Cadillac BLS

La marca que más ha representado el “sueño americano” quiere un nuevo despertar en Europa. Te abrimos las puertas del Cadillac más pequeño y accesible: el BLS, un modelo que ofrece –y es un hecho único en la centenaria historia de la marca- un propulsor Diesel.
-
Cadillac BLS
Cadillac BLS
Ver vídeosVer Vídeos
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 




    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=45586&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Cadillac BLS

Cadillac... Con sólo oír su nombre, nuestro corazón da un vuelco y se estremece nuestro bolsillo. ¿No es ésta la marca que creó las limousinas ? ¿No es el fabricante que ha diseñado el vehículo que sirve de despacho rodante al mismísimo George Bush , el presidente de Estados Unidos?

Sí, todo esto, y mucho más. Cadillac lleva más de un siglo representando el tan nombrado “sueño americano”. Elvis, JFK, Al Capone... ¿En qué se parecen? Todos ellos tenían varios Cadillac en su garaje.

Sin embargo, ahora el objetivo es Europa y, para asentarse en nuestro mercado, han decidido cambiar de registro. Y de qué manera. Por primera vez, han montado un propulsor Diesel en uno de sus vehículos: el elegido es el BLS, una berlina que quiere plantar cara al Audi A4, a la Serie 3 de BMW o a los Jaguar X-Type. Y, como aseguran sus creadores, a un precio mucho más bajo (un 5 por ciento, según sus cuentas).

Para nosotros, sus rivales más directos podríamos encontrarlos entre las versiones más equipadas del Ford Mondeo, el Renault Laguna y –sobre todo- sus primos hermanos Opel Vectra y Saab 9-3 (con los que comparte motor y plataforma). En el siguiente apartado, te ofrecemos una tabla donde los comparamos.

De todas formas, una pregunta nos asalta: ¿Cadillac jugando la baza del precio y del gasóleo? Sin duda, algo está cambiando.

El BLS incorpora un motor turbodiésel muy conocido en el seno de General Motors. Es el 1.9 de cuatro cilindros y 150 CV con tecnología de inyección directa common-rail que también usan Fiat, Opel y Saab. Se ofrece con transmisión automática o manual de seis velocidades. Además, la gama incluye tres mecánicas de gasolina: un propulsor de 2 litros turbo que se ofrece con variantes de 175 CV (con cambio manual de 5 velocidades o automático de 4) y de 210 CV (con transmisión automática de 4 velocidades o manual de 6) y –como tope de gama- el 2.8 V6 turbo de 255 CV (con cambio manual o automático, ambos de 6 relaciones). Más adelante, te hablamos detenidamente de todos estos motores, porque hemos podido conducirlos.

Vamos hasta Niza para hablar con los diseñadores de este modelo y, como no se cansan de repetir, el BLS quiere jugar una nueva baza: va destinado a compradores que tengan “una forma diferente de entender el lujo”. Quieren distinguirse del resto y, con este modelo, lo conseguirán. Una cosa está clara: desde Dubai a París, todos aquellos que se lo crucen en carretera no dudarán de que “es, ante todo, un Cadillac”, nos explican.

Lo reconocerás por su gran parrilla y por sus gigantescos grupos ópticos delanteros. Sin embargo, lo que llama más la atención son sus líneas. Aristas vivas recorren y parten su capó, marcando una gigantesca V. También así han rematado su parte trasera: por cierto, no te pierdas la luz de freno tipo LED que delimita el maletero. Estas luces se ven mejor y se iluminan antes que las incandescentes. Además, los grupos ópticos traseros son muy originales, gracias a su forma vertical y estrecha.

El interior... lujoso sí, pero nos ha extrañado la sobriedad del BLS. Cadillac era una marca que ya ofrecía aire acondicionado, asientos calefactables con regulación eléctrica o sensores de luminosidad cuando los españoles no estabamos acostumbrados casi ni a la dirección asistida. Curiosamente, no hay nada nuevo en el interior de nuestro protagonista y, si te fijas, incluso encontrarás muchos elementos ya conocidos: el freno de mano que se esconde en un lateral o el diseño del volante están copiados de Saab y la estructura del salpicadero nos recuerda mucho a la del Opel Vectra.

Sin embargo, es indiscutible la presencia de buenos materiales en su interior. Según el acabado, encontrarás madera y cuero. Todo muy ergonómico y a buen precio.

Ya en su versión básica (el acabado Business), el BLS ofrece de serie aire acondicionado bizona capaz de mantener la temperatura fijada por el conductor, volante de cuero de tres radios, ordenador de a bordo y llantas de aluminio de 16 pulgadas, aunque hay que pagar aparte el control de estabilidad (287 euros).

Un escalón más arriba, encontrarás el acabado Elegance, que incorpora control de estabilidad, sensor de lluvia, climatizador dual, llantas de aleación de 17 pulgadas y detalles de madera de nogal en su interior.

El acabado Sport Luxury añade llantas de aleación de 18 pulgadas, chasis deportivo, faros de xenón y asientos de cuero calefactables. Sólo se ofrece con el motor V6 de 255 CV.

La lista de opciones es muy amplia, desde faros bixenón hasta sistema de teléfono manos libres con bluetooth o techo solar. Queremos destacarte el equipo de sonido diseñado por Bose (opcional por 951 euros): posee nueve altavoces repartidos por todo el habitáculo que dan, según hemos podido comprobar, una gran calidad de audio. El sonido se reparte perfectamente entre todos los pasajeros.

Se pone a la venta el 8 de abril. Te ofrecemos a continuación sus precios.

2.0T 175 CV 5 Man. Business: 30.190 euros
2.0T 175 CV 5 Aut. Business: 32.090 euros
2.0T 175 CV 5 Man. Elegance: 33.250 euros
2.0T 175 CV 5 Aut. Elegance: 35.150 euros
2.0T 210 CV 6 Man. Elegance: 35.250 euros
2.0T 210 CV 5 Aut. Elegance: 37.150 euros
2.8T V6 255 CV 6 Man. Elegance: 38.450 euros
2.8T V6 255 CV 6 Aut. Elegance: 40.490 euros
2.8T V6 255 CV 6 Man. Sport Luxury: 42.850 euros
2.8T V6 255 CV 6 Aut. Sport Luxury: 44.890 euros
1.9D 150 CV 6 Man. Business: 30.250 euros
1.9D 150 CV 6 Aut. Business: 32.290 euros
1.9D 150 CV 6 Man. Elegance: 33.250 euros
1.9D 150 CV 6 Aut. Elegance: 35.290 euros

Ver vídeosVer Vídeos
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 




    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=45586&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Cadillac BLS

Cadillac... Con sólo oír su nombre, nuestro corazón da un vuelco y se estremece nuestro bolsillo. ¿No es ésta la marca que creó las limousinas ? ¿No es el fabricante que ha diseñado el vehículo que sirve de despacho rodante al mismísimo George Bush , el presidente de Estados Unidos?

