Daewoo Kalos 1.2 SE 5p

Diseñado para la ciudad, pero válido para carretera… Para los que quieran simplemente un coche para abandonar los achuchones del metro, ésta es su opción: casi es más barato que un abono transporte. Los que –además- prefieran disfrutar de la conducción también se llevarán alguna sorpresa.
-
Daewoo Kalos 1.2 SE 5p
Daewoo Kalos 1.2 SE 5p

Como ya es habitual en la marca, este Citroën también ofrece un suculento descuento: 1.900 euros en el momento de escribir esta prueba. Por tanto, la diferencia de precio con el Kalos se reduce.
El C3 ofrece uno de los diseños más distintivos del mercado de los últimos años. En habitabilidad, los dos modelos andan parejos, pero, si analizamos los maleteros, la balanza se inclina hacia el modelo de Citroën con 305 litros (85 más que su rival).
El equipamiento del C3 es más completo y, además, se puede reforzar con ABS (opcional por 450 euros).
Sin embargo, en el apartado mecánico, brilla más el Kalos. Su motor –algo más potente- y su peso más reducido le permiten alcanzar mejores cifras, sobre todo en aceleración. Pero todo tiene un precio: los consumos se disparan en el modelo de Daewoo.
Los dos modelos han optado por suspensiones blandas, pero éstas realizan mejor trabajo en el Kalos. El C3 sufre más las inercias de su carrocería.

El Kalos también resulta más barato que este modelo, aunque Fiat ofrece un descuento de cerca de 1.800 euros. Hay que indicar que, mientras que en el caso del Daewoo tenemos que conformarnos con la carrocería de cinco puertas, todos sus rivales se comercializan también con versiones de tres puertas (por lo que podríamos conseguir modelos más baratos). Además, en este Punto, el ABS se incluye de serie.

El 1.2 de Fiat da 60 CV, 12 menos que su rival. Sin embargo, las diferencias no son demasiado significativas en carretera. Además, el consumo es mucho mejor en el caso del Punto.

Este modelo también juega con desventaja en el tamaño respecto al Kalos. Sin embargo, presenta mejor maletero y también ofrece un puesto de conducción alto, como el de su rival.

Si estamos dispuestos a afrontar la diferencia de precio, este Fiesta es una buena opción: mejor acabado (el ABS es de serie) y más espacioso. Sin embargo, presenta una mecánica de menor cilindrada que la del Kalos. Eso sí, el Fiesta cuenta con un conjunto bastidor/suspensiones más eficaz, que permite disfrutar de la conducción con seguridad y aplomo.

Es el rival más directo del Kalos por precio. Además, el Getz cuenta con una gama más amplia: con versiones de 3 y 5 puertas, incluso acaba de recibir un motor Diesel.
Este Getz va unido a un motor de 1,1 litros que rinde 63 CV a 5.500 rpm. Es una mecánica algo más lenta que la de su rival, pero –como ya es habitual- más ahorradora en cuanto consumos se refiere.
Su equipamiento también es muy básico y, al igual que el Kalos, se enfrenta con la importante carencia de no incluir el ABS ni como opción.

Sabe adaptarse a los gustos y, con cada generación, ha ido ganando en espacio y en soluciones útiles. Ahora, este Opel se presenta con un competitivo precio (en algunas versiones los descuentos superan los 2.890 euros). El ABS se incluye de serie y cuenta con un interior de mejor aspecto que el de su rival.
La motorización del Corsa alcanza los 75 CV a 5.600 rpm (unos valores similares a los del Kalos). Sin embargo, es una mecánica más despierta, con mejores cifras de aceleración y también de consumo.

Otro clásico entre los compradores que buscan un primer coche. Este Peugeot tiene una estética que ha gustado mucho a los jóvenes. Su estética se aleja del "look" monovolumen que adoptan otros de sus rivales y posee unas líneas más dinámicas, lo que se nota en la habitabilidad. Aun así, el 206 posee mejor maletero que el Kalos.
Su mecánica de 60 CV a 5.500 rpm lo convierte en la versión básica, de entrada. Sin embargo, se muestra muy capaz para un uso ciudadano.

