Publicidad

Fiat Grande Punto 1.4 16V Sport TJet

Con el motor 1.4 TJet de 120 CV, el Fiat Grande Punto es de los mejores utilitarios de gasolina que no llegan a la denominación GTi. De hecho, supera en rendimiento a rivales como Ford Fiesta Coupé 1.6 Ti-VCT, Peugeot 207 1.6 VTi…
-
Fiat Grande Punto 1.4 16V Sport TJet
Fiat Grande Punto 1.4 16V Sport TJet

Al Fiat Grande Punto le hacía falta un motor de gasolina por encima del voluntarioso 1.4 16V de 95 CV. La familia Fire TJet, basada en este mismo propulsor pero sobrealimentado, le ha venido de perlas al utilitario italiano, cuya cifra de ventas en nuestro país queda lejos de los líderes como Ibiza, Fiesta, 207, Polo o Clio.

En cualquier caso, el Fiat Grande Punto no va a convertirse en un bestseller por obra y gracia de este 1.4 TJet de 120 CV, pero la verdad es que el modelo de Fiat se coloca entre los mejores en lo que se refiere a rendimiento puro y duro, así como en relación entre precio y equipamiento.

El motor 1.4 TJet no puede presumir de una enorme complejidad técnica aunque siga la moda «downsizing», es decir, baja cilindrada en busca de reducir peso y consumo unida a la sobrealimentación para obtener buenas prestaciones.

Y es que sin distribución variable ni inyección directa pero con un turbo, un intercooler y una culata multiválvula, este Fiat Grande Punto 1.4 TJet se coloca entre los mejores utilitarios de gasolina de su nivel de potencia.

La clave, sin duda, está en la sobrealimentación, ya que sus principales rivales (Ford Fiesta 1.6 VCT y Peugeot 207 1.6 VTi) optan por sendos motores atmosféricos con toda la carga tecnológica posible.

La diferencia de tacto, respuesta al acelerador y sonoridad entre este trío es fácilmente apreciable, casi tanto como la que hay en prestaciones. Según qué pongamos en la balanza, el Fiat Grande Punto 1.4 TJet gana con claridad o sale perdiendo en el envite.

Así, con un medio régimen mucho más contundente, el Fiat Grande Punto 1.4 TJet obtiene una considerable ventaja en prestaciones pero carece de la suavidad mecánica y la constancia del Peugeot 207 VTi o de la capacidad de estirada del Ford Fiesta VCT.

Asimismo, aunque el Ford y el Peugeot suenan considerablemente más a alto régimen , el Fiat Grande Punto 1.4 TJet resulta algo más hosco y molesto al oído en términos generales.

El motor TJet de 120 CV tiene un buen medio régimen pero le falta gracia en la zona alta y no es una referencia por su capacidad para subir de vueltas. A cambio, el consumo es francamente satisfactorio —sólo el Fiesta gasta claramente menos— a pesar de que los desarrollos son a todas luces cortos.

Por cierto, el manejo del cambio de 5 marchas ofrece un tacto esponjoso, no demasiado suave y con un matiz de imprecisión si hacemos las cosas con demasiadas prisas.

La imagen del Fiat Grande Punto 1.4 TJet Sport recuerda inmediatamente al Abarth Grande Punto, pero el comportamiento, siendo muy bueno, es bien distinto. Sin duda, el bastidor cumple de sobra y el acabado Sport —suspensión más firme que el resto de la gama Grande Punto— pone su granito de arena.

La mejor receta consiste en dejar de lado una conducción al ataque y tomarse las cosas con calma. Una cosa es que la estética nos incite y otra dejarse llevar, porque entonces veremos que el Fiat Grande Punto 1.4 TJet subvira, le falta motricidad y los frenos tienden a fatigarse. Ahora bien, si nos olvidamos de brusquedades y conducimos de modo suave y preciso, será muy difícil que un coche similar nos eche el guante.

Por cierto, además del motor 1.4 TJet de 155 CV y cambio de seis relaciones, el Abarth Grande Punto tiene frenos más grandes, muelles un 20 por ciento más firmes, estabilizadora delantera de 19 mm, vías 6 mm más anchas, suspensiones rebajadas 10 mm y llantas de 7x17 en lugar de 6,5x17 pulgadas. Con todo eso, el Abarth Grande Punto no resulta ni incómodo ni rebotón, pero sí más ágil, preciso y eficaz.

Por lo demás, no hay cambios con respecto al resto de la gama. El Fiat Grande Punto 1.4 TJet destaca por unas plazas traseras holgadas a lo largo pero no tanto a lo ancho o a lo alto, así como un maletero muy razonable a costa de recurrir a un kit antipinchazos.

A primera vista, el PVP (17.220 euros) de este Fiat Grande Punto 1.4 TJet Sport 3 puertas es un lastre considerable. Sin embargo, la oferta en vigor (2.655 euros) sitúa al utilitario italiano entre los más atractivos de la clase, pues sólo un Nissan Micra 160SR o un Suzuki Swift 1.6 Sport son más baratos, aunque también más pequeños. Y si tenemos en cuenta que el aire acondicionado o el ESP son de serie, entonces un Ford Fiesta o un Puegeot 207 equivalentes se quedan a más de 1.000 euros de diferencia.