Sí, todo esto, y mucho más. Cadillac lleva más de un siglo representando el tan nombrado “sueño americano”. Elvis, JFK, Al Capone... ¿En qué se parecen? Todos ellos tenían varios Cadillac en su garaje.

Sin embargo, ahora el objetivo es Europa y, para asentarse en nuestro mercado, han decidido cambiar de registro. Y de qué manera. Por primera vez, han montado un propulsor Diesel en uno de sus vehículos: el elegido es el BLS, una berlina que quiere plantar cara al Audi A4, a la Serie 3 de BMW o a los Jaguar X-Type. Y, como aseguran sus creadores, a un precio mucho más bajo (un 5 por ciento, según sus cuentas).

Para nosotros, sus rivales más directos podríamos encontrarlos entre las versiones más equipadas del Ford Mondeo, el Renault Laguna y –sobre todo- sus primos hermanos Opel Vectra y Saab 9-3 (con los que comparte motor y plataforma). En el siguiente apartado, te ofrecemos una tabla donde los comparamos.

De todas formas, una pregunta nos asalta: ¿Cadillac jugando la baza del precio y del gasóleo? Sin duda, algo está cambiando.

El BLS incorpora un motor turbodiésel muy conocido en el seno de General Motors. Es el 1.9 de cuatro cilindros y 150 CV con tecnología de inyección directa common-rail que también usan Fiat, Opel y Saab. Se ofrece con transmisión automática o manual de seis velocidades. Además, la gama incluye tres mecánicas de gasolina: un propulsor de 2 litros turbo que se ofrece con variantes de 175 CV (con cambio manual de 5 velocidades o automático de 4) y de 210 CV (con transmisión automática de 4 velocidades o manual de 6) y –como tope de gama- el 2.8 V6 turbo de 255 CV (con cambio manual o automático, ambos de 6 relaciones). Más adelante, te hablamos detenidamente de todos estos motores, porque hemos podido conducirlos.

Vamos hasta Niza para hablar con los diseñadores de este modelo y, como no se cansan de repetir, el BLS quiere jugar una nueva baza: va destinado a compradores que tengan “una forma diferente de entender el lujo”. Quieren distinguirse del resto y, con este modelo, lo conseguirán. Una cosa está clara: desde Dubai a París, todos aquellos que se lo crucen en carretera no dudarán de que “es, ante todo, un Cadillac”, nos explican.

Lo reconocerás por su gran parrilla y por sus gigantescos grupos ópticos delanteros. Sin embargo, lo que llama más la atención son sus líneas. Aristas vivas recorren y parten su capó, marcando una gigantesca V. También así han rematado su parte trasera: por cierto, no te pierdas la luz de freno tipo LED que delimita el maletero. Estas luces se ven mejor y se iluminan antes que las incandescentes. Además, los grupos ópticos traseros son muy originales, gracias a su forma vertical y estrecha.

El interior... lujoso sí, pero nos ha extrañado la sobriedad del BLS. Cadillac era una marca que ya ofrecía aire acondicionado, asientos calefactables con regulación eléctrica o sensores de luminosidad cuando los españoles no estabamos acostumbrados casi ni a la dirección asistida. Curiosamente, no hay nada nuevo en el interior de nuestro protagonista y, si te fijas, incluso encontrarás muchos elementos ya conocidos: el freno de mano que se esconde en un lateral o el diseño del volante están copiados de Saab y la estructura del salpicadero nos recuerda mucho a la del Opel Vectra.

Sin embargo, es indiscutible la presencia de buenos materiales en su interior. Según el acabado, encontrarás madera y cuero. Todo muy ergonómico y a buen precio.

Ya en su versión básica (el acabado Business), el BLS ofrece de serie aire acondicionado bizona capaz de mantener la temperatura fijada por el conductor, volante de cuero de tres radios, ordenador de a bordo y llantas de aluminio de 16 pulgadas, aunque hay que pagar aparte el control de estabilidad (287 euros).

Un escalón más arriba, encontrarás el acabado Elegance, que incorpora control de estabilidad, sensor de lluvia, climatizador dual, llantas de aleación de 17 pulgadas y detalles de madera de nogal en su interior.

El acabado Sport Luxury añade llantas de aleación de 18 pulgadas, chasis deportivo, faros de xenón y asientos de cuero calefactables. Sólo se ofrece con el motor V6 de 255 CV.

La lista de opciones es muy amplia, desde faros bixenón hasta sistema de teléfono manos libres con bluetooth o techo solar. Queremos destacarte el equipo de sonido diseñado por Bose (opcional por 951 euros): posee nueve altavoces repartidos por todo el habitáculo que dan, según hemos podido comprobar, una gran calidad de audio. El sonido se reparte perfectamente entre todos los pasajeros.

Se pone a la venta el 8 de abril. Te ofrecemos a continuación sus precios.

2.0T 175 CV 5 Man. Business: 30.190 euros
2.0T 175 CV 5 Aut. Business: 32.090 euros
2.0T 175 CV 5 Man. Elegance: 33.250 euros
2.0T 175 CV 5 Aut. Elegance: 35.150 euros
2.0T 210 CV 6 Man. Elegance: 35.250 euros
2.0T 210 CV 5 Aut. Elegance: 37.150 euros
2.8T V6 255 CV 6 Man. Elegance: 38.450 euros
2.8T V6 255 CV 6 Aut. Elegance: 40.490 euros
2.8T V6 255 CV 6 Man. Sport Luxury: 42.850 euros
2.8T V6 255 CV 6 Aut. Sport Luxury: 44.890 euros
1.9D 150 CV 6 Man. Business: 30.250 euros
1.9D 150 CV 6 Aut. Business: 32.290 euros
1.9D 150 CV 6 Man. Elegance: 33.250 euros
1.9D 150 CV 6 Aut. Elegance: 35.290 euros

Ver vídeosVer Vídeos
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 




    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=45586&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Cadillac BLS

Cadillac... Con sólo oír su nombre, nuestro corazón da un vuelco y se estremece nuestro bolsillo. ¿No es ésta la marca que creó las limousinas ? ¿No es el fabricante que ha diseñado el vehículo que sirve de despacho rodante al mismísimo George Bush , el presidente de Estados Unidos?

