Citroën C4 Picasso 1.6 BlueHDI EAT6: a prueba un coche familiar ejemplar

Si buscas un coche cómodo, espacioso y práctico para tu familia, el Citroën C4 Picasso es una de las alternativas más recomendables. Probamos su versión Diesel 1.6 BlueHDI EAT6 Shine.
Texto: Óscar Díaz / Fotos: Israel Gardyn -
Citroën C4 Picasso 1.6 BlueHDI EAT6: a prueba un coche familiar ejemplar
Citroën C4 Picasso 1.6 BlueHDI EAT6: a prueba un coche familiar ejemplar

Aunque la popularidad de los monovolúmenes está en retroceso frente a los SUV, ejemplos como este Citroën C4 Picasso demuestran cómo este tipo de automóviles sigue respondiendo de forma ejemplar a las necesidades de las familias

<

p>

PRESTACIONES Citroën C4 Picasso 1.6 BlueHDI EAT6 Shine
Acel. 0-100 km/h 11,0 s
Adelantamiento 80-120 km/h 8,8 s
Sonoridad 100 km/h 64,9 dB
Sonoridad 120 km/h 67,8 dB
Frenada desde 120 km/h 53,2 m
Peso en báscula 1.506 kg

Lejos de buscar reinventar el concepto monovolumen, en Citroën han preferido mantener su esencia en cuanto a espacio interior, modularidad y confort de uso diario, en la actualización de su monovolumen C4 Picasso, y han mejorado lo relativo al aspecto, el equipamiento y la conectividad para reafirmarlo como uno de los mejores monovolúmenes compactos desde el punto de vista de las necesidades familiares. 

El Citroën C4 Picasso mantiene un interior muy generoso en espacio (6 cm más ancho atrás a la altura de los hombros que el Renault Scénic), un gran maletero y suma unas plazas traseras individuales con 13 cm de regulación longitudinal y dos posiciones para los respaldos, aunque ya no son extraíbles, y unas plazas delanteras amplias, muy cómodas, pero sin demasiado apoyo lateral —algo sólo importante en conducción deportiva, poco probable en este caso—. 

CONSUMOS Citroën C4 Picasso 1.6 BlueHDI EAT6 Shine
Consumo en ciudad 6,1 l/100 km
Consumo en carretera 5,2 l/100 km
Consumo medio 5,7 l/100 km

El habitáculo del Citroën C4 Picasso cuenta con otra serie de detalles prácticos e interesantes, como el cajón disponible bajo la doble pantalla del sistema multimedia que no sólo sirve para guardar objetos de pequeño tamaño, sino que también alberga las tomas de la conexión auxiliar, de corriente y de USB. Respecto al tacto de los mandos, éste lo consideramos suave, aunque los presentes en el volante multifunción no nos gustan tanto. Otro aspecto positivo a destacar es la ubicación de la palanca del cambio sobre el volante, una posición que nos resulta cómoda y que a su vez libera espacio en la consola. 

Citroën C4 Picasso 1.6 BlueHDI EAT6Citroën C4 Picasso 1.6 BlueHDi Shine: su comportamiento

El motor Diesel BlueHDI 1.6 de 120 CV que impulsar nuestra versión de pruebas del Citroën C4 Picasso supone un buen punto de equilibrio entre potencial dinámico y economía. Cierto es que no tiene una aceleración brutal, pero sí permite mantener el ritmo de crucero en vías despejadas aun circulando cargado y, en caso de necesitar ganar velocidad, el cambio automático —suave, con poco resbalamiento y suficientemente rápido— se convierte en un aliado gracias a su eficaz «kick down». También resulta brillante su equipo de frenos, demasiado asistido quizá, capaz de conseguir unas grandes distancias de parada. 

ESPACIO Citroën C4 Picasso 1.6 BlueHDI EAT6 Shine
Anchura delantera 147 cm
Anchura trasera 143 cm
Altura delantera 94-102 cm
Altura trasera 92 cm
Espacio para piernas 62-75 cm
Maletero 585-720 litros

El punto menos positivo en el comportamiento del Citroën C4 Picasso aparece al circular a ritmo alto en curvas, donde la blanda suspensión y una dirección poco instantánea sugieren marcar bien las transiciones entre frenar, girar el volante y que el tren delantero guíe hacia el interior de la curva, aunque no debemos temer una pérdida de trayectoria. Bien diferente es su bacheo y el paso sobre reductores de velocidad, donde apenas notaremos impactos que incomoden a los pasajeros; cuestiones estas más valoradas en un coche familiar

Citroën C4 Picasso 1.6 BlueHDI, nuestra conclusión

Pocos coches incluyen de una manera tan ejemplar las virtudes de un monovolumen tipo por confort de rodadura, espacio interior, modularidad de sus asientos traseros independientes y regulables o por un motor de poco consumo con suficiente potencial dinámico. Si le sumamos un cambio automático de tacto exquisito, sólo el precio podría hacernos dudar; aunque claro, también hay versiones menos equipadas. 

También te puede interesar

- Citroën C5 Aircross: nuevo SUV a la venta en 2018

- Citroën C4 Cactus by Bnomio, el primer coche tatuado

- Coches para el recuerdo: Citroën GS

 

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...