Chevrolet Volt

¿Es un híbrido o un coche cien por cien eléctrico? Chevrolet define al Volt como un vehículo eléctrico de autonomía extendida. Pasamos un día entero a bordo de un coche muy interesante, con sus casi 60 km reales en modo cien por cien eléctrico y con otra multitud de detalles sorprendentes. ¿Los quieres conocer? Sigue leyendo...
-
Chevrolet Volt
Chevrolet Volt

Los más puristas puede que piensen que si en un automóvil confluye más de un motor, entonces lo más apropiado es hablar de un coche híbrido, por lo que no sería apropiado utilizar en sentido estricto el término vehículo eléctrico. En esta disyuntiva se encuentra el Chevrolet Volt, un automóvil que salió a la venta en Estados Unidos en el último trimestre de 2010 y que hasta febrero de 2012 no llegará a España. Autopista.es ya se ha podido poner a sus mandos y conducirlo durante una jornada entera en circunstancias de tráfico muy variables.

¿Qué es?

El Chevrolet Volt comparte prácticamente todos los elementos técnicos con su hermano de grupo, el Opel Ampera. General Motors define a ambos como vehículos eléctricos de autonomía extendida. ¿Y qué significa esto? Pues que es el motor eléctrico el que está moviendo en todo momento al automóvil. Cuando la energía disponible en sus baterías de ión-litio llegan a cierto nivel -hay que recordar, que por razones de durabilidad y de seguridad, las baterías de un vehículo de este tipo nunca se pueden agotar al cien por cien-, se activa un pequeño motor de gasolina que actúa como generador de electricidad. Dicha electricidad va a parar a las baterías, para que éstas a su vez 'den de comer' al motor eléctrico. De esta forma, la función del motor de combustión es auxiliar... aunque eso no le quite consumir combustible. El resultado final es bastante interesante: una autonomía total algo inferior a 600 kilómetros.

Nada de botones en el interior del Chevrolet Volt, la tecnología táctil toma el protagonismo en toda la consola central. En cuanto a habitabilidad, cuatro cómodos y holgados asientos individuales.

Y en modo cien por cien eléctrico, ¿cuántos kilómetros es capaz de recorrer el Volt? Para comprobarlo, nos desplazamos a la ciudad alemana de Sttutgart. Según los datos oficiales, la autonomía eléctrica puede oscilar entre los 40 y los 80 kilómetros. Nos pusimos al volante del Volt en el aeropuerto de la ciudad alemana y estuvimos rodando por las calles más céntricas y por algunas de las carreteras de circunvalación próximas. Nos sorprendía cómo estirábamos la autonomía eléctrica a cada frenada y deceleración -el Volt, cómo no, dispone de sistema de recuperación de energía en frenadas y deceleraciones, faltaría menos-. Semáforos, cruces, zonas a 50 km/h, carreteras llanas, vías interubanas con cierta pendiente... continuábamos comprobando que el motor de gasolina seguía dormido hasta el kilómetro 57, momento en que un gráfico de una de las pantallas de información nos indicaba que el propulsor atmosférico 1.4 de 84 CV se había puesto en funcionamiento. En definitiva, podemos asegurar que fueron 57 kilómetros reales en modo cien por cien eléctrico.

¿Cómo se mueve?

Una vez familiarizado con el Volt, conviene empezar a circular. Pulsamos el botón Power y el ingeniero sentado a nuestro lado nos indica que podemos empezar a movernos. Completo silencio, sólo un leve silbido eléctrico similar al entrañable scalextric de nuestra más tierna infancia nos acompaña en nuestro recorrido. Comportamiento equilibrado en todo momento, con una suspensiones que absorben muy bien las irregularidades del asfalto. En zonas de curvas, un suave balanceo de la carrocería le resta algo de dinamismo. La dirección, muy informativa y precisa en todo momento. El accionamiento del freno, algo duro al principio, aunque con el paso de los kilómetros nos acostumbramos a su funcionamiento. En definitiva, un comportamiento muy equilibrado. ¿Y el paso de eléctrico a gasolina-eléctrico, cómo se produce? Ya anticipamos que dicho cambio no se produce de forma brusca. Es cierto que se nota alguna que otra ligera vibración y algo más de ruido, pero os aseguramos que dichas sensaciones son casi imperceptibles. En este caso, sobresaliente en términos de refinamiento para el Chevrolet Volt.