Sí, todo esto, y mucho más. Cadillac lleva más de un siglo representando el tan nombrado “sueño americano”. Elvis, JFK, Al Capone... ¿En qué se parecen? Todos ellos tenían varios Cadillac en su garaje.

Sin embargo, ahora el objetivo es Europa y, para asentarse en nuestro mercado, han decidido cambiar de registro. Y de qué manera. Por primera vez, han montado un propulsor Diesel en uno de sus vehículos: el elegido es el BLS, una berlina que quiere plantar cara al Audi A4, a la Serie 3 de BMW o a los Jaguar X-Type. Y, como aseguran sus creadores, a un precio mucho más bajo (un 5 por ciento, según sus cuentas).

Para nosotros, sus rivales más directos podríamos encontrarlos entre las versiones más equipadas del Ford Mondeo, el Renault Laguna y –sobre todo- sus primos hermanos Opel Vectra y Saab 9-3 (con los que comparte motor y plataforma). En el siguiente apartado, te ofrecemos una tabla donde los comparamos.

De todas formas, una pregunta nos asalta: ¿Cadillac jugando la baza del precio y del gasóleo? Sin duda, algo está cambiando.

El BLS incorpora un motor turbodiésel muy conocido en el seno de General Motors. Es el 1.9 de cuatro cilindros y 150 CV con tecnología de inyección directa common-rail que también usan Fiat, Opel y Saab. Se ofrece con transmisión automática o manual de seis velocidades. Además, la gama incluye tres mecánicas de gasolina: un propulsor de 2 litros turbo que se ofrece con variantes de 175 CV (con cambio manual de 5 velocidades o automático de 4) y de 210 CV (con transmisión automática de 4 velocidades o manual de 6) y –como tope de gama- el 2.8 V6 turbo de 255 CV (con cambio manual o automático, ambos de 6 relaciones). Más adelante, te hablamos detenidamente de todos estos motores, porque hemos podido conducirlos.

Vamos hasta Niza para hablar con los diseñadores de este modelo y, como no se cansan de repetir, el BLS quiere jugar una nueva baza: va destinado a compradores que tengan “una forma diferente de entender el lujo”. Quieren distinguirse del resto y, con este modelo, lo conseguirán. Una cosa está clara: desde Dubai a París, todos aquellos que se lo crucen en carretera no dudarán de que “es, ante todo, un Cadillac”, nos explican.

Lo reconocerás por su gran parrilla y por sus gigantescos grupos ópticos delanteros. Sin embargo, lo que llama más la atención son sus líneas. Aristas vivas recorren y parten su capó, marcando una gigantesca V. También así han rematado su parte trasera: por cierto, no te pierdas la luz de freno tipo LED que delimita el maletero. Estas luces se ven mejor y se iluminan antes que las incandescentes. Además, los grupos ópticos traseros son muy originales, gracias a su forma vertical y estrecha.

El interior... lujoso sí, pero nos ha extrañado la sobriedad del BLS. Cadillac era una marca que ya ofrecía aire acondicionado, asientos calefactables con regulación eléctrica o sensores de luminosidad cuando los españoles no estabamos acostumbrados casi ni a la dirección asistida. Curiosamente, no hay nada nuevo en el interior de nuestro protagonista y, si te fijas, incluso encontrarás muchos elementos ya conocidos: el freno de mano que se esconde en un lateral o el diseño del volante están copiados de Saab y la estructura del salpicadero nos recuerda mucho a la del Opel Vectra.

Sin embargo, es indiscutible la presencia de buenos materiales en su interior. Según el acabado, encontrarás madera y cuero. Todo muy ergonómico y a buen precio.

Ya en su versión básica (el acabado Business), el BLS ofrece de serie aire acondicionado bizona capaz de mantener la temperatura fijada por el conductor, volante de cuero de tres radios, ordenador de a bordo y llantas de aluminio de 16 pulgadas, aunque hay que pagar aparte el control de estabilidad (287 euros).

Un escalón más arriba, encontrarás el acabado Elegance, que incorpora control de estabilidad, sensor de lluvia, climatizador dual, llantas de aleación de 17 pulgadas y detalles de madera de nogal en su interior.

El acabado Sport Luxury añade llantas de aleación de 18 pulgadas, chasis deportivo, faros de xenón y asientos de cuero calefactables. Sólo se ofrece con el motor V6 de 255 CV.

La lista de opciones es muy amplia, desde faros bixenón hasta sistema de teléfono manos libres con bluetooth o techo solar. Queremos destacarte el equipo de sonido diseñado por Bose (opcional por 951 euros): posee nueve altavoces repartidos por todo el habitáculo que dan, según hemos podido comprobar, una gran calidad de audio. El sonido se reparte perfectamente entre todos los pasajeros.

Se pone a la venta el 8 de abril. Te ofrecemos a continuación sus precios.

2.0T 175 CV 5 Man. Business: 30.190 euros
2.0T 175 CV 5 Aut. Business: 32.090 euros
2.0T 175 CV 5 Man. Elegance: 33.250 euros
2.0T 175 CV 5 Aut. Elegance: 35.150 euros
2.0T 210 CV 6 Man. Elegance: 35.250 euros
2.0T 210 CV 5 Aut. Elegance: 37.150 euros
2.8T V6 255 CV 6 Man. Elegance: 38.450 euros
2.8T V6 255 CV 6 Aut. Elegance: 40.490 euros
2.8T V6 255 CV 6 Man. Sport Luxury: 42.850 euros
2.8T V6 255 CV 6 Aut. Sport Luxury: 44.890 euros
1.9D 150 CV 6 Man. Business: 30.250 euros
1.9D 150 CV 6 Aut. Business: 32.290 euros
1.9D 150 CV 6 Man. Elegance: 33.250 euros
1.9D 150 CV 6 Aut. Elegance: 35.290 euros

Ver vídeosVer Vídeos
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 




    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=45586&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Cadillac BLS

Cadillac... Con sólo oír su nombre, nuestro corazón da un vuelco y se estremece nuestro bolsillo. ¿No es ésta la marca que creó las limousinas ? ¿No es el fabricante que ha diseñado el vehículo que sirve de despacho rodante al mismísimo George Bush , el presidente de Estados Unidos?

