Chrysler 300C 3.0 V6 CRD

Hay otras maneras de tener “clase” en el segmento premium más allá de los dictados de Mercedes. Te montamos en un modelo que lleva uno de los Diesel más avanzados del mercado, que tiene el tamaño casi de un Phaeton, pero al precio de un Passat, y, por si fuera poco, que no se parece en nada a ninguno de ellos.
-
Chrysler 300C 3.0 V6 CRD
Chrysler 300C 3.0 V6 CRD

Audi es referencia obligada en este segmento, pero habría que limitar mucho con cuál de sus modelos competir frente al Chrysler 300C. Por tamaño, tendríamos que enfrentarlo a un A8, pero la diferencia de precio sería insalvable. Tampoco habría comparación en terminación y calidad. Por eso, hemos elegido este A6: con un motor TDi de 180 CV, ofrece peores prestaciones que nuestro protagonista. Sin embargo, no podemos negar que hay mucha gente que valora llevar los “cuatro aros” de la casa de Ingolstadt en el frontal del coche.

Si necesitas más espacio, mejor un XJ, pero ya se te irá de precio. De hecho, este S-Type resulta casi 5.000 euros más caro que el 300C. No lo olvides: encontrarás el porqué si echas un vistazo a su interior. Lujo y clase, asegurados.

El “ejecutivo” de Opel lleva el bastidor del Vectra. Por lo tanto, el comportamiento está asegurado. Sin embargo, respecto al 300C es más pequeño y no ofrece una mecánica de la misma solvencia. Su tres litros desarrolla 184 CV y un par de 40,81 mkg: las diferencias en carretera serán palpables.

El único que puede plantar cara a la mecánica del modelo de Chrysler. Además, su HDi es todo un ejemplo a la hora de contener el ruido.
El Peugeot 607 tiene una imagen muy atractiva, que está a punto de ser remodelada, y, aunque es algo más pequeño, ofrece un generoso interior.

Audi es referencia obligada en este segmento, pero habría que limitar mucho con cuál de sus modelos competir frente al Chrysler 300C. Por tamaño, tendríamos que enfrentarlo a un A8, pero la diferencia de precio sería insalvable. Tampoco habría comparación en terminación y calidad. Por eso, hemos elegido este A6: con un motor TDi de 180 CV, ofrece peores prestaciones que nuestro protagonista. Sin embargo, no podemos negar que hay mucha gente que valora llevar los “cuatro aros” de la casa de Ingolstadt en el frontal del coche.

Si necesitas más espacio, mejor un XJ, pero ya se te irá de precio. De hecho, este S-Type resulta casi 5.000 euros más caro que el 300C. No lo olvides: encontrarás el porqué si echas un vistazo a su interior. Lujo y clase, asegurados.

El “ejecutivo” de Opel lleva el bastidor del Vectra. Por lo tanto, el comportamiento está asegurado. Sin embargo, respecto al 300C es más pequeño y no ofrece una mecánica de la misma solvencia. Su tres litros desarrolla 184 CV y un par de 40,81 mkg: las diferencias en carretera serán palpables.

El único que puede plantar cara a la mecánica del modelo de Chrysler. Además, su HDi es todo un ejemplo a la hora de contener el ruido.
El Peugeot 607 tiene una imagen muy atractiva, que está a punto de ser remodelada, y, aunque es algo más pequeño, ofrece un generoso interior.

Audi es referencia obligada en este segmento, pero habría que limitar mucho con cuál de sus modelos competir frente al Chrysler 300C. Por tamaño, tendríamos que enfrentarlo a un A8, pero la diferencia de precio sería insalvable. Tampoco habría comparación en terminación y calidad. Por eso, hemos elegido este A6: con un motor TDi de 180 CV, ofrece peores prestaciones que nuestro protagonista. Sin embargo, no podemos negar que hay mucha gente que valora llevar los “cuatro aros” de la casa de Ingolstadt en el frontal del coche.