Cuatro modos de conducción

El Chevrolet Volt dispone de cuatro modos de conducción seleccionables por el conductor. Estos modos se denominan: Normal, Sport, Mountain y Hold. En modo Normal, circulamos de la forma más eficiente; en Sport, de forma automática la respuesta del acelerador es mucho más rápida; el modo Mountain es el más indicado para seleccionarlo tras una carga completa o cuando faltan entre 10 y 15 minutos para superar una gran pendiente; con la opción Hold, existe la posibilidad de poder circular los primeros kilómetros en modo extendido (con el motor de gasolina funcionando) para posteriormente pasar a la conducción cien por cien eléctrica (un modo especialmente indicado para el tráfico restringido a coches no eléctricos en algunas ciudades europeas).

Desde un teléfono móvil inteligente con acceso a Internet, comprobaremos los parámetros principales del Chevrolet Volt... autonomía, nivel de carga de la batería, accionamiento remoto del aire acondicionado/climatizador, etc.

Su interior

¿Por qué nos puede sorprender el Chevrolet Volt? Su moderno diseño ya es todo un reclamo, todo un aperitivo al universo virtual que nos encontramos en su interior. Una vez dentro, llaman la atención varios elementos. Los principales, las dos pantallas de información. La primera de ellas, justo enfrente del puesto de conducción, nos indica multitud de datos: autonomía eléctrica, autonomía extendida, autonomía total, control de presión de neumáticos, sistema de luces... todo ello con unos gráficos de llamativo color y de clara identificación. La otra pantalla, situada en la parte superior de la consola central, es de tecnología táctil. Desde ella, se pueden controlar varias funciones como el estado de carga de las baterías, el sistema de recuperación de energía en frenada, el tiempo estimado de carga según la toma de red eléctrica (120 o 240 V), los modos de conducción...

 

 

Tras probarlo en circunstancias de tráfico reales en carreteras de todo tipo, algunas de ellas con una gran densidad de circulación, el Volt se erige como un excepcional coche eléctrico apto para su utilización diaria. Asimismo, su autonomía extendida permite un uso más versátil, por lo que perfectamente puede ser el vehículo idóneo para una familia con marcada mentalidad ecológica. El único pero, de momento, su alto precio. Llegará a España a un precio similar al mercado alemán, esto es, a una tarifa que rondaría los 42.000 euros. El híbrido más popular, el Toyota Prius, es notablemente más barato, con un precio en España a partir de 24.199 euros. ¿Híbrido o coche eléctrico de autonomía extendida, cuál ganará la batalla por ser el coche más elegido por los ecológicos conductores? El futuro -y el ya presente- dictará sentencia.

El Chevrolet Volt monta unos neumáticos de baja resistencia a la rodadura fabricados por el especialista Goodyear. Sus medidas: 255/55R17.

MOTOR TÉRMICO  
Nº cilindros: 4 en línea
Cilindrada: 1.398 cm3
Cotas: 73,4x82,6 mm
Combustible: Gasolina sin plomo 95
Potencia máxima: 84 CV a 4.800 rpm
SISTEMA ELÉCTRICO  
Motor: 111 kW (151 CV)
Generador: 55 kW
Par motor: 273 Nm
Batería: Recargable a la red eléctrica. Iones de litio de 288 celdas.
Capacidad batería: 16 kWh
Peso batería: 198,1 kg
Tiempos de recarga (240V): 4 horas
TRANSMISIÓN  
Tracción: Delantera
Cambio: Automático de una sola velocidad
BASTIDOR  
Susp. delantera: McPherson con barra estabilizadora
Susp. trasera: McPherson con resorte helicoidal
Ayudas al chasis: ABS, control de tracción y control de estabilidad
Frenos delanteros: Discos ventilados de 300 mm
Frenos traseros: Discos ventilados de 292 mm
Neumáticos: Goodyear Fuel Max P215/55R17 (baja resistencia a la rodadura)
Llantas: 7x17 pulgadas
PRESTACIONES  
Velocidad máxima: 161 km/h
Aceleración 0-100 km/h: 9 segundos
Autonomía eléctrica: 40-80 km
Autonomía total: 600 km aprox.

Galería relacionada

Chevrolet Volt, el contacto

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...