BMW Serie 1 cinco puertas

La próxima generación del BMW Serie 1 mejora en todo a su antecesor, desde la habitabilidad hasta el comportamiento, pasando por un gran número de opciones de personalización y nuevos motores de gasolina turboalimentados. Es un notable paso adelante para el compacto bávaro.
-
BMW Serie 1 cinco puertas
BMW Serie 1 cinco puertas

Con esta nueva generación el BMW Serie 1 alcanza su madurez, ya que además de pulir algunos puntos flacos que caracterizaban a su antecesor, aporta interesantes mejoras que le devuelven su halo de sofisticación y exclusividad dentro del segmento compacto premium. Lo primero a tener en cuenta es que crece ligeramente en dimensiones: es prácticamente 1,5 centímetros más ancho y 8,5 cm más largo, mientras que la altura se mantiene inalterada. Consigue así 30 litros extra de maletero, hasta llegar a 360. No es mucho si lo enfrentamos con algunos de sus rivales, y más si tenemos en cuenta que esta cifra es sin rueda de repuesto, ya que los neumáticos son de tipo runflat.

Las evoluciones más tangibles van por otro lado. Gracias a la mayor distancia entre ejes (3 cm adicionales) se consigue un mayor espacio para las piernas de los pasajeros traseros —concretamente 2,1 cm, según datos de la marca—, pero sobre todo una estabilidad lineal muy superior. A diferencia del actual BMW Serie 1, el nuevo escalón de acceso a la gama del fabricante alemán es un coche que apenas requiere correcciones sobre la dirección cuando circulamos en línea recta, pues su tren delantero no resulta nada nervioso. Incluso a muy alta velocidad el nuevo BMW Serie 1 muestra un aplomo digno de elogio y transmite confianza en todo momento, permitiendo además una conducción más relajada, cualidad que pudimos comprobar en las rápidas autopistas alemanas durante nuestra primera toma de contacto con el Serie 1. La nueva dirección opcional “variable sport steering” también ayuda a conseguir este alto grado de aplomo. No es activa, sin embargo cuenta con desmultiplicación variable: es menos directa en los primeros 45º del volante, y muy directa a partir de ahí, es decir cuando giramos un poco más para maniobras de aparcamiento o para doblar una esquina. El resultado no está exento de deportividad, además tenemos la sensación de conducir nosotros, porque no es como las direcciones activas, que cierran la trayectoria al disminuir la velocidad y obligan a corregir la trazada inicial, sino que las reacciones son siempre las mismas. Como cabría esperar de un BMW, encima tiene buen tacto y resulta muy informativa.

Independientemente de las líneas de acabados Urban y Sport, el nuevo BMW Serie 1 podrá equiparse con tres tipos de suspensión. La normal resulta muy equilibrada, aunque si se combina con otras llantas que no sean las de serie de 16 pulgadas (en opción hay de 17 y 18”) el confort se ve ligeramente reducido en pequeños baches o asfaltos rizados. También puede contar con suspensión deportiva M, de altura rebajada y bastante más firmeza, orientada a quienes prefieran sacrificar confort en beneficio de la eficacia, pero si la carretera no está en perfecto estado los pasajeros sufrirán las consecuencias. Por último, se ofrece una suspensión de amortiguadores pilotados con varios niveles de dureza que se seleccionan a golpe de botón. Esta última cumple con cualquier necesidad mejorando además las cualidades de las otras dos suspensiones disponibles, pues incluso en modo “dynamic” es cómoda, y en modo “comfort” mantiene una notable eficacia y límite de agarre. En cualquier caso, en las tres configuraciones de bastidor la calidad de bacheo es muy buena, así como el ruido generado al pasar sobre los baches, lo que se traduce en una alta sensación de calidad percibida.

La velocidad de paso por curva también ha mejorado y el comportamiento se ha vuelto algo más neutro, más fácil de conducir y por tanto más eficaz para la gran mayoría de los conductores. Pese a ello es muy ágil y transmite mayor deportividad que antes, junto con sensaciones de coche más grande y aplomado. Su conducción es de lo más gratificante y nos hace olvidar defectos como unas plazas traseras algo justas o el mencionado tamaño del maletero.

En cuanto al puesto de conducción, sólo es criticable la ubicación de los retrovisores exteriores, ya que quedan casi a la altura de la cara y restan algo de visión lateral en giros muy cerrados y en entornos urbanos. Por otro lado, se ha incorporado aviso de colisión, que funciona mediante una cámara delantera capaz de reconocer el entorno y, aunque el coche no frena de manera automática, sí que se precarga el circuito de frenos para reducir la distancia de detención en caso necesario. También reconoce las señales de tráfico y nos informa sobre el límite de velocidad de la vía.

La gama inicial de mecánicas de gasolina está compuesta por un bloque de 1.6 litros de cilindrada escalonado en dos niveles de potencia, 136 CV para el 116i y 170 CV para el 118i. Ambos están sobrealimentados por turbocompresor y pueden ir asociados al impecable cambio automático ZF de 8 velocidades, al igual que los ya conocidos Diesel. Éstos son el 116d, 118d y 120d, de 116, 143 y 184 CV respectivamente. Todos parten del mismo bloque motor de 1.955 cm3.

Una de las novedades orientadas a conseguir mayor ahorro de combustible es la función Eco Pro, que se activa con el mismo pulsador que permite seleccionar los modos Confort, Sport y Sport +. Además de modificar la respuesta del pedal del acelerador para facilitar aceleraciones suaves y para que sea más sencillo circular a baja velocidad en marchas largas, cambia las leyes del cambio automático, del climatizador e incluso reduce la temperatura de la calefacción de los asientos y de los retrovisores. Brinda a su vez consejos para una conducción más eficiente y nos informa mediante gráficas de nuestros consumos. Una gran ayuda a la que pronto se le saca utilidad.

  BMW 116i BMW 118i BMW 116d BMW 118d BMW 120 d
Cilindrada 1598 cm3 1598 cm3 1955 cm3 1955 cm3 1955 cm3
Potencia 136 CV 170 CV 116 CV 143 CV 184 CV
Par máximo 22,4 mkg 25,5 mkg 26,5 mkg 32,6 mkg 38,8 mkg
0 a 100 km/h 8,5 s 7,4 s 10,3 s 8,9 s 7,2 s
V. máxima 210 km/h 225 km/h 200 km/h 212 km/h 228 km/h
Consumo medio 5,5l/100km 5,8l/100km 4,3l/100km 4,4l/100km 4,5l/100km
Emisiones de CO2 129g/km 134g/km 114g/km 115g/km 119g/km
Precio 25.950€ 27.950€ 25.950€ 27.250€ 30.300€

Galería relacionada

BMW Serie 1 5p

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...