Como ya es habitual en la marca, este Citroën también ofrece un suculento descuento: 1.900 euros en el momento de escribir esta prueba. Por tanto, la diferencia de precio con el Kalos se reduce.
El C3 ofrece uno de los diseños más distintivos del mercado de los últimos años. En habitabilidad, los dos modelos andan parejos, pero, si analizamos los maleteros, la balanza se inclina hacia el modelo de Citroën con 305 litros (85 más que su rival).
El equipamiento del C3 es más completo y, además, se puede reforzar con ABS (opcional por 450 euros).
Sin embargo, en el apartado mecánico, brilla más el Kalos. Su motor –algo más potente- y su peso más reducido le permiten alcanzar mejores cifras, sobre todo en aceleración. Pero todo tiene un precio: los consumos se disparan en el modelo de Daewoo.
Los dos modelos han optado por suspensiones blandas, pero éstas realizan mejor trabajo en el Kalos. El C3 sufre más las inercias de su carrocería.

El Kalos también resulta más barato que este modelo, aunque Fiat ofrece un descuento de cerca de 1.800 euros. Hay que indicar que, mientras que en el caso del Daewoo tenemos que conformarnos con la carrocería de cinco puertas, todos sus rivales se comercializan también con versiones de tres puertas (por lo que podríamos conseguir modelos más baratos). Además, en este Punto, el ABS se incluye de serie.

El 1.2 de Fiat da 60 CV, 12 menos que su rival. Sin embargo, las diferencias no son demasiado significativas en carretera. Además, el consumo es mucho mejor en el caso del Punto.

Este modelo también juega con desventaja en el tamaño respecto al Kalos. Sin embargo, presenta mejor maletero y también ofrece un puesto de conducción alto, como el de su rival.

Si estamos dispuestos a afrontar la diferencia de precio, este Fiesta es una buena opción: mejor acabado (el ABS es de serie) y más espacioso. Sin embargo, presenta una mecánica de menor cilindrada que la del Kalos. Eso sí, el Fiesta cuenta con un conjunto bastidor/suspensiones más eficaz, que permite disfrutar de la conducción con seguridad y aplomo.

Es el rival más directo del Kalos por precio. Además, el Getz cuenta con una gama más amplia: con versiones de 3 y 5 puertas, incluso acaba de recibir un motor Diesel.
Este Getz va unido a un motor de 1,1 litros que rinde 63 CV a 5.500 rpm. Es una mecánica algo más lenta que la de su rival, pero –como ya es habitual- más ahorradora en cuanto consumos se refiere.
Su equipamiento también es muy básico y, al igual que el Kalos, se enfrenta con la importante carencia de no incluir el ABS ni como opción.

Sabe adaptarse a los gustos y, con cada generación, ha ido ganando en espacio y en soluciones útiles. Ahora, este Opel se presenta con un competitivo precio (en algunas versiones los descuentos superan los 2.890 euros). El ABS se incluye de serie y cuenta con un interior de mejor aspecto que el de su rival.
La motorización del Corsa alcanza los 75 CV a 5.600 rpm (unos valores similares a los del Kalos). Sin embargo, es una mecánica más despierta, con mejores cifras de aceleración y también de consumo.

Otro clásico entre los compradores que buscan un primer coche. Este Peugeot tiene una estética que ha gustado mucho a los jóvenes. Su estética se aleja del "look" monovolumen que adoptan otros de sus rivales y posee unas líneas más dinámicas, lo que se nota en la habitabilidad. Aun así, el 206 posee mejor maletero que el Kalos.
Su mecánica de 60 CV a 5.500 rpm lo convierte en la versión básica, de entrada. Sin embargo, se muestra muy capaz para un uso ciudadano.

Como ya es habitual en la marca, este Citroën también ofrece un suculento descuento: 1.900 euros en el momento de escribir esta prueba. Por tanto, la diferencia de precio con el Kalos se reduce.
El C3 ofrece uno de los diseños más distintivos del mercado de los últimos años. En habitabilidad, los dos modelos andan parejos, pero, si analizamos los maleteros, la balanza se inclina hacia el modelo de Citroën con 305 litros (85 más que su rival).
El equipamiento del C3 es más completo y, además, se puede reforzar con ABS (opcional por 450 euros).
Sin embargo, en el apartado mecánico, brilla más el Kalos. Su motor –algo más potente- y su peso más reducido le permiten alcanzar mejores cifras, sobre todo en aceleración. Pero todo tiene un precio: los consumos se disparan en el modelo de Daewoo.
Los dos modelos han optado por suspensiones blandas, pero éstas realizan mejor trabajo en el Kalos. El C3 sufre más las inercias de su carrocería.

