BMW 645 Ci

Hay automóviles que no dejan indiferentes a aquellos que los ven pasar, que llenan de gozo a sus afortunados dueños. Coches como el nuevo 645 Ci de BMW, que aúna prestaciones, imagen y distinción.
-
BMW 645 Ci
BMW 645 Ci

Es la respuesta natural de Mercedes Benz al coupé de altas prestaciones de BMW. Son muy similares en cuanto a planteamiento y filosofía, el problema radica en que el modelo de la estrella es mucho más caro y menos potente. Su coste de tarifa es de 112.000 euros, lo que supone 27.000 euros más, una diferencia significativa. En cuanto a la potencia, tiene 27 CV menos, aunque la entrega de par es muy parecida en ambos.

Por un precio similar al del BMW, tenemos un concepto estético parecido, coupé de aspecto deportivo, aunque un comportamiento dinámico totalmente contrario. El Porsche haca gala de unas reacciones más radicales y dota a sus ocupantes de un confort más limitado. Para manejar este coche hay que tener más manos y un arrojo superior.

El modelo británico cumple con lo que se puede esperar de un coche deportivo de este país: nada de radicalidades ni malos modales. Estamos ante un modelo en el que lo que más prima es el confort de marcha, con unas suspensiones tirando a blandas y un perfil de neumático bastante elevado para lo que se estila en este tipo de vehículos. Al igual que el BMW 645 Ci, es un 2+2, aunque la ergonomía en el coupé inglés es algo peor, un hecho censurable en un vehículo de un precio que ronda los 81.000 euros.

El modelo japonés tiene características similares al coupé alemán, aunque el Lexus cuenta con la ventaja de disponer de techo rígido escamoteable. La longitud de este CC es bastante menor que el del BMW, del orden de 30 centímetros, por lo que la habitabilidad es menor en el Lexus. La potencia del SC430 es inferior en unos 50 CV. Su precio, al mismo tiempo, es inferior en unos 3.000 euros.

Es la respuesta natural de Mercedes Benz al coupé de altas prestaciones de BMW. Son muy similares en cuanto a planteamiento y filosofía, el problema radica en que el modelo de la estrella es mucho más caro y menos potente. Su coste de tarifa es de 112.000 euros, lo que supone 27.000 euros más, una diferencia significativa. En cuanto a la potencia, tiene 27 CV menos, aunque la entrega de par es muy parecida en ambos.

Por un precio similar al del BMW, tenemos un concepto estético parecido, coupé de aspecto deportivo, aunque un comportamiento dinámico totalmente contrario. El Porsche haca gala de unas reacciones más radicales y dota a sus ocupantes de un confort más limitado. Para manejar este coche hay que tener más manos y un arrojo superior.

El modelo británico cumple con lo que se puede esperar de un coche deportivo de este país: nada de radicalidades ni malos modales. Estamos ante un modelo en el que lo que más prima es el confort de marcha, con unas suspensiones tirando a blandas y un perfil de neumático bastante elevado para lo que se estila en este tipo de vehículos. Al igual que el BMW 645 Ci, es un 2+2, aunque la ergonomía en el coupé inglés es algo peor, un hecho censurable en un vehículo de un precio que ronda los 81.000 euros.

El modelo japonés tiene características similares al coupé alemán, aunque el Lexus cuenta con la ventaja de disponer de techo rígido escamoteable. La longitud de este CC es bastante menor que el del BMW, del orden de 30 centímetros, por lo que la habitabilidad es menor en el Lexus. La potencia del SC430 es inferior en unos 50 CV. Su precio, al mismo tiempo, es inferior en unos 3.000 euros.

Es la respuesta natural de Mercedes Benz al coupé de altas prestaciones de BMW. Son muy similares en cuanto a planteamiento y filosofía, el problema radica en que el modelo de la estrella es mucho más caro y menos potente. Su coste de tarifa es de 112.000 euros, lo que supone 27.000 euros más, una diferencia significativa. En cuanto a la potencia, tiene 27 CV menos, aunque la entrega de par es muy parecida en ambos.

Por un precio similar al del BMW, tenemos un concepto estético parecido, coupé de aspecto deportivo, aunque un comportamiento dinámico totalmente contrario. El Porsche haca gala de unas reacciones más radicales y dota a sus ocupantes de un confort más limitado. Para manejar este coche hay que tener más manos y un arrojo superior.

El modelo británico cumple con lo que se puede esperar de un coche deportivo de este país: nada de radicalidades ni malos modales. Estamos ante un modelo en el que lo que más prima es el confort de marcha, con unas suspensiones tirando a blandas y un perfil de neumático bastante elevado para lo que se estila en este tipo de vehículos. Al igual que el BMW 645 Ci, es un 2+2, aunque la ergonomía en el coupé inglés es algo peor, un hecho censurable en un vehículo de un precio que ronda los 81.000 euros.

El modelo japonés tiene características similares al coupé alemán, aunque el Lexus cuenta con la ventaja de disponer de techo rígido escamoteable. La longitud de este CC es bastante menor que el del BMW, del orden de 30 centímetros, por lo que la habitabilidad es menor en el Lexus. La potencia del SC430 es inferior en unos 50 CV. Su precio, al mismo tiempo, es inferior en unos 3.000 euros.

Es la respuesta natural de Mercedes Benz al coupé de altas prestaciones de BMW. Son muy similares en cuanto a planteamiento y filosofía, el problema radica en que el modelo de la estrella es mucho más caro y menos potente. Su coste de tarifa es de 112.000 euros, lo que supone 27.000 euros más, una diferencia significativa. En cuanto a la potencia, tiene 27 CV menos, aunque la entrega de par es muy parecida en ambos.

Por un precio similar al del BMW, tenemos un concepto estético parecido, coupé de aspecto deportivo, aunque un comportamiento dinámico totalmente contrario. El Porsche haca gala de unas reacciones más radicales y dota a sus ocupantes de un confort más limitado. Para manejar este coche hay que tener más manos y un arrojo superior.

El modelo británico cumple con lo que se puede esperar de un coche deportivo de este país: nada de radicalidades ni malos modales. Estamos ante un modelo en el que lo que más prima es el confort de marcha, con unas suspensiones tirando a blandas y un perfil de neumático bastante elevado para lo que se estila en este tipo de vehículos. Al igual que el BMW 645 Ci, es un 2+2, aunque la ergonomía en el coupé inglés es algo peor, un hecho censurable en un vehículo de un precio que ronda los 81.000 euros.

El modelo japonés tiene características similares al coupé alemán, aunque el Lexus cuenta con la ventaja de disponer de techo rígido escamoteable. La longitud de este CC es bastante menor que el del BMW, del orden de 30 centímetros, por lo que la habitabilidad es menor en el Lexus. La potencia del SC430 es inferior en unos 50 CV. Su precio, al mismo tiempo, es inferior en unos 3.000 euros.

Galería relacionada

BMW 645 Ci

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...