DS 3 Performance, probamos un deportivo aún más eficaz

Con el nivel Performace, el DS 3 da un salto espectacular en eficacia. La puesta al día de chasis y motor son responsables del buen comportamiento de este pequeño deportivo.
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria -

DS 3 Performance, probamos un deportivo aún más eficaz
DS 3 Performance, probamos un deportivo aún más eficaz

Hasta hace unos meses, el coche más deportivo de la familia DS 3 era el Racing, con el motor 1.6 THP y 207 CV. Hoy, ya sin los chevrones que formalmente lo ligaban a Citroën en el frontal, llantas, etc, la versión más prestacional de ese DS3 cambia de apellido y pasa a llamarse Performance. Sin embargo, hay mucho más que un mero cambio de denominación en este utilitario que, ahora con 208 CV (sí, la aportación en este sentido es irrelevante), crece exponencialmente en lo que atañe a eficacia. La clave está, entre otros aspectos técnicos, en que este especialísimo DS 3 recibe un diferencial Torsen con cinco satélites que, precisamente, salva una de las dificultades que se encontraba en el anterior DS3 Racing cuando se intentaban exprimir al máximo las posibilidades de su motor: la falta de motricidad en aceleración en las curvas más lentas.

Con este autoblocante mecánico se soluciona, de golpe, el problema y encontramos en el nuevo DS 3 Performance una capacidad superlativa para trasladar la energía de este motor 1,6 litros de inyección directa de gasolina y turbo hasta el suelo. Por cierto, lo mejor de sí lo aporta este motor si lo mantenemos entre las 4.500 y las 7.000 vueltas, zona en la que hace adrenalínica la conducción no sólo por cómo empuja, sino también por cómo suena.

DS 3 PerformanceDS3 Performance, un motor nuevo

No se trata del mismo 1.6 THP, en sentido estricto, que tenía el DS 3 Racing, sino la última evolución con numerosos cambios. Prueba de ello es que, además de distribución variable en las válvulas de admisión, ahora el DS 3 Performance también la tiene en las de escape; así como alzada variable de las válvulas. El turbo, por su parte, es de tipo twin scroll, con doble entrada, y está ajustado para aportar un bar de sobrepresión, aunque puede alcanzar 1,4 bares en las fases de overboost, durante unos ocho segundos en los cuales se está acelerando continuamente al máximo. Así, y aunque la potencia aumenta muy poco significativamente, sí lo hace de modo sensible el par: se alcanzan los 30,6 mkg, lo que supone un 11 por ciento más que antes.

En el nuevo DS 3 Performance ayuda el cambio, siempre manual y de seis marchas, a mantenerse en la zona en la que mejor empuja el motor, pero lo hacen más las relaciones elegidas que su manejo, pues a veces cuesta insertar la tercera velocidad (al menos así ocurría en la unidad que pude conducir) de intentar hacerlo rápidamente. Claramente, no parece la caja que necesita una versión tan deportiva como ésta, aunque también es cierto que no empaña el resultado que es capaz de aportar ese soberbio motor 1.6.

Con este argumentario técnico, el DS 3 Performance es más que rápido, rapidísimo, y entra de pleno derecho en el club de los utilitarios más explosivos, esos que con más de 200 CV conforman coches como el Audi S1, Mini JCW, Renault Clio RS Trophy, Opel Corsa OPC o el mismo Peugeot 208 GTI, especialmente, el by Peugeot Sport, del que este DS 3 recibe buena parte de sus mejoras dinámicas.

Valora tu coche gratisEntre ellas también están ciertos reajustes del chasis. Por un lado, en los frenos, con discos de 323 mm en el eje delantero y pinzas Brembo; mientras que atrás son de 249 mm de diámetro. Por otro, en cuanto a las vías, que se ensanchan significativamente delante (2,6 cm por 1,4 en el eje trasero). Los retoques también afectan a la amortiguación, a la vez que se montan muelles 1,5 cm más cortos que aproximan la carrocería al suelo. La nueva amortiguación pierde rigidez y permite, por ejemplo, que el DS 3 se amolde mejor al suelo de lo que lo hacía su antecesor, de modo que se incrementa su eficacia cuando el suelo no tiene las condiciones perfectas.