El Kalos también resulta más barato que este modelo, aunque Fiat ofrece un descuento de cerca de 1.800 euros. Hay que indicar que, mientras que en el caso del Daewoo tenemos que conformarnos con la carrocería de cinco puertas, todos sus rivales se comercializan también con versiones de tres puertas (por lo que podríamos conseguir modelos más baratos). Además, en este Punto, el ABS se incluye de serie.

El 1.2 de Fiat da 60 CV, 12 menos que su rival. Sin embargo, las diferencias no son demasiado significativas en carretera. Además, el consumo es mucho mejor en el caso del Punto.

Este modelo también juega con desventaja en el tamaño respecto al Kalos. Sin embargo, presenta mejor maletero y también ofrece un puesto de conducción alto, como el de su rival.

Si estamos dispuestos a afrontar la diferencia de precio, este Fiesta es una buena opción: mejor acabado (el ABS es de serie) y más espacioso. Sin embargo, presenta una mecánica de menor cilindrada que la del Kalos. Eso sí, el Fiesta cuenta con un conjunto bastidor/suspensiones más eficaz, que permite disfrutar de la conducción con seguridad y aplomo.

Es el rival más directo del Kalos por precio. Además, el Getz cuenta con una gama más amplia: con versiones de 3 y 5 puertas, incluso acaba de recibir un motor Diesel.
Este Getz va unido a un motor de 1,1 litros que rinde 63 CV a 5.500 rpm. Es una mecánica algo más lenta que la de su rival, pero –como ya es habitual- más ahorradora en cuanto consumos se refiere.
Su equipamiento también es muy básico y, al igual que el Kalos, se enfrenta con la importante carencia de no incluir el ABS ni como opción.

Sabe adaptarse a los gustos y, con cada generación, ha ido ganando en espacio y en soluciones útiles. Ahora, este Opel se presenta con un competitivo precio (en algunas versiones los descuentos superan los 2.890 euros). El ABS se incluye de serie y cuenta con un interior de mejor aspecto que el de su rival.
La motorización del Corsa alcanza los 75 CV a 5.600 rpm (unos valores similares a los del Kalos). Sin embargo, es una mecánica más despierta, con mejores cifras de aceleración y también de consumo.

Otro clásico entre los compradores que buscan un primer coche. Este Peugeot tiene una estética que ha gustado mucho a los jóvenes. Su estética se aleja del "look" monovolumen que adoptan otros de sus rivales y posee unas líneas más dinámicas, lo que se nota en la habitabilidad. Aun así, el 206 posee mejor maletero que el Kalos.
Su mecánica de 60 CV a 5.500 rpm lo convierte en la versión básica, de entrada. Sin embargo, se muestra muy capaz para un uso ciudadano.

Como ya es habitual en la marca, este Citroën también ofrece un suculento descuento: 1.900 euros en el momento de escribir esta prueba. Por tanto, la diferencia de precio con el Kalos se reduce.
El C3 ofrece uno de los diseños más distintivos del mercado de los últimos años. En habitabilidad, los dos modelos andan parejos, pero, si analizamos los maleteros, la balanza se inclina hacia el modelo de Citroën con 305 litros (85 más que su rival).
El equipamiento del C3 es más completo y, además, se puede reforzar con ABS (opcional por 450 euros).
Sin embargo, en el apartado mecánico, brilla más el Kalos. Su motor –algo más potente- y su peso más reducido le permiten alcanzar mejores cifras, sobre todo en aceleración. Pero todo tiene un precio: los consumos se disparan en el modelo de Daewoo.
Los dos modelos han optado por suspensiones blandas, pero éstas realizan mejor trabajo en el Kalos. El C3 sufre más las inercias de su carrocería.

El Kalos también resulta más barato que este modelo, aunque Fiat ofrece un descuento de cerca de 1.800 euros. Hay que indicar que, mientras que en el caso del Daewoo tenemos que conformarnos con la carrocería de cinco puertas, todos sus rivales se comercializan también con versiones de tres puertas (por lo que podríamos conseguir modelos más baratos). Además, en este Punto, el ABS se incluye de serie.

El 1.2 de Fiat da 60 CV, 12 menos que su rival. Sin embargo, las diferencias no son demasiado significativas en carretera. Además, el consumo es mucho mejor en el caso del Punto.

Este modelo también juega con desventaja en el tamaño respecto al Kalos. Sin embargo, presenta mejor maletero y también ofrece un puesto de conducción alto, como el de su rival.

