BMW X1 vs Mini Countryman: comparativa entre "hermanos" SUV

Los SUV BMW X1 y Mini Countryman comparten plataforma técnica y mecánica, pero no planteamiento. ¿Cuál es mejor? Los enfrentamos en esta comparativa.
Texto: Pablo Mallo / Fotos: Israel Gardyn -
BMW X1 vs Mini Countryman: comparativa entre "hermanos" SUV
BMW X1 vs Mini Countryman: comparativa entre "hermanos" SUV

La nueva generación del Mini Countryman ya no es tan "mini", pues ha crecido en dimensiones para lograr mayor practicidad que su antecesor. Ahora entra en competencia casi directa con el BMW X1, solapándose por tamaño y precio. Ambos modelos se encuadran dentro del cada vez más competido segmento de los SUV compactos, pero aportando un grado de refinamiento dinámico superior a la media, con ciertas cualidades de conducción que sus clientes saben apreciar. El BMW X1 ya apuntaba maneras y el Mini Countryman, que presume de mayor deportividad, no podía ser menos. 

BMW X1 y Mini CountrymanEl BMW X1 y el Mini Countryman emplean la misma plataforma, ofrecen equipamientos muy similares y, en el caso de los coches de esta comparativa, están impulsados por el mismo motor. Cambio automático de 8 velocidades y sistema de tracción total también son idénticos. A partir de aquí, ambos presentan un carácter bien diferenciado, fruto de una puesta a punto específica de dirección, tarados y geometría de suspensión, además de un centro de gravedad más bajo en el caso del Mini. La altura libre al suelo es de 18,3 centímetros en el BMW X1, mientras que en el Mini Countryman desciende hasta los 16,5 cm. Por lo tanto, ninguno es especialista en transitar por pistas difíciles donde los bajos pueden tocar, pero queda claro que el X1 cuenta con un cierto margen adicional. En asfalto, por el contrario, esa diferencia de altura permite al Mini reacciones más inmediatas, cambios de apoyo algo más ágiles y una mayor precisión en condiciones de conducción exigentes. A esto hay que sumar una firmeza de suspensiones que roza lo incómodo —sobre todo en modo Sport— , junto con la directísima dirección característica de Mini, que te hace sentirte más conectado a la carretera que la del X1, dos ingredientes que incrementan la deportividad y las sensaciones al volante. 

PRESTACIONES BMW X1 xDrive 18d aut. Mini Countryman Cooper D ALL4 aut.
Acel. 0-100 km/h 9,58 s 9,36 s
Acel. 0-1000 metros 31,1 s 31,0 s
Sonoridad 100 km/h 69 dBA 67 dBA
Sonoridad 120 km/h 70,5 dBA 70,8 dBA
Frenada desde 140 km/h 74 m 75,2 m
Peso en báscula 1.672 kg 1.684 kg

BMW X1 xDrive 18d y Mini Countryman Cooper D ALL4

Sin renunciar a un chasis muy dinámico, el BMW X1 tiene una equilibrada puesta a punto pensada para un público menos "racing". Su dirección, que ya de por sí resulta muy directa, no lo parece tanto en comparación con la del Countryman, y requiere menos concentración por nuestra parte en tramos de autopista, aunque también hay que estar pendiente de ella. Por cierto, ambas son de desmultiplicación progresiva, es decir, con una zona central no tan rápida que se va haciendo más directa a medida que incrementas el ángulo de giro. 

Las suspensiones proporcionan mayor confort de marcha en el BMW X1, con algo más de recorrido y tarados más suaves, aunque se pueden endurecer. En caso de activar el modo de conducción Sport, los amortiguadores pilotados de nuestra unidad de pruebas (también equipados en el Mini) se aproximan algo más a la dureza del Countryman en su posición más cómoda (tiene Green, Mid y Sport). Independientemente del grado de firmeza, la calidad de amortiguación es notable en ambos, con una pisada aplomada y movimientos de carrocería muy controlados. Los distintos modos de conducción están muy logrados y permiten adaptar a nuestro gusto la respuesta del motor, cambio, dirección, suspensión y ayudas electrónicas. El funcionamiento de estas últimas resulta muy eficaz, no sólo en caso de un posible error de conducción o situaciones de emergencia, sino también cuando se trata de lograr una mayor precisión en la trazada o mejorar la tracción, a base del frenado selectivo de las ruedas, con el que incluso se emula un "autoblocante" delantero. La tracción total también ayuda a mejorar el comportamiento proporcionando reacciones muy neutras bajo aceleración, siempre primando la facilidad de conducción sobre la deportividad, y con un tren delantero que se encarga de poner los límites en caso de exceso de optimismo por nuestra parte, pues no hay que olvidar que debido a su tipología SUV se trata de coches algo pesados

