Chevrolet Epica

Chevrolet presenta un segundo modelo en 2006: el Epica. Se trata de una berlina de cuatro puertas que, según sus responsables, se convertirá en el modelo de referencia de la marca en Europa. Sus características más destacadas son la ubicación transversal de sus motores de gasolina de seis cilindros, el confort de marcha, algo que hemos podido comprobar en una breve toma de contacto, el precio y un atractivo diseño.
-
Chevrolet Epica
Chevrolet Epica

Pese a que las versiones Diesel no llegarán a España hasta, presumiblemente, febrero de 2007, Chevrolet no ha querido desaprovechar la llegada del verano para iniciar la comercialización de las dos versiones de gasolina del Epica, un modelo sobre el cual la marca asegura que se convertirá en su buque insignia.

Es el segundo que la firma presenta este año, tras el Aveo, pero no el último, ya que a finales de verano está previsto que aparezca el todo terreno Captiva, que contará con el primer motor Diesel en la historia de Chevrolet.

Ubicado en el segmento de las berlinas de tamaño medio, este modelo de cuatro puertas esgrime los argumentos del precio y de un nivel de equipamiento muy elevado para tratar de hacerse un hueco en un mercado muy disputado. De hecho, en España sólo habrá un acabado disponible, el LTX, con mayor dotación que otros niveles de equipamiento, como el LS o el LT, vendidos en algunos países como Italia o Suiza.

La versión de acceso a la gama, la 2.0 LTX, costará 23.225 euros frente a los 25.225 de la versión superior, la 2.5 LTX. La marca ha anunciado que, en un futuro, ambas variantes contarán con ESP de serie, aunque para finales de junio, fecha aproximada de comienzos de su comercialización, no estará disponible este elemento.

El acabado LTX es el único disponible en las versiones de gasolina. La variante Diesel, prevista para los primeros meses de 2007, contará con un nivel inferior. Los elementos más destacados son los siguientes:

  • Airbags de cortina delanteros
  • Airbag para acompañante con sensor
  • Ordenador de a bordo
  • Volante regulable en altura y profundidad
  • Sensor de aparcamiento
  • ABS, EBD, control de tracción y, más adelante, ESP
  • Climatizador automático
  • Regulación eléctrica para el asiento del conductor
  • Equipo de audio con mandos integrados en el volante
  • Llantas de aleación de 17 pulgadas
  • Retrovisores plegables eléctricamente
    Asimismo, este nivel de equipamiento se completa con tres años de asistencia en carretera y otros tantos de mantenimiento y de garantía o 100.000 kilómetros.

    El Epica es el sustituto natural del Evanda, el primer modelo que surgió de la colaboración entre General Motors y Daewoo. Respecto a aquel, muestra unas mayores cotas de habitabilidad y un diseño moderno caracterizado por una llamativa estética que combina suaves líneas curvas con rectas poco acentuadas. De este modo, mide cuatro centímetros más, 4,81 m frente a los 4,77 de su antecesor, y es uno más alto, con 1,45 metros. Con estas dimensiones, el Evanda aporta un generoso espacio a sus ocupantes, demostrando que la vida a bordo es uno de sus objetivos fundamentales. Esta pretensión se ve remarcada por la cantidad de elementos portaobjetos y huecos de los que dispone y con la regulación eléctrica del asiento del conductor.

    El maletero también ha recibido un incremento de espacio. Ahora tiene capacidad para 480 litros. Pero, además, los ingenieros de Chevrolet han ideado un sistema de apertura basado en amortiguadores de gas, en lugar de las tradicionales bisagras. A su juicio, permite una carga sin obstáculos a la par que aumenta el espacio real.

    Los dos motores cuentan con tecnología de seis cilindros en línea, lo cual ha permitido su ubicación transversal. Se trata del tercer modelo que en todo el mundo utiliza esta combinación entre disposición y configuración de los cilindros, tras los Volvo S80 y XC90. Según sus responsables, los propulsores con esta disposición tienen menos ruidos y vibraciones, acentuando la suavidad de funcionamiento y mejorando la entrega del par tanto en cantidad como en elasticidad. Así, el motor de dos litros, que rinde 143 CV, alcanza una cifra de par máximo de 19,7 mkg a 4.600 vueltas, mientras que el 2,5 litros y 156 CV presenta 23,9 a 4.000.

    Para hacer posible esta disposición transversal, los ingenieros de Chevrolet han colocado los seis cilindros casi tangencialmente, separados tan sólo por 83 milímetros. Ambas mecánicas están fabricadas en su totalidad en aluminio, a excepción de los cilindros, que cuentan con un revestimiento interno de acero fundido. Con este material el peso de los dos motores es de 151 kilos.

    Su chasis está fabricado en un 40 por ciento en acero de alta resistencia y cuenta con suspensión independiente McPherson en el eje delantero y con sistema multibrazo en el trasero.

    Galería relacionada

    Chevrolet Epica, un gran coche

  • Te recomendamos

    SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

    Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

    Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

    Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

    Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

    Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...