BMW Serie 2 230i Cabrio: a prueba un descapotable muy razonable

Equilibrado, rápido, fácil de conducir y suficientemente cómodo. ¿Se puede pedir más? Seguro que sí, pero el BMW 230i Cabrio cumple con estos atributos y mucho más…
Óscar Díaz -
BMW Serie 2 230i Cabrio: a prueba un descapotable muy razonable
BMW Serie 2 230i Cabrio: a prueba un descapotable muy razonable

Un cabrio —un capricho y más si se trata de uno muy deportivo— no puede analizarse desde parámetros racionales ¿O sí? Porque uno como el BMW 230i consigue su espacio desmarcándose de posibles rivales por precio, silueta o motorización, al tiempo que luce un precio ventajoso frente a los de la categoría superior; y mantiene el tipo frente a ellos en capacidad y prestaciones.

Publicidad

En este caso, sus 256 CV le permiten rodar realmente deprisa con facilidad. Y lo hace con un planteamiento de aparente placidez en los modos de conducción menos dinámicos que esconde un automóvil muy rápido, con un punto de fiereza al usar el cambio en modo manual o el selector de conducción en Sport+. Entonces todo sucede muy deprisa, no sólo en cuanto a empuje, sino también por la rapidez con la que responde a las órdenes del volante y permite cambiar de dirección a la carrocería, por la velocidad a la que podemos atacar cualquier curva y por la aparente facilidad con la que podemos hacerlo. De hecho, sólo cuando circulamos a fuerte ritmo, atacando a fondo, nos damos cuenta de que guarda un punto salvaje en su interior, aunque a buen seguro sólo lo manifestará cuando realmente se invoque a su poder y con el DSC desactivado.

PRESTACIONES BMW Serie 2 230i Cabrio Aut 252 CV
Acel. 0-100 km/h 6,35 s
Acel. 0-1.000 m 26,70 s
Sonoridad 120 km/h 72 dBA
Sonoridad 140 km/h 73 dBA
Frenada desde 140 km/h 72 m
Peso en báscula 1.681 kg

La finura del motor es tan sobresaliente como su empuje, aunque no resulta extraordinariamente económico, lastrado por su consumo urbano.

CONSUMOS BMW Serie 2 230i Cabrio Aut 252 CV
Consumo en ciudad 8,8 l/100 km
Consumo en carretera 6,6 l/100 km
Consumo medio 7,5 l/100 km

El BMW Serie 2 Cabrio no tiene muchos rivales directos. Los Nissan 370Z y Ford Mustang se mueven en su precio, aunque con otros argumentos. Y los del 230i pasan por cierto anonimato y un notable confort de uso, con una suspensión relativamente flexible para un coche descaradamente deportivo, que baja de 27 segundos en los 1.000 metros, y que descapotado, con las ventanillas subidas, permite a los pasajeros delanteros mantener una conversación sin problemas.

A sus mandos, un volante muy vertical e ir sentado en posición baja maximiza las sensaciones de conducción del Serie 2 Cabrio.

ESPACIO BMW Serie 2 230i Cabrio Aut 252 CV
Anchura delantera 139 cm
Anchura trasera 100 cm
Altura delantera 92/98 cm
Altura trasera 89 cm
Espacio para piernas 65 cm
Maletero 355 litros

Su maletero, separado del habitáculo, condiciona la carga de objetos voluminosos y 65 cm de espacio para las rodillas es poco. Eso sí, sus 355 litros verificados dan para algo más que el equipaje de fin de semana, y ocasionalmente podrían viajar cuatro personas... de tamaño medio.

Publicidad

BMW Serie 2 230i Cabrio: nuestra conclusión

El 230i Cabrio ofrece un punto de equilibrio difícil de igualar en cuanto a satisfacción. A su gran capacidad dinámica añade una silueta elegante y su coste de adquisición no resulta disparatado.

Publicidad
También te puede interesar

En BMW están preparando su salón del automóvil “de casa” a conciencia. Te contamos todo lo que los germanos tienen preparado para Frankfurt.

La próxima gran apuesta deportiva de BMW, el nuevo M2 CS 2020, ultima su puesta a punto, a tenor de las últimas imágenes captadas del modelo en el Circuito de Nürburgring. Aquí tienes toda la información.