Cuatro en la carretera: Captiva, RAV4, CR-V y Santa Fe

Chevrolet Captiva, Toyota RAV4, Honda CR-Vy Hyundai Santa Fe. Seguramente, sus cualidades de todoterreno sean lo que menos importe, ya que la mayoría jamás dejarán el asfalto. No en vano, los SUV son ya legión y el planteamiento se unifica: cascarón aventurero para una demanda de berlina o monovolumen.
Autopista -
Cuatro en la carretera: Captiva, RAV4, CR-V y Santa Fe
Cuatro en la carretera: Captiva, RAV4, CR-V y Santa Fe

Valorando los elementos que complementan la seguridad más natural de un coche, la del propio comportamiento en sí, el CR-V está a otro nivel. Lo más determinante es el sistema CMBS de prevención y mitigación de impactos, capaz de detectar un acercamiento peligroso al coche que nos precede e intervenir, primeramente, avisándonos con señales acústicas (descuido por sueño, etc.); si el peligro continúa, el sistema tensa los cinturones delanteros preparando a los pasajeros ante un posible impacto y como última acción, si considera la colisión inevitable, activa suavemente los frenos para mitigar el golpe. Este sistema comparte el radar frontal del control de crucero activo, que es capaz de frenar si detecta un coche más lento en nuestro carril. Algo más habitual como los faros de xenón giratorios son también exclusivos del CR-V.

Estos cuatro coches se apoyan en la electrónica, contando con controles de estabilidad que integran el de tracción. Frenando se mueven en distancia relativamente correctas dadas las características de estos coches, pero especial mención merecen los resultados del Santa Fe y del RAV4; el primero por sus buenas distancias en general y el segundo por ser el peor cuando es el modelo más ligero del lote. Posiblemente un ABS demasiado intrusivo interfi ere en las distancias cuando se frena muy fuerte.

Captiva CR-V Santa Fe RAV4
Su equipamiento de seguridad cumple con lo que hoy aprobamos como habitual. Por activa y por pasiva es el modelo más completo, con soluciones tomadas de segmentos superiores. Como el Captiva, correcto, pero con una conducta dinámica en carretera mejor. Se sale de lo corriente con sus airbag de rodillas para el conductor.

Curiosamente, el CR-V estructura su gama de tal modo que ofrece el precio más bajo y el más alto en función al equipamiento. Y en términos generales es el modelo más completo salvo que no ofrece la posibilidad de las 7 plazas que sí ofrecen el Santa Fe y el Captiva. El Santa Fe sorprende por la calidad y funcionamiento general; de hecho es sin duda el mejor producto de Hyundai y en muchos aspectos nos parece tan refinado como el Honda o el Toyota.

Evidentemente, si nos fijamos en sus precios, ese plus se paga. Con el Captiva tienes un primer encuentro excelente. Su diseño está muy trabajado y por dentro lo puedes rematar con una presentación igualmente vistosa. Pero es el coche más descuidado en el matiz final. Por ejemplo, mientras sus rivales ofrecen asientos calefactables con dos posiciones que te dejan graduar con comodidad la temperatura, el Captiva sólo ofrece un grado de temperatura muy alto que te obliga a quitarlo al poco tiempo por la alta sensación de calor que transmite. Y ya hemos hablado de sus otras carencias. El RAV4 parece que se ha quedado pequeño frente a sus rivales naturales, que en todos los casos son coches de un tamaño y ambición de coche familiar superior.

Valorando los elementos que complementan la seguridad más natural de un coche, la del propio comportamiento en sí, el CR-V está a otro nivel. Lo más determinante es el sistema CMBS de prevención y mitigación de impactos, capaz de detectar un acercamiento peligroso al coche que nos precede e intervenir, primeramente, avisándonos con señales acústicas (descuido por sueño, etc.); si el peligro continúa, el sistema tensa los cinturones delanteros preparando a los pasajeros ante un posible impacto y como última acción, si considera la colisión inevitable, activa suavemente los frenos para mitigar el golpe. Este sistema comparte el radar frontal del control de crucero activo, que es capaz de frenar si detecta un coche más lento en nuestro carril. Algo más habitual como los faros de xenón giratorios son también exclusivos del CR-V.

