BMW 650i Coupé

El BMW 650i Coupé es la versión más equilibrada de la gama actual, compuesta por tres variantes de gasolina de seis, ocho y diez cilindros en carrocería Coupé y Cabrio. Cómodo, eficaz y muy rápido, el BMW 650i, con 367 CV bajo el capó, permite disfrutar plenamente de la conducción ya sea por autopista o por carreteras secundarias. Razones no le faltan.
-
BMW 650i Coupé
BMW 650i Coupé
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61115&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">BMW 650i Coupé

La incorporación del nuevo ocho cilindros le ha sentado muy bien al Serie 6. No sólo es un motor extraordinariamente elástico, también es muy potente y cómodo de utilizar. Sólo hay que fijarse en su cifra de par, superior a los 48 mkg reales, un valor levemente inferior al anunciado por el fabricante, pero, en cualquier caso extraordinario. Si nos fijamos en el gráfico del par, podemos observar que, a 1.000 rpm, prácticamente al ralentí, ya es una auténtica locomotora, con casi 32 mkg de par. Conforme aumenta el régimen el valor se va disparando a cifras extraordinarias y entre 2.500 y 4.500 rpm se encuentra la plenitud del motor, 45 mkg.

Estas cifras de par tan elevadas se traducen en una conducción verdaderamente placentera, pues siempre hay respuesta, siempre hay potencia de reserva. Da igual en qué marcha nos encontremos, el motor permitirá incrementar de forma inmediata la velocidad del vehículo a no ser que nos encontremos cerca de la velocidad de corte (limitada electrónicamente a 250 km/h).

En este caso, los desarrollos no juegan un papel tan importante como en otros modelos, las cifras de par que hemos visto se encargan de facilitar el trabajo a la transmisión sin necesidad grandes ajustes en la caja de cambios. Aún así son bastante cortos, aunque puede alcanzar los 100 km/h en segunda velocidad (38,4 km/h en quinta velocidad a 1.000 rpm), contando con una sexta muy utilizable que permite viajar por autopista con bajo nivel de ruido a poco más del ralentí y con unas cifras de consumo que no son nada disparatadas. Recupera en sexta velocidad mejor que modelos comunes en tercera y permite afrontar maniobras de adelantamiento con una facilidad y seguridad casi inverosímiles.

El 650i no consume demasiado para tratarse de un motor de ocho cilindros de 367 CV y un peso total cercano a las dos toneladas. Sólo en ciudad, donde el peso, las arrancadas y paradas condicionan de forma especial la conducción, el gasto de combustible se dispara a valores exagerados en el entorno de los 18 litros a los 100 km. En carretera o autopista se puede circular a velocidades constantes legales sin que se rebasen los 10 litros/100 km, lo que no está nada mal.

Volviendo al apartado de la transmisión, la caja de cambios que incluye de serie es manual de seis velocidades, prácticamente idéntica en tacto, precisión y rapidez que cualquier otra caja BMW. No está mal, pero por el tipo de coche y cliente al que va dirigido, sí parece un poco desfasada. No obstante, quien quiera optar por una transmisión automática puede hacerlo desembolsando la nada despreciable cantidad de 2.651 euros. En cualquier caso, un aspecto a tener en cuenta en función del uso que se le vaya a dar.

En el plano dinámico no hay reproche alguno, parece mentira que un coche de este porte pueda correr tanto y de forma tan fácil. Vayamos en la marcha que vayamos disponemos de una ingente cantidad de potencia de reserva y sólo con acariciar el acelerador sale catapultado como una flecha. Exceptuando el tema de la dirección activa y su periodo de adaptación comentado anteriormente, el coche parece ir sobre raíles. Se nota que la energía proviene de las ruedas posteriores, pero en ningún momento se pierde la compostura ni hay desmanes que hagan aumentar el ritmo cardíaco.

Los sistemas de ayuda a la conducción y en especial los controles de tracción y estabilidad se encargan de ajustar las velocidades del motor y de las ruedas para que no se produzcan situaciones violentas. De hecho es fácil ver cómo el testigo de control de estabilidad se enciende con cierta frecuencia cuando aplicamos con generosidad en tramos virados o sobre pavimentos húmedos, pero en ningún momento notamos una tendencia desmesurada del tren posterior.

El resto de elementos del chasis hacen una labor formidable para que el conjunto resulte redondo en líneas generales. Las suspensiones, firmes pero no incómodas, contribuyen a proporcionar una adecuada sujeción de la carrocería sin que se produzcan fuertes inclinaciones de la caja en las curvas, todo lo contrario. El coche vira de forma muy plana, transmitiendo muy buenas sensaciones al conductor, mucha confianza y permitiendo un paso por curva a velocidades muy elevadas.

También los frenos aportan su granito de arena en el plano dinámico, ya que los discos ventilados de gran diámetro en ambos trenes y su capacidad de detención (de 140 km/h a 0 en 66,3 metros) permiten adecuar las velocidades en cada momento y situación con mucha facilidad. No sólo ofrecen buena mordiente y facilidad para modular la frenada, sino que, además, muestran gran resistencia a la fatiga por uso intensivo. También los neumáticos empleados tienen mucho que ver en este cometido, unos Bridgestone Potenza en medida 245/45 R 18 que resultan correctos en horma de huella y suficientemente cómodos en perfil.

En definitiva, nos ha gustado bastante; es rápido, eficaz, atractivo y más cómodo de los que a priori pudiera parecer. Es el típico modelo que por posicionamiento económico y tipo de carrocería se sitúa en un perfil demográfico alto, pero no exagerado, aunque se acerca peligrosamente a la barrera de los 90.000 euros, una cifra difícil de digerir a cualquier edad.

LO MEJOR
LO PEOR

* Prestaciones
* Comportamiento
* Diseño atractivo

* Plazas traseras
* Manejo del I-Drive
* Embrague duro

Galería relacionada

BMW650iextendida

Te recomendamos

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Un SUV a la última en tecnología y adaptado a los tiempos modernos. El MINI Countryma...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...