Publicidad

Contacto: Audi A3 Cabriolet, calidad y clasicismo

En los coches abiertos, Audi es fiel a la capota convencional. Con ella se viste el nuevo A3 Cabrio, un modelo de pleno acierto que con su funcionalidad y confort va bastante más allá de los ámbitos lúdicos asociados a un descapotable.
Eduardo Azpilicueta.

-

Contacto: Audi A3 Cabriolet, calidad y clasicismo
Contacto: Audi A3 Cabriolet, calidad y clasicismo

Vista la idoneidad de la fórmula coupé-cabrio para la doble posibilidad de rodar en descubierto y/o con techo metálico de buena estanqueidad, podría parecer un poco chocante la postura de Audi de mantener la modalidad tradicional de capota textil para todos sus modelos descapotables. Pero con este elemento también es posible ofrecer los buenos niveles de calidad y ajuste a los que nos tiene acostumbrados la marca de Ingolstadt. La prueba viva de ello es el nuevo A3 Cabriolet, que estará en el mercado en marzo de 2014.

 

Una de las cosas que más sorprenden en este modelo es su penetración aerodinámica (Audi anuncia un Cx de 0,30) y lo contenido de su sonoridad interior. Esto se constata especialmente con la capota opcional de capa intermedia más densa con que estaban dotadas todas las unidades de A3 Cabrio en su presentación dinámica a la prensa. La marca anuncia que su capota de serie puede plegarse y desplegarse de forma totalmente automática incluso en marcha (por debajo de 50 km/h) en 18 segundos. Las llamadas ‘capotas acústicas’, más pesadas, tardaban unos 23 segundos en la operación, y el resultado en cuanto a ajuste y aislamiento sonoro era más que aceptable. No puede decirse lo mismo de la visibilidad hacia atrás con la capota alzada, pese a que su luneta es de vidrio y térmica, pero esto es más que esperable en un vehículo con techo ‘de lona’.

 

Aerodinámica y plataforma MQB

Además de aerodinámico, el Audi A3 Cabrio es sumamente atractivo de línea, tanto en formato cubierto como en descubierto. En el habitáculo, los acabados son irreprochables; el tablero –con pantalla retráctil de 7 pulgadas- y puesto de conducción están muy logrados. Sobre la eficiente plataforma tipo MQB, la batalla crece hasta los 259,5 cm. El interior es razonablemente amplio para cuatro ocupantes y –cuando la capota está desplegada- dispone de un maletero de buena capacidad (320 litros), especialmente en su cota longitudinal, que aprovecha los 18 cm de mayor longitud (ahora 442 cm) respecto al anterior A3 Cabrio. La presencia de la capota plegada en la parte trasera entraña que una especie de bandeja interior quede en su posición más baja, con lo que el espacio para equipajes se reduce a 275 litros y el acceso a su extremo delantero queda lógicamente más comprometido. Un detalle original para este segmento es la opción de calefacción individual –a la altura del cuello- que pueden llevar los asientos delanteros. Para rodar al descubierto, existe también un dispositivo opcional en forma de red que se sitúa a la altura de las plazas traseras y reduce la turbulencia del aire en torno a los ocupantes delanteros.

 

En este modelo, como en los otros A3, Audi ha realizado un buen trabajo de reducción de peso, en combinación con los refuerzos específicos destinados a una buena rigidez estructural, al no llevar un techo fijo. El resultado es una brillante cifra en vacío de poco más de 1.350 kg. Por esas mismas razones estructurales, se renuncia al eje rígido torsional trasero que llevan las versiones básicas de otros modelos con plataforma MQB (A3 convencionales, VW Golf, Seat Leon, Skoda Octavia), y de esta forma el A3 Cabrio lleva suspensión trasera multibrazo en todas sus variantes. No es de extrañar que su actitud en carretera supere a la de muchos otros coches cerrados, con un agradable comportamiento incluso en zonas viradas.

 

Aunque inicialmente el coche saldrá en marzo con dos motorizaciones de gasolina -1.4 TFSI de 140 CV y 1.8 TFSI de 180 CV- y la 2.0 Diesel de 150 CV, con precios desde 31.700 euros, luego se unirán otras tres. Dos de éstas, la 1.6 TDI de 110 CV con cambio 6 marchas y la 1.4 TFSI de 125 CV (desde 30.500 euros) también podían probarse en esta ocasión, y resultaban muy agradables en una conducción tranquila, especialmente la de gasolina. También llegará más adelante la opción de tracción integralquattro. El nuevo motor 2.0 TDI de 150 CV es obviamente un valor seguro y aporta un brillante nivel de prestación; puede equipar cambio pilotado S tronic (doble embrague) de 6 marchas. Entre los otros motores ‘de lanzamiento’, el potente y elástico 1.8 TFSI de 180 CV se ofrece exclusivamente con el cambio S tronic compacto de 7 marchas; motor y cambio armonizan perfectamente en conducción normal o muy dinámica. Cuando en el sistema Drive Select (con cinco tipos de reglajes para diversos aspectos del coche) se inserta su modo Efficiency, los cambios S tronic permiten circular en ‘rueda libre’ cuando se levanta el pie del acelerador. En cuanto al 1.4 TFSI de 140 CV, su sistema ‘Cylinder on Demand’ desconecta los dos cilindros intermedios en circunstancias de baja solicitación de potencia, contribuyendo así a los bajísimos consumos de gasolina homologados: 5 l/100 km.

 

 

Audi A3 Cabrio 1.4 TFSI 140 CV. Ficha técnica

 

MOTOR

 

Tipo

4 cil. en línea

Cilindrada

1.395 cm3

Potencia máxima

140 CV a 5.000 rpm

Par máximo

25,5 mkg a 1.500 rpm

TRANSMISIÓN

 

Tracción

Delantera

Caja de cambios

Manual 6 relaciones

CHASIS

 

Suspensiones

McPherson delante, multibrazo atrás

Dirección

Electromecánica, de cremallera

Diámetro de giro (entre paredes)

10,9 m

Neumáticos

205/55 R 16

Frenos

Discos ventilados/discos

CARROCERÍA

 

Número de plazas

4

Dep. combustible

50 litros

Dimensiones ext.

4,42 / 1,79 / 1,41 m

Vol. maletero

320 litros (275 con capota recogida)

Peso oficial

1.365 kg

PRESTACIONES OFICIALES

 

Velocidad máx.

218 km/h

Acel. 0-100 km/h

9,1 s

CONSUMO

 

Urbano

6,1 l/100 km

Extraurbano

4,3 l/100 km

Mixto

5,0 l/100 km

Autonomía

1.000 km

Emisiones CO2

114 g/km

 

 

PRECIO

 

Desde 30.500 euros (1.4 TFSI 125 CV)

 

 

Nuestra opinión

 

Pese a renunciarse en él a la fórmula cabrio-coupé, el A3 Cabriolet resulta un vehículo de razonable funcionalidad general. Un maletero de 320 litros, con la capota textil desplegada, sugiere posibilidad de equipajes para viajar largo en pareja. Más allá del agrado de conducción y el atractivo lúdico de este tipo de carrocerías, casi todo es satisfactorio y eficiente en este modelo.

Galería relacionada

Audi A3 Cabrio