BMW X3 2.0d

El motor 2.0d de 177 CV viene a corregir una relación peso/potencia que en el anterior BMW X3 2.0d de 150 CV condicionaba el dinamismo que se le presume a todo BMW.
-
BMW X3 2.0d
BMW X3 2.0d

En su día cuestionamos que cómo existiendo una variante del motor 2.0d con 163 CV, el X3 montase la originaria variante de 150 (aun con una configuración exprofesa), cuando por sus características, un X3 tiene que bregar con la penitencia que supone un peor coeficiente aerodinámico, mayor peso y superiores rozamientos mecánicos, fruto de su naturaleza SUV. La cantidad no siempre se correspondía con la calidad mecánica y al margen de los números del cronómetro, del anterior X3 2.0d te bajabas con la sensación de estar en algunas circunstancias entre el límite del bien y del mal para un coche de su prestancia.

La llegada de la variante más avanzada de este motor 2.0d con 177 CV – sin contar con el novedoso biturbo de 204 CV- ha venido a equilibrar la balanza. Pero por encima de la potencia anunciada, está la curva de par que ofrece y sus valores absolutos. Dicho de otro modo, independientemente que a alto régimen ofrezca casi 30 CV más, lo interesante es la excelente respuesta que muestra a poco que nos acerquemos a las primeras 1.500 revoluciones. Con valores medidos de casi 40 mkg que mantiene prácticamente constante entre 1.800 y 3.000 rpm, este X3 presenta un golpe de acelerador muy bueno a prueba de descuidos. El coche tiene un inicio de marcha muy consistente y todo relanzamiento en marchas largas no supone más que aplicar un poco más de presión sobre el acelerador. Con los mismos desarrollos del cambio de la versión sustituida, el 177 CV ha ganado mucha aceleración pero, sobre todo, poder de recuperación sin estar supeditado a la caja de cambios, que es lo que se demanda en la conducción cotidiana y habitual.

Ahora es posible abusar de lo que hay por debajo de las 2.000 revoluciones en 5ª y 6ª porque la reacción del motor siempre es la de avanzar inmediatamente. La 6ª es todo lo operativa que esperas en carretera. La aguanta perfectamente a 80 km/h (en torno a las 1.600 rpm) y en toda maniobra de relanzamiento o adelantamiento encuentras una respuesta que da seguridad. Al margen de este agrado de conducción, cuando se equilibra una relación peso/potencia surgen muchas veces otras ventajas: en este caso también la versión de 177 CV, respecto a la de 150, se permite el lujo de reducir los consumos hasta cifras extraordinarias para un coche de sus características.

Es cierto que no todo el éxito debemos verlo en el rodar más fácil y despreocupado del motor “grande”. Con este motor, el X3 2.0d cuenta con una bomba de agua desacoplable en función a la temperatura del motor, una nueva bomba de la dirección asistida, un diferencial del sistema de tracción X-Drive optimizado en cuanto a fricciones (el coche se siente menos lastrado) y tomas de refrigeración activas. Según nuestras medidas, lo más notorio es el medio litro de consumo que ahorra en carretera frente a la versión de 150 CV.

Todo asfalto

En su día cuestionamos que cómo existiendo una variante del motor 2.0d con 163 CV, el X3 montase la originaria variante de 150 (aun con una configuración exprofesa), cuando por sus características, un X3 tiene que bregar con la penitencia que supone un peor coeficiente aerodinámico, mayor peso y superiores rozamientos mecánicos, fruto de su naturaleza SUV. La cantidad no siempre se correspondía con la calidad mecánica y al margen de los números del cronómetro, del anterior X3 2.0d te bajabas con la sensación de estar en algunas circunstancias entre el límite del bien y del mal para un coche de su prestancia.

La llegada de la variante más avanzada de este motor 2.0d con 177 CV – sin contar con el novedoso biturbo de 204 CV- ha venido a equilibrar la balanza. Pero por encima de la potencia anunciada, está la curva de par que ofrece y sus valores absolutos. Dicho de otro modo, independientemente que a alto régimen ofrezca casi 30 CV más, lo interesante es la excelente respuesta que muestra a poco que nos acerquemos a las primeras 1.500 revoluciones. Con valores medidos de casi 40 mkg que mantiene prácticamente constante entre 1.800 y 3.000 rpm, este X3 presenta un golpe de acelerador muy bueno a prueba de descuidos. El coche tiene un inicio de marcha muy consistente y todo relanzamiento en marchas largas no supone más que aplicar un poco más de presión sobre el acelerador. Con los mismos desarrollos del cambio de la versión sustituida, el 177 CV ha ganado mucha aceleración pero, sobre todo, poder de recuperación sin estar supeditado a la caja de cambios, que es lo que se demanda en la conducción cotidiana y habitual.

Ahora es posible abusar de lo que hay por debajo de las 2.000 revoluciones en 5ª y 6ª porque la reacción del motor siempre es la de avanzar inmediatamente. La 6ª es todo lo operativa que esperas en carretera. La aguanta perfectamente a 80 km/h (en torno a las 1.600 rpm) y en toda maniobra de relanzamiento o adelantamiento encuentras una respuesta que da seguridad. Al margen de este agrado de conducción, cuando se equilibra una relación peso/potencia surgen muchas veces otras ventajas: en este caso también la versión de 177 CV, respecto a la de 150, se permite el lujo de reducir los consumos hasta cifras extraordinarias para un coche de sus características.

Es cierto que no todo el éxito debemos verlo en el rodar más fácil y despreocupado del motor “grande”. Con este motor, el X3 2.0d cuenta con una bomba de agua desacoplable en función a la temperatura del motor, una nueva bomba de la dirección asistida, un diferencial del sistema de tracción X-Drive optimizado en cuanto a fricciones (el coche se siente menos lastrado) y tomas de refrigeración activas. Según nuestras medidas, lo más notorio es el medio litro de consumo que ahorra en carretera frente a la versión de 150 CV.

Todo asfalto
Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...