Daewoo Nubira 1.8 16V

El tercer producto surgido tras la compra de Daewoo por GM ha llegado al mercado europeo. El nuevo Nubira, que mejora las prestaciones y los acabados de su antecesor, conserva, sin embargo, la filosofía que anuncia la marca: “Ofrecer más automóvil por su dinero”. ¿Es posible pagar 16.650 euros por un vehículo razonablemente espacioso, con cuatro puertas y un motor de 122 CV? Con este Daewoo, sí.
-
Daewoo Nubira 1.8 16V
Daewoo Nubira 1.8 16V

El contrincante más poderoso del Nubira también tiene origen coreano: el Elantra, con un precio ligeramente superior, ofrece un motor más potente y mejores prestaciones. La terminación de los acabados es superior en el Hyundai y lo único que echaremos en falta es algo más de equipamiento, no tan completo como en el modelo de Daewoo.

Estamos ante uno de los pocos rivales del Nubira que resultan más baratos que el modelo coreano. El precio se ha rebajado a costa de eliminar equipamiento, por lo que el gran valor de este inglés frente al Daewoo es su imagen. Los nuevos MG, con un diseño cercano al “tuning de marca”, han encontrado un hueco en el mercado que bien podría interesar a alguno de los potenciales compradores del oriental.

No es tan potente como el Nubira ni ofrece el mismo espacio, pero el Nissan Almera puede presumir de un buen comportamiento y de una habitabilidad más que aceptable. Su precio es ligeramente superior al del Daewoo, pero, aun así, no llega a rebasar la barrera de los 17.000 euros. Sin embargo, no será difícil incrementar esta cifra cuando escojamos algún “extra”, pues su equipamiento es más limitado que el del coreano.

La diferencia de precio es considerable (3.500 euros) y puede ser un factor que pese mucho a la hora de decidirse por uno u otro modelo. Sin embargo, es necesario saber que el Toledo ofrecerá a su conductor un comportamiento intachable en cualquier tipo de trazado y que la calidad de sus acabados es superior a la del coreano. Además, el control de estabilidad –no disponible como opción en el Nubira- viene de serie.

A pesar de contar con un motor de mayor cilindrada, el Octavia ofrece menos potencia, aunque apenas influye en sus prestaciones, similares a las del Nubira. Su diseño está algo anticuado y su equipamiento es limitado (de hecho, habrá que invertir algunos cientos de euros para igualarlo al del Daewoo y hay que tener en cuenta que el Skoda ya tiene un precio superior al del coreano). Sin embargo, se trata de un vehículo muy robusto y estable, factores que pueden convencer a más de un comprador.

El contrincante más poderoso del Nubira también tiene origen coreano: el Elantra, con un precio ligeramente superior, ofrece un motor más potente y mejores prestaciones. La terminación de los acabados es superior en el Hyundai y lo único que echaremos en falta es algo más de equipamiento, no tan completo como en el modelo de Daewoo.

Estamos ante uno de los pocos rivales del Nubira que resultan más baratos que el modelo coreano. El precio se ha rebajado a costa de eliminar equipamiento, por lo que el gran valor de este inglés frente al Daewoo es su imagen. Los nuevos MG, con un diseño cercano al “tuning de marca”, han encontrado un hueco en el mercado que bien podría interesar a alguno de los potenciales compradores del oriental.

No es tan potente como el Nubira ni ofrece el mismo espacio, pero el Nissan Almera puede presumir de un buen comportamiento y de una habitabilidad más que aceptable. Su precio es ligeramente superior al del Daewoo, pero, aun así, no llega a rebasar la barrera de los 17.000 euros. Sin embargo, no será difícil incrementar esta cifra cuando escojamos algún “extra”, pues su equipamiento es más limitado que el del coreano.

La diferencia de precio es considerable (3.500 euros) y puede ser un factor que pese mucho a la hora de decidirse por uno u otro modelo. Sin embargo, es necesario saber que el Toledo ofrecerá a su conductor un comportamiento intachable en cualquier tipo de trazado y que la calidad de sus acabados es superior a la del coreano. Además, el control de estabilidad –no disponible como opción en el Nubira- viene de serie.

A pesar de contar con un motor de mayor cilindrada, el Octavia ofrece menos potencia, aunque apenas influye en sus prestaciones, similares a las del Nubira. Su diseño está algo anticuado y su equipamiento es limitado (de hecho, habrá que invertir algunos cientos de euros para igualarlo al del Daewoo y hay que tener en cuenta que el Skoda ya tiene un precio superior al del coreano). Sin embargo, se trata de un vehículo muy robusto y estable, factores que pueden convencer a más de un comprador.

El contrincante más poderoso del Nubira también tiene origen coreano: el Elantra, con un precio ligeramente superior, ofrece un motor más potente y mejores prestaciones. La terminación de los acabados es superior en el Hyundai y lo único que echaremos en falta es algo más de equipamiento, no tan completo como en el modelo de Daewoo.

Estamos ante uno de los pocos rivales del Nubira que resultan más baratos que el modelo coreano. El precio se ha rebajado a costa de eliminar equipamiento, por lo que el gran valor de este inglés frente al Daewoo es su imagen. Los nuevos MG, con un diseño cercano al “tuning de marca”, han encontrado un hueco en el mercado que bien podría interesar a alguno de los potenciales compradores del oriental.