Si estamos dispuestos a afrontar la diferencia de precio, este Fiesta es una buena opción: mejor acabado (el ABS es de serie) y más espacioso. Sin embargo, presenta una mecánica de menor cilindrada que la del Kalos. Eso sí, el Fiesta cuenta con un conjunto bastidor/suspensiones más eficaz, que permite disfrutar de la conducción con seguridad y aplomo.

Es el rival más directo del Kalos por precio. Además, el Getz cuenta con una gama más amplia: con versiones de 3 y 5 puertas, incluso acaba de recibir un motor Diesel.
Este Getz va unido a un motor de 1,1 litros que rinde 63 CV a 5.500 rpm. Es una mecánica algo más lenta que la de su rival, pero –como ya es habitual- más ahorradora en cuanto consumos se refiere.
Su equipamiento también es muy básico y, al igual que el Kalos, se enfrenta con la importante carencia de no incluir el ABS ni como opción.

Sabe adaptarse a los gustos y, con cada generación, ha ido ganando en espacio y en soluciones útiles. Ahora, este Opel se presenta con un competitivo precio (en algunas versiones los descuentos superan los 2.890 euros). El ABS se incluye de serie y cuenta con un interior de mejor aspecto que el de su rival.
La motorización del Corsa alcanza los 75 CV a 5.600 rpm (unos valores similares a los del Kalos). Sin embargo, es una mecánica más despierta, con mejores cifras de aceleración y también de consumo.

Otro clásico entre los compradores que buscan un primer coche. Este Peugeot tiene una estética que ha gustado mucho a los jóvenes. Su estética se aleja del "look" monovolumen que adoptan otros de sus rivales y posee unas líneas más dinámicas, lo que se nota en la habitabilidad. Aun así, el 206 posee mejor maletero que el Kalos.
Su mecánica de 60 CV a 5.500 rpm lo convierte en la versión básica, de entrada. Sin embargo, se muestra muy capaz para un uso ciudadano.

Como ya es habitual en la marca, este Citroën también ofrece un suculento descuento: 1.900 euros en el momento de escribir esta prueba. Por tanto, la diferencia de precio con el Kalos se reduce.
El C3 ofrece uno de los diseños más distintivos del mercado de los últimos años. En habitabilidad, los dos modelos andan parejos, pero, si analizamos los maleteros, la balanza se inclina hacia el modelo de Citroën con 305 litros (85 más que su rival).
El equipamiento del C3 es más completo y, además, se puede reforzar con ABS (opcional por 450 euros).
Sin embargo, en el apartado mecánico, brilla más el Kalos. Su motor –algo más potente- y su peso más reducido le permiten alcanzar mejores cifras, sobre todo en aceleración. Pero todo tiene un precio: los consumos se disparan en el modelo de Daewoo.
Los dos modelos han optado por suspensiones blandas, pero éstas realizan mejor trabajo en el Kalos. El C3 sufre más las inercias de su carrocería.

El Kalos también resulta más barato que este modelo, aunque Fiat ofrece un descuento de cerca de 1.800 euros. Hay que indicar que, mientras que en el caso del Daewoo tenemos que conformarnos con la carrocería de cinco puertas, todos sus rivales se comercializan también con versiones de tres puertas (por lo que podríamos conseguir modelos más baratos). Además, en este Punto, el ABS se incluye de serie.

El 1.2 de Fiat da 60 CV, 12 menos que su rival. Sin embargo, las diferencias no son demasiado significativas en carretera. Además, el consumo es mucho mejor en el caso del Punto.

Este modelo también juega con desventaja en el tamaño respecto al Kalos. Sin embargo, presenta mejor maletero y también ofrece un puesto de conducción alto, como el de su rival.

Si estamos dispuestos a afrontar la diferencia de precio, este Fiesta es una buena opción: mejor acabado (el ABS es de serie) y más espacioso. Sin embargo, presenta una mecánica de menor cilindrada que la del Kalos. Eso sí, el Fiesta cuenta con un conjunto bastidor/suspensiones más eficaz, que permite disfrutar de la conducción con seguridad y aplomo.