DS 3 Performance: sensaciones deportivas

Así, es ahora aún mucho más receptivo el DS 3 Performance a las indicaciones del conductor, con un eje trasero todavía más dispuesto a redondear los giros, mientras que los frenos muestran una eficacia notable: tanto mordiente hace que cueste acostumbrarse a dosificar esa potencia. Lo cierto es que, junto con un ESP recalibrado para ser más permisivo, todo lo anterior contribuye a que este DS 3 sea particularmente efectivo, especialmente en carreteras de montaña, que es donde más fácilmente puede expresar todo su potencial.

Ese ha sido el caso del tramo cerrado en el que hemos podido probar este DS 3 Performance, de unos 8 km, ida y vuelta, y al que hemos podido realizar dos pasadas, quedándonos con la impresión de que, con considerable frecuencia, las aptitudes de este DS 3 estarán bien por encima de las de la mayoría de sus pilotos, tal es su efectividad y con el manejo rápido del cambio como único punto por mejorar. Sí, pues ni siquiera aquí se echan de menos unos asientos con más sujeción lateral, ya que se montan de serie unos espectaculares bacquets tapizados en cuero y Acantara que contienen eficazmente el cuerpo. Incluso tanto, que aquellos de talla más grande pueden necesitar un período de adaptación por el tamaño de los pétalos laterales. Esta versión, además, muestra una estética diferenciada, ya sea por la salida doble de escape, las llantas de aleación de 18 pulgadas negras o las pinzas delanteras también en el mismo color.

DS 3 Performance 2016DS3 Performance: también descapotable

El DS3 Performance está a la venta tanto con carrocería de tipo berlina, un coupé de techo metálico, como cabrio, con capota de lona. Entre los utilitarios más potentes, sólo el Mini JCW cuenta con un descapotable en su gama y es sustancialmente más costoso. Este DS 3 Performance Cabrio, que sólo se vende con la versión especial Black Special, es, respecto a la berlina, 1.800 euros más costoso con el mismo nivel de equipamiento. Este acabado implica una carrocería pintada en negro mate que, en el caso de la berlina, se combina con un techo de color oro. En el interior se utiliza este mismo tono en el salpicadero o cambio. También son de serie en los Black Special elementos como el navegador, cámara de marcha atrás, etc. El DS3 Performance Black Special berlina cuesta 30.290 euros.

El precio del DS3 Perfomance más económico es, sin descuentos promocionales, de 27.290, lo que le sitúa justo por debajo de coches como el Renault Clio RS220, Mini JCW o Audi S1, los más exclusivos entre estos utilitarios auténticamente explosivos. Su precio es inferior al del DS3 Racing dado que se han eliminado elementos de fibra de carbono o la pintura mate. Adicionalmente, se estrena el DS 3 Performance y lo hace con una edición especial de apellido BRM. Serán sólo 39 coches los producidos, todos ellos numerados, de los que sólo dos llegarán al mercado español. Al margen de una combinación de colores inédita, que supone utilizar el Gold Pearl mate para el techo y un negro brillante para la carrocería, esta versión se entrega junto con un reloj de la marca francesa BRM valorado en 4.000 euros. BRM es una fabricante de cronógrafos de lujo, muy personalizables y con una alta carga tecnológica.

También te puede interesar:

DS 3 2016

Prueba del DS 3

DS 3 Performance BRM

Te recomendamos

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Cero emisiones y cero restricciones, así es el nuevo MINI Coutryman Híbrido Enchufabl...

El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es uno de los SUV más polivalentes del mercado: en...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...