Pero es que eso no es todo, porque si se encuentra una unidad en stock con el 25 por ciento de descuento, entonces el precio final es de ¡12.915 euros!

—Rendimiento del motor
—Comportamiento dinámico
—Oferta y ESP de serie

—Manejo del ordenador
—Kit antipinchazos
—Motor algo hosco

Al Fiat Grande Punto le hacía falta un motor de gasolina por encima del voluntarioso 1.4 16V de 95 CV. La familia Fire TJet, basada en este mismo propulsor pero sobrealimentado, le ha venido de perlas al utilitario italiano, cuya cifra de ventas en nuestro país queda lejos de los líderes como Ibiza, Fiesta, 207, Polo o Clio.

En cualquier caso, el Fiat Grande Punto no va a convertirse en un bestseller por obra y gracia de este 1.4 TJet de 120 CV, pero la verdad es que el modelo de Fiat se coloca entre los mejores en lo que se refiere a rendimiento puro y duro, así como en relación entre precio y equipamiento.

El motor 1.4 TJet no puede presumir de una enorme complejidad técnica aunque siga la moda «downsizing», es decir, baja cilindrada en busca de reducir peso y consumo unida a la sobrealimentación para obtener buenas prestaciones.

Y es que sin distribución variable ni inyección directa pero con un turbo, un intercooler y una culata multiválvula, este Fiat Grande Punto 1.4 TJet se coloca entre los mejores utilitarios de gasolina de su nivel de potencia.

La clave, sin duda, está en la sobrealimentación, ya que sus principales rivales (Ford Fiesta 1.6 VCT y Peugeot 207 1.6 VTi) optan por sendos motores atmosféricos con toda la carga tecnológica posible.

La diferencia de tacto, respuesta al acelerador y sonoridad entre este trío es fácilmente apreciable, casi tanto como la que hay en prestaciones. Según qué pongamos en la balanza, el Fiat Grande Punto 1.4 TJet gana con claridad o sale perdiendo en el envite.

Así, con un medio régimen mucho más contundente, el Fiat Grande Punto 1.4 TJet obtiene una considerable ventaja en prestaciones pero carece de la suavidad mecánica y la constancia del Peugeot 207 VTi o de la capacidad de estirada del Ford Fiesta VCT.

Asimismo, aunque el Ford y el Peugeot suenan considerablemente más a alto régimen , el Fiat Grande Punto 1.4 TJet resulta algo más hosco y molesto al oído en términos generales.

El motor TJet de 120 CV tiene un buen medio régimen pero le falta gracia en la zona alta y no es una referencia por su capacidad para subir de vueltas. A cambio, el consumo es francamente satisfactorio —sólo el Fiesta gasta claramente menos— a pesar de que los desarrollos son a todas luces cortos.

Por cierto, el manejo del cambio de 5 marchas ofrece un tacto esponjoso, no demasiado suave y con un matiz de imprecisión si hacemos las cosas con demasiadas prisas.

La imagen del Fiat Grande Punto 1.4 TJet Sport recuerda inmediatamente al Abarth Grande Punto, pero el comportamiento, siendo muy bueno, es bien distinto. Sin duda, el bastidor cumple de sobra y el acabado Sport —suspensión más firme que el resto de la gama Grande Punto— pone su granito de arena.

La mejor receta consiste en dejar de lado una conducción al ataque y tomarse las cosas con calma. Una cosa es que la estética nos incite y otra dejarse llevar, porque entonces veremos que el Fiat Grande Punto 1.4 TJet subvira, le falta motricidad y los frenos tienden a fatigarse. Ahora bien, si nos olvidamos de brusquedades y conducimos de modo suave y preciso, será muy difícil que un coche similar nos eche el guante.

Por cierto, además del motor 1.4 TJet de 155 CV y cambio de seis relaciones, el Abarth Grande Punto tiene frenos más grandes, muelles un 20 por ciento más firmes, estabilizadora delantera de 19 mm, vías 6 mm más anchas, suspensiones rebajadas 10 mm y llantas de 7x17 en lugar de 6,5x17 pulgadas. Con todo eso, el Abarth Grande Punto no resulta ni incómodo ni rebotón, pero sí más ágil, preciso y eficaz.

Por lo demás, no hay cambios con respecto al resto de la gama. El Fiat Grande Punto 1.4 TJet destaca por unas plazas traseras holgadas a lo largo pero no tanto a lo ancho o a lo alto, así como un maletero muy razonable a costa de recurrir a un kit antipinchazos.

A primera vista, el PVP (17.220 euros) de este Fiat Grande Punto 1.4 TJet Sport 3 puertas es un lastre considerable. Sin embargo, la oferta en vigor (2.655 euros) sitúa al utilitario italiano entre los más atractivos de la clase, pues sólo un Nissan Micra 160SR o un Suzuki Swift 1.6 Sport son más baratos, aunque también más pequeños. Y si tenemos en cuenta que el aire acondicionado o el ESP son de serie, entonces un Ford Fiesta o un Puegeot 207 equivalentes se quedan a más de 1.000 euros de diferencia.

Pero es que eso no es todo, porque si se encuentra una unidad en stock con el 25 por ciento de descuento, entonces el precio final es de ¡12.915 euros!

—Rendimiento del motor
—Comportamiento dinámico
—Oferta y ESP de serie

—Manejo del ordenador
—Kit antipinchazos
—Motor algo hosco