Citroën C5 2.7 Vs Audi A4 2.7

Durante décadas, entrar en territorio germano siempre se había traducido en disfrutar de un plus de tecnología y avance cualitativo. Sin embargo, entre las berlinas medias, primero Renault y ahora Citroën se atreven a saltar la frontera para pelear de tú a tú con los más avanzados productos teutones.
-
Citroën C5 2.7  Vs Audi A4 2.7
Citroën C5 2.7 Vs Audi A4 2.7

Aquí, la suspensión marca la diferencia. Es difícil encontrar calificativos para la Hidractiva III+ de Citroën. En muchos momentos parece como que vamos por encima del asfalto, sin llegar a tocarlo. No sólo tiene mérito haber obtenido un resultado tan espectacular –porque se ha minimizado la brusquedad transmitida por los baches cortantes- sino que también seguir una línea diferente a todos, es un segundo mérito. Con decir que, en la posición Sport, este C5 se muestra mucho más confortable que el Audi A4 con el ‘Drive Select’ en ‘Confort‘, creemos que está dicho todo. El modelo alemán, con estos muelles deportivos, transmite con sequedad las irregularidades, aunque la amortiguación sea emplazada en su regulación menos agresiva.

Por dentro, de nuevo, Audi incorpora en esta unidad unos asientos opcionales a sobreprecio, realmente excelentes, que generan un confort y sujeción algo por encima de los también espectaculares del C5, que, por su parte, poseen un reglaje de la parte superior del respaldo para ajustar a las diferentes morfologías. Hay que recalcar que los dispuestos en esta unidad del Citroën son los incluidos en el Pack ‘Exclusive Cuero Integral’, cuyo costo total se acerca a los siete mil euros, pero que deja el habitáculo como el de una berlina de máximo lujo. A las fotos me remito.

El interior sólo muestra una ganancia espacial del C5 –un coche más grande- en las plazas delanteras. Bueno, y también el maletero. Delante, en el C5 se viaja con la sensación de ir en una gran berlina, algo que el Audi se guarda muy mucho de hacer. Si no, el A6 se enfadaría. Detrás, es curioso comprobar cómo las tornas entre las actuales generaciones se han cambiado y la estética comprime las cotas del Citroën, más cortas en altura trasera y anchura, esto sin que podamos ofrecer razón alguna.

El equipamiento no deja de ser un elemento que nos hace la vida más agradable y fácil dentro de un coche. Y entre estos dos modelos, en su dotación de serie, hay una diferencia de 6.900 euros –precios Audi- a favor del Citroën. Sin comentarios.

El modelo francés dispone de serie de estos elementos que el alemán no posee: airbag de rodillas, control de nivel de suspensión, control de crucero, de presión de neumáticos, encendido automático de faros y rueda de repuesto de tamaño normal. Todos ellos inciden, de una manera u otra, en la seguridad de un viaje. Por su parte, el Audi posee alarma antirrobo y, opcionalmente, el control de crucero adaptativo –1.575 euros-, que el C5 no ofrece ni pagando suplemento.

El C5 ha pasado las pruebas de choque EuroNCAP, con cinco estrellas –el máximo- en la protección de adultos, cuatro en la de niños y dos en caso de atropello a peatones. Al Audi no ha realizado dichas pruebas. A la hora de frenar, el modelo alemán se muestra más corto en la distancia de detención, siempre con la condición de usar la opción del sistema ‘Audi Drive Select’ que endurece la amortiguación –a pesar de realizarse la prueba en ‘automático’- en situaciones de frenada enérgica, por lo que, en principio, deben ser mejores que si se utiliza la sus-pensión de serie.

Si igualamos equipamiento de serie del A4 con el del C5, la diferencia de precio entre ambos se va hasta 11.030 euros. Por tanto, otorgar sólo media estrella más al C5, creemos, es valorar, y mucho, el peso de un nombre y un símbolo. Porque, con ese dinero, ya os imagináis lo que se puede hacer. Incluso comprar otro coche de buen tamaño.