No es tan potente como el Nubira ni ofrece el mismo espacio, pero el Nissan Almera puede presumir de un buen comportamiento y de una habitabilidad más que aceptable. Su precio es ligeramente superior al del Daewoo, pero, aun así, no llega a rebasar la barrera de los 17.000 euros. Sin embargo, no será difícil incrementar esta cifra cuando escojamos algún “extra”, pues su equipamiento es más limitado que el del coreano.

La diferencia de precio es considerable (3.500 euros) y puede ser un factor que pese mucho a la hora de decidirse por uno u otro modelo. Sin embargo, es necesario saber que el Toledo ofrecerá a su conductor un comportamiento intachable en cualquier tipo de trazado y que la calidad de sus acabados es superior a la del coreano. Además, el control de estabilidad –no disponible como opción en el Nubira- viene de serie.

A pesar de contar con un motor de mayor cilindrada, el Octavia ofrece menos potencia, aunque apenas influye en sus prestaciones, similares a las del Nubira. Su diseño está algo anticuado y su equipamiento es limitado (de hecho, habrá que invertir algunos cientos de euros para igualarlo al del Daewoo y hay que tener en cuenta que el Skoda ya tiene un precio superior al del coreano). Sin embargo, se trata de un vehículo muy robusto y estable, factores que pueden convencer a más de un comprador.

El contrincante más poderoso del Nubira también tiene origen coreano: el Elantra, con un precio ligeramente superior, ofrece un motor más potente y mejores prestaciones. La terminación de los acabados es superior en el Hyundai y lo único que echaremos en falta es algo más de equipamiento, no tan completo como en el modelo de Daewoo.

Estamos ante uno de los pocos rivales del Nubira que resultan más baratos que el modelo coreano. El precio se ha rebajado a costa de eliminar equipamiento, por lo que el gran valor de este inglés frente al Daewoo es su imagen. Los nuevos MG, con un diseño cercano al “tuning de marca”, han encontrado un hueco en el mercado que bien podría interesar a alguno de los potenciales compradores del oriental.

No es tan potente como el Nubira ni ofrece el mismo espacio, pero el Nissan Almera puede presumir de un buen comportamiento y de una habitabilidad más que aceptable. Su precio es ligeramente superior al del Daewoo, pero, aun así, no llega a rebasar la barrera de los 17.000 euros. Sin embargo, no será difícil incrementar esta cifra cuando escojamos algún “extra”, pues su equipamiento es más limitado que el del coreano.

La diferencia de precio es considerable (3.500 euros) y puede ser un factor que pese mucho a la hora de decidirse por uno u otro modelo. Sin embargo, es necesario saber que el Toledo ofrecerá a su conductor un comportamiento intachable en cualquier tipo de trazado y que la calidad de sus acabados es superior a la del coreano. Además, el control de estabilidad –no disponible como opción en el Nubira- viene de serie.

A pesar de contar con un motor de mayor cilindrada, el Octavia ofrece menos potencia, aunque apenas influye en sus prestaciones, similares a las del Nubira. Su diseño está algo anticuado y su equipamiento es limitado (de hecho, habrá que invertir algunos cientos de euros para igualarlo al del Daewoo y hay que tener en cuenta que el Skoda ya tiene un precio superior al del coreano). Sin embargo, se trata de un vehículo muy robusto y estable, factores que pueden convencer a más de un comprador.

El contrincante más poderoso del Nubira también tiene origen coreano: el Elantra, con un precio ligeramente superior, ofrece un motor más potente y mejores prestaciones. La terminación de los acabados es superior en el Hyundai y lo único que echaremos en falta es algo más de equipamiento, no tan completo como en el modelo de Daewoo.

Estamos ante uno de los pocos rivales del Nubira que resultan más baratos que el modelo coreano. El precio se ha rebajado a costa de eliminar equipamiento, por lo que el gran valor de este inglés frente al Daewoo es su imagen. Los nuevos MG, con un diseño cercano al “tuning de marca”, han encontrado un hueco en el mercado que bien podría interesar a alguno de los potenciales compradores del oriental.

No es tan potente como el Nubira ni ofrece el mismo espacio, pero el Nissan Almera puede presumir de un buen comportamiento y de una habitabilidad más que aceptable. Su precio es ligeramente superior al del Daewoo, pero, aun así, no llega a rebasar la barrera de los 17.000 euros. Sin embargo, no será difícil incrementar esta cifra cuando escojamos algún “extra”, pues su equipamiento es más limitado que el del coreano.

La diferencia de precio es considerable (3.500 euros) y puede ser un factor que pese mucho a la hora de decidirse por uno u otro modelo. Sin embargo, es necesario saber que el Toledo ofrecerá a su conductor un comportamiento intachable en cualquier tipo de trazado y que la calidad de sus acabados es superior a la del coreano. Además, el control de estabilidad –no disponible como opción en el Nubira- viene de serie.

A pesar de contar con un motor de mayor cilindrada, el Octavia ofrece menos potencia, aunque apenas influye en sus prestaciones, similares a las del Nubira. Su diseño está algo anticuado y su equipamiento es limitado (de hecho, habrá que invertir algunos cientos de euros para igualarlo al del Daewoo y hay que tener en cuenta que el Skoda ya tiene un precio superior al del coreano). Sin embargo, se trata de un vehículo muy robusto y estable, factores que pueden convencer a más de un comprador.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...