 Dynamic

Nostálgicos, abstenerse. Poco queda de aquel modelo que ayudó recientemente a que nuestro país se motorizara. Pequeño en espacio, pero muy capaz; económico, aunque bien equipado; ideal para la ciudad y ágil por autopistas e, incluso, por caminos… El nuevo Panda te sorprenderá.
-
Fiat Panda 1.2 Dynamic

El más deportivo de todos, de hecho es el más rápido del segmento: pasa de 0 a 100 km/h en 14,4 segundos (aventaja en más de dos segundos al Panda).

El nuevo C2 es incluso más grande que el Fiat Panda, pero sus centímetros adicionales no le aseguran un habitáculo mejor. Los pasajeros de las plazas traseras incluso viajaran más incómodamente, ya que apenas ofrece 57 centímetros para las piernas (su rival, que de por sí nos ha parecido pequeño, tiene 66).

Además, el C2 –con un motor de 1,1 litros- es el más caro de todos los modelos analizados y la diferencia con el Panda es más que significativa: 1.700 euros (más de 280.000 pesetas).

Este Matiz nos ha sorprendido por su voluntarioso motor. Aunque es un 1 litro, hay que tenerlo muy en cuenta: es el más potente de todos, con 68,3 CV de potencia máxima y un par máximo de 9,6 mkg. Este poderío se nota en carretera, donde tiene unas aceleraciones muy destacables. En su contra, hay que decir que sufre el peor consumo de todos y su motor es aún más ruidoso que el del Panda.

Daewoo ha diseñado un coche igual de ancho en las plazas traseras que en las delanteras (124 centímetros, por debajo de otros modelos). Es algo más caro que el Panda con el que compite; sin embargo, esta versión del Matiz gana en cuanto a equipamiento de serie: incluye cargador de CD y faros antiniebla, elementos que Fiat nos obliga a pagar como extras.

Con el metro en la mano, el Atos posee el peor habitáculo de todos los modelos analizados: tiene 121 centímetros de anchura delante y detrás y tan sólo 60 centímetros para las piernas.

Sin embargo, no hay que perderlo de vista. Su motor resulta muy equilibrado, su comportamiento es bueno y –lo que muchos agradecerán- se puede adquirir por 7.900 euros, el precio más bajo de todos.

El Panda y el Agila se parecen estéticamente, pero no comparten las mismas medidas. El modelo de Opel tiene unos sorprendentes 1,70 metros de altura, casi el tamaño que podíamos esperar de una furgoneta. Sin embargo, este diseño le otorga un habitáculo más amplio que el de su rival. Al igual que el Panda, sólo está homologado para cuatro personas.

El Twingo es un modelo completamente distinto a los casi cúbicos Panda, Agila o Atos. Tiene una forma más redondeada tipo monovolumen, un diseño que le permite aprovechar al máximo el espacio interior: tiene el habitáculo más amplio de todos los modelos analizados, y eso que es el que menos longitud posee. El milagro se consigue con un sistema de asientos traseros deslizantes que permite configurar el habitáculo según las distintas necesidades.
Su mecánica le otorga mejores aceleraciones y recuperaciones que el Panda (aunque la diferencia apenas es significativa).

El más deportivo de todos, de hecho es el más rápido del segmento: pasa de 0 a 100 km/h en 14,4 segundos (aventaja en más de dos segundos al Panda).

El nuevo C2 es incluso más grande que el Fiat Panda, pero sus centímetros adicionales no le aseguran un habitáculo mejor. Los pasajeros de las plazas traseras incluso viajaran más incómodamente, ya que apenas ofrece 57 centímetros para las piernas (su rival, que de por sí nos ha parecido pequeño, tiene 66).

Además, el C2 –con un motor de 1,1 litros- es el más caro de todos los modelos analizados y la diferencia con el Panda es más que significativa: 1.700 euros (más de 280.000 pesetas).

Este Matiz nos ha sorprendido por su voluntarioso motor. Aunque es un 1 litro, hay que tenerlo muy en cuenta: es el más potente de todos, con 68,3 CV de potencia máxima y un par máximo de 9,6 mkg. Este poderío se nota en carretera, donde tiene unas aceleraciones muy destacables. En su contra, hay que decir que sufre el peor consumo de todos y su motor es aún más ruidoso que el del Panda.

Daewoo ha diseñado un coche igual de ancho en las plazas traseras que en las delanteras (124 centímetros, por debajo de otros modelos). Es algo más caro que el Panda con el que compite; sin embargo, esta versión del Matiz gana en cuanto a equipamiento de serie: incluye cargador de CD y faros antiniebla, elementos que Fiat nos obliga a pagar como extras.

Con el metro en la mano, el Atos posee el peor habitáculo de todos los modelos analizados: tiene 121 centímetros de anchura delante y detrás y tan sólo 60 centímetros para las piernas.