Es el rival más directo del Kalos por precio. Además, el Getz cuenta con una gama más amplia: con versiones de 3 y 5 puertas, incluso acaba de recibir un motor Diesel.
Este Getz va unido a un motor de 1,1 litros que rinde 63 CV a 5.500 rpm. Es una mecánica algo más lenta que la de su rival, pero –como ya es habitual- más ahorradora en cuanto consumos se refiere.
Su equipamiento también es muy básico y, al igual que el Kalos, se enfrenta con la importante carencia de no incluir el ABS ni como opción.

Sabe adaptarse a los gustos y, con cada generación, ha ido ganando en espacio y en soluciones útiles. Ahora, este Opel se presenta con un competitivo precio (en algunas versiones los descuentos superan los 2.890 euros). El ABS se incluye de serie y cuenta con un interior de mejor aspecto que el de su rival.
La motorización del Corsa alcanza los 75 CV a 5.600 rpm (unos valores similares a los del Kalos). Sin embargo, es una mecánica más despierta, con mejores cifras de aceleración y también de consumo.

Otro clásico entre los compradores que buscan un primer coche. Este Peugeot tiene una estética que ha gustado mucho a los jóvenes. Su estética se aleja del "look" monovolumen que adoptan otros de sus rivales y posee unas líneas más dinámicas, lo que se nota en la habitabilidad. Aun así, el 206 posee mejor maletero que el Kalos.
Su mecánica de 60 CV a 5.500 rpm lo convierte en la versión básica, de entrada. Sin embargo, se muestra muy capaz para un uso ciudadano.

Como ya es habitual en la marca, este Citroën también ofrece un suculento descuento: 1.900 euros en el momento de escribir esta prueba. Por tanto, la diferencia de precio con el Kalos se reduce.
El C3 ofrece uno de los diseños más distintivos del mercado de los últimos años. En habitabilidad, los dos modelos andan parejos, pero, si analizamos los maleteros, la balanza se inclina hacia el modelo de Citroën con 305 litros (85 más que su rival).
El equipamiento del C3 es más completo y, además, se puede reforzar con ABS (opcional por 450 euros).
Sin embargo, en el apartado mecánico, brilla más el Kalos. Su motor –algo más potente- y su peso más reducido le permiten alcanzar mejores cifras, sobre todo en aceleración. Pero todo tiene un precio: los consumos se disparan en el modelo de Daewoo.
Los dos modelos han optado por suspensiones blandas, pero éstas realizan mejor trabajo en el Kalos. El C3 sufre más las inercias de su carrocería.

El Kalos también resulta más barato que este modelo, aunque Fiat ofrece un descuento de cerca de 1.800 euros. Hay que indicar que, mientras que en el caso del Daewoo tenemos que conformarnos con la carrocería de cinco puertas, todos sus rivales se comercializan también con versiones de tres puertas (por lo que podríamos conseguir modelos más baratos). Además, en este Punto, el ABS se incluye de serie.

El 1.2 de Fiat da 60 CV, 12 menos que su rival. Sin embargo, las diferencias no son demasiado significativas en carretera. Además, el consumo es mucho mejor en el caso del Punto.

Este modelo también juega con desventaja en el tamaño respecto al Kalos. Sin embargo, presenta mejor maletero y también ofrece un puesto de conducción alto, como el de su rival.

Si estamos dispuestos a afrontar la diferencia de precio, este Fiesta es una buena opción: mejor acabado (el ABS es de serie) y más espacioso. Sin embargo, presenta una mecánica de menor cilindrada que la del Kalos. Eso sí, el Fiesta cuenta con un conjunto bastidor/suspensiones más eficaz, que permite disfrutar de la conducción con seguridad y aplomo.

Es el rival más directo del Kalos por precio. Además, el Getz cuenta con una gama más amplia: con versiones de 3 y 5 puertas, incluso acaba de recibir un motor Diesel.
Este Getz va unido a un motor de 1,1 litros que rinde 63 CV a 5.500 rpm. Es una mecánica algo más lenta que la de su rival, pero –como ya es habitual- más ahorradora en cuanto consumos se refiere.
Su equipamiento también es muy básico y, al igual que el Kalos, se enfrenta con la importante carencia de no incluir el ABS ni como opción.

Sabe adaptarse a los gustos y, con cada generación, ha ido ganando en espacio y en soluciones útiles. Ahora, este Opel se presenta con un competitivo precio (en algunas versiones los descuentos superan los 2.890 euros). El ABS se incluye de serie y cuenta con un interior de mejor aspecto que el de su rival.
La motorización del Corsa alcanza los 75 CV a 5.600 rpm (unos valores similares a los del Kalos). Sin embargo, es una mecánica más despierta, con mejores cifras de aceleración y también de consumo.