Sí, todo esto, y mucho más. Cadillac lleva más de un siglo representando el tan nombrado “sueño americano”. Elvis, JFK, Al Capone... ¿En qué se parecen? Todos ellos tenían varios Cadillac en su garaje.

Sin embargo, ahora el objetivo es Europa y, para asentarse en nuestro mercado, han decidido cambiar de registro. Y de qué manera. Por primera vez, han montado un propulsor Diesel en uno de sus vehículos: el elegido es el BLS, una berlina que quiere plantar cara al Audi A4, a la Serie 3 de BMW o a los Jaguar X-Type. Y, como aseguran sus creadores, a un precio mucho más bajo (un 5 por ciento, según sus cuentas).

Para nosotros, sus rivales más directos podríamos encontrarlos entre las versiones más equipadas del Ford Mondeo, el Renault Laguna y –sobre todo- sus primos hermanos Opel Vectra y Saab 9-3 (con los que comparte motor y plataforma). En el siguiente apartado, te ofrecemos una tabla donde los comparamos.

De todas formas, una pregunta nos asalta: ¿Cadillac jugando la baza del precio y del gasóleo? Sin duda, algo está cambiando.

El BLS incorpora un motor turbodiésel muy conocido en el seno de General Motors. Es el 1.9 de cuatro cilindros y 150 CV con tecnología de inyección directa common-rail que también usan Fiat, Opel y Saab. Se ofrece con transmisión automática o manual de seis velocidades. Además, la gama incluye tres mecánicas de gasolina: un propulsor de 2 litros turbo que se ofrece con variantes de 175 CV (con cambio manual de 5 velocidades o automático de 4) y de 210 CV (con transmisión automática de 4 velocidades o manual de 6) y –como tope de gama- el 2.8 V6 turbo de 255 CV (con cambio manual o automático, ambos de 6 relaciones). Más adelante, te hablamos detenidamente de todos estos motores, porque hemos podido conducirlos.

Vamos hasta Niza para hablar con los diseñadores de este modelo y, como no se cansan de repetir, el BLS quiere jugar una nueva baza: va destinado a compradores que tengan “una forma diferente de entender el lujo”. Quieren distinguirse del resto y, con este modelo, lo conseguirán. Una cosa está clara: desde Dubai a París, todos aquellos que se lo crucen en carretera no dudarán de que “es, ante todo, un Cadillac”, nos explican.

Lo reconocerás por su gran parrilla y por sus gigantescos grupos ópticos delanteros. Sin embargo, lo que llama más la atención son sus líneas. Aristas vivas recorren y parten su capó, marcando una gigantesca V. También así han rematado su parte trasera: por cierto, no te pierdas la luz de freno tipo LED que delimita el maletero. Estas luces se ven mejor y se iluminan antes que las incandescentes. Además, los grupos ópticos traseros son muy originales, gracias a su forma vertical y estrecha.

El interior... lujoso sí, pero nos ha extrañado la sobriedad del BLS. Cadillac era una marca que ya ofrecía aire acondicionado, asientos calefactables con regulación eléctrica o sensores de luminosidad cuando los españoles no estabamos acostumbrados casi ni a la dirección asistida. Curiosamente, no hay nada nuevo en el interior de nuestro protagonista y, si te fijas, incluso encontrarás muchos elementos ya conocidos: el freno de mano que se esconde en un lateral o el diseño del volante están copiados de Saab y la estructura del salpicadero nos recuerda mucho a la del Opel Vectra.

Sin embargo, es indiscutible la presencia de buenos materiales en su interior. Según el acabado, encontrarás madera y cuero. Todo muy ergonómico y a buen precio.

Ya en su versión básica (el acabado Business), el BLS ofrece de serie aire acondicionado bizona capaz de mantener la temperatura fijada por el conductor, volante de cuero de tres radios, ordenador de a bordo y llantas de aluminio de 16 pulgadas, aunque hay que pagar aparte el control de estabilidad (287 euros).

Un escalón más arriba, encontrarás el acabado Elegance, que incorpora control de estabilidad, sensor de lluvia, climatizador dual, llantas de aleación de 17 pulgadas y detalles de madera de nogal en su interior.

El acabado Sport Luxury añade llantas de aleación de 18 pulgadas, chasis deportivo, faros de xenón y asientos de cuero calefactables. Sólo se ofrece con el motor V6 de 255 CV.

La lista de opciones es muy amplia, desde faros bixenón hasta sistema de teléfono manos libres con bluetooth o techo solar. Queremos destacarte el equipo de sonido diseñado por Bose (opcional por 951 euros): posee nueve altavoces repartidos por todo el habitáculo que dan, según hemos podido comprobar, una gran calidad de audio. El sonido se reparte perfectamente entre todos los pasajeros.

Se pone a la venta el 8 de abril. Te ofrecemos a continuación sus precios.

2.0T 175 CV 5 Man. Business: 30.190 euros
2.0T 175 CV 5 Aut. Business: 32.090 euros
2.0T 175 CV 5 Man. Elegance: 33.250 euros
2.0T 175 CV 5 Aut. Elegance: 35.150 euros
2.0T 210 CV 6 Man. Elegance: 35.250 euros
2.0T 210 CV 5 Aut. Elegance: 37.150 euros
2.8T V6 255 CV 6 Man. Elegance: 38.450 euros
2.8T V6 255 CV 6 Aut. Elegance: 40.490 euros
2.8T V6 255 CV 6 Man. Sport Luxury: 42.850 euros
2.8T V6 255 CV 6 Aut. Sport Luxury: 44.890 euros
1.9D 150 CV 6 Man. Business: 30.250 euros
1.9D 150 CV 6 Aut. Business: 32.290 euros
1.9D 150 CV 6 Man. Elegance: 33.250 euros
1.9D 150 CV 6 Aut. Elegance: 35.290 euros

Ver vídeosVer Vídeos
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 




    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=45586&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Cadillac BLS

Cadillac... Con sólo oír su nombre, nuestro corazón da un vuelco y se estremece nuestro bolsillo. ¿No es ésta la marca que creó las limousinas ? ¿No es el fabricante que ha diseñado el vehículo que sirve de despacho rodante al mismísimo George Bush , el presidente de Estados Unidos?

