BMW X5 2019: a prueba la nueva generación del SUV

La 4ª generación del precursor de la familia X es más SUV que nunca. Mejora su comportamiento en carretera, amplía sus capacidades todoterreno y presenta nuevas tecnologías en diversos campos. Nos subimos al nuevo BMW X5.
Lorenzo Alcocer -
BMW X5 2019: a prueba la nueva generación del SUV
BMW X5: a prueba el nuevo SUV de BMW

Se fabrica en la planta estadounidense de BMW en Spartanburg, Carolina del Sur (Estados Unidos), lugar de origen también de los actuales X3, X4, X6 y del inédito X7. Y desde ahí ha llegado a nuestra histórica Toledo, ciudad Patrimonio de la Humanidad, donde BMW nos ha presentado la que es la 4ª generación del X5 y precursor de la incesante familia X de BMW (este 2018 han llegado los novedosos X2 y X7).

A lo largo del año te hemos ido contando cómo es el nuevo BMW X5 2019 , por lo que no nos vamos a extender en contarte de nuevo todas sus características. Y también nuestros privilegiados colegas alemanes de auto motor und sport nos adelantaron cómo va la 4ª generación del BMW X5 en un test previo realizado en su país.

BMW X5 2019: 6 cilindros para todos

El nuevo BMW X5 ya está a la venta en el mercado español. Inicialmente la gama estará compuesta por el xDrive40i (72.800 euros), que cuenta con un motor de gasolina de 6 cilindros en línea, de 3 litros y una potencia de 340 CV; y los Diesel xDrive30d y M50d. Los dos diésel comparten igualmente un bloque de 6 cilindros en línea y 3 litros de cilindrada. El equilibrado xDrive30d (76.000 euros) rinde una potencia de 265 CV y el soberbio M50d (111.900 euros), 400. Mientras el primero utiliza un turbo, el segundo recurre a cuatro. Todos ellos estrenan una renovada tracción integral xDrive y el también revisado cambio automático Steptronic de 8 velocidades. Los Diesel montan un catalizador SCR de reducción de NOX con aditivo Adblue y todas las versiones filtro de partículas.

Nos hemos subido únicamente al xDrive30d, la versión que copará el mayor número de ventas y que sin lugar a dudas es una apuesta segura en todos los aspectos. Es una mecánica que se siente extremadamente refinada, por acústica y vibraciones, y sobradamente enérgica para mover con muchísima soltura al X5. En sincronía con el cambio Steptronic, prestaciones, agrado de conducción y eficiencia hacen del X5 xDrive 30d un gran SUV de referencia. Acelera de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos y homologa un consumo medio desde 6,0 l/100 km. Obtiene la calificación C de Tráfico. El cambio Steptronic tiene función de inercia, desacoplándose para rodar en fases de desaceleración por la propia inercia del X5. El año que viene llegará el xDrive 45e, una versión híbrida enchufable con motor térmico de gasolina asociado a otro eléctrico que dispondrá de una potencia combinada de 394 CV y una autonomía exclusivamente eléctrica de 80 km. Esta versión recibirá la etiqueta Cero.

Publicidad

BMW X5: a prueba el nuevo SUV de BMW

El nuevo BMW X5 ofrece un programa off-road

BMW X5 2019: más todoterreno…

A nivel dinámico, como ya sabrás, uno de los aspectos más novedosos del nuevo BMW X5 es la posibilidad de montar suspensión neumática (opcional) en ambos ejes (antes se ofrecía solo atrás como mera función autonivelante), pero ahora los objetivos son también otros. La suspensión neumática ofrece 5 alturas de carrocería predeterminadas. Entre la mínima (para subida/bajada de pasajeros o carga de maletero) y la máxima (para afrontar fuertes obstáculos en campo a muy baja velocidad) varía 80 milímetros. Las diferentes alturas están asociadas a los diferentes modos de conducción que ofrece el X5: Ecopro, Adaptative, Comfort y Sport. En modo Sport reduce 20 milímetros la altura y también en los otros de forma automática a partir de 138 km/h. Además, aprovechando la llegada de la suspensión neumática, es la primera generación X5 que ofrece un programa de funcionamiento off-road. Cuenta con cuatro modos de conducción: arena, rocas, grava o nieve y la suspensión, transmisión, control de tracción y motor adecúan su respuesta en función a la superficie elegida. Además, BMW ha preparado una línea de acabado denominada X-line que le otorga al nuevo X5 una imagen más TT.

