Chevrolet Lacetti 1.6 CDX

Ahora es Chevrolet, pero muy poco ha cambiado de cuando se comercializaba bajo la bandera de Daewoo. El Lacetti es un modelo bien situado en precio, espacioso y correcto. Sin embargo, ¿sale tan barato?
-
Chevrolet Lacetti 1.6 CDX
Chevrolet Lacetti 1.6 CDX

Ahora te vamos a hablar de cosas menos tangibles, pero que tienes que tener en cuenta a la hora de comprar un coche. Para empezar, porque, aunque te ahorres algo de dinero en el concesionario, seguramente la diferencia de precio te la dejarás en las gasolineras. ¡Nuestro protagonista tiene auténtica sed!

Su motor presenta muchos claroscuros. Nos ha parecido agradable y dispuesto a bajas vueltas, pero notamos un pequeño bache alrededor de las 2.500 rpm. Así, optamos por llevarlo muy alto de revoluciones. Según nuestro Centro Técnico, el par máximo lo alcanza a las 3.750 rpm. No es un derroche acelerando, pero, si queremos mantener un ritmo alegre, nos tendremos que mover en ese margen del cuentarrevoluciones. Y aquí se mostrará muy ruidoso (además del murmullo del motor, multitud de pequeños ruidos se cuelan en el interior del habitáculo) y terriblemente insaciable: aunque las cifras oficiales sitúan su consumo muy cerca del de sus rivales, hemos comprobado en nuestro Centro Técnico que necesitará casi 9 litros cada 100 kilómetros de media (tres más de lo que rezaba en su ficha oficial).

El cambio tampoco le pone las cosas fáciles. Han optado por desarrollos demasiado largos, que le hacen muy remolón a la hora de recuperar. Tendrás que “tirar del cambio” constantemente. Además, la palanca tiene un manejo algo malo, parece que se traba al insertar algunas marchas.

Esta vez la culpa no es de los ingenieros, sino de los responsables económicos de la compañía. Cuando todavía era Daewoo, decidieron que todos los Lacetti llevarían una única transmisión con el fin de abaratar gastos. Así, desarrollaron un cambio para el modelo más potente y se lo pusieron al resto de la gama.

Cierto que no hemos encontrado ninguna pega a su comportamiento en carretera: bastante tiene con las trabas que le pone el motor y el cambio. Sin embargo, tenemos que destacar que no puedes montar el necesario control de estabilidad.

Es una lástima, porque el Lacetti tiene buenos modales en carretera. Presume de un pisar aplomado, gracias a su amplia batalla (distancia entre ejes). Nos ha gustado su motricidad y los datos recogidos en nuestro Centro Técnico reflejan que no sólo frena bien, además sus marcas mejoran con el uso.

Si nos centramos en el paso por curvas, tenemos que darle buena nota a su esquema de suspensiones. Resulta un poco seco en algunos momentos, pero esta sensación da confianza al volante sin llegar a ser molesta para los pasajeros.

No sólo tendrás espacio a buen precio. Con este Lacetti no tienes que resignarte a los carriles más a la derecha de la autopista. Alcanza y mantiene buenos ritmos, aunque no pierdas de vista dónde te quedan las estaciones de servicio, porque tendrás que parar cada poco tiempo.

Galería relacionada

Chevrolet Lacetti

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...