Sí, todo esto, y mucho más. Cadillac lleva más de un siglo representando el tan nombrado “sueño americano”. Elvis, JFK, Al Capone... ¿En qué se parecen? Todos ellos tenían varios Cadillac en su garaje.

Sin embargo, ahora el objetivo es Europa y, para asentarse en nuestro mercado, han decidido cambiar de registro. Y de qué manera. Por primera vez, han montado un propulsor Diesel en uno de sus vehículos: el elegido es el BLS, una berlina que quiere plantar cara al Audi A4, a la Serie 3 de BMW o a los Jaguar X-Type. Y, como aseguran sus creadores, a un precio mucho más bajo (un 5 por ciento, según sus cuentas).

Para nosotros, sus rivales más directos podríamos encontrarlos entre las versiones más equipadas del Ford Mondeo, el Renault Laguna y –sobre todo- sus primos hermanos Opel Vectra y Saab 9-3 (con los que comparte motor y plataforma). En el siguiente apartado, te ofrecemos una tabla donde los comparamos.

De todas formas, una pregunta nos asalta: ¿Cadillac jugando la baza del precio y del gasóleo? Sin duda, algo está cambiando.

El BLS incorpora un motor turbodiésel muy conocido en el seno de General Motors. Es el 1.9 de cuatro cilindros y 150 CV con tecnología de inyección directa common-rail que también usan Fiat, Opel y Saab. Se ofrece con transmisión automática o manual de seis velocidades. Además, la gama incluye tres mecánicas de gasolina: un propulsor de 2 litros turbo que se ofrece con variantes de 175 CV (con cambio manual de 5 velocidades o automático de 4) y de 210 CV (con transmisión automática de 4 velocidades o manual de 6) y –como tope de gama- el 2.8 V6 turbo de 255 CV (con cambio manual o automático, ambos de 6 relaciones). Más adelante, te hablamos detenidamente de todos estos motores, porque hemos podido conducirlos.

Vamos hasta Niza para hablar con los diseñadores de este modelo y, como no se cansan de repetir, el BLS quiere jugar una nueva baza: va destinado a compradores que tengan “una forma diferente de entender el lujo”. Quieren distinguirse del resto y, con este modelo, lo conseguirán. Una cosa está clara: desde Dubai a París, todos aquellos que se lo crucen en carretera no dudarán de que “es, ante todo, un Cadillac”, nos explican.

Lo reconocerás por su gran parrilla y por sus gigantescos grupos ópticos delanteros. Sin embargo, lo que llama más la atención son sus líneas. Aristas vivas recorren y parten su capó, marcando una gigantesca V. También así han rematado su parte trasera: por cierto, no te pierdas la luz de freno tipo LED que delimita el maletero. Estas luces se ven mejor y se iluminan antes que las incandescentes. Además, los grupos ópticos traseros son muy originales, gracias a su forma vertical y estrecha.

El interior... lujoso sí, pero nos ha extrañado la sobriedad del BLS. Cadillac era una marca que ya ofrecía aire acondicionado, asientos calefactables con regulación eléctrica o sensores de luminosidad cuando los españoles no estabamos acostumbrados casi ni a la dirección asistida. Curiosamente, no hay nada nuevo en el interior de nuestro protagonista y, si te fijas, incluso encontrarás muchos elementos ya conocidos: el freno de mano que se esconde en un lateral o el diseño del volante están copiados de Saab y la estructura del salpicadero nos recuerda mucho a la del Opel Vectra.

Sin embargo, es indiscutible la presencia de buenos materiales en su interior. Según el acabado, encontrarás madera y cuero. Todo muy ergonómico y a buen precio.

Ya en su versión básica (el acabado Business), el BLS ofrece de serie aire acondicionado bizona capaz de mantener la temperatura fijada por el conductor, volante de cuero de tres radios, ordenador de a bordo y llantas de aluminio de 16 pulgadas, aunque hay que pagar aparte el control de estabilidad (287 euros).

Un escalón más arriba, encontrarás el acabado Elegance, que incorpora control de estabilidad, sensor de lluvia, climatizador dual, llantas de aleación de 17 pulgadas y detalles de madera de nogal en su interior.

El acabado Sport Luxury añade llantas de aleación de 18 pulgadas, chasis deportivo, faros de xenón y asientos de cuero calefactables. Sólo se ofrece con el motor V6 de 255 CV.

La lista de opciones es muy amplia, desde faros bixenón hasta sistema de teléfono manos libres con bluetooth o techo solar. Queremos destacarte el equipo de sonido diseñado por Bose (opcional por 951 euros): posee nueve altavoces repartidos por todo el habitáculo que dan, según hemos podido comprobar, una gran calidad de audio. El sonido se reparte perfectamente entre todos los pasajeros.

Se pone a la venta el 8 de abril. Te ofrecemos a continuación sus precios.

2.0T 175 CV 5 Man. Business: 30.190 euros
2.0T 175 CV 5 Aut. Business: 32.090 euros
2.0T 175 CV 5 Man. Elegance: 33.250 euros
2.0T 175 CV 5 Aut. Elegance: 35.150 euros
2.0T 210 CV 6 Man. Elegance: 35.250 euros
2.0T 210 CV 5 Aut. Elegance: 37.150 euros
2.8T V6 255 CV 6 Man. Elegance: 38.450 euros
2.8T V6 255 CV 6 Aut. Elegance: 40.490 euros
2.8T V6 255 CV 6 Man. Sport Luxury: 42.850 euros
2.8T V6 255 CV 6 Aut. Sport Luxury: 44.890 euros
1.9D 150 CV 6 Man. Business: 30.250 euros
1.9D 150 CV 6 Aut. Business: 32.290 euros
1.9D 150 CV 6 Man. Elegance: 33.250 euros
1.9D 150 CV 6 Aut. Elegance: 35.290 euros

Ver vídeosVer Vídeos
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 




    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=45586&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Cadillac BLS

Cadillac... Con sólo oír su nombre, nuestro corazón da un vuelco y se estremece nuestro bolsillo. ¿No es ésta la marca que creó las limousinas ? ¿No es el fabricante que ha diseñado el vehículo que sirve de despacho rodante al mismísimo George Bush , el presidente de Estados Unidos?