CONSUMOS BMW X1 xDrive 18d aut. Mini Countryman Cooper D ALL4 aut.
Consumo en ciudad 6,8 l/100 km 7,3 l/100 km
Consumo en carretera 5,2 l/100 km 6,1 l/100 km
Consumo medio 5,9 l/100 km 6,6 l/100 km

BMW X1 xDrive 18d y Mini Countryman Cooper D ALL4, sus motores

A nivel mecánico ambos resultan impecables, aunque no tan rápidos como su nivel de potencia sugiere. El conjunto motor/cambio da un resultado brillante en cuanto a agrado de uso, con gran suavidad y rapidez, así como leyes de cambio que se adaptan perfectamente a las exigencias de cada momento. Incluso son capaces de mantener durante la mayoría del tiempo la aguja del cuentavueltas por debajo de 2.000 rpm cuando circulas por ciudad o no demandas demasiada aceleración, aprovechando el generoso par motor disponible desde muy pocas vueltas. En modo Eco (denominado EcoPro en el BMW X1 y Green en el Mini Countryman) se activa la función de circulación por inercia, en la que el BMW parece avanzar más metros perdiendo velocidad más lentamente que su rival, aunque es una diferencia poco significativa. Otro detalle que los distingue, aunque podría ser un matiz de nuestras unidades de pruebas, es que el Stop/Start del Mini, justo cuando estamos todavía modulando la fase final de la frenada para lograr la máxima suavidad posible al detenernos, interrumpe de golpe el motor —y su empuje residual— provocando cierta brusquedad en el último momento. De hecho, en atascos acaba siendo más relajante desconectar el sistema. También en el arranque es algo más brusco que el BMW, pero esto no es tan molesto. 

ESPACIO BMW X1 xDrive 18d aut. Mini Countryman Cooper D ALL4 aut.
Anchura delantera 141 cm 139 cm
Anchura trasera 142 cm 135 cm
Altura delantera 97/104 cm 92/98 cm
Altura trasera 98 cm 91 cm
Espacio para piernas 61-74 cm 62-75 cm
Maletero 400-495 litros 340-440 litros

En el interior cada uno mantiene una estética acorde a su marca, si bien el Mini Countryman cuenta con un aspecto más moderno y personal, adornado por llamativos elementos como las molduras retro-iluminadas, a juego con los múltiples colores disponibles para la iluminación ambiental. También se ha dado mucha importancia a los originales menús de su sistema de información y entretenimiento, entre los que destaca una función de uso por campo que puntúa nuestro estilo de conducción y, en función de ello, va haciendo cada vez más o menos campestre el diseño de un Mini representado en la pantalla. Por cierto, ahora es táctil, pero mantiene el cómodo mando giratorio situado tras la palanca de cambios.  

BMW X1 vs Mini CountrymanRespecto a las cotas de habitabilidad o de espacio disponible para los ocupantes, son muy similares excepto en anchura, siendo algo más desahogado el BMW X1 gracias a unos contornos de las puertas menos intrusivos, además de un mayor espacio libre para la rodilla derecha del conductor. La fila trasera es deslizante longitudinalmente en ambos y permite ajustar el tamaño del maletero, que es ligeramente más grande en el BMW. El portón, de accionamiento eléctrico en ambos, se puede abrir y cerrar mediante un pulsador desde el puesto del conductor, dejando una amplia boca de carga a una altura cómoda. 

También te puede interesar

- Audi Q5, BMW X3 y Mercedes GLC: ¿cuál es mejor SUV?

- Todas las novedades de BMW: 25 nuevos coches hasta 2021

- Los nuevos SUV grandes del futuro: BMW X7, Audi Q9...

- Mini amplía la garantía de sus coches: ¿cuánto tiempo ofrece cada marca?

- Mini Countryman 2.0D 150 CV ALL4: opiniones y consumo real

AUTOPISTA TV