Prueba: Dacia Duster 1.5 dCi 4x4, tipo duro

Visionaria, Dacia abrió una nueva línea de negocio, la de los coches “low cost”, antes de que la economía se derrumbara. Se encontró así la marca rumana en un mercado de supervivencia con todo su producto en oferta y, tanto se anticipó, que ahora puede permitirse el lujo de seguir afinando coches ya superventas como el Duster, un SUV tan simple e interesante… como especial en versión 4x4.
Jordi Moral.

Twitter: @jordimoralp -

Prueba: Dacia Duster 1.5 dCi 4x4, tipo duro
Prueba: Dacia Duster 1.5 dCi 4x4, tipo duro

Más de 1 millón ya de unidades vendidas en todo el mundo en sólo 4 años; un promedio anual próximo al de un Nissan Qashqai… y muy superior, por ejemplo, al de un Seat Ibiza. Es el primer aval del éxito del Duster, modelo con el que Dacia entró por primera vez a un segmento de moda tras crecer antes con los muy populares Logan y Sandero. El segundo aval ha sido conseguir ya meter también en cartera a los mercados más “opulentos”: tras Rusia, Francia se sitúa hoy como su segundo destino en importancia y Alemania como el quinto. Y en España, durante muchos meses, ha sido también el SUV más vendido. Factores que dan una idea de lo que ha evolucionado el producto de Dacia.

Desde que en 1999 entrara a formar parte del grupo Renault, Dacia no hay duda que ha tenido tiempo de ir encajando piezas de un puzzle que se nutre del fabricante francés y de su alianza con Nissan. Eso sí, tampoco confundamos. Sigue siendo un producto de bajo coste, y lo notarás aún en ciertas carencias, tanto de terminación (verás parches, acabados a ”tornillo visto” o cuentarrevoluciones que no distingue entre Diesel o gasolina), como de seguridad (con sólo 3 estrellas EuroNCAP, aún sin airbags de cortina y con limitados tambores traseros de freno), ergonomía (poca regulación general y sin profundidad de volante) o poca filtración (la dirección, por ejemplo, te transmite cualquier irregularidad del suelo, mientras que el coche suena mucho en aceleración). Pero también es cierto que Dacia hoy llega ya mejor adaptada al cliente medio.

http://www.autopista.es/media/cache/original/upload/images/imagegallery/imagegallery-43548-5408100a28258.jpgLow cost 2.0.

Así, tras su nuevo restyling, el Dacia Duster gana vistosidad exterior e interior (las nuevas ópticas, la luz diurna o un nuevo salpicadero mejoran su presencia) y también funcionalidad (a su muy amplio y cómodo espacio suma ya mucho hueco práctico… y por fin elevalunas en las puertas), además de mejor equipamiento: su asiento me ha parecido estos días mejor incluso que el de un Audi Q3 básico. Palabra. Es verdad que ofrece también mucha de su dotación en opción, pero, aun así, nunca encontrarás lo mismo que ofrece con tanta dignidad a menor precio.

Además, la gama del Dacia Duster es cada día también más completa. Nuevos motores, como el moderno gasolina 1.2 TCE de 125 CV, se suman a este superior 1.5 dCi de Renault, garantía total por empuje y eficiencia, e indispensable si lo que buscas es, como aquí, un Dacia Duster 4x4: tracción total, por cierto, idéntica al Qashqai y que, como en el Nissan, modifica su habitual eje torsional por una más avanzada suspensión trasera multibrazo. Variante, por cierto, que, aunque ya parta aquí de 16.850 €, es casi única (un Qashqai no ofrece 4x4 en este nivel de potencia)… y muy personal.

Y es que, si apuestas al Dacia Duster 4x4, debes ser consciente también de lo que compras: casi un auténtico especialista todo terreno. Y no sólo porque, como siempre, el Duster cuente con un generoso recorrido de amortiguación, 20 centímetros de buena altura libre y una gran robustez, sino porque monta así un cambio manual específico de 6 marchas, con desarrollos no cortos, cortísimos.

La 1ª, por ejemplo, se acerca más a una primera reductora de un puro off road que a una primera convencional, y tan cerrado va luego que adelanta en el mismo tiempo en 4ª y 5ª velocidad. Eso, que junto a un motor con gran respuesta entre 1.500 y 3.500 rpm contribuye a unas muy buenas prestaciones, también castiga por el contrario el confort de uso en carretera (las reducciones son bruscas, debes tirar siempre de marchas mucho más largas de lo habitual –me permite incluso salir en 3ª de un semáforo-, y aumenta mucho la sonoridad), además obviamente del gasto.

 http://www.autopista.es/media/cache/original/upload/images/imagegallery/imagegallery-43548-5408100b31d63.jpg

En el nuevo Dacia Duster 1.5 dCi 4x4 te ves consumiendo así casi 1 litro más de media cada 100 km que sus rivales, visualizando por norma los 7 l/100 km en un ordenador de viaje ya de serie en acabado superior… y eso a pesar de estrenar hoy también un modo de conducción ECO que limita aceleración y confort térmico para un menor gasto de combustible. Si no quieres por tanto un Dacia Duster como tipo duro o herramienta semi-profesional, y sí en cambio lo quieres como coche de diario para ciudad o carretera, te aconsejo que apuestes mejor a la versión 4x2, 100 kg más ligera, con desarrollos más largos de cambio y un gasto, ya sí, por debajo de 6 l/100 km.

Y es que, salvo por una frenada no demasiado contundente y condicionada aquí también por sus neumáticos mixtos (de nuevo, otro guiño más de su carácter off road), el Dacia Duster 1.5 dCi te sorprenderá por lo demás por unas suspensiones muy cómodas y absorbentes, una pisada muy asentada en vías rápidas, apoyos bastante estables en curva y reacciones rápidas fruto de su gran ligereza: pesa hasta 100 kg menos que, por ejemplo, un más pequeño Chevrolet Trax. Eso sí, su gran diámetro de volante, unido a una dirección lenta (hasta 3,3 vueltas de tope a tope) y con muy poca asistencia a baja velocidad, te pedirán también “manotear” algo más de lo normal hoy en el aparcamiento, aunque la gran visibilidad juega aquí también a su favor. En definitiva, y pese a sus limitaciones, el Dacia Duster 1.5 dCi convence como un SUV muy amplio y de gran corrección a precio final de utilitario. Nadie da hoy más por menos. Ni siquiera por lo mismo.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...