BMW M340i xDrive: primera prueba del "aperitivo" del M3

El nuevo BMW M340i xDrive es mucho más que la antesala del esperado nuevo M3. Mejora todos los números de la anterior versión y es capaz de sorprender a aquellos conductores que busquen la eficacia y el rendimiento máximos.
Óscar Díaz -
BMW M340i xDrive: primera prueba del "aperitivo" del M3
BMW 340i xDrive: primera prueba a bordo del “mini” M3

La palabra fascinación es la mejor manera de definir a automóviles como el BMW 340i, una versión que sin llegar a la radicalidad de las próximas variantes M se sitúa en la cima de la gama Serie 3 y permite el lujo de manifestar una deportividad tan grande que sólo unos pocos privilegiados serán capaces de aprovechar hasta su última gota dada su potencia y eficacia a la hora de transmitir ese poder dinámico al asfalto.

Publicidad

Porque con 374 CV de potencia y 500 Nm de par máximo, no hace falta presuponer que el nuevo motor de seis cilindros del 340i xDrive será capaz de convertirlo en un coche rápido, muy rápido. Argumentos no le faltan. La presión de inyección alcanza los 350 bares, cuenta con los sistemas Valvetronic y doble Vanos de reglaje de las válvulas, el turbo tiene ahora un 25% menos de inercias y su válvula de descarga recibe control electrónico. De ahí sus cifras, 48 CV más y 50 Nm extras comparado con su predecesor.

BMW 340i xDrive: primera prueba a bordo del “mini” M3

BMW 340i xDrive: primera prueba a bordo del “mini” M3

El chasis es otra pequeña joya de la ingeniería. El centro de gravedad queda 10 mm más bajo que el de su predecesor e incorpora elementos que contribuyen tanto a mejorar la motricidad como la velocidad de paso por curva. De ahí, la firma de M Sport en el diferencial, en los frenos (con discos de 348 y 345 mm y pinzas pintadas en azul), en la suspensión y en el ajuste de la dirección. Incluyen unos novedosos amortiguadores que facilitan controlar más eficazmente los movimientos en extensión del eje delantero tanto los recorridos en compresión como controlar la compresión del eje trasero, especialmente cuando está cargado para evitar en la medida de lo posible que la suspensión llegase a hacer tope.

BMW M340i xDrive: confort o deportividad absoluta

El abundante capítulo opcional del BMW M340i xDrive incluye elementos como la suspensión adaptativa, con amortiguadores de firmeza variable controlados electrónicamente. Responden en tiempo real a las irregularidades de la carretera adaptando su firmeza respondiendo a los input de velocidad e inercias en base al modo de conducción elegido, que iría de cierto confort a la deportividad absoluta.

Publicidad

Como sugiere la x de la denominación, el 340i xDrive reparte la fuerza de su motor a través de las cuatro ruedas mediante un embrague central multidisco controlado electrónicamente que, actuando junto con el control de estabilidad garantiza motricidad, eficacia y docilidad a partes iguales, siempre dentro de unos brutales parámetros de deportividad.

Publicidad
También te puede interesar

Quedan poco más de dos meses, pero todavía tienen que llegar grandes novedades bajo el signo BMW. Te contamos todo lo que vendrá con el Serie 8 Gran Coupé, iX3, X6 o el X5 xDrive 4SE.

El BMW M235i xDrive Gran Coupé es la nueva versión deportiva del inédito Serie 2 Gran Coupé. 306 CV de potencia y unas características técnicas específicas, sus principales bazas.