Sí, todo esto, y mucho más. Cadillac lleva más de un siglo representando el tan nombrado “sueño americano”. Elvis, JFK, Al Capone... ¿En qué se parecen? Todos ellos tenían varios Cadillac en su garaje.

Sin embargo, ahora el objetivo es Europa y, para asentarse en nuestro mercado, han decidido cambiar de registro. Y de qué manera. Por primera vez, han montado un propulsor Diesel en uno de sus vehículos: el elegido es el BLS, una berlina que quiere plantar cara al Audi A4, a la Serie 3 de BMW o a los Jaguar X-Type. Y, como aseguran sus creadores, a un precio mucho más bajo (un 5 por ciento, según sus cuentas).

Para nosotros, sus rivales más directos podríamos encontrarlos entre las versiones más equipadas del Ford Mondeo, el Renault Laguna y –sobre todo- sus primos hermanos Opel Vectra y Saab 9-3 (con los que comparte motor y plataforma). En el siguiente apartado, te ofrecemos una tabla donde los comparamos.

De todas formas, una pregunta nos asalta: ¿Cadillac jugando la baza del precio y del gasóleo? Sin duda, algo está cambiando.

El BLS incorpora un motor turbodiésel muy conocido en el seno de General Motors. Es el 1.9 de cuatro cilindros y 150 CV con tecnología de inyección directa common-rail que también usan Fiat, Opel y Saab. Se ofrece con transmisión automática o manual de seis velocidades. Además, la gama incluye tres mecánicas de gasolina: un propulsor de 2 litros turbo que se ofrece con variantes de 175 CV (con cambio manual de 5 velocidades o automático de 4) y de 210 CV (con transmisión automática de 4 velocidades o manual de 6) y –como tope de gama- el 2.8 V6 turbo de 255 CV (con cambio manual o automático, ambos de 6 relaciones). Más adelante, te hablamos detenidamente de todos estos motores, porque hemos podido conducirlos.

Vamos hasta Niza para hablar con los diseñadores de este modelo y, como no se cansan de repetir, el BLS quiere jugar una nueva baza: va destinado a compradores que tengan “una forma diferente de entender el lujo”. Quieren distinguirse del resto y, con este modelo, lo conseguirán. Una cosa está clara: desde Dubai a París, todos aquellos que se lo crucen en carretera no dudarán de que “es, ante todo, un Cadillac”, nos explican.

Lo reconocerás por su gran parrilla y por sus gigantescos grupos ópticos delanteros. Sin embargo, lo que llama más la atención son sus líneas. Aristas vivas recorren y parten su capó, marcando una gigantesca V. También así han rematado su parte trasera: por cierto, no te pierdas la luz de freno tipo LED que delimita el maletero. Estas luces se ven mejor y se iluminan antes que las incandescentes. Además, los grupos ópticos traseros son muy originales, gracias a su forma vertical y estrecha.

El interior... lujoso sí, pero nos ha extrañado la sobriedad del BLS. Cadillac era una marca que ya ofrecía aire acondicionado, asientos calefactables con regulación eléctrica o sensores de luminosidad cuando los españoles no estabamos acostumbrados casi ni a la dirección asistida. Curiosamente, no hay nada nuevo en el interior de nuestro protagonista y, si te fijas, incluso encontrarás muchos elementos ya conocidos: el freno de mano que se esconde en un lateral o el diseño del volante están copiados de Saab y la estructura del salpicadero nos recuerda mucho a la del Opel Vectra.

Sin embargo, es indiscutible la presencia de buenos materiales en su interior. Según el acabado, encontrarás madera y cuero. Todo muy ergonómico y a buen precio.

Ya en su versión básica (el acabado Business), el BLS ofrece de serie aire acondicionado bizona capaz de mantener la temperatura fijada por el conductor, volante de cuero de tres radios, ordenador de a bordo y llantas de aluminio de 16 pulgadas, aunque hay que pagar aparte el control de estabilidad (287 euros).

Un escalón más arriba, encontrarás el acabado Elegance, que incorpora control de estabilidad, sensor de lluvia, climatizador dual, llantas de aleación de 17 pulgadas y detalles de madera de nogal en su interior.

El acabado Sport Luxury añade llantas de aleación de 18 pulgadas, chasis deportivo, faros de xenón y asientos de cuero calefactables. Sólo se ofrece con el motor V6 de 255 CV.

La lista de opciones es muy amplia, desde faros bixenón hasta sistema de teléfono manos libres con bluetooth o techo solar. Queremos destacarte el equipo de sonido diseñado por Bose (opcional por 951 euros): posee nueve altavoces repartidos por todo el habitáculo que dan, según hemos podido comprobar, una gran calidad de audio. El sonido se reparte perfectamente entre todos los pasajeros.

Se pone a la venta el 8 de abril. Te ofrecemos a continuación sus precios.

2.0T 175 CV 5 Man. Business: 30.190 euros
2.0T 175 CV 5 Aut. Business: 32.090 euros
2.0T 175 CV 5 Man. Elegance: 33.250 euros
2.0T 175 CV 5 Aut. Elegance: 35.150 euros
2.0T 210 CV 6 Man. Elegance: 35.250 euros
2.0T 210 CV 5 Aut. Elegance: 37.150 euros
2.8T V6 255 CV 6 Man. Elegance: 38.450 euros
2.8T V6 255 CV 6 Aut. Elegance: 40.490 euros
2.8T V6 255 CV 6 Man. Sport Luxury: 42.850 euros
2.8T V6 255 CV 6 Aut. Sport Luxury: 44.890 euros
1.9D 150 CV 6 Man. Business: 30.250 euros
1.9D 150 CV 6 Aut. Business: 32.290 euros
1.9D 150 CV 6 Man. Elegance: 33.250 euros
1.9D 150 CV 6 Aut. Elegance: 35.290 euros

Ver vídeosVer Vídeos
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 




    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=45586&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Cadillac BLS

Cadillac... Con sólo oír su nombre, nuestro corazón da un vuelco y se estremece nuestro bolsillo. ¿No es ésta la marca que creó las limousinas ? ¿No es el fabricante que ha diseñado el vehículo que sirve de despacho rodante al mismísimo George Bush , el presidente de Estados Unidos?

