Citroën C5 2.2 HDI 173 FAP

El C5 queda completado con un motor Diesel que este modelo iba pidiendo a gritos. Agrado de conducción, buena respuesta y consumos contenidos son los elementos más destacados de un propulsor con una alta dosis de tecnología.
-
Citroën C5 2.2 HDI 173 FAP
Citroën C5 2.2 HDI 173 FAP

Desde que apareció en 2001, el C5 de Citroën ha mantenido su espíritu prácticamente inalterado: una berlina (o familiar) de tamaño medio, asequible económicamente, con un alto nivel de equipamiento de serie, una alta dosis de confort y un gran atención por la seguridad a bordo. Esa filosofía le ha llevado a vender más de 600.000 unidades en todo el mundo, un éxito que explicaría los escasos retoques que ha recibido el modelo, a pesar de su restyling a finales de 2004. En lugar de grandes modificaciones estéticas, la marca francesa ha preferido centrarse en la sustitución de mecánicas y en la evolución de elementos que mucho tienen que ver con el confort y la seguridad.

Ahora, con la llegada del motor HDI de 170 CV con FAP (Filtro Activo de Partículas), que se presenta paralelamente en el Peugeot 407, Citroën completa la gama C5 con la versión más potente impulsada por gasóleo. Es cierto, desde que apareció la segunda generación del C5 (más bien, una renovación), ésta se había quedado con el motor HDI de 136 CV, algo escasos para satisfacerlas expectativas de los clientes más exigentes, como tope de las variantes Diesel. Ahora un año y medio después, llega al mercado un propulsor en el que PSA Peugeot Citroën ha puesto toda la carne en el asador para conseguir una mecánica más potente, más ecológica y más confortable.

El nuevo motor se fabrica en la factoría de Tremery (Francia) y ha sido fruto de la colaboración con Ford. La inclusión del 2.2 HDI supone 2.400 euros más que las variantes respectivas, tanto berlina como familiar, de las versiones 2.0 HDI. Estos son los precios:

  • 2.2 HDI 173 FAP Premier, 26.680 euros
  • 2.2 HDI 173 FAP Exclusive, 28.780 euros
  • 2.2 HDI 173 FAP Exclusive Break, 29.720 euros

    El 2.2 HDI destaca, ante todo, por un incremento sustancial de cifra de par y de potencia respecto al motor de 2,2 litros que equipaba al C5 de la primera generación. Aquel rendía 136 CV a 4.000 rpm, mientras que éste proporciona 170 CV. Ahora, la cifra de par máximo es de 37 mkg obtenidos a 1.500 vueltas frente a los 31,4 mkg del primer HDI 2.2, conseguidos a 2.000 rpm. Y, lo que es más importante, según sus responsables, mantiene esa fuerza hasta las 2.700 rpm, haciendo más elástica la curva de par y ampliando el abanico de utilización.

    El porqué hay que buscarlo en el elenco de soluciones innovadoras encontradas en este nuevo motor del grupo PSA. La más destacada, y que hace a este propulsor de cuatro cilindros único en el mundo, es la colocación de dos pequeños turbocompresores de geometría fija, que funcionan de manera secuencial y en paralelo. Uno de ellos comienza a actuar a bajos regímenes. A partir de 2.700 rpm es cuando entra en acción el segundo de los turbos. El resultado es una mejor respuesta del motor a las querencias del conductor y una mayor progresividad en la entrega de la potencia.

    Para mostrar la ganancia de prestaciones sólo hay que compararlo con el 2.0 HDI de 136 CV, ahora la versión intermedia de las variantes de gasóleo. Así, con el nuevo motor, el C5 es capaz de recorrer un kilómetro desde parado en 29,8 segundos, acoplado a la berlina, y en 30 segundos, asociado a la carrocería familiar, frente a los 32,9 y 33,2 segundos que tarda el 2.0 HDI en las carrocerías respectivas. Puedes leer ahora la prueba del Citroën C5 2.0 HDI Exclusive que ya hemos publicado.

    Asimismo, cuenta con una nueva cámara de combustión que utiliza un Sistema de Combustión Extrema Convencional (ECCS, en sus siglas en inglés). Básicamente consiste en haberla dotado de una nueva geometría que reduce la proporción de combustible en contacto con las paredes, rebaja la tasa de compresión y disminuye el swirl o torbellino del aire utilizado en la combustión.