Si necesitas más espacio, mejor un XJ, pero ya se te irá de precio. De hecho, este S-Type resulta casi 5.000 euros más caro que el 300C. No lo olvides: encontrarás el porqué si echas un vistazo a su interior. Lujo y clase, asegurados.

El “ejecutivo” de Opel lleva el bastidor del Vectra. Por lo tanto, el comportamiento está asegurado. Sin embargo, respecto al 300C es más pequeño y no ofrece una mecánica de la misma solvencia. Su tres litros desarrolla 184 CV y un par de 40,81 mkg: las diferencias en carretera serán palpables.

El único que puede plantar cara a la mecánica del modelo de Chrysler. Además, su HDi es todo un ejemplo a la hora de contener el ruido.
El Peugeot 607 tiene una imagen muy atractiva, que está a punto de ser remodelada, y, aunque es algo más pequeño, ofrece un generoso interior.

Audi es referencia obligada en este segmento, pero habría que limitar mucho con cuál de sus modelos competir frente al Chrysler 300C. Por tamaño, tendríamos que enfrentarlo a un A8, pero la diferencia de precio sería insalvable. Tampoco habría comparación en terminación y calidad. Por eso, hemos elegido este A6: con un motor TDi de 180 CV, ofrece peores prestaciones que nuestro protagonista. Sin embargo, no podemos negar que hay mucha gente que valora llevar los “cuatro aros” de la casa de Ingolstadt en el frontal del coche.

Si necesitas más espacio, mejor un XJ, pero ya se te irá de precio. De hecho, este S-Type resulta casi 5.000 euros más caro que el 300C. No lo olvides: encontrarás el porqué si echas un vistazo a su interior. Lujo y clase, asegurados.

El “ejecutivo” de Opel lleva el bastidor del Vectra. Por lo tanto, el comportamiento está asegurado. Sin embargo, respecto al 300C es más pequeño y no ofrece una mecánica de la misma solvencia. Su tres litros desarrolla 184 CV y un par de 40,81 mkg: las diferencias en carretera serán palpables.

El único que puede plantar cara a la mecánica del modelo de Chrysler. Además, su HDi es todo un ejemplo a la hora de contener el ruido.
El Peugeot 607 tiene una imagen muy atractiva, que está a punto de ser remodelada, y, aunque es algo más pequeño, ofrece un generoso interior.

Audi es referencia obligada en este segmento, pero habría que limitar mucho con cuál de sus modelos competir frente al Chrysler 300C. Por tamaño, tendríamos que enfrentarlo a un A8, pero la diferencia de precio sería insalvable. Tampoco habría comparación en terminación y calidad. Por eso, hemos elegido este A6: con un motor TDi de 180 CV, ofrece peores prestaciones que nuestro protagonista. Sin embargo, no podemos negar que hay mucha gente que valora llevar los “cuatro aros” de la casa de Ingolstadt en el frontal del coche.

Si necesitas más espacio, mejor un XJ, pero ya se te irá de precio. De hecho, este S-Type resulta casi 5.000 euros más caro que el 300C. No lo olvides: encontrarás el porqué si echas un vistazo a su interior. Lujo y clase, asegurados.

El “ejecutivo” de Opel lleva el bastidor del Vectra. Por lo tanto, el comportamiento está asegurado. Sin embargo, respecto al 300C es más pequeño y no ofrece una mecánica de la misma solvencia. Su tres litros desarrolla 184 CV y un par de 40,81 mkg: las diferencias en carretera serán palpables.

El único que puede plantar cara a la mecánica del modelo de Chrysler. Además, su HDi es todo un ejemplo a la hora de contener el ruido.
El Peugeot 607 tiene una imagen muy atractiva, que está a punto de ser remodelada, y, aunque es algo más pequeño, ofrece un generoso interior.

Galería relacionada

Chrysler 300C 3.0 V6 CRD

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...