Citroën C5 Break 2.2 HDI 16V 6 vel.

El C5 Break es casi un veterano en las carreteras españolas, pero ahora está de nuevo de actualidad gracias a la inclusión de una versión con caja de cambios de seis velocidades asociada al motor Diesel más potente de la gama, el HDI de 136 CV. El resultado mejora, si cabe, el agrado de conducción y los consumos de este familiar.
-
Citroën C5 Break 2.2 HDI 16V 6 vel.
Citroën C5 Break 2.2 HDI 16V 6 vel.

Un bastidor de lujo es la principal apuesta de este Mondeo. El comportamiento dinámico de esta berlina familiar es lo que más destaca de la misma, al igual que un mayor nivel prestacional, a pesar de tener 6 CV menos que el modelo de Citroën. En cuanto a las dimensiones interiores están casi a la par del C5 Break, aunque este último ofrece mejores cotas.

No cuenta con el extra de comodidad y ahorro que supone contar con una caja de cambios de seis velocidades, pero es un modelo que cuenta con un propulsor Diesel de similar potencia a la del familiar galo. Su bastidor, al igual que en el caso del Mondeo, está enfocado hacia un comportamiento más excitante y deportivo. Su interior cuenta con un diseño más moderno, aunque no cuenta de serie con el equipamiento del que hace gala el vehículo de la marca del doble chevrón.

El compatriota del C5 Break es, al mismo tiempo, su rival más feroz. Cuentan con una concepción parecida, enfocada al confort para los ocupantes, y con una dotación de serie comparable. La suspensión Hidractiva 3 y los descuentos de Citroën pueden decantar la opción de compra hacia el C5 Break, pero no olvidemos que la protección anti-choque del Laguna es de las mejores del segmento y su mayor potencia le otorgan unas prestaciones superiores.

Por algo más de dinero podemos aspirar al Volkswagen Passat o a su clon, el A4. Ambos cuentan con una mecánica sobresaliente, el 1.9 TDI de 130 CV, que ofrece grandes dosis de potencia, con una entrega de par brutal. Ambos, al mismo tiempo cuentan con el plus de pertenecer a una marca de mayor prestigio entre los conductores españoles. El equipamiento de serie del Passat no es tan amplia como la del C5 y además adolece de poseer una imagen tan fresca como el familiar de Citroën.

Un bastidor de lujo es la principal apuesta de este Mondeo. El comportamiento dinámico de esta berlina familiar es lo que más destaca de la misma, al igual que un mayor nivel prestacional, a pesar de tener 6 CV menos que el modelo de Citroën. En cuanto a las dimensiones interiores están casi a la par del C5 Break, aunque este último ofrece mejores cotas.

No cuenta con el extra de comodidad y ahorro que supone contar con una caja de cambios de seis velocidades, pero es un modelo que cuenta con un propulsor Diesel de similar potencia a la del familiar galo. Su bastidor, al igual que en el caso del Mondeo, está enfocado hacia un comportamiento más excitante y deportivo. Su interior cuenta con un diseño más moderno, aunque no cuenta de serie con el equipamiento del que hace gala el vehículo de la marca del doble chevrón.

El compatriota del C5 Break es, al mismo tiempo, su rival más feroz. Cuentan con una concepción parecida, enfocada al confort para los ocupantes, y con una dotación de serie comparable. La suspensión Hidractiva 3 y los descuentos de Citroën pueden decantar la opción de compra hacia el C5 Break, pero no olvidemos que la protección anti-choque del Laguna es de las mejores del segmento y su mayor potencia le otorgan unas prestaciones superiores.

Por algo más de dinero podemos aspirar al Volkswagen Passat o a su clon, el A4. Ambos cuentan con una mecánica sobresaliente, el 1.9 TDI de 130 CV, que ofrece grandes dosis de potencia, con una entrega de par brutal. Ambos, al mismo tiempo cuentan con el plus de pertenecer a una marca de mayor prestigio entre los conductores españoles. El equipamiento de serie del Passat no es tan amplia como la del C5 y además adolece de poseer una imagen tan fresca como el familiar de Citroën.

Un bastidor de lujo es la principal apuesta de este Mondeo. El comportamiento dinámico de esta berlina familiar es lo que más destaca de la misma, al igual que un mayor nivel prestacional, a pesar de tener 6 CV menos que el modelo de Citroën. En cuanto a las dimensiones interiores están casi a la par del C5 Break, aunque este último ofrece mejores cotas.

No cuenta con el extra de comodidad y ahorro que supone contar con una caja de cambios de seis velocidades, pero es un modelo que cuenta con un propulsor Diesel de similar potencia a la del familiar galo. Su bastidor, al igual que en el caso del Mondeo, está enfocado hacia un comportamiento más excitante y deportivo. Su interior cuenta con un diseño más moderno, aunque no cuenta de serie con el equipamiento del que hace gala el vehículo de la marca del doble chevrón.

El compatriota del C5 Break es, al mismo tiempo, su rival más feroz. Cuentan con una concepción parecida, enfocada al confort para los ocupantes, y con una dotación de serie comparable. La suspensión Hidractiva 3 y los descuentos de Citroën pueden decantar la opción de compra hacia el C5 Break, pero no olvidemos que la protección anti-choque del Laguna es de las mejores del segmento y su mayor potencia le otorgan unas prestaciones superiores.

Por algo más de dinero podemos aspirar al Volkswagen Passat o a su clon, el A4. Ambos cuentan con una mecánica sobresaliente, el 1.9 TDI de 130 CV, que ofrece grandes dosis de potencia, con una entrega de par brutal. Ambos, al mismo tiempo cuentan con el plus de pertenecer a una marca de mayor prestigio entre los conductores españoles. El equipamiento de serie del Passat no es tan amplia como la del C5 y además adolece de poseer una imagen tan fresca como el familiar de Citroën.

Un bastidor de lujo es la principal apuesta de este Mondeo. El comportamiento dinámico de esta berlina familiar es lo que más destaca de la misma, al igual que un mayor nivel prestacional, a pesar de tener 6 CV menos que el modelo de Citroën. En cuanto a las dimensiones interiores están casi a la par del C5 Break, aunque este último ofrece mejores cotas.

No cuenta con el extra de comodidad y ahorro que supone contar con una caja de cambios de seis velocidades, pero es un modelo que cuenta con un propulsor Diesel de similar potencia a la del familiar galo. Su bastidor, al igual que en el caso del Mondeo, está enfocado hacia un comportamiento más excitante y deportivo. Su interior cuenta con un diseño más moderno, aunque no cuenta de serie con el equipamiento del que hace gala el vehículo de la marca del doble chevrón.

El compatriota del C5 Break es, al mismo tiempo, su rival más feroz. Cuentan con una concepción parecida, enfocada al confort para los ocupantes, y con una dotación de serie comparable. La suspensión Hidractiva 3 y los descuentos de Citroën pueden decantar la opción de compra hacia el C5 Break, pero no olvidemos que la protección anti-choque del Laguna es de las mejores del segmento y su mayor potencia le otorgan unas prestaciones superiores.

Por algo más de dinero podemos aspirar al Volkswagen Passat o a su clon, el A4. Ambos cuentan con una mecánica sobresaliente, el 1.9 TDI de 130 CV, que ofrece grandes dosis de potencia, con una entrega de par brutal. Ambos, al mismo tiempo cuentan con el plus de pertenecer a una marca de mayor prestigio entre los conductores españoles. El equipamiento de serie del Passat no es tan amplia como la del C5 y además adolece de poseer una imagen tan fresca como el familiar de Citroën.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...