Sin embargo, no hay que perderlo de vista. Su motor resulta muy equilibrado, su comportamiento es bueno y –lo que muchos agradecerán- se puede adquirir por 7.900 euros, el precio más bajo de todos.

El Panda y el Agila se parecen estéticamente, pero no comparten las mismas medidas. El modelo de Opel tiene unos sorprendentes 1,70 metros de altura, casi el tamaño que podíamos esperar de una furgoneta. Sin embargo, este diseño le otorga un habitáculo más amplio que el de su rival. Al igual que el Panda, sólo está homologado para cuatro personas.

El Twingo es un modelo completamente distinto a los casi cúbicos Panda, Agila o Atos. Tiene una forma más redondeada tipo monovolumen, un diseño que le permite aprovechar al máximo el espacio interior: tiene el habitáculo más amplio de todos los modelos analizados, y eso que es el que menos longitud posee. El milagro se consigue con un sistema de asientos traseros deslizantes que permite configurar el habitáculo según las distintas necesidades.
Su mecánica le otorga mejores aceleraciones y recuperaciones que el Panda (aunque la diferencia apenas es significativa).

El más deportivo de todos, de hecho es el más rápido del segmento: pasa de 0 a 100 km/h en 14,4 segundos (aventaja en más de dos segundos al Panda).

El nuevo C2 es incluso más grande que el Fiat Panda, pero sus centímetros adicionales no le aseguran un habitáculo mejor. Los pasajeros de las plazas traseras incluso viajaran más incómodamente, ya que apenas ofrece 57 centímetros para las piernas (su rival, que de por sí nos ha parecido pequeño, tiene 66).

Además, el C2 –con un motor de 1,1 litros- es el más caro de todos los modelos analizados y la diferencia con el Panda es más que significativa: 1.700 euros (más de 280.000 pesetas).

Este Matiz nos ha sorprendido por su voluntarioso motor. Aunque es un 1 litro, hay que tenerlo muy en cuenta: es el más potente de todos, con 68,3 CV de potencia máxima y un par máximo de 9,6 mkg. Este poderío se nota en carretera, donde tiene unas aceleraciones muy destacables. En su contra, hay que decir que sufre el peor consumo de todos y su motor es aún más ruidoso que el del Panda.

Daewoo ha diseñado un coche igual de ancho en las plazas traseras que en las delanteras (124 centímetros, por debajo de otros modelos). Es algo más caro que el Panda con el que compite; sin embargo, esta versión del Matiz gana en cuanto a equipamiento de serie: incluye cargador de CD y faros antiniebla, elementos que Fiat nos obliga a pagar como extras.

Con el metro en la mano, el Atos posee el peor habitáculo de todos los modelos analizados: tiene 121 centímetros de anchura delante y detrás y tan sólo 60 centímetros para las piernas.

Sin embargo, no hay que perderlo de vista. Su motor resulta muy equilibrado, su comportamiento es bueno y –lo que muchos agradecerán- se puede adquirir por 7.900 euros, el precio más bajo de todos.

El Panda y el Agila se parecen estéticamente, pero no comparten las mismas medidas. El modelo de Opel tiene unos sorprendentes 1,70 metros de altura, casi el tamaño que podíamos esperar de una furgoneta. Sin embargo, este diseño le otorga un habitáculo más amplio que el de su rival. Al igual que el Panda, sólo está homologado para cuatro personas.

El Twingo es un modelo completamente distinto a los casi cúbicos Panda, Agila o Atos. Tiene una forma más redondeada tipo monovolumen, un diseño que le permite aprovechar al máximo el espacio interior: tiene el habitáculo más amplio de todos los modelos analizados, y eso que es el que menos longitud posee. El milagro se consigue con un sistema de asientos traseros deslizantes que permite configurar el habitáculo según las distintas necesidades.
Su mecánica le otorga mejores aceleraciones y recuperaciones que el Panda (aunque la diferencia apenas es significativa).

El más deportivo de todos, de hecho es el más rápido del segmento: pasa de 0 a 100 km/h en 14,4 segundos (aventaja en más de dos segundos al Panda).

El nuevo C2 es incluso más grande que el Fiat Panda, pero sus centímetros adicionales no le aseguran un habitáculo mejor. Los pasajeros de las plazas traseras incluso viajaran más incómodamente, ya que apenas ofrece 57 centímetros para las piernas (su rival, que de por sí nos ha parecido pequeño, tiene 66).

Además, el C2 –con un motor de 1,1 litros- es el más caro de todos los modelos analizados y la diferencia con el Panda es más que significativa: 1.700 euros (más de 280.000 pesetas).

