Publicidad

Citroën C4 Cactus, Renault Captur y Peugeot 2008, ¿cuál es mejor?

Los SUV pequeños siguen creciendo. Enfrentamos hoy al líder Renault Captur con un renovado Peugeot 2008 de imagen más campera y el siempre original Citroën C4 Cactus.
Lorenzo Alcocer.

Twitter: @autopista_es Fotos: Félix Macías -

Citroën C4 Cactus, Renault Captur y Peugeot 2008, ¿cuál es mejor?
Citroën C4 Cactus, Renault Captur y Peugeot 2008, ¿cuál es mejor?

Resulta repetitivo comentar que los SUV se están convirtiendo en el estándar del coche convencional de nuestros días. Basta su imagen, que también es cierto conlleva interiormente otros prácticos valores, para convertirse en alternativas al compacto, a la berlina, al monovolumen… e incluso ahora también al vehículo utilitario. El Renault Captur es en la actualidad el líder de este creciente segmento de SUV urbanos y cada mes se venden casi tantos Renault Captur ya como Renault Clio.

Valora tu coche gratisIndudablemente, la capacidad de estos pequeños SUV para rodar fuera del asfalto, por su mayor altura libre al suelo, es lo de menos. Lo de más es hoy esa fisonomía que conlleva una mayor altura de asientos, y con lo que esto transmite: sensación de mayor control del entorno y confort de acceso y acomodo. Se convierte sin duda en su mejor argumento. Y en este sentido, también puede serlo el Renualt Captur frente al Peugeot 2008 y el Citroën C4 Cactus a los que enfrentamos. Estos dos coches del Grupo francés PSA no marcan tanto esta característica SUV y, cuando te sientas en ellos, no sientes ya de inicio una altura de caderas superior a la de un coche convencional, especialmente en el C4 Cactus, que en este aspecto es un coche normal. No en vano, es hasta 11 centímetros más bajo que el propio Renault Captur.

Citroën C4 Cactus, Renault Captur y Peugeot 2008: espacio

La mayor cota de caderas del Renault Captur también se agradece mucho en las plazas traseras. Su acceso es más cómodo y resulta más agradable para quien trate habitualmente con sillas infantiles. Y hablando de llevar niños y de sus consecuencias, qué buena solución las fundas desmontables de los asientos de este Captur para poder lavarlas o renovarlas. Y otra solución cargada de practicidad de este coche es su banqueta trasera deslizable longitudinalmente (15 centímetros), lo que permite variar a demanda el espacio para las piernas de los pasajeros traseros o el maletero.

Comparativa SUV urbanosLlevada la banqueta a los extremos, el Renault Captur ofrece muchísimo más maletero (hasta 485 litros, 370 con el asiento atrás del todo) o espacio para piernas (hasta 76 centímetros, 61 adelantando su posición) que Peugeot 2008 (380 litros siempre de maletero y 70 cm de espacio para piernas) y Citroën C4 Cactus (400 litros de maletero y 72 cm para piernas). El Captur en ambos casos alcanza valores de coches mucho más grandes.

Por su parte, el Peugeot 2008 llama tu atención por su puesto de conducción, que, no por asimilado ya, deja de sorprender por pequeño volante y elevado cuadro de relojes, que te llevan a tomar una posición seguramente diferente a como lo harías en otro coche. También este 2008 en acabado superior Allure presenta una calidad de materiales y acabados que parece estar por encima de sus dos rivales. Y como luego comentaremos, en conjunto resulta el Peugeot un coche con un punto de refinamiento superior al de Citroën C4 Cactus y Renault Captur.

Particularmente, he encontrado los asientos cortos de banqueta en los Renault Captur y Peugeot 2008, y por eso mismo al sentarme en el Citroën C4 Cactus agradezco que los suyos sean mucho más amplios. También es evidente que los asientos del Cactus son de mullido blando, una definición que puede agradecerse en el trayecto corto, pero no sé si en el largo será del agrado de todo el mundo. Por otro lado, su minimalista salpicadero destaca por su vanguardista cuadro de relojes digital (renuncia al cuentarrevoluciones) y pantalla central táctil, que elimina prácticamente todo tipo de interruptor físico de acceso directo y dificulta un poco el manejo rápido del equipamiento. Pero más cuestionable resulta su techo panorámico de cristal opcional. Sin una cortinilla que lo pueda cubrir (como sí la tiene el Peugeot 2008), ante exposiciones bajo el sol el habitáculo del C4 Cactus se convierte en una sauna, con el añadido que para los pasajeros de las plazas traseras supone que las ventanillas ahí detrás solo se abatan mínimamente. El Cactus juega con la sencillez como parte de la personalidad del coche, pero en algunos aspectos se cuestionan sus mínimos.

