Chevrolet Aveo

En abril de 2008 comenzarán a llegar las primeras unidades del Chevrolet Aveo a los concesionarios. Tendrá carrocerías de 3, 4 y 5 puertas, dos motorizaciones de gasolina y un precio competitivo.
-
Chevrolet Aveo
Chevrolet Aveo

El Chevrolet Aveo es el sustituto del Kalos, un automóvil enmarcado en el segmento de los polivalentes y cuyas ventas en Europa han sido de 440.000 unidades desde 2002. Rusia, Ucrania, Italia, España y Alemania, por este orden, son los principales mercados del modelo, que es el más importante en cuanto a proyección para la marca. El Aveo se fabrica en Polonia, en la factoría varsoviana FSO (Fabryka Samochodow Osobowych), primero en versiones de tres y cinco puertas y, a partir del verano, también la carrocería de tres volúmenes.

Respecto a su antecesor supone un importante restyling, pues se pone al día con un diseño exterior más fresco, con nuevos grupos ópticos delanteros y traseros. Destaca también un actualizado frontal de aspecto robusto y anguloso, con un prominente capó y con el logotipo de Chevrolet bien visible en una barra transversal del mismo color que la carrocería. El interior ha mejorado mucho, sobre todo porque la radio ahora va integrada y todo el salpicadero queda más homogéneo y agradable a la vista. Predominan los plásticos duros, que se encuentran incluso en las puertas a modo de revestimientos, con una original textura entrelazada que recuerda la tela. Es sencillo, pero funcional y de apariencia duradera.

Las mecánicas disponibles siguen siendo dos, ambas de gasolina y con culata de 16 válvulas. La menos potente, de 1,2 litros de cilindrada, es nueva y proporciona 84 CV en vez de los 72 anteriores, con lo que consigue una velocidad máxima de 172 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 13 segundos. Su consumo medio es de 5,5 l/100 km (un 14 por ciento menos que su antecesor), lo que representa unas contenidas emisiones de CO2 de 132 g/100 km. La otra motorización es una actualización del ya conocido 1,4 litros; rinde 101 CV, es decir 7 CV más, y consume de media 6 l/100 km, o sea 0,7 l menos. Sus emisiones de CO2 se quedan en 142 g/100 km y, en cuanto a prestaciones, mejora ligeramente las cifras de su hermano menos potente: 176 km/h de punta y un paso de 0 a 100 km/h en 12,4 segundos. El 1.4 puede incorporar opcionalmente una caja de cambios automática de cuatro marchas que destaca por su suavidad de funcionamiento. La manual de cinco velocidades se caracteriza por tener unos desarrollos largos y con un amplio escalonamiento entre cada marcha, lo que no ayuda a mejorar el nivel de prestaciones. Aun así, esta versión es resolutiva, aunque no acaba de convencer el tacto del cambio, ni tampoco la precisión de su manejo.

El comportamiento es previsible, aunque su límite dinámico queda algo condicionado por el suave tarado de los amortiguadores, que permiten algo más de balanceo de lo habitual en las curvas, pero a cambio proporcionan mucho confort y absorben los baches sin problemas.

Lo más criticable es la postura de conducción, ya que la forma de la parte central de la consola no deja sitio suficiente para la rodilla derecha del conductor, algo que podría mitigarse si el volante tuviese reglaje longitudinal —sólo se ajusta en altura— para poder situar el asiento más retrasado. Las plazas traseras, en cambio, disfrutan de un espacio para las piernas bastante generoso.

Por lo demás, su personal diseño y un equipamiento interior completo hacen del Chevroler Aveo una opción a tener en cuenta para quien busque un coche sencillo y económico, pues, aunque aún no se ha comunicado el precio, éste será uno de sus principales atractivos. La marca sólo ha dicho que será ligeramente superior al del Kalos, que parte de poco más de 10.000 euros.

El Chevrolet Aveo es el sustituto del Kalos, un automóvil enmarcado en el segmento de los polivalentes y cuyas ventas en Europa han sido de 440.000 unidades desde 2002. Rusia, Ucrania, Italia, España y Alemania, por este orden, son los principales mercados del modelo, que es el más importante en cuanto a proyección para la marca. El Aveo se fabrica en Polonia, en la factoría varsoviana FSO (Fabryka Samochodow Osobowych), primero en versiones de tres y cinco puertas y, a partir del verano, también la carrocería de tres volúmenes.

Respecto a su antecesor supone un importante restyling, pues se pone al día con un diseño exterior más fresco, con nuevos grupos ópticos delanteros y traseros. Destaca también un actualizado frontal de aspecto robusto y anguloso, con un prominente capó y con el logotipo de Chevrolet bien visible en una barra transversal del mismo color que la carrocería. El interior ha mejorado mucho, sobre todo porque la radio ahora va integrada y todo el salpicadero queda más homogéneo y agradable a la vista. Predominan los plásticos duros, que se encuentran incluso en las puertas a modo de revestimientos, con una original textura entrelazada que recuerda la tela. Es sencillo, pero funcional y de apariencia duradera.

Las mecánicas disponibles siguen siendo dos, ambas de gasolina y con culata de 16 válvulas. La menos potente, de 1,2 litros de cilindrada, es nueva y proporciona 84 CV en vez de los 72 anteriores, con lo que consigue una velocidad máxima de 172 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 13 segundos. Su consumo medio es de 5,5 l/100 km (un 14 por ciento menos que su antecesor), lo que representa unas contenidas emisiones de CO2 de 132 g/100 km. La otra motorización es una actualización del ya conocido 1,4 litros; rinde 101 CV, es decir 7 CV más, y consume de media 6 l/100 km, o sea 0,7 l menos. Sus emisiones de CO2 se quedan en 142 g/100 km y, en cuanto a prestaciones, mejora ligeramente las cifras de su hermano menos potente: 176 km/h de punta y un paso de 0 a 100 km/h en 12,4 segundos. El 1.4 puede incorporar opcionalmente una caja de cambios automática de cuatro marchas que destaca por su suavidad de funcionamiento. La manual de cinco velocidades se caracteriza por tener unos desarrollos largos y con un amplio escalonamiento entre cada marcha, lo que no ayuda a mejorar el nivel de prestaciones. Aun así, esta versión es resolutiva, aunque no acaba de convencer el tacto del cambio, ni tampoco la precisión de su manejo.

El comportamiento es previsible, aunque su límite dinámico queda algo condicionado por el suave tarado de los amortiguadores, que permiten algo más de balanceo de lo habitual en las curvas, pero a cambio proporcionan mucho confort y absorben los baches sin problemas.

Lo más criticable es la postura de conducción, ya que la forma de la parte central de la consola no deja sitio suficiente para la rodilla derecha del conductor, algo que podría mitigarse si el volante tuviese reglaje longitudinal —sólo se ajusta en altura— para poder situar el asiento más retrasado. Las plazas traseras, en cambio, disfrutan de un espacio para las piernas bastante generoso.

Por lo demás, su personal diseño y un equipamiento interior completo hacen del Chevroler Aveo una opción a tener en cuenta para quien busque un coche sencillo y económico, pues, aunque aún no se ha comunicado el precio, éste será uno de sus principales atractivos. La marca sólo ha dicho que será ligeramente superior al del Kalos, que parte de poco más de 10.000 euros.

Galería relacionada

Chevrolet Aveo: detalles

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...