Sí, todo esto, y mucho más. Cadillac lleva más de un siglo representando el tan nombrado “sueño americano”. Elvis, JFK, Al Capone... ¿En qué se parecen? Todos ellos tenían varios Cadillac en su garaje.

Sin embargo, ahora el objetivo es Europa y, para asentarse en nuestro mercado, han decidido cambiar de registro. Y de qué manera. Por primera vez, han montado un propulsor Diesel en uno de sus vehículos: el elegido es el BLS, una berlina que quiere plantar cara al Audi A4, a la Serie 3 de BMW o a los Jaguar X-Type. Y, como aseguran sus creadores, a un precio mucho más bajo (un 5 por ciento, según sus cuentas).

Para nosotros, sus rivales más directos podríamos encontrarlos entre las versiones más equipadas del Ford Mondeo, el Renault Laguna y –sobre todo- sus primos hermanos Opel Vectra y Saab 9-3 (con los que comparte motor y plataforma). En el siguiente apartado, te ofrecemos una tabla donde los comparamos.

De todas formas, una pregunta nos asalta: ¿Cadillac jugando la baza del precio y del gasóleo? Sin duda, algo está cambiando.

El BLS incorpora un motor turbodiésel muy conocido en el seno de General Motors. Es el 1.9 de cuatro cilindros y 150 CV con tecnología de inyección directa common-rail que también usan Fiat, Opel y Saab. Se ofrece con transmisión automática o manual de seis velocidades. Además, la gama incluye tres mecánicas de gasolina: un propulsor de 2 litros turbo que se ofrece con variantes de 175 CV (con cambio manual de 5 velocidades o automático de 4) y de 210 CV (con transmisión automática de 4 velocidades o manual de 6) y –como tope de gama- el 2.8 V6 turbo de 255 CV (con cambio manual o automático, ambos de 6 relaciones). Más adelante, te hablamos detenidamente de todos estos motores, porque hemos podido conducirlos.

Vamos hasta Niza para hablar con los diseñadores de este modelo y, como no se cansan de repetir, el BLS quiere jugar una nueva baza: va destinado a compradores que tengan “una forma diferente de entender el lujo”. Quieren distinguirse del resto y, con este modelo, lo conseguirán. Una cosa está clara: desde Dubai a París, todos aquellos que se lo crucen en carretera no dudarán de que “es, ante todo, un Cadillac”, nos explican.

Lo reconocerás por su gran parrilla y por sus gigantescos grupos ópticos delanteros. Sin embargo, lo que llama más la atención son sus líneas. Aristas vivas recorren y parten su capó, marcando una gigantesca V. También así han rematado su parte trasera: por cierto, no te pierdas la luz de freno tipo LED que delimita el maletero. Estas luces se ven mejor y se iluminan antes que las incandescentes. Además, los grupos ópticos traseros son muy originales, gracias a su forma vertical y estrecha.

El interior... lujoso sí, pero nos ha extrañado la sobriedad del BLS. Cadillac era una marca que ya ofrecía aire acondicionado, asientos calefactables con regulación eléctrica o sensores de luminosidad cuando los españoles no estabamos acostumbrados casi ni a la dirección asistida. Curiosamente, no hay nada nuevo en el interior de nuestro protagonista y, si te fijas, incluso encontrarás muchos elementos ya conocidos: el freno de mano que se esconde en un lateral o el diseño del volante están copiados de Saab y la estructura del salpicadero nos recuerda mucho a la del Opel Vectra.

Sin embargo, es indiscutible la presencia de buenos materiales en su interior. Según el acabado, encontrarás madera y cuero. Todo muy ergonómico y a buen precio.

Ya en su versión básica (el acabado Business), el BLS ofrece de serie aire acondicionado bizona capaz de mantener la temperatura fijada por el conductor, volante de cuero de tres radios, ordenador de a bordo y llantas de aluminio de 16 pulgadas, aunque hay que pagar aparte el control de estabilidad (287 euros).

Un escalón más arriba, encontrarás el acabado Elegance, que incorpora control de estabilidad, sensor de lluvia, climatizador dual, llantas de aleación de 17 pulgadas y detalles de madera de nogal en su interior.

El acabado Sport Luxury añade llantas de aleación de 18 pulgadas, chasis deportivo, faros de xenón y asientos de cuero calefactables. Sólo se ofrece con el motor V6 de 255 CV.

La lista de opciones es muy amplia, desde faros bixenón hasta sistema de teléfono manos libres con bluetooth o techo solar. Queremos destacarte el equipo de sonido diseñado por Bose (opcional por 951 euros): posee nueve altavoces repartidos por todo el habitáculo que dan, según hemos podido comprobar, una gran calidad de audio. El sonido se reparte perfectamente entre todos los pasajeros.

Se pone a la venta el 8 de abril. Te ofrecemos a continuación sus precios.

2.0T 175 CV 5 Man. Business: 30.190 euros
2.0T 175 CV 5 Aut. Business: 32.090 euros
2.0T 175 CV 5 Man. Elegance: 33.250 euros
2.0T 175 CV 5 Aut. Elegance: 35.150 euros
2.0T 210 CV 6 Man. Elegance: 35.250 euros
2.0T 210 CV 5 Aut. Elegance: 37.150 euros
2.8T V6 255 CV 6 Man. Elegance: 38.450 euros
2.8T V6 255 CV 6 Aut. Elegance: 40.490 euros
2.8T V6 255 CV 6 Man. Sport Luxury: 42.850 euros
2.8T V6 255 CV 6 Aut. Sport Luxury: 44.890 euros
1.9D 150 CV 6 Man. Business: 30.250 euros
1.9D 150 CV 6 Aut. Business: 32.290 euros
1.9D 150 CV 6 Man. Elegance: 33.250 euros
1.9D 150 CV 6 Aut. Elegance: 35.290 euros

Ver vídeosVer Vídeos
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 




    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=45586&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Cadillac BLS

Cadillac... Con sólo oír su nombre, nuestro corazón da un vuelco y se estremece nuestro bolsillo. ¿No es ésta la marca que creó las limousinas ? ¿No es el fabricante que ha diseñado el vehículo que sirve de despacho rodante al mismísimo George Bush , el presidente de Estados Unidos?

