Chevrolet Lacetti y Nubira VCDI

Durante los próximos meses de abril y mayo llegarán al mercado español los nuevos Chevrolet Lacetti y Nubira que se suman a la gama Diesel junto a Captiva y Epica. Se basan el mismo propulsor de dos litros VCDI, pero en este caso con turbocompresor de geometría fija y 121 CV de potencia.
Autopista -
Chevrolet Lacetti y Nubira VCDI
Chevrolet Lacetti y Nubira VCDI

Por su parte, el motor empleado es el 2.0 VCDI 16v conocido con anterioridad en Captiva y Epica, pero en este caso se ha prescindido del turbocompresor de geometría variable y se ha instalado uno de álabes fijos. Con estas especificaciones anuncia una potencia máxima de 121 CV a un régimen de 3.800 rpm y un par máximo de 28,6 mkg a 2.000 rpm. Las prestaciones se encuentran a un buen nivel, con una velocidad máxima de 186 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos. Por su parte, los consumos se encuentran en valores muy aceptables, con cifras inferiores a los 5 litros/100 km en ciclo extraurbano, 7,1 litros en uso urbano y 5,7 litros en ciclo mixto.

En el caso de las unidades dotadas de caja de cambios automática, la velocidad aumenta en un par de kilómetros por hora, aunque la aceleración de 0 a 100 km/h aumenta hasta 10,6 segundos. También en este caso las cifras de consumo se ven ligeramente penalizadas, con valores de 8,4 l/100 km, 5,5 l/100 km y 6,6 l/100 km en uso urbano, extraurbano y mixto, respectivamente.

Las terminaciones del Lacetti se mantienen en los mismos niveles de acabado que las variantes de gasolina en sus gamas media y alta, es decir SX y CDX, con la opción del cambio automático en el CDX, por 1.100 euros adicionales. El primer escalón, denominado SX prescinde del aire acondicionado, que se ofrece opcionalmente, mientras que el climatizador automático es de serie en el CDX. Las principales diferencias de acabado entre ambos son el spoiler posterior, la toma de corriente adicional en el maletero, el control de tracción, reposacabezas delanteros con ajuste en inclinación, el citado climatizador, indicador de temperatura ambiente exterior, sensor de lluvia y control de velocidad de crucero, todos ellos incluidos de serie en el CDX.

El equipo de sonido con cargador de cinco discos compactos es un elemento opcional como accesorio en el SX, mientras que la garantía de tres años o 100.000 kilómetros con servicio de asistencia en carretera se ofrece de serie en todas las versiones del modelo.

En un breve periodo de tiempo Chevrolet se ha puesto al día en motorizaciones Diesel, las más demandadas en nuestro mercado. Está claro que sin este tipo de mecánicas, en algunos segmentos, no hay posibilidad de competir en igualdad de condiciones que otros fabricantes. Conscientes de ello han recurrido a un experto en este tipo de motores, como es Detroit Diesel que, en colaboración con DaimlerChrysler, ha desarrollado el propulsor para diversas marcas.

En el caso del Lacetti, un compacto de 4,3 metros de longitud, es imprescindible disponer de una mecánica Diesel para poder tener presencia en el mercado, pues todos los competidores superventas logran matricular la mayor parte de sus unidades con propulsores alimentados por gasóleo.

Ahora, el Lacetti se encuentra preparado de verdad para competir con argumentos en la categoría del mercado más poblado y de mayor volumen de venta en España, aunque falta por conocer el precio definitivo de venta, pero los responsables de la marca estiman que estará por debajo de los 16.000 euros en la variante básica, denominada SX.

Diseñado por Giugiaro en carrocería de cinco plazas (en algunos mercados se comercializa el Nubira SW bajo la denominación Lacetti SW aunque, en realidad, el Nubira fue fruto del diseño de Pininfarina) cuenta con unas dimensiones muy interesantes para un compacto (4,29 metros de longitud 1,72 de anchura y 1,44 de altura, con una distancia entre ejes de 2.60 metros).

El esquema del bastidor no sufre modificaciones con la incorporación de la mecánica Diesel. Sigue manteniendo suspensiones independientes en ambos trenes, discos de freno en las cuatro ruedas (los delanteros ventilados) y ABS en todas las versiones aunque no ofrece sistema de control de estabilidad ni siquiera en opción. Las variantes en acabado CDX, el más alto de la gama, disponen de control de tracción, tanto en las versiones con cambio manual como con transmisión automática.

