Fiat Freemont

Partiendo de la plataforma del anterior Dodge Journey, y de sus grandes cualidades de espacio y modularidad, el nuevo Fiat Freemont llega al mercado para aportar, además, nuevas mecánicas de última generación, mejor tacto de conducción y más calidad de realización. A la venta desde 24.450 euros con 7 plazas reales, un gran equipamiento de serie y, como vemos, buen precio, la alianza entre Fiat y el grupo Chrysler da su primer fruto…
-
Fiat Freemont
Fiat Freemont

… Y ese fruto, desde luego, nos parece hoy suficientemente maduro. Cierto que, quizás, las angostas carreteras de un norte de Italia rodeado de viñedos (y en el que hasta un Fiat 500 ocuparía casi tres cuartas partes de calzada) puede no ser el mejor escenario para conducir un enorme familiar (de apariencia SUV pero en la práctica puro monovolumen) de 4,89 metros de longitud y 1,88 de anchura. Y más cuando rebaños de ovejas de día, y curiosos observadores de noche (había eclipse) se empeñaron en adueñarse de las trazadas. No extraña que más de un Freemont saliera malparado. Aun así, no apuntó malas maneras… confirmadas luego en autopista tras más de 300 km de muy cómoda rodadura.

Así nos presentó Fiat la que ya es la primera pieza de su asociación con el grupo americano Chrysler. De la que hoy sale el Freemont, y de la que pronto llegarán modelos de Chrysler transformados en Lancia (300 C o Grand Voyager) y más Dodge adaptados a Europa bajo marca Fiat. El puzle, por lo tanto, no está completo, pero las primeras piezas parecen encajar bien, porque si Lancia y Fiat ofrecen una gama de productos llena por debajo e inexistente por arriba, Chrysler y Dodge representan la antítesis. Son marcas, desde luego, complementarias.

Por ahí pueden sacar partido y la primera en aprovecharse es Fiat. Si el fabricante italiano necesitaba apostar a grande en Europa ya tiene, gracias a la arquitectura de Dodge (plataforma, por cierto, nacida de la asociación en su día de Daimler con Mitsubishi y con elementos compartidos hoy por un Outlander) lo que buscaba. Y a bajo coste.


Fiat Freemont 2.0 Multijet 140 CV: 24.450 euros.
Fiat Freemont 2.0 Multijet 140 CV Urban: 25.550 euros.
Fiat Freemont 2.0 Multijet 170 CV Urban: 26.900 euros.

Partiendo así por tanto de un Dodge Journey (ahora comercializado en Norteamérica y al que ya tocaba por tiempos renovación) Fiat configura, en la práctica, un gran monovolumen de buenas 7 plazas reales. Con él, la marca italiana espera cubrir, de un plumazo, el hueco dejado en la gama por los ya desaparecidos Croma, Multipla y Ulysse. Distintos familiares a los que hoy el Freemont espera dar alternativa. E incluso aspira a aglutinar todavía más segmentos cuando en noviembre añada además versiones 4x4. Eso sí, Fiat nos confiesa que no cercará nunca ese mercado para dejar vía libre a Jeep, marca también hoy del grupo.

Para el desarrollo del nuevo Fiat Freemont, salta a la vista que no se ha partido de cero. El grupo de ingenieros italianos ha decidido conservar los buenos atributos que el Dodge Journey tenía. Y eran unos cuantos. Entre ellos, una imponente estética de estilo americano y que, ahora, apenas se matiza. Y, por encima de todo, un espacio y una flexibilidad interior muy destacables.

Y es que con tres amplias filas de asientos, el Fiat Freemont sobresale en espacio y modularidad: la tercera, por ejemplo, garantiza realmente 7 plazas (aunque cuesta encontrar posición para los pies por las articulaciones de los asientos intermedios); la segunda, por su parte, cuenta con regulación longitudinal en 10 cm para ganar espacio para piernas o maletero, reclinación de respaldos o capacidad para abatirlos y encontrarnos así con una capacidad de carga que, de 145 litros con 7 plazas útiles, pasa a 540 con 5 plazas o 1.461 totalmente planos si abatimos segunda y tercera fila. Y todo con mecanismos sencillos para un total de hasta 32 posibilidades de configuración interior, mucho hueco de almacenamiento incluso con enormes cajones bajo el piso de la segunda fila y puertas que se abren 90 grados para facilitar los accesos. Lo único que echamos aquí en falta es disponer de una segunda fila de tres plazas independientes en lugar de su proporción 60:40. Pero tampoco un Chevrolet Orlando lo ofrece… y se anuncia sin duda como su gran rival.