Sí, todo esto, y mucho más. Cadillac lleva más de un siglo representando el tan nombrado “sueño americano”. Elvis, JFK, Al Capone... ¿En qué se parecen? Todos ellos tenían varios Cadillac en su garaje.

Sin embargo, ahora el objetivo es Europa y, para asentarse en nuestro mercado, han decidido cambiar de registro. Y de qué manera. Por primera vez, han montado un propulsor Diesel en uno de sus vehículos: el elegido es el BLS, una berlina que quiere plantar cara al Audi A4, a la Serie 3 de BMW o a los Jaguar X-Type. Y, como aseguran sus creadores, a un precio mucho más bajo (un 5 por ciento, según sus cuentas).

Para nosotros, sus rivales más directos podríamos encontrarlos entre las versiones más equipadas del Ford Mondeo, el Renault Laguna y –sobre todo- sus primos hermanos Opel Vectra y Saab 9-3 (con los que comparte motor y plataforma). En el siguiente apartado, te ofrecemos una tabla donde los comparamos.

De todas formas, una pregunta nos asalta: ¿Cadillac jugando la baza del precio y del gasóleo? Sin duda, algo está cambiando.

El BLS incorpora un motor turbodiésel muy conocido en el seno de General Motors. Es el 1.9 de cuatro cilindros y 150 CV con tecnología de inyección directa common-rail que también usan Fiat, Opel y Saab. Se ofrece con transmisión automática o manual de seis velocidades. Además, la gama incluye tres mecánicas de gasolina: un propulsor de 2 litros turbo que se ofrece con variantes de 175 CV (con cambio manual de 5 velocidades o automático de 4) y de 210 CV (con transmisión automática de 4 velocidades o manual de 6) y –como tope de gama- el 2.8 V6 turbo de 255 CV (con cambio manual o automático, ambos de 6 relaciones). Más adelante, te hablamos detenidamente de todos estos motores, porque hemos podido conducirlos.

Vamos hasta Niza para hablar con los diseñadores de este modelo y, como no se cansan de repetir, el BLS quiere jugar una nueva baza: va destinado a compradores que tengan “una forma diferente de entender el lujo”. Quieren distinguirse del resto y, con este modelo, lo conseguirán. Una cosa está clara: desde Dubai a París, todos aquellos que se lo crucen en carretera no dudarán de que “es, ante todo, un Cadillac”, nos explican.

Lo reconocerás por su gran parrilla y por sus gigantescos grupos ópticos delanteros. Sin embargo, lo que llama más la atención son sus líneas. Aristas vivas recorren y parten su capó, marcando una gigantesca V. También así han rematado su parte trasera: por cierto, no te pierdas la luz de freno tipo LED que delimita el maletero. Estas luces se ven mejor y se iluminan antes que las incandescentes. Además, los grupos ópticos traseros son muy originales, gracias a su forma vertical y estrecha.

El interior... lujoso sí, pero nos ha extrañado la sobriedad del BLS. Cadillac era una marca que ya ofrecía aire acondicionado, asientos calefactables con regulación eléctrica o sensores de luminosidad cuando los españoles no estabamos acostumbrados casi ni a la dirección asistida. Curiosamente, no hay nada nuevo en el interior de nuestro protagonista y, si te fijas, incluso encontrarás muchos elementos ya conocidos: el freno de mano que se esconde en un lateral o el diseño del volante están copiados de Saab y la estructura del salpicadero nos recuerda mucho a la del Opel Vectra.

Sin embargo, es indiscutible la presencia de buenos materiales en su interior. Según el acabado, encontrarás madera y cuero. Todo muy ergonómico y a buen precio.

Ya en su versión básica (el acabado Business), el BLS ofrece de serie aire acondicionado bizona capaz de mantener la temperatura fijada por el conductor, volante de cuero de tres radios, ordenador de a bordo y llantas de aluminio de 16 pulgadas, aunque hay que pagar aparte el control de estabilidad (287 euros).

Un escalón más arriba, encontrarás el acabado Elegance, que incorpora control de estabilidad, sensor de lluvia, climatizador dual, llantas de aleación de 17 pulgadas y detalles de madera de nogal en su interior.

El acabado Sport Luxury añade llantas de aleación de 18 pulgadas, chasis deportivo, faros de xenón y asientos de cuero calefactables. Sólo se ofrece con el motor V6 de 255 CV.

La lista de opciones es muy amplia, desde faros bixenón hasta sistema de teléfono manos libres con bluetooth o techo solar. Queremos destacarte el equipo de sonido diseñado por Bose (opcional por 951 euros): posee nueve altavoces repartidos por todo el habitáculo que dan, según hemos podido comprobar, una gran calidad de audio. El sonido se reparte perfectamente entre todos los pasajeros.

Se pone a la venta el 8 de abril. Te ofrecemos a continuación sus precios.

2.0T 175 CV 5 Man. Business: 30.190 euros
2.0T 175 CV 5 Aut. Business: 32.090 euros
2.0T 175 CV 5 Man. Elegance: 33.250 euros
2.0T 175 CV 5 Aut. Elegance: 35.150 euros
2.0T 210 CV 6 Man. Elegance: 35.250 euros
2.0T 210 CV 5 Aut. Elegance: 37.150 euros
2.8T V6 255 CV 6 Man. Elegance: 38.450 euros
2.8T V6 255 CV 6 Aut. Elegance: 40.490 euros
2.8T V6 255 CV 6 Man. Sport Luxury: 42.850 euros
2.8T V6 255 CV 6 Aut. Sport Luxury: 44.890 euros
1.9D 150 CV 6 Man. Business: 30.250 euros
1.9D 150 CV 6 Aut. Business: 32.290 euros
1.9D 150 CV 6 Man. Elegance: 33.250 euros
1.9D 150 CV 6 Aut. Elegance: 35.290 euros

Galería relacionada

Cadillac BLS 2006

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...