Fiat 500 Convertible

Tras un invierno en el que se ha visto poco el sol en España, parece que todos estamos deseando disfrutar del sol. Para ‘ayudarnos’ en esta tarea, Fiat lanza a la venta la versión descubierta del 500, un coche ‘pintón’ con el que disfrutar al volante.
-
Fiat 500 Convertible
Fiat 500 Convertible

El mensaje de Fiat en la presentación de su modelo más lúdico era claro: olvídate de las prisas, del estrés y del nerviosismo que nos domina en las grandes ciudades. Hay otra vida y gracias al Fiat 500 Convertible, la puedes vivir.

El 500 C es un coche con diseño de reminiscencias clásicas que ha sabido respetar la memoria del Cinquecento pero también adaptarse a los nuevos tiempos, dando a sus potenciales clientes un coche seguro, moderno y con un toque de exclusividad.

El que escribe estas líneas no es un enamorado, ni mucho menos, de los cabrios/descapotables/convertibles pero hay que reconocer que ante todos los puntos negativos que poseen desde el aspecto racional, siempre resiste un aspecto emocional que, no lo olvidemos, hace que compremos coches que quizás no se adaptan a lo que verdaderamente necesitamos.

La variante descapotable del 500 se abre al cielo mediante una capota de lona de accionamiento eléctrico. Es capaz de replegarse en dos posiciones, una intermedia y una completa al estilo de un techo solar panorámico, donde el cristal se sustituye por esta citada lona. ¿Ventajas? Se respeta el concepto del Cinquecento clásico, no se pierde apenas espacio en el maletero ni habitabilidad y, al mantenerse la estructura metálica del techo, no se pierde rigidez del chasis y el desarrollo es más barato, lo que permite ofrecer un cabrio ‘low cost’ al cliente.

Como buen cabrio, resulta más ruidoso que un modelo similar con techo rígido y su lona puede convertirse en una tentación para los amigos de lo ajeno o, simplemente, para un ocioso gamberro. La visibilidad trasera es algo peor, pero éste no es un aspecto demasiado preocupante.

Al volante, he de reconocer que me he divertido. La combinación de un chasis bien afinado, junto al escaso tamaño y peso del conjunto y un nuevo motor Diesel de 95 CV era buena, convirtiendo al 500C en un coche con el que disfrutar en zona de curvas ratoneras, como rodando por ciudad.

En carreteras abiertas y a velocidades más elevadas, el pequeño convertible de Fiat no pierde la cara. Eso sí, mejor ‘capotado’ porque el ruido es grande y las turbulencias, molestas. Lo bueno es que si queremos dejar de ser ‘sin techo’ no es necesario que nos paremos o reduzcamos la velocidad de manera excesiva: poner el techo de lona –y la operación contraria- puede realizarse hasta a 60 km/h.

En este 500C Fiat ha introducido ciertas novedades y mejoras que adoptará también la berlina. Principalmente, estamos hablando de un nuevo motor Diesel 1.3 de 95 CV que destaca por unas prestaciones más que dignas y, sobre todo, por unos consumos mínimos: 3,9 litros de media. Al mismo tiempo, sobre la suspensión trasera se incorpora una barra estabilizadora.

Motor y cilindrada: 4 en línea, 1.248 cm3
Potencia: 95 CV a 4.000 rpm
Par: 20,4 mkg a 1.500 rpm
Velocidad maxima: 180 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 11,0 s
Consumo medio:3,9 l/100 km
Emisiones: 104 g/km

En nuestra toma de contacto por tierras catalanas hemos podido comprobar las bondades de este motor, con una respuesta en baja más que aceptable y capaz de mantener cruceros elevados sin aparentes esfuerzos. El único ‘pero’ en cuanto a comportamiento reside en una suspensión más firme de lo que nos esperábamos que, junto a neumáticos de perfil bajo, hacían el trayecto por trazados rotos más incómodo de lo deseable. Entendemos que se trataban de unidades ‘afinadas’ para su presentación a prensa y que el coche que se venda en concesionario no ’irá tan duro’.

