BMW Z4 M Roadster

Todavía en estos tiempos de profilaxis vial se puede disfrutar de coches que ofrecen la posibilidad de saborear la conducción como era antes, pura, sin filtrar, extrema y muy exigente. Uno de esos coches es el BMW Z4 M Roadster, una de las creaciones más deportivas y eficaces que haya puesto a la venta la firma alemana. Conducirlo es, además de una dura experiencia atlética, una explosión para los sentidos.
-
BMW Z4 M Roadster
BMW Z4 M Roadster

Si necesitas un poco más de distinción y exclusividad, acércate al Porsche Carrera Cabrio. Cuesta bastante más, sí, pero ofrece todo el sabor de los deportivos clásicos. Es un "todo atrás" puro, con las dificultades y retos de conducción que eso plantea. Además, con unos pocos caballos menos y , prácticamente iguala las prestaciones del Z4, superándole en velocidad punta.
Tiene, por último, mejores acabados, con materiales más nobles y lujosos y la ventaja de ser un 2+2 plazas, si bien las traseras son puramente testimoniales.

Si no te convence la depotividad de los europeos, puedes probar con un coche americano. El más aproximado al Z4 de los que se venden en España es este impresionante Corvette C6 Cabrio, un coche que remite a la leyenda clásica de los coches estadounidenses.
El Corvette es más potente que el Z4, pero no tiene su agilidad, ni su rabioso carácter deportivo. Es rápido, sí, muchísimo, pero no ataca las curvas con la solvencia del Z4 ni resuelve igual de bien los problemas dinámicos.
Por cierto: aunque es más caro, el Corvette va peor equipado que el Z4.

Si buscas un punto más de comodidad, la alternativa es el Mercedes SLK 55 AMG, un coche muy espectacular que, además de una magnífica preparación deportiva, cuenta con la ventaja de llevar techo duro eléctrico, con lo que no hay que preocuparse por la fragilidad de la capota de lona.
Es más caro que el Z4, pero ofrece más potencia y mucho más par máximo, además de una caja de siete marchas. Sin embargo, no es tan radical como nuestro protagonista y, en prestaciones, están igualados. Eso sí, los acabados y materirales del Mercedes resultan superiores, aunque no es tan clara la ventaja de su equipamiento.

Si necesitas un poco más de distinción y exclusividad, acércate al Porsche Carrera Cabrio. Cuesta bastante más, sí, pero ofrece todo el sabor de los deportivos clásicos. Es un "todo atrás" puro, con las dificultades y retos de conducción que eso plantea. Además, con unos pocos caballos menos y , prácticamente iguala las prestaciones del Z4, superándole en velocidad punta.
Tiene, por último, mejores acabados, con materiales más nobles y lujosos y la ventaja de ser un 2+2 plazas, si bien las traseras son puramente testimoniales.

Si no te convence la depotividad de los europeos, puedes probar con un coche americano. El más aproximado al Z4 de los que se venden en España es este impresionante Corvette C6 Cabrio, un coche que remite a la leyenda clásica de los coches estadounidenses.
El Corvette es más potente que el Z4, pero no tiene su agilidad, ni su rabioso carácter deportivo. Es rápido, sí, muchísimo, pero no ataca las curvas con la solvencia del Z4 ni resuelve igual de bien los problemas dinámicos.
Por cierto: aunque es más caro, el Corvette va peor equipado que el Z4.

Si buscas un punto más de comodidad, la alternativa es el Mercedes SLK 55 AMG, un coche muy espectacular que, además de una magnífica preparación deportiva, cuenta con la ventaja de llevar techo duro eléctrico, con lo que no hay que preocuparse por la fragilidad de la capota de lona.
Es más caro que el Z4, pero ofrece más potencia y mucho más par máximo, además de una caja de siete marchas. Sin embargo, no es tan radical como nuestro protagonista y, en prestaciones, están igualados. Eso sí, los acabados y materirales del Mercedes resultan superiores, aunque no es tan clara la ventaja de su equipamiento.

Si necesitas un poco más de distinción y exclusividad, acércate al Porsche Carrera Cabrio. Cuesta bastante más, sí, pero ofrece todo el sabor de los deportivos clásicos. Es un "todo atrás" puro, con las dificultades y retos de conducción que eso plantea. Además, con unos pocos caballos menos y , prácticamente iguala las prestaciones del Z4, superándole en velocidad punta.
Tiene, por último, mejores acabados, con materiales más nobles y lujosos y la ventaja de ser un 2+2 plazas, si bien las traseras son puramente testimoniales.

Si no te convence la depotividad de los europeos, puedes probar con un coche americano. El más aproximado al Z4 de los que se venden en España es este impresionante Corvette C6 Cabrio, un coche que remite a la leyenda clásica de los coches estadounidenses.
El Corvette es más potente que el Z4, pero no tiene su agilidad, ni su rabioso carácter deportivo. Es rápido, sí, muchísimo, pero no ataca las curvas con la solvencia del Z4 ni resuelve igual de bien los problemas dinámicos.
Por cierto: aunque es más caro, el Corvette va peor equipado que el Z4.

Si buscas un punto más de comodidad, la alternativa es el Mercedes SLK 55 AMG, un coche muy espectacular que, además de una magnífica preparación deportiva, cuenta con la ventaja de llevar techo duro eléctrico, con lo que no hay que preocuparse por la fragilidad de la capota de lona.
Es más caro que el Z4, pero ofrece más potencia y mucho más par máximo, además de una caja de siete marchas. Sin embargo, no es tan radical como nuestro protagonista y, en prestaciones, están igualados. Eso sí, los acabados y materirales del Mercedes resultan superiores, aunque no es tan clara la ventaja de su equipamiento.

Si necesitas un poco más de distinción y exclusividad, acércate al Porsche Carrera Cabrio. Cuesta bastante más, sí, pero ofrece todo el sabor de los deportivos clásicos. Es un "todo atrás" puro, con las dificultades y retos de conducción que eso plantea. Además, con unos pocos caballos menos y , prácticamente iguala las prestaciones del Z4, superándole en velocidad punta.
Tiene, por último, mejores acabados, con materiales más nobles y lujosos y la ventaja de ser un 2+2 plazas, si bien las traseras son puramente testimoniales.

Si no te convence la depotividad de los europeos, puedes probar con un coche americano. El más aproximado al Z4 de los que se venden en España es este impresionante Corvette C6 Cabrio, un coche que remite a la leyenda clásica de los coches estadounidenses.
El Corvette es más potente que el Z4, pero no tiene su agilidad, ni su rabioso carácter deportivo. Es rápido, sí, muchísimo, pero no ataca las curvas con la solvencia del Z4 ni resuelve igual de bien los problemas dinámicos.
Por cierto: aunque es más caro, el Corvette va peor equipado que el Z4.

Si buscas un punto más de comodidad, la alternativa es el Mercedes SLK 55 AMG, un coche muy espectacular que, además de una magnífica preparación deportiva, cuenta con la ventaja de llevar techo duro eléctrico, con lo que no hay que preocuparse por la fragilidad de la capota de lona.
Es más caro que el Z4, pero ofrece más potencia y mucho más par máximo, además de una caja de siete marchas. Sin embargo, no es tan radical como nuestro protagonista y, en prestaciones, están igualados. Eso sí, los acabados y materirales del Mercedes resultan superiores, aunque no es tan clara la ventaja de su equipamiento.

Galería relacionada

BMW Z4 Roadster M

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...