BMW X3 3.0i

Brillante en prestaciones y eficaz en pistas, el X3 es más que un X5 a escala. Hereda el dinamismo de la Serie 3, la clase del X5 y el precio de todo un BMW.
-
BMW X3 3.0i

Aunque parezca extraño, el X5 es uno de los principales rivales del X3. Comparte con él la misma mecánica y ahora también el sistema de control de tracción X-Drive. Las diferencias de tamaño son evidentes (un poco más largo, bastante más ancho y alto que el X3). El comportamiento dinámico es algo más torpe, debido fundamentalmente al incremento de peso y a su carrocería más voluminosa. La diferencia de precio entre ambos no es tan elevada como para decidirse fácilmente.

Algo menos potente, pero más suave en funcionamiento, juega con el equipamiento como principal atractivo. No llega al nivel de prestaciones ofrecido por el modelo alemán, aunque es bastante silencioso y consume menos combustible, especialmente en recorridos urbanos. El interior del modelo japonés está muy bien cuidado, con mucho equipamiento de serie y una realización y calidad de materiales excepcional. En este modelo, el cambio forma parte del equipo de serie, con lo que, a igualdad de equipamiento, los precios finales se igualan.

Aunque parezca extraño, el X5 es uno de los principales rivales del X3. Comparte con él la misma mecánica y ahora también el sistema de control de tracción X-Drive. Las diferencias de tamaño son evidentes (un poco más largo, bastante más ancho y alto que el X3). El comportamiento dinámico es algo más torpe, debido fundamentalmente al incremento de peso y a su carrocería más voluminosa. La diferencia de precio entre ambos no es tan elevada como para decidirse fácilmente.

Algo menos potente, pero más suave en funcionamiento, juega con el equipamiento como principal atractivo. No llega al nivel de prestaciones ofrecido por el modelo alemán, aunque es bastante silencioso y consume menos combustible, especialmente en recorridos urbanos. El interior del modelo japonés está muy bien cuidado, con mucho equipamiento de serie y una realización y calidad de materiales excepcional. En este modelo, el cambio forma parte del equipo de serie, con lo que, a igualdad de equipamiento, los precios finales se igualan.

Aunque parezca extraño, el X5 es uno de los principales rivales del X3. Comparte con él la misma mecánica y ahora también el sistema de control de tracción X-Drive. Las diferencias de tamaño son evidentes (un poco más largo, bastante más ancho y alto que el X3). El comportamiento dinámico es algo más torpe, debido fundamentalmente al incremento de peso y a su carrocería más voluminosa. La diferencia de precio entre ambos no es tan elevada como para decidirse fácilmente.

Algo menos potente, pero más suave en funcionamiento, juega con el equipamiento como principal atractivo. No llega al nivel de prestaciones ofrecido por el modelo alemán, aunque es bastante silencioso y consume menos combustible, especialmente en recorridos urbanos. El interior del modelo japonés está muy bien cuidado, con mucho equipamiento de serie y una realización y calidad de materiales excepcional. En este modelo, el cambio forma parte del equipo de serie, con lo que, a igualdad de equipamiento, los precios finales se igualan.

Galería relacionada

BMW X3 3.0i

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...