El nivel de precios, entre 14.000 y 19.000 euros, parece elevado para el tipo de automóvil del que hablamos. Eso sí, hay que tener en cuenta que se trata de un coche de capricho y que, realmente, si nos ponemos a analizar a la competencia, las tarifas son muy similares: un smart fortwo cabrio –más pequeño y sólo para dos plazas- se mueve en esas cifras, mientras que sí encontramos alguna versión del Mitsubishi Colt CZC, Opel Tigra Twin Top y Peugeot 207 CC que pueda competir en precio.

El Fiat 500C se comercializa con dos versiones de equipamiento –Pop y Lounge- y cuatro motorizaciones, dos gasolina -1.2 de 69 CV y 1.4 de 100 CV- y dos Diesel -1.3 Multijet de 75 CV y 1.3 Multijet II de 95 CV-. La personalización también se ha cuidado y se le ofrece al cliente la posibilidad hacer único su Fiat 500C mediante diversas combinaciones de colores, tanto en carrocería, tapicería como capota. Además, se ofrecen pegatinas especiales para completar la ‘customización’ del modelo.

1.2 8V 69 CV Pop: 14.000 €
1.2 8V 69 CV Lounge: 16.000 €
1.4 16V 100 CV Lounge: 18.000 €
1.3 Multijet 16V 75 CV Pop: 16.000 €
1.3 Multijet 16V 75 CV Lounge: 18.000 €
1.3 Multijet II 16V 95 CV Lounge: 19.000 €

El mensaje de Fiat en la presentación de su modelo más lúdico era claro: olvídate de las prisas, del estrés y del nerviosismo que nos domina en las grandes ciudades. Hay otra vida y gracias al Fiat 500 Convertible, la puedes vivir.

El 500 C es un coche con diseño de reminiscencias clásicas que ha sabido respetar la memoria del Cinquecento pero también adaptarse a los nuevos tiempos, dando a sus potenciales clientes un coche seguro, moderno y con un toque de exclusividad.

El que escribe estas líneas no es un enamorado, ni mucho menos, de los cabrios/descapotables/convertibles pero hay que reconocer que ante todos los puntos negativos que poseen desde el aspecto racional, siempre resiste un aspecto emocional que, no lo olvidemos, hace que compremos coches que quizás no se adaptan a lo que verdaderamente necesitamos.

La variante descapotable del 500 se abre al cielo mediante una capota de lona de accionamiento eléctrico. Es capaz de replegarse en dos posiciones, una intermedia y una completa al estilo de un techo solar panorámico, donde el cristal se sustituye por esta citada lona. ¿Ventajas? Se respeta el concepto del Cinquecento clásico, no se pierde apenas espacio en el maletero ni habitabilidad y, al mantenerse la estructura metálica del techo, no se pierde rigidez del chasis y el desarrollo es más barato, lo que permite ofrecer un cabrio ‘low cost’ al cliente.

Como buen cabrio, resulta más ruidoso que un modelo similar con techo rígido y su lona puede convertirse en una tentación para los amigos de lo ajeno o, simplemente, para un ocioso gamberro. La visibilidad trasera es algo peor, pero éste no es un aspecto demasiado preocupante.

Al volante, he de reconocer que me he divertido. La combinación de un chasis bien afinado, junto al escaso tamaño y peso del conjunto y un nuevo motor Diesel de 95 CV era buena, convirtiendo al 500C en un coche con el que disfrutar en zona de curvas ratoneras, como rodando por ciudad.

En carreteras abiertas y a velocidades más elevadas, el pequeño convertible de Fiat no pierde la cara. Eso sí, mejor ‘capotado’ porque el ruido es grande y las turbulencias, molestas. Lo bueno es que si queremos dejar de ser ‘sin techo’ no es necesario que nos paremos o reduzcamos la velocidad de manera excesiva: poner el techo de lona –y la operación contraria- puede realizarse hasta a 60 km/h.