Renault CapturCitroën C4 Cactus, Renault Captur y Peugeot 2008: velocidad y consumo

El Renault Captur vuelve a llamar nuestra atención cuando nos ponemos en movimiento. La respuesta de su motor Diesel 1.5 dCi de 110 CV de potencia te transmite ser más capaz que el 1.6 BlueHDI de 100 CV del Grupo PSA que montan tanto Citroën C4 Cactus como Peugeot 2008. Aunque no poco influyen las cajas de cambio de cada uno: de 6 velocidades y estrechos saltos en el Renault, por 5 velocidades más abiertas en los Citroën y Peugeot. Con esas combinaciones, desde que inicias la marcha te encuentras un Renault Captur con respuesta de acelerador más viva, que te hace sentirlo más ágil en las congestionadas calles y más rápido cuando se trata de serlo en carretera.

Los dos SUV de PSA responden más pausadamente, aunque el Peugeot 2008 es más una cuestión de sensaciones, que de resultados. En cualquier caso, son "utilitarios" con capacidades para rodar por carreteras y autopistas con buena solvencia. Eso sí, nos ha llamado la atención la diferente respuesta que nos hemos encontrado en el Renault Captur durante nuestra prueba. La fuerza y progresión con que habitualmente respondía el dCi de 110 CV, en otros momentos de alta solicitación y con temperaturas ambientales muy elevadas, se tornaba menos vigorosa.

El Renault Captur impone pues el ritmo, pero también lo pagas con los consumos más altos. No obstante, son bajísimos y por eso mismo nos parecen sorprendentes los consumos que nuestro Centro Técnico ha verificado en los Peugeot 2008 y Citroën C4 Cactus. El Citroën es capaz de restarle un litro al Renault en ciudad. Y en carretera, con 4,0 l/100 km de media (por los 4,2 del Peugeot 2008 y los 4,5 del Renault Captur), es uno de los coches más frugales hoy del mercado. Siendo el C4 Cactus un coche más grande que Captur y 2008, también resulta luego más ligero (1.192 kg, por los 1.243 del 2008 y los 1.316 del Captur) y mueve un generoso desarrollo de cambio que, como decíamos antes, a costa de ceder en prestaciones y sensaciones, lo gana con una gran eficiencia. En su renovación, el Peugeot 2008 ha cambiado aquel excepcional (y caro) dispositivo Stop-Start por alternador reversible, que incluso adelantaba la parada del motor por debajo de los 20 km/h, por un sistema convencional como el del Cactus y Captur que, todo hay que decirlo, ha perdido refinamiento, que no eficiencia.

Citroën C4 Cactus, Renault Captur y Peugeot 2008: confort

Y, en marcha, ¿también el mismo confort francés? Pues puede haber cierta similitud entre los modelos del Grupo PSA, pero cada coche tiene su propia personalidad con los pasajeros y el conductor. El Renault Captur, por ejemplo, opta por reglajes de suspensión más firmes, nunca duros, que encajan con la reactividad de su motor para hacer un conjunto más dinámico de conducir. Es un coche muy llevadero y fácil de dirigir, que no te pone en apuros y lo sientes consistente y seguro.

Citroën C4 CactusEl polo opuesto es el Citroën C4 Cactus. Como buen producto Citroën, no disimula unas suspensiones muy flexibles, que inicialmente te dan un alto confort de marcha, pero a costa de aceptar balanceos laterales y longitudinales muy evidentes en su carrocería. Y cuando ruedas ligero, entre curvas o afrontas baches, su tacto es el más impreciso y hasta cuestionas la calidad de su pisada. El Peugeot 2008 tiene un gran punto medio: rueda más filtrado que el Renault Captur, pero también se siente más retenido de movimientos que el C4 Cactus cuando fuerzas la marcha. En general, se siente muy equilibrado y el más refinado, aun condicionado este acabado Allure por unos neumáticos de invierno M+S que le limita en fuertes apoyos y frenadas, como le faculta como el más capaz para quien ve en un SUV también la excusa perfecta para rodar por todo tipo de firmes con un plus de seguridad.

En definitiva, qué coche tan completo es el líder de ventas del segmento, el Renault Captur. A sus mandos, por cierto, es el que más te transmite ir en un coche más elevado, con lo que esto reporta. Y su practicidad interior le da mucha ventaja. También su mecánica entusiasma más. El Cactus hace de su atrevida imagen su mejor argumento (y su eficiencia). El refinamiento y la calidad la pone el 2008. Y si aprovechas sus neumáticos y electrónica, como hemos dicho es el más capaz para rodar por cualquier superficie.

También te puede interesar:

Especial SUV: los nuevos pequeños que vienen

Guía SUV: los mejores coches para comprar en 2016 y 2017

La guía más completa para comprar un SUV