Por su parte, el motor empleado es el 2.0 VCDI 16v conocido con anterioridad en Captiva y Epica, pero en este caso se ha prescindido del turbocompresor de geometría variable y se ha instalado uno de álabes fijos. Con estas especificaciones anuncia una potencia máxima de 121 CV a un régimen de 3.800 rpm y un par máximo de 28,6 mkg a 2.000 rpm. Las prestaciones se encuentran a un buen nivel, con una velocidad máxima de 186 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos. Por su parte, los consumos se encuentran en valores muy aceptables, con cifras inferiores a los 5 litros/100 km en ciclo extraurbano, 7,1 litros en uso urbano y 5,7 litros en ciclo mixto.

En el caso de las unidades dotadas de caja de cambios automática, la velocidad aumenta en un par de kilómetros por hora, aunque la aceleración de 0 a 100 km/h aumenta hasta 10,6 segundos. También en este caso las cifras de consumo se ven ligeramente penalizadas, con valores de 8,4 l/100 km, 5,5 l/100 km y 6,6 l/100 km en uso urbano, extraurbano y mixto, respectivamente.

Las terminaciones del Lacetti se mantienen en los mismos niveles de acabado que las variantes de gasolina en sus gamas media y alta, es decir SX y CDX, con la opción del cambio automático en el CDX, por 1.100 euros adicionales. El primer escalón, denominado SX prescinde del aire acondicionado, que se ofrece opcionalmente, mientras que el climatizador automático es de serie en el CDX. Las principales diferencias de acabado entre ambos son el spoiler posterior, la toma de corriente adicional en el maletero, el control de tracción, reposacabezas delanteros con ajuste en inclinación, el citado climatizador, indicador de temperatura ambiente exterior, sensor de lluvia y control de velocidad de crucero, todos ellos incluidos de serie en el CDX.

El equipo de sonido con cargador de cinco discos compactos es un elemento opcional como accesorio en el SX, mientras que la garantía de tres años o 100.000 kilómetros con servicio de asistencia en carretera se ofrece de serie en todas las versiones del modelo.

En un breve periodo de tiempo Chevrolet se ha puesto al día en motorizaciones Diesel, las más demandadas en nuestro mercado. Está claro que sin este tipo de mecánicas, en algunos segmentos, no hay posibilidad de competir en igualdad de condiciones que otros fabricantes. Conscientes de ello han recurrido a un experto en este tipo de motores, como es Detroit Diesel que, en colaboración con DaimlerChrysler, ha desarrollado el propulsor para diversas marcas.

En el caso del Lacetti, un compacto de 4,3 metros de longitud, es imprescindible disponer de una mecánica Diesel para poder tener presencia en el mercado, pues todos los competidores superventas logran matricular la mayor parte de sus unidades con propulsores alimentados por gasóleo.

Ahora, el Lacetti se encuentra preparado de verdad para competir con argumentos en la categoría del mercado más poblado y de mayor volumen de venta en España, aunque falta por conocer el precio definitivo de venta, pero los responsables de la marca estiman que estará por debajo de los 16.000 euros en la variante básica, denominada SX.

Diseñado por Giugiaro en carrocería de cinco plazas (en algunos mercados se comercializa el Nubira SW bajo la denominación Lacetti SW aunque, en realidad, el Nubira fue fruto del diseño de Pininfarina) cuenta con unas dimensiones muy interesantes para un compacto (4,29 metros de longitud 1,72 de anchura y 1,44 de altura, con una distancia entre ejes de 2.60 metros).

El esquema del bastidor no sufre modificaciones con la incorporación de la mecánica Diesel. Sigue manteniendo suspensiones independientes en ambos trenes, discos de freno en las cuatro ruedas (los delanteros ventilados) y ABS en todas las versiones aunque no ofrece sistema de control de estabilidad ni siquiera en opción. Las variantes en acabado CDX, el más alto de la gama, disponen de control de tracción, tanto en las versiones con cambio manual como con transmisión automática.

Galería relacionada

ChevroletLacetti_galeria_ext

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...