Otro clásico entre los compradores que buscan un primer coche. Este Peugeot tiene una estética que ha gustado mucho a los jóvenes. Su estética se aleja del "look" monovolumen que adoptan otros de sus rivales y posee unas líneas más dinámicas, lo que se nota en la habitabilidad. Aun así, el 206 posee mejor maletero que el Kalos.
Su mecánica de 60 CV a 5.500 rpm lo convierte en la versión básica, de entrada. Sin embargo, se muestra muy capaz para un uso ciudadano.

Como ya es habitual en la marca, este Citroën también ofrece un suculento descuento: 1.900 euros en el momento de escribir esta prueba. Por tanto, la diferencia de precio con el Kalos se reduce.
El C3 ofrece uno de los diseños más distintivos del mercado de los últimos años. En habitabilidad, los dos modelos andan parejos, pero, si analizamos los maleteros, la balanza se inclina hacia el modelo de Citroën con 305 litros (85 más que su rival).
El equipamiento del C3 es más completo y, además, se puede reforzar con ABS (opcional por 450 euros).
Sin embargo, en el apartado mecánico, brilla más el Kalos. Su motor –algo más potente- y su peso más reducido le permiten alcanzar mejores cifras, sobre todo en aceleración. Pero todo tiene un precio: los consumos se disparan en el modelo de Daewoo.
Los dos modelos han optado por suspensiones blandas, pero éstas realizan mejor trabajo en el Kalos. El C3 sufre más las inercias de su carrocería.

El Kalos también resulta más barato que este modelo, aunque Fiat ofrece un descuento de cerca de 1.800 euros. Hay que indicar que, mientras que en el caso del Daewoo tenemos que conformarnos con la carrocería de cinco puertas, todos sus rivales se comercializan también con versiones de tres puertas (por lo que podríamos conseguir modelos más baratos). Además, en este Punto, el ABS se incluye de serie.

El 1.2 de Fiat da 60 CV, 12 menos que su rival. Sin embargo, las diferencias no son demasiado significativas en carretera. Además, el consumo es mucho mejor en el caso del Punto.

Este modelo también juega con desventaja en el tamaño respecto al Kalos. Sin embargo, presenta mejor maletero y también ofrece un puesto de conducción alto, como el de su rival.

Si estamos dispuestos a afrontar la diferencia de precio, este Fiesta es una buena opción: mejor acabado (el ABS es de serie) y más espacioso. Sin embargo, presenta una mecánica de menor cilindrada que la del Kalos. Eso sí, el Fiesta cuenta con un conjunto bastidor/suspensiones más eficaz, que permite disfrutar de la conducción con seguridad y aplomo.

Es el rival más directo del Kalos por precio. Además, el Getz cuenta con una gama más amplia: con versiones de 3 y 5 puertas, incluso acaba de recibir un motor Diesel.
Este Getz va unido a un motor de 1,1 litros que rinde 63 CV a 5.500 rpm. Es una mecánica algo más lenta que la de su rival, pero –como ya es habitual- más ahorradora en cuanto consumos se refiere.
Su equipamiento también es muy básico y, al igual que el Kalos, se enfrenta con la importante carencia de no incluir el ABS ni como opción.

Sabe adaptarse a los gustos y, con cada generación, ha ido ganando en espacio y en soluciones útiles. Ahora, este Opel se presenta con un competitivo precio (en algunas versiones los descuentos superan los 2.890 euros). El ABS se incluye de serie y cuenta con un interior de mejor aspecto que el de su rival.
La motorización del Corsa alcanza los 75 CV a 5.600 rpm (unos valores similares a los del Kalos). Sin embargo, es una mecánica más despierta, con mejores cifras de aceleración y también de consumo.

Otro clásico entre los compradores que buscan un primer coche. Este Peugeot tiene una estética que ha gustado mucho a los jóvenes. Su estética se aleja del "look" monovolumen que adoptan otros de sus rivales y posee unas líneas más dinámicas, lo que se nota en la habitabilidad. Aun así, el 206 posee mejor maletero que el Kalos.
Su mecánica de 60 CV a 5.500 rpm lo convierte en la versión básica, de entrada. Sin embargo, se muestra muy capaz para un uso ciudadano.

Galería relacionada

Daewoo Kalos 2004

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...