Estos cuatro coches se apoyan en la electrónica, contando con controles de estabilidad que integran el de tracción. Frenando se mueven en distancia relativamente correctas dadas las características de estos coches, pero especial mención merecen los resultados del Santa Fe y del RAV4; el primero por sus buenas distancias en general y el segundo por ser el peor cuando es el modelo más ligero del lote. Posiblemente un ABS demasiado intrusivo interfi ere en las distancias cuando se frena muy fuerte.

Captiva CR-V Santa Fe RAV4
Su equipamiento de seguridad cumple con lo que hoy aprobamos como habitual. Por activa y por pasiva es el modelo más completo, con soluciones tomadas de segmentos superiores. Como el Captiva, correcto, pero con una conducta dinámica en carretera mejor. Se sale de lo corriente con sus airbag de rodillas para el conductor.

Curiosamente, el CR-V estructura su gama de tal modo que ofrece el precio más bajo y el más alto en función al equipamiento. Y en términos generales es el modelo más completo salvo que no ofrece la posibilidad de las 7 plazas que sí ofrecen el Santa Fe y el Captiva. El Santa Fe sorprende por la calidad y funcionamiento general; de hecho es sin duda el mejor producto de Hyundai y en muchos aspectos nos parece tan refinado como el Honda o el Toyota.

Evidentemente, si nos fijamos en sus precios, ese plus se paga. Con el Captiva tienes un primer encuentro excelente. Su diseño está muy trabajado y por dentro lo puedes rematar con una presentación igualmente vistosa. Pero es el coche más descuidado en el matiz final. Por ejemplo, mientras sus rivales ofrecen asientos calefactables con dos posiciones que te dejan graduar con comodidad la temperatura, el Captiva sólo ofrece un grado de temperatura muy alto que te obliga a quitarlo al poco tiempo por la alta sensación de calor que transmite. Y ya hemos hablado de sus otras carencias. El RAV4 parece que se ha quedado pequeño frente a sus rivales naturales, que en todos los casos son coches de un tamaño y ambición de coche familiar superior.

Valorando los elementos que complementan la seguridad más natural de un coche, la del propio comportamiento en sí, el CR-V está a otro nivel. Lo más determinante es el sistema CMBS de prevención y mitigación de impactos, capaz de detectar un acercamiento peligroso al coche que nos precede e intervenir, primeramente, avisándonos con señales acústicas (descuido por sueño, etc.); si el peligro continúa, el sistema tensa los cinturones delanteros preparando a los pasajeros ante un posible impacto y como última acción, si considera la colisión inevitable, activa suavemente los frenos para mitigar el golpe. Este sistema comparte el radar frontal del control de crucero activo, que es capaz de frenar si detecta un coche más lento en nuestro carril. Algo más habitual como los faros de xenón giratorios son también exclusivos del CR-V.

Estos cuatro coches se apoyan en la electrónica, contando con controles de estabilidad que integran el de tracción. Frenando se mueven en distancia relativamente correctas dadas las características de estos coches, pero especial mención merecen los resultados del Santa Fe y del RAV4; el primero por sus buenas distancias en general y el segundo por ser el peor cuando es el modelo más ligero del lote. Posiblemente un ABS demasiado intrusivo interfi ere en las distancias cuando se frena muy fuerte.

Captiva CR-V Santa Fe RAV4
Su equipamiento de seguridad cumple con lo que hoy aprobamos como habitual. Por activa y por pasiva es el modelo más completo, con soluciones tomadas de segmentos superiores. Como el Captiva, correcto, pero con una conducta dinámica en carretera mejor. Se sale de lo corriente con sus airbag de rodillas para el conductor.

