Fiat Bravo 1.6 JTD

En los últimos meses la subida del precio del gasóleo ha provocado que los motores de menos consumo cobren más interés aún. El 1.6 JTD aglutina la última tecnología de Fiat, a un precio muy interesante
-
Fiat Bravo 1.6 JTD
Fiat Bravo 1.6 JTD

Nunca habíamos probado a fondo el nuevo motor Diesel 1.6 Multijet del Fiat Bravo, uno de los propulsores más interesante en la actualidad de toda la gama. Porque, dado el precio del combustible, la incipiente crisis económica y los estrictos límites de velocidad, pasar de 140 km/h de aguja es todo un desafío para el bolsillo. Con ello no pretendemos justificar la proliferación de motores poco potentes, pero sí creemos que el nivel de equilibrio actual se sitúa, desde el punto de vista prestacional, por debajo del de hace unos años.

Sí es importante -al igual que hace Fiat y cada vez más marcas-, que se ofrezcan versiones de las llamadas “ecológicas” en sus gamas. El Bravo 1.6 Multijet se puede elegir con el denominado pack Eco, que incluye algunas modificaciones sin sobreprecio para lograr una disminución de las emisiones de CO2 de 129 g/km a 119 g/km y evitar pagar el Impuesto de Matriculación. Las diferencias respecto al Bravo 1.6 Multijet comprenden el filtro de partículas, neumáticos de baja fricción, desarrollos de cambio más largos y una gestión electrónica específica. En cualquier caso, el Bravo de esta prueba no disponía del pack Eco, lo que significa que el consumo medido de este modelo todavía de podría mejorar.

El nuevo propulsor de 1,6 litros dispone de inyección directa por conducto común a 1.600 bares, cuatro válvulas por cilindro y turbo de geometría fija, aunque la versión que saldrá con 120 CV sí dispondrá de turbocompresor de geometría variable. Para Fiat, como no podía ser de otra forma, este motor es uno de los más eficientes del mercado, aunque no deberían de olvidarse de los eficientes 1.6 HDI de 110 CV que montan los Peugeot 308, Citroën C4 y Ford Focus, además del 1.5 dCi de 105 CV del Renault Clio.

En el tipo de conducción relajada que realiza la mayoría de conductores, el cuatro cilindros del Bravo responde adecuadamente. Sin embargo, en una conducción algo más alegre, será necesario reducir con cierta frecuencia, puesto que tanto en quinta y en sexta a bajo régimen, la respuesta no es todo lo poderosa que se espera. Los más de 1.400 kg de peso del Bravo no son un aliado para las prestaciones, lo que obliga a mantener el régimen del motor por encima de las 2.000 rpm para contar con una respuesta correcta en el acelerador. Por debajo de esta cifra, la mano se nos irá hacia la palanca de cambios instintivamente.

Tras realizar cientos de kilómetros a velocidades de crucero elevadas, sí se aprecia el ahorro en consumo de este propulsor respecto a otros. Con datos objetivos, el 1.6 gasta, aproximadamente, un 5 por ciento menos que el 1.9 JTD de 120 CV. Esta diferencia se incrementa a medida que realizamos una conducción más exigente, apurando el régimen de giro del motor.

Comportamiento

Nunca habíamos probado a fondo el nuevo motor Diesel 1.6 Multijet del Fiat Bravo, uno de los propulsores más interesante en la actualidad de toda la gama. Porque, dado el precio del combustible, la incipiente crisis económica y los estrictos límites de velocidad, pasar de 140 km/h de aguja es todo un desafío para el bolsillo. Con ello no pretendemos justificar la proliferación de motores poco potentes, pero sí creemos que el nivel de equilibrio actual se sitúa, desde el punto de vista prestacional, por debajo del de hace unos años.

Sí es importante -al igual que hace Fiat y cada vez más marcas-, que se ofrezcan versiones de las llamadas “ecológicas” en sus gamas. El Bravo 1.6 Multijet se puede elegir con el denominado pack Eco, que incluye algunas modificaciones sin sobreprecio para lograr una disminución de las emisiones de CO2 de 129 g/km a 119 g/km y evitar pagar el Impuesto de Matriculación. Las diferencias respecto al Bravo 1.6 Multijet comprenden el filtro de partículas, neumáticos de baja fricción, desarrollos de cambio más largos y una gestión electrónica específica. En cualquier caso, el Bravo de esta prueba no disponía del pack Eco, lo que significa que el consumo medido de este modelo todavía de podría mejorar.

El nuevo propulsor de 1,6 litros dispone de inyección directa por conducto común a 1.600 bares, cuatro válvulas por cilindro y turbo de geometría fija, aunque la versión que saldrá con 120 CV sí dispondrá de turbocompresor de geometría variable. Para Fiat, como no podía ser de otra forma, este motor es uno de los más eficientes del mercado, aunque no deberían de olvidarse de los eficientes 1.6 HDI de 110 CV que montan los Peugeot 308, Citroën C4 y Ford Focus, además del 1.5 dCi de 105 CV del Renault Clio.

En el tipo de conducción relajada que realiza la mayoría de conductores, el cuatro cilindros del Bravo responde adecuadamente. Sin embargo, en una conducción algo más alegre, será necesario reducir con cierta frecuencia, puesto que tanto en quinta y en sexta a bajo régimen, la respuesta no es todo lo poderosa que se espera. Los más de 1.400 kg de peso del Bravo no son un aliado para las prestaciones, lo que obliga a mantener el régimen del motor por encima de las 2.000 rpm para contar con una respuesta correcta en el acelerador. Por debajo de esta cifra, la mano se nos irá hacia la palanca de cambios instintivamente.

Tras realizar cientos de kilómetros a velocidades de crucero elevadas, sí se aprecia el ahorro en consumo de este propulsor respecto a otros. Con datos objetivos, el 1.6 gasta, aproximadamente, un 5 por ciento menos que el 1.9 JTD de 120 CV. Esta diferencia se incrementa a medida que realizamos una conducción más exigente, apurando el régimen de giro del motor.

Comportamiento

Galería relacionada

Fiat Bravo 1.6 JTD detalles

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...