Publicidad

BMW X5 2019: … y más BMW

Pero el nuevo X5 presume sobre todo de una dinámica en asfalto nuevamente de referencia. La transmisión xDrive se ha optimizado para que el reparto variable entre ejes sea más eficaz (más rápido) y eficiente según las condiciones de conducción. De hecho, la transmisión xDrive prioriza ahora una propulsión más orientada al eje trasero (antes más repartida entre delante y detrás) si las condiciones de conducción lo permiten (autopista, por ejemplo), aunque rápidamente reacciona si las adversidades obliga a disponer de tracción en el eje delantero. Además puede contar con bloqueo electrónico del diferencial trasero (con el acabado M Sport o el paquete Off-Road), que mejora la tracción en superficies deslizantes y direccionalidad del X5 en curva. Y como colofón, se ofrecerá una dirección a las 4 ruedas.

Pero no hace falta una especificación tan extrema para sentir que el X5 tiene una reactividad de movimientos típica de la marca, que naturaliza mucho la conducción de un coche de semejante envergadura. El modo Sport solidifica mucho los movimientos de la carrocería y manteniendo un confort general muy notable, con lo que ofrece mucha seguridad en cualquier tipo de trazado. No nos queremos imaginar cómo irá con la participación de todos los sistemas que ha preparado BMW (también podrá disponer de un sistema de estabilización del balanceo). En cualquier caso, el confort de marcha también marca el carácter dinámico del X5. La calidad de rodadura resulta exquisita y aun con una amortiguación enérgica, bachea con suavidad.

BMW X5: a prueba el nuevo SUV de BMW

En el interior del nuevo BMW X5 se han digitalizado muchos sistemas
Publicidad

BMW X5 2019: lujo deportivo

El puesto de conducción rezuma muchísima calidad, confort y tecnología. Como en las últimas realizaciones de la marca y de sus rivales, el salpicadero se ha digitalizado con un cuadro de relojes de 12,3 pulgadas configurable y una pantalla central, también de 12,3 pulgadas. El nuevo sistema operativo 7.0 mejora diseños, capacidades y funcionalidades. Se agradece mucho que BMW siga conservando el mando central iDrive para seleccionar en según qué momentos las innumerables funciones de su equipamiento. Además, el X5 admite órdenes táctiles, gestuales y vocales que en otras tantas situaciones pueden ser más recomendables… y legales.

Hay mucho equipamiento de vanguardia en todos los campos. Los faros de serie son de Led, pero ofrecerá en opción ópticas de tecnología láser. También gracias a la tecnología NFC, podremos integrar la llave del X5 en ciertos smartphone, por ahora en los Samsung Galaxy de la versión 7 hacía delante. También destaca el Asistente de Marcha Atrás, que asume la dirección para maniobrar el vehículo a lo largo de un trayecto que haya sido recorrido recientemente hacia delante. Siempre memoriza los últimos 50 metros que hayamos recorrido por debajo de 40 km/h.

Publicidad
También te puede interesar

Necesarias en los protocolos anticontaminación de las grandes ciudades, las pegatinas de la DGT se han convertido en imprescindibles para muchos conductores. Recogemos cuáles son los mejores coches con distintivos ECO.

BMW está firmemente decidida a apostar por el coche eléctrico. El Vision iNEXT nos enseña el camino de una nueva generación de SUVs que llegará en los próximos años.