    Para completar el conjunto, Citroën recurre a un common rail de tercera generación cuya presión se ha incrementado hasta los 1.800 bares, gracias a la utilización de inyectores piezoeléctricos de siete orificios. Los responsables del motor aseguran que optimizan la cantidad de combustible inyectada en la cámara de combustión –con seis inyecciones por ciclo-, actuando beneficiosamente en el consumo y reducen las emisiones contaminantes, especialmente de óxido de nitrógeno. En la berlina, este motor consume 6,1 litros a los 100 km y en el familiar 6,2, por los 6 litros del 2.0 HDI.

    Además, la utilización de un Filtro Activo de Partículas, elemento ya común a casi todas las gamas de Citroën, ayuda a rebajar la expulsión de partículas de carbono a la atmósfera, cumpliendo con la normativa anticontaminación Euro IV.

    Otro apartado donde se ha trabajado es en el agrado de conducción. Gracias a la colocación de dos árboles de equilibrado de rotación contraria y al cárter de cilindros de doble tabique, elementos ambos que reducen el número de vibraciones del motor y su filtración al habitáculo.

    En materia de seguridad y de equipamiento, el C5 2.2 HDI 173 FAP no introduce ninguna variación significativa respecto al resto de la gama. Cuenta con varias de las soluciones tecnológicas con la impronta Citroën que ya hemos visto en otros C5, como ABS con repartidor electrónico, faros bi-xenon autodireccionables, sensores de estacionamiento, siete airbags, ESP de última generación, ordenador de a bordo, etc.

    También dispone como dotación de serie de la suspensión Hydractive III, que permite adaptar la altura de la carrocería al tipo de conducción que se va a realizar. Además, para el acabado Exclusive, cuenta con dos modos de utilización: Confort y Sport, que controla la dureza de las suspensiones en función de las circunstancias de la conducción. También en ese acabado, dispone de la alerta de cambio involuntario de carril (AFIL), que advierte de las invasiones de carril no señalizadas con el intermitente con una vibración en el lado de la banqueta del conductor hacia el que se haya producido el cambio indeseado.

    Esta versión estará disponible en las terminaciones Premium y Exclusive, en el caso de la berlina, y en el Exclusive, en el caso del familiar. Que Citroën haya reservado los dos niveles de acabado superior con los que cuenta la gama demuestra las expectativas que tiene de que este modelo compita con berlinas medias de un escalón superior.

    Sorprende el nuevo HDI por la respuesta inmediata del propulsor a las mínimas insinuaciones del acelerador, haciendo honor a lo anunciado por la marca. Aunque en esta toma de contacto, limitada únicamente a la berlina, no hemos podido disfrutar de más situaciones de conducción para ver su respuesta al completo, en las que nos hemos encontrado, el nuevo motor Diesel de Citroën ha actuado con contundencia. Lo más destacable es la respuesta a bajos regímenes, que actúa positivamente sobre las recuperaciones. En adelantamientos, no es necesario cambiar de marcha, porque, a medios y elevados giros de motor, su comportamiento también es eficaz. Además, vibra poco y suena bien, redundando en el agrado de conducción.

    <

    p> Aunque permite una conducción tranquilla y placentera, con lo que mayores sensaciones podemos extraer es, lógicamente, con el modo Sport de la suspensión Hydractive III pulsado. La mayor dureza de suspensiones, según la situación a la que nos enfrentemos, y la agilidad del motor nos permiten llevar ritmos ligeros y enlazar curva tras curva con seguridad, sin que la carrocería incline en demasía.

    <

    p> Para completar el conjunto, la caja de cambios de seis velocidades nos ha parecido una combinación acertada, con un buen escalonamiento en las marchas, aunque el tacto de la palanca de cambios nos ha parecido mejorable. En suma, variedad en la configuración de suspensiones y un motor que posee un abanico de utilización muy amplio proporcionan diversas posibilidades de conducción en un vehículo económico y con un alto nivel de equipamiento.

    Galería relacionada

    Citroen C5 HDI 173 CV

  • Te recomendamos

    Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

    Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

    Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

    Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

    Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

    El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...