Curiosamente, el CR-V estructura su gama de tal modo que ofrece el precio más bajo y el más alto en función al equipamiento. Y en términos generales es el modelo más completo salvo que no ofrece la posibilidad de las 7 plazas que sí ofrecen el Santa Fe y el Captiva. El Santa Fe sorprende por la calidad y funcionamiento general; de hecho es sin duda el mejor producto de Hyundai y en muchos aspectos nos parece tan refinado como el Honda o el Toyota.

Evidentemente, si nos fijamos en sus precios, ese plus se paga. Con el Captiva tienes un primer encuentro excelente. Su diseño está muy trabajado y por dentro lo puedes rematar con una presentación igualmente vistosa. Pero es el coche más descuidado en el matiz final. Por ejemplo, mientras sus rivales ofrecen asientos calefactables con dos posiciones que te dejan graduar con comodidad la temperatura, el Captiva sólo ofrece un grado de temperatura muy alto que te obliga a quitarlo al poco tiempo por la alta sensación de calor que transmite. Y ya hemos hablado de sus otras carencias. El RAV4 parece que se ha quedado pequeño frente a sus rivales naturales, que en todos los casos son coches de un tamaño y ambición de coche familiar superior.

Valorando los elementos que complementan la seguridad más natural de un coche, la del propio comportamiento en sí, el CR-V está a otro nivel. Lo más determinante es el sistema CMBS de prevención y mitigación de impactos, capaz de detectar un acercamiento peligroso al coche que nos precede e intervenir, primeramente, avisándonos con señales acústicas (descuido por sueño, etc.); si el peligro continúa, el sistema tensa los cinturones delanteros preparando a los pasajeros ante un posible impacto y como última acción, si considera la colisión inevitable, activa suavemente los frenos para mitigar el golpe. Este sistema comparte el radar frontal del control de crucero activo, que es capaz de frenar si detecta un coche más lento en nuestro carril. Algo más habitual como los faros de xenón giratorios son también exclusivos del CR-V.

Estos cuatro coches se apoyan en la electrónica, contando con controles de estabilidad que integran el de tracción. Frenando se mueven en distancia relativamente correctas dadas las características de estos coches, pero especial mención merecen los resultados del Santa Fe y del RAV4; el primero por sus buenas distancias en general y el segundo por ser el peor cuando es el modelo más ligero del lote. Posiblemente un ABS demasiado intrusivo interfi ere en las distancias cuando se frena muy fuerte.

Captiva CR-V Santa Fe RAV4
Su equipamiento de seguridad cumple con lo que hoy aprobamos como habitual. Por activa y por pasiva es el modelo más completo, con soluciones tomadas de segmentos superiores. Como el Captiva, correcto, pero con una conducta dinámica en carretera mejor. Se sale de lo corriente con sus airbag de rodillas para el conductor.

Curiosamente, el CR-V estructura su gama de tal modo que ofrece el precio más bajo y el más alto en función al equipamiento. Y en términos generales es el modelo más completo salvo que no ofrece la posibilidad de las 7 plazas que sí ofrecen el Santa Fe y el Captiva. El Santa Fe sorprende por la calidad y funcionamiento general; de hecho es sin duda el mejor producto de Hyundai y en muchos aspectos nos parece tan refinado como el Honda o el Toyota.

Evidentemente, si nos fijamos en sus precios, ese plus se paga. Con el Captiva tienes un primer encuentro excelente. Su diseño está muy trabajado y por dentro lo puedes rematar con una presentación igualmente vistosa. Pero es el coche más descuidado en el matiz final. Por ejemplo, mientras sus rivales ofrecen asientos calefactables con dos posiciones que te dejan graduar con comodidad la temperatura, el Captiva sólo ofrece un grado de temperatura muy alto que te obliga a quitarlo al poco tiempo por la alta sensación de calor que transmite. Y ya hemos hablado de sus otras carencias. El RAV4 parece que se ha quedado pequeño frente a sus rivales naturales, que en todos los casos son coches de un tamaño y ambición de coche familiar superior.

Galería relacionada

Comp4SUV_000

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...