Hasta ahora, tras subirnos y trastear en su interior, hemos visto lo que apenas cambia y los principales atributos prácticos del Freemont. Porque, a partir de ahí, hablamos de un coche nuevo desarrollado por Fiat. Empezando por un interior que da un importante salto de calidad tanto en términos de un diseño hoy moderno y ergonómico (todo, incluido el navegador, se maneja muy fácil, aunque el ordenador de viaje dificulte la legibilidad) como un notable mejor acabado con superficies en su mayoría acolchadas y más que aceptables ajustes. Se acabó por dentro a la vista el espíritu americano... y al tacto, porque también merece un nuevo reconocimiento dinámico.

De momento sólo en versión Diesel de 140 y 170 CV, y con cambio manual de 6 relaciones, el Fiat Freemont ampliará gama desde noviembre. Entonces llegarán versiones 4x4, automáticas y un motor gasolina V6 de origen Chrysler.

Antes demasiado inconsistente como Dodge Journey, hoy desde Fiat han trabajado en la dirección (más agradable y precisa), afinado las suspensiones (con mismo esquema –McPherson delante y Multibrazo detrás-, pero con nueva geometría y casquillos, diferente tarado de amortiguadores y optimización de muelles) y mejorado en insonorización (sobre todo con nuevos materiales y parabrisas fonoabsorbente). Y, la verdad, es que en carretera todos los ajustes del nuevo Freemont se dejan sentir.

Este enorme familiar se desenvuelve cómodo en la rodadura, ofreciendo una elevada calidad de una amortiguación absorbente y un buen guiado, donde únicamente el tacto del cambio manual de 6 relaciones (no muy pulido en las inserciones y con una segunda que cuesta introducir en reducciones) y algunas vibraciones detectadas en los pedales puede dar muestra de producto económico. Porque incluso en mecánicas, Fiat da un paso al frente.

Adiós esta vez al antiguo (hoy ya se ha sustituido) y poco refinado 2.0 TDI bomba inyector de 140 CV del grupo Volkswagen y bienvenida, de momento, a un propulsor de última generación Made in Fiat. Se trata del nuevo 2.0 Multijet, con nuevo sistema de alimentación capaz de gestionar hasta 8 inyecciones por ciclo, en variantes tanto de 140 como de 170 CV de potencia. Y su respuesta, al menos en el 170 CV que sólo hemos podido probar, es convincente: buen bajo régimen, progresividad y más que suficientes prestaciones para el traslado familiar con un consumo medio homologado de 6,4 l/100 km. No está mal para sus dimensiones.

El último valor a destacar en un completo Fiat Freemont (y que también calca del desaparecido en Europa Dodge Journey) es su gran equipamiento. Disponible en dos niveles de acabado, Freemont (en 140 CV) y Urban (en 140 y 170 CV) de serie es siempre muy completo. El primero llega ya con 7 plazas, 7 airbags, climatizador trizona (con salidas de aire en el techo en las tres filas de asientos), reposacabezas activos, ESP, control de crucero, llantas de aleación de 17 pulgadas o sistema de acceso y arranque sin llaves. Mientras que el segundo suma Bluetooth, asientos eléctricos y sensor de aparcamiento trasero, entre otros elementos.

Todo ello (un gran espacio, una convincente y cómoda rodadura y un amplio equipamiento) se añade al buen precio para conformar un interesante familiar. Porque, ya a la venta desde 24.450 euros, prácticamente todos sus rivales de 7 plazas bordean, como mínimo, los 30.000 euros. A excepción de un algo más pequeño y también completo nuevo Chevrolet Orlando que ha iniciado con buena aceptación su andadura comercial. El duelo está servido.


Motor: 2.0 Multijet II 140 CV
Cilindrada: 1.956 cm3
Alimentación: Inyección directa por conducto común, turbo de geometría variable e intercooler.
Potencia máxima: 140 CV a 4.000 rpm
Par máximo: 35,7 mkg entre 1.750 y 2.000 rpm
Transmisión: Tracción delantera
Cambio: Manual de 6 relaciones
Largo x ancho x alto: 489 x 188 x 169 cm
Peso: Desde 1.874 kg
Velocidad máxima: 180 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h : 12,3 segundos
Consumo urbano: 8,3 l/100 km
Consumo extraurbano: 5,3 l/100 km
Consumo mixto: 6,4 l/100 km
Emisiones CO2 169 g/km

Galería relacionada

Fiat Freemont, lo conducimos

Te recomendamos

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Cero emisiones y cero restricciones, así es el nuevo MINI Coutryman Híbrido Enchufabl...

El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es uno de los SUV más polivalentes del mercado: en...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...