BMW X3/X4 M Competition y X2 M35i: a prueba tres de los SUV más deportivos

Las versiones M de los nuevos BMW X3/X4 complementan la familia deportiva de los X de BMW. El BMW X2 M35i lo hace por abajo y el siguiente escalón ya está cubierto con los BMW X3/X4 M tanto en versión “normal” como en Competition.
Juan Ignacio Eguiara
BMW X3/X4 M Competition y X2 M35i: a prueba tres de los SUV más deportivos
BMW X3/X4 M Competition y X2 M35i: a prueba tres de los SUV más deportivos

Los clientes BMW aprecian las versiones deportivas también en la gama X. Así lo demuestran las cifras que dicen que el 55% de los compradores de estas gamas SUV lo hacen como mínimo con el paquete M Performance. Sus ventas crecen a un ritmo del 20% anual, por encima de lo que lo hace su propio segmento. Así que BMW ha decidido cuidar la familia SUV con versiones M. Los nuevos son los BMW X3/X4 M que se colocan a medio camino del nuevo BMW X2 M35i y los BMW X5/X6 M que llegarán en el 2020 con su V8 biturbo.

Publicidad

En los BMW X3/X4 normales la potencia de su 6 cilindros en línea de 3 litros con dos turbos es de 480 CV, mientras el Competition incrementa su potencia hasta los 510 CV; el par de 600 Nm no varía, aunque en un rango de régimen mayor de 2.600 a 5.950 rpm, frente a los 5.600 rpm que llega el “normal”. Y el sonido de escape se puede acentuar con un botón que actúa sobre unas mariposas electrónicas.

BMW X3/X4 M Competition y X2 M35i: a prueba tres de los SUV más deportivos

BMW X3 M Competition

La transmisión se confía a la tracción total xDrive y a una caja de cambios automática Steptronic de 8 relaciones. Existe un modo M Dynamic, que se puede activar como alternativa al reglaje estándar del DSC, que da acceso al conductor a la opción M xDrive 4WD Sport. Este reglaje transfiere aún más energía a las ruedas traseras que cuentan con un diferencial activo. Si lo desconectas del todo el control de estabilidad DSC también se puede elegir los dos modos de funcionamiento de la transmisión.

La carrocería de los BMW X3/X4 M también se ha reforzado para hacerla más rígida. Emplea una barra entre torretas de CFRP (polímero reforzado con fibra de carbono) y en la parte delantera, cerca del habitáculo, un refuerzo triangular, con dos tirantes más entre las columnas de suspensión y la parte frontal, lo que aumenta la rigidez. También se ha incrementado la resistencia torsional de la carrocería mediante un robusto refuerzo en la parte trasera y con brazos de empuje en la suspensión específicos para estos modelos. Por supuesto, las barras estabilizadoras son específicas y más gruesas y la amortiguación electrónica activa con modos Confort, Sport y Sport+.

La dirección de los BMW X3/X4 M es electrónica con desmultiplicación y dureza variable. Mientras que los frenos son de discos de acero ventilados y perforados (395/370 mm) con las pinzas pintadas de azul y llevan el logo M. El chasis lo completamos con llantas de 20 pulgadas con terminación Orbit Grey pulida y neumáticos delanteros 255/45 ZR20 y traseros de 265/45 ZR20. Los BMW X3 M Competition y BMW X4 M Competition, por su parte, llevan de serie llantas de 21 pulgadas con terminación Jet Black pulida. En este caso, los neumáticos delanteros son 255/40 ZR21 y los traseros, 265/40 ZR21. Estéticamente también se diferencian las versiones Competition por el marco de la parrilla con los riñones en acabado negro brillante, las cubiertas de los retrovisores exteriores, las branquias M (además del alerón trasero en el Coupe X4) o los asientos M Sport con tapicería de cuero Merino. También hay un paquete exterior opcional M Carbon para personalizar más nuestro coche.

BMW X3/X4 M Competition y X2 M35i: a prueba tres de los SUV más deportivos

BMW X2 M35i

BMW X2 M35i: con el motor de 2 litros de BMW más potente

Por lo que respecta al BMW X2 M35i, lleva el motor de 4 cilindros más potente de la marca: 306 CV de 2 litros con turbo. También es un tracción total, pero como primicia en un M Performance, el Diferencial Deportivo M instalado en el eje delantero. El nuevo BMW X2 M35i viene de serie con la suspensión Deportiva M, que dispone de una configuración más rígida de muelles y amortiguadores; así como con una reducción de la altura del vehículo. La construcción del eje trasero ha sido rediseñada. Las pinzas también son de color azul y las llantas de aleación Sportlight de 19 pulgadas (en opción hay llantas de aleación deportiva de 20 pulgadas Cerium Grey bicolor).

La conducción del BMW X2 es más fácil, con un chasis más dócil y menos rígido que el de sus hermanos mayores. El motor es un prodigio de rendimiento, pero nada que ver con la explosividad del 6 cilindros en línea biturbo de los X3/X4. Los 30 CV de más de las versiones Competition no se aprecian realmente. Pero la dureza del chasis con las llantas de 21 pulgadas de serie sí. Las prestaciones son de 4,9 segundos para el 0 a 100 km/h del X2 y 4,2/4,1 segundos para los X3/X3 y Competition, respectivamente.

Publicidad

Los precios de esta familia BMW “X” son los siguientes. 58.050 euros para el BMW X2 M35i, mientras que los BMW X3/X4 M ascienden a los 109.900/111.900 euros, respectivamente; en versión Competition el precio sube 10.000 euros más.

Publicidad
También te puede interesar

Los nuevos BMW X5 y X6 M 2020 vienen acompañados de las versiones aún más potentes y exclusivas Competition, unos SUV con potencia y genes técnicos propios de auténticos deportivos.

A mitad de la vida comercial del X1, BMW incorpora en su SUV más popular algunos cambios, la mayoría de diseño, con el objetivo de aproximar su aspecto al de otros nuevos modelos de la gama. Buena parte de los elementos revisados está en la zona frontal.