BMW i8 Roadster y C Evolution: recorremos Los Ángeles en la nueva movilidad eléctrica

¿La electromovilidad es aburrida? Qué tontería. Ven con nosotros al centro de Los Ángeles, en Estados Unidos, y te mostramos lo divertida que puede ser la corriente en un BMW i8 Roadster de 4 ruedas… y en un C Evolution de 2 ruedas.
Jörn Thomas .

Twitter: @autopista_es Fotos: Bernhard Filser. -

BMW i8 Roadster y C Evolution: recorremos Los Ángeles en la nueva movilidad eléctrica
BMW i8 Roadster y C Evolution: recorremos Los Ángeles en la nueva movilidad eléctrica

Todo parece ágil, cambiante y se transforma a marchas forzadas. Estamos viviendo tiempos difíciles, sobre todo para los viejos conductores, aquellos que habíamos llegado a colocar un trozo de cartulina tapando parte del radiador para que la calefacción de nuestro coche funcionara más rápido. Es cierto, eso fue hace mucho tiempo, y el coche siempre fue nuestro gran amigo. ¿Pero ahora lo seguirá siendo?

Publicidad

A medida que las calles se van llenando de más y más automóviles, intentamos vaciar nuestra memoria de aquellos felices momentos de disfrutar del coche. Basta, al menos por un momento. Simplemente disfrutemos el pasado, el presente y el futuro. Sí, futuro, ese vago momento que algún día estará presente por una fracción de segundo en un abrir y cerrar de ojos, y luego para siempre.

El presente y futuro eléctrico de BMW

Vamos, vamos a empezar. ¿Qué tal con el electro? Una corriente tan genial te hará sonreír; prometido. Por cierto, no importa si el número se ejecuta en dos o cuatro ruedas. Únete a nosotros en nuestro divertido recorrido sobre dos eléctricos futuristas de BMW: el scooter C Evolution y el i8 Roadster. Es cierto que este último es solo un híbrido enchufable. Pero después de todo puede conducirse puramente en eléctrico y, cuando no, puede empujar a través de la función E-Boost que permite combinar el par de ambos propulsores y recuperar energía.

BMW i8 Roadster y C Evolution: recorremos Los Ángeles en la nueva movilidad eléctrica

BMW i8 Roadster y C Evolution

Una mirada al futuro a través de nuestros globos oculares. BMW valientemente dio el paso hace unos años, contradiciendo aquello de que "Los alemanes no hacen nada… que si Tesla aquí, Tesla allá... blablabla". En Baviera lo afrontaron correctamente. Mejor, con varias alternativas. Por ejemplo, con un scooter eléctrico con 48 CV, de musculoso par y autonomía de tres dígitos.

Pero sobre todo un “i“, símbolo de la electromovilidad de la marca. Una división con dos modelos con una plataforma específica, como el i3 y el i8, que utilizaban fibra de carbono en su construcción para ser más livianos. Si bien las ventas no respaldaron su tecnología. Todavía la electromovilidad no ha alcanzado su madurez en el mercado.

Los Ángeles: Una dura prueba

Para que no les sea tan fácil a nuestros dos BMW, los someteremos a una exigente prueba urbana: Los Ángeles. 75 barrios buscan el centro en L.A., al igual que cientos de miles de automovilistas que se desplazan en esa dirección cada día, mientras obstruyen las numerosas calles y carreteras por donde se mueven. Es realmente difícil alcanzar el “downtown”. Pero es nuestro destino, así que es hora de desconectar el enchufe y comenzar a zumbar. Cruces, semáforos, “stop”, decenas de calles que se ramifican en todas direcciones. Sólo quien mantiene tensos los músculos de la boca lo consigue.

Publicidad

¿Boca tensa? Palabra clave para el BMW i8 a la hora de convertir el motor central de litro y medio de tres cilindros en un poderoso atleta. Porque lo primero que debes es desafiarle. Acóplate en silencio en el asiento, navega en silencio y, luego, cuando desees, aprieta el acelerador con fuerza para sentir el poder combinado de sus 374 CV y los 570 Nm de par, mientras alrededor las cabezas de los transeúntes giran para admirar sus formas. Eso es lo suyo, sobre todo con esta versión roadster. Por supuesto, circulamos con el techo de lona abatido para dejar entrar el sol californiano.

El scooter eléctrico: una experiencia de conducción diferente

El scooter C Evolution de BMW nos sorprende, a pesar de que ya hemos conducido casi todos los modelos eléctricos del mercado. Sí, hemos presionado el botón de encendido de un Tesla, o nos hemos movido sobre el Renault Twizy o el Hyundai Kona Eléctrico, pero el BMW C Evolution te lleva a una dimensión diferente.

BMW i8 Roadster y C Evolution: recorremos Los Ángeles en la nueva movilidad eléctrica

BMW C Evolution

El talentoso vehículo se mueve en silencio, mientras empuja de forma poderosa, entregando sus 72 Nm desde el principio: se siente como si la mamá elefante le estuviera dando una pelota a su pequeño. Y nosotros somos la pelota. Uff, esta cosa es rápida, muy rápida. Un consejo: olvídate de los números. Los menos de 3 segundos para alcanzar 50 km/h son solo hechos; los sentimientos son más fuertes.

En los primeros metros, este