Este Matiz nos ha sorprendido por su voluntarioso motor. Aunque es un 1 litro, hay que tenerlo muy en cuenta: es el más potente de todos, con 68,3 CV de potencia máxima y un par máximo de 9,6 mkg. Este poderío se nota en carretera, donde tiene unas aceleraciones muy destacables. En su contra, hay que decir que sufre el peor consumo de todos y su motor es aún más ruidoso que el del Panda.

Daewoo ha diseñado un coche igual de ancho en las plazas traseras que en las delanteras (124 centímetros, por debajo de otros modelos). Es algo más caro que el Panda con el que compite; sin embargo, esta versión del Matiz gana en cuanto a equipamiento de serie: incluye cargador de CD y faros antiniebla, elementos que Fiat nos obliga a pagar como extras.

Con el metro en la mano, el Atos posee el peor habitáculo de todos los modelos analizados: tiene 121 centímetros de anchura delante y detrás y tan sólo 60 centímetros para las piernas.

Sin embargo, no hay que perderlo de vista. Su motor resulta muy equilibrado, su comportamiento es bueno y –lo que muchos agradecerán- se puede adquirir por 7.900 euros, el precio más bajo de todos.

El Panda y el Agila se parecen estéticamente, pero no comparten las mismas medidas. El modelo de Opel tiene unos sorprendentes 1,70 metros de altura, casi el tamaño que podíamos esperar de una furgoneta. Sin embargo, este diseño le otorga un habitáculo más amplio que el de su rival. Al igual que el Panda, sólo está homologado para cuatro personas.

El Twingo es un modelo completamente distinto a los casi cúbicos Panda, Agila o Atos. Tiene una forma más redondeada tipo monovolumen, un diseño que le permite aprovechar al máximo el espacio interior: tiene el habitáculo más amplio de todos los modelos analizados, y eso que es el que menos longitud posee. El milagro se consigue con un sistema de asientos traseros deslizantes que permite configurar el habitáculo según las distintas necesidades.
Su mecánica le otorga mejores aceleraciones y recuperaciones que el Panda (aunque la diferencia apenas es significativa).

El más deportivo de todos, de hecho es el más rápido del segmento: pasa de 0 a 100 km/h en 14,4 segundos (aventaja en más de dos segundos al Panda).

El nuevo C2 es incluso más grande que el Fiat Panda, pero sus centímetros adicionales no le aseguran un habitáculo mejor. Los pasajeros de las plazas traseras incluso viajaran más incómodamente, ya que apenas ofrece 57 centímetros para las piernas (su rival, que de por sí nos ha parecido pequeño, tiene 66).

Además, el C2 –con un motor de 1,1 litros- es el más caro de todos los modelos analizados y la diferencia con el Panda es más que significativa: 1.700 euros (más de 280.000 pesetas).

Este Matiz nos ha sorprendido por su voluntarioso motor. Aunque es un 1 litro, hay que tenerlo muy en cuenta: es el más potente de todos, con 68,3 CV de potencia máxima y un par máximo de 9,6 mkg. Este poderío se nota en carretera, donde tiene unas aceleraciones muy destacables. En su contra, hay que decir que sufre el peor consumo de todos y su motor es aún más ruidoso que el del Panda.

Daewoo ha diseñado un coche igual de ancho en las plazas traseras que en las delanteras (124 centímetros, por debajo de otros modelos). Es algo más caro que el Panda con el que compite; sin embargo, esta versión del Matiz gana en cuanto a equipamiento de serie: incluye cargador de CD y faros antiniebla, elementos que Fiat nos obliga a pagar como extras.

Con el metro en la mano, el Atos posee el peor habitáculo de todos los modelos analizados: tiene 121 centímetros de anchura delante y detrás y tan sólo 60 centímetros para las piernas.

Sin embargo, no hay que perderlo de vista. Su motor resulta muy equilibrado, su comportamiento es bueno y –lo que muchos agradecerán- se puede adquirir por 7.900 euros, el precio más bajo de todos.

El Panda y el Agila se parecen estéticamente, pero no comparten las mismas medidas. El modelo de Opel tiene unos sorprendentes 1,70 metros de altura, casi el tamaño que podíamos esperar de una furgoneta. Sin embargo, este diseño le otorga un habitáculo más amplio que el de su rival. Al igual que el Panda, sólo está homologado para cuatro personas.

El Twingo es un modelo completamente distinto a los casi cúbicos Panda, Agila o Atos. Tiene una forma más redondeada tipo monovolumen, un diseño que le permite aprovechar al máximo el espacio interior: tiene el habitáculo más amplio de todos los modelos analizados, y eso que es el que menos longitud posee. El milagro se consigue con un sistema de asientos traseros deslizantes que permite configurar el habitáculo según las distintas necesidades.
Su mecánica le otorga mejores aceleraciones y recuperaciones que el Panda (aunque la diferencia apenas es significativa).

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...