En este 500C Fiat ha introducido ciertas novedades y mejoras que adoptará también la berlina. Principalmente, estamos hablando de un nuevo motor Diesel 1.3 de 95 CV que destaca por unas prestaciones más que dignas y, sobre todo, por unos consumos mínimos: 3,9 litros de media. Al mismo tiempo, sobre la suspensión trasera se incorpora una barra estabilizadora.

Motor y cilindrada: 4 en línea, 1.248 cm3
Potencia: 95 CV a 4.000 rpm
Par: 20,4 mkg a 1.500 rpm
Velocidad maxima: 180 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 11,0 s
Consumo medio:3,9 l/100 km
Emisiones: 104 g/km

En nuestra toma de contacto por tierras catalanas hemos podido comprobar las bondades de este motor, con una respuesta en baja más que aceptable y capaz de mantener cruceros elevados sin aparentes esfuerzos. El único ‘pero’ en cuanto a comportamiento reside en una suspensión más firme de lo que nos esperábamos que, junto a neumáticos de perfil bajo, hacían el trayecto por trazados rotos más incómodo de lo deseable. Entendemos que se trataban de unidades ‘afinadas’ para su presentación a prensa y que el coche que se venda en concesionario no ’irá tan duro’.

El nivel de precios, entre 14.000 y 19.000 euros, parece elevado para el tipo de automóvil del que hablamos. Eso sí, hay que tener en cuenta que se trata de un coche de capricho y que, realmente, si nos ponemos a analizar a la competencia, las tarifas son muy similares: un smart fortwo cabrio –más pequeño y sólo para dos plazas- se mueve en esas cifras, mientras que sí encontramos alguna versión del Mitsubishi Colt CZC, Opel Tigra Twin Top y Peugeot 207 CC que pueda competir en precio.

El Fiat 500C se comercializa con dos versiones de equipamiento –Pop y Lounge- y cuatro motorizaciones, dos gasolina -1.2 de 69 CV y 1.4 de 100 CV- y dos Diesel -1.3 Multijet de 75 CV y 1.3 Multijet II de 95 CV-. La personalización también se ha cuidado y se le ofrece al cliente la posibilidad hacer único su Fiat 500C mediante diversas combinaciones de colores, tanto en carrocería, tapicería como capota. Además, se ofrecen pegatinas especiales para completar la ‘customización’ del modelo.

1.2 8V 69 CV Pop: 14.000 €
1.2 8V 69 CV Lounge: 16.000 €
1.4 16V 100 CV Lounge: 18.000 €
1.3 Multijet 16V 75 CV Pop: 16.000 €
1.3 Multijet 16V 75 CV Lounge: 18.000 €
1.3 Multijet II 16V 95 CV Lounge: 19.000 €

El mensaje de Fiat en la presentación de su modelo más lúdico era claro: olvídate de las prisas, del estrés y del nerviosismo que nos domina en las grandes ciudades. Hay otra vida y gracias al Fiat 500 Convertible, la puedes vivir.

El 500 C es un coche con diseño de reminiscencias clásicas que ha sabido respetar la memoria del Cinquecento pero también adaptarse a los nuevos tiempos, dando a sus potenciales clientes un coche seguro, moderno y con un toque de exclusividad.

El que escribe estas líneas no es un enamorado, ni mucho menos, de los cabrios/descapotables/convertibles pero hay que reconocer que ante todos los puntos negativos que poseen desde el aspecto racional, siempre resiste un aspecto emocional que, no lo olvidemos, hace que compremos coches que quizás no se adaptan a lo que verdaderamente necesitamos.

La variante descapotable del 500 se abre al cielo mediante una capota de lona de accionamiento eléctrico. Es capaz de replegarse en dos posiciones, una intermedia y una completa al estilo de un techo solar panorámico, donde el cristal se sustituye por esta citada lona. ¿Ventajas? Se respeta el concepto del Cinquecento clásico, no se pierde apenas espacio en el maletero ni habitabilidad y, al mantenerse la estructura metálica del techo, no se pierde rigidez del chasis y el desarrollo es más barato, lo que permite ofrecer un cabrio ‘low cost’ al cliente.

Como buen cabrio, resulta más ruidoso que un modelo similar con techo rígido y su lona puede convertirse en una tentación para los amigos de lo ajeno o, simplemente, para un ocioso gamberro. La visibilidad trasera es algo peor, pero éste no es un aspecto demasiado preocupante.

Al volante, he de reconocer que me he divertido. La combinación de un chasis bien afinado, junto al escaso tamaño y peso del conjunto y un nuevo motor Diesel de 95 CV era buena, convirtiendo al 500C en un coche con el que disfrutar en zona de curvas ratoneras, como rodando por ciudad.

En carreteras abiertas y a velocidades más elevadas, el pequeño convertible de Fiat no pierde la cara. Eso sí, mejor ‘capotado’ porque el ruido es grande y las turbulencias, molestas. Lo bueno es que si queremos dejar de ser ‘sin techo’ no es necesario que nos paremos o reduzcamos la velocidad de manera excesiva: poner el techo de lona –y la operación contraria- puede realizarse hasta a 60 km/h.

En este 500C Fiat ha introducido ciertas novedades y mejoras que adoptará también la berlina. Principalmente, estamos hablando de un nuevo motor Diesel 1.3 de 95 CV que destaca por unas prestaciones más que dignas y, sobre todo, por unos consumos mínimos: 3,9 litros de media. Al mismo tiempo, sobre la suspensión trasera se incorpora una barra estabilizadora.

Motor y cilindrada: 4 en línea, 1.248 cm3
Potencia: 95 CV a 4.000 rpm
Par: 20,4 mkg a 1.500 rpm
Velocidad maxima: 180 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 11,0 s
Consumo medio:3,9 l/100 km
Emisiones: 104 g/km

En nuestra toma de contacto por tierras catalanas hemos podido comprobar las bondades de este motor, con una respuesta en baja más que aceptable y capaz de mantener cruceros elevados sin aparentes esfuerzos. El único ‘pero’ en cuanto a comportamiento reside en una suspensión más firme de lo que nos esperábamos que, junto a neumáticos de perfil bajo, hacían el trayecto por trazados rotos más incómodo de lo deseable. Entendemos que se trataban de unidades ‘afinadas’ para su presentación a prensa y que el coche que se venda en concesionario no ’irá tan duro’.

El nivel de precios, entre 14.000 y 19.000 euros, parece elevado para el tipo de automóvil del que hablamos. Eso sí, hay que tener en cuenta que se trata de un coche de capricho y que, realmente, si nos ponemos a analizar a la competencia, las tarifas son muy similares: un smart fortwo cabrio –más pequeño y sólo para dos plazas- se mueve en esas cifras, mientras que sí encontramos alguna versión del Mitsubishi Colt CZC, Opel Tigra Twin Top y Peugeot 207 CC que pueda competir en precio.

El Fiat 500C se comercializa con dos versiones de equipamiento –Pop y Lounge- y cuatro motorizaciones, dos gasolina -1.2 de 69 CV y 1.4 de 100 CV- y dos Diesel -1.3 Multijet de 75 CV y 1.3 Multijet II de 95 CV-. La personalización también se ha cuidado y se le ofrece al cliente la posibilidad hacer único su Fiat 500C mediante diversas combinaciones de colores, tanto en carrocería, tapicería como capota. Además, se ofrecen pegatinas especiales para completar la ‘customización’ del modelo.

1.2 8V 69 CV Pop: 14.000 €
1.2 8V 69 CV Lounge: 16.000 €
1.4 16V 100 CV Lounge: 18.000 €
1.3 Multijet 16V 75 CV Pop: 16.000 €
1.3 Multijet 16V 75 CV Lounge: 18.000 €
1.3 Multijet II 16V 95 CV Lounge: 19.000 €

Galería relacionada

Fiat 500C

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...