Audi A4 2.7 TDI Multitronic Citroën C5 2.7 HDI Exclusive
— Terminación — Confort excepcional
— Comportamiento — Presentación impecable
— Motor / cambio — Comportamiento
Audi A4 2.7 TDI Multitronic Citroën C5 2.7 HDI Exclusive
— Rueda de emergencia — Consumo alto
— Equipamiento justo — Cambio más lento
— Confort de suspensión — Inicio de marcha lento
Salto cualitativo
Comportamiento dinámico

Aquí, la suspensión marca la diferencia. Es difícil encontrar calificativos para la Hidractiva III+ de Citroën. En muchos momentos parece como que vamos por encima del asfalto, sin llegar a tocarlo. No sólo tiene mérito haber obtenido un resultado tan espectacular –porque se ha minimizado la brusquedad transmitida por los baches cortantes- sino que también seguir una línea diferente a todos, es un segundo mérito. Con decir que, en la posición Sport, este C5 se muestra mucho más confortable que el Audi A4 con el ‘Drive Select’ en ‘Confort‘, creemos que está dicho todo. El modelo alemán, con estos muelles deportivos, transmite con sequedad las irregularidades, aunque la amortiguación sea emplazada en su regulación menos agresiva.

Por dentro, de nuevo, Audi incorpora en esta unidad unos asientos opcionales a sobreprecio, realmente excelentes, que generan un confort y sujeción algo por encima de los también espectaculares del C5, que, por su parte, poseen un reglaje de la parte superior del respaldo para ajustar a las diferentes morfologías. Hay que recalcar que los dispuestos en esta unidad del Citroën son los incluidos en el Pack ‘Exclusive Cuero Integral’, cuyo costo total se acerca a los siete mil euros, pero que deja el habitáculo como el de una berlina de máximo lujo. A las fotos me remito.

El interior sólo muestra una ganancia espacial del C5 –un coche más grande- en las plazas delanteras. Bueno, y también el maletero. Delante, en el C5 se viaja con la sensación de ir en una gran berlina, algo que el Audi se guarda muy mucho de hacer. Si no, el A6 se enfadaría. Detrás, es curioso comprobar cómo las tornas entre las actuales generaciones se han cambiado y la estética comprime las cotas del Citroën, más cortas en altura trasera y anchura, esto sin que podamos ofrecer razón alguna.

El equipamiento no deja de ser un elemento que nos hace la vida más agradable y fácil dentro de un coche. Y entre estos dos modelos, en su dotación de serie, hay una diferencia de 6.900 euros –precios Audi- a favor del Citroën. Sin comentarios.

El modelo francés dispone de serie de estos elementos que el alemán no posee: airbag de rodillas, control de nivel de suspensión, control de crucero, de presión de neumáticos, encendido automático de faros y rueda de repuesto de tamaño normal. Todos ellos inciden, de una manera u otra, en la seguridad de un viaje. Por su parte, el Audi posee alarma antirrobo y, opcionalmente, el control de crucero adaptativo –1.575 euros-, que el C5 no ofrece ni pagando suplemento.

El C5 ha pasado las pruebas de choque EuroNCAP, con cinco estrellas –el máximo- en la protección de adultos, cuatro en la de niños y dos en caso de atropello a peatones. Al Audi no ha realizado dichas pruebas. A la hora de frenar, el modelo alemán se muestra más corto en la distancia de detención, siempre con la condición de usar la opción del sistema ‘Audi Drive Select’ que endurece la amortiguación –a pesar de realizarse la prueba en ‘automático’- en situaciones de frenada enérgica, por lo que, en principio, deben ser mejores que si se utiliza la sus-pensión de serie.

Si igualamos equipamiento de serie del A4 con el del C5, la diferencia de precio entre ambos se va hasta 11.030 euros. Por tanto, otorgar sólo media estrella más al C5, creemos, es valorar, y mucho, el peso de un nombre y un símbolo. Porque, con ese dinero, ya os imagináis lo que se puede hacer. Incluso comprar otro coche de buen tamaño.

Audi A4 2.7 TDI Multitronic Citroën C5 2.7 HDI Exclusive
— Terminación — Confort excepcional
— Comportamiento — Presentación impecable
— Motor / cambio — Comportamiento
Audi A4 2.7 TDI Multitronic Citroën C5 2.7 HDI Exclusive
— Rueda de emergencia — Consumo alto
— Equipamiento justo — Cambio más lento
— Confort de suspensión — Inicio de marcha lento
Salto cualitativo
Comportamiento dinámico

Galería relacionada

Citroën C5 2.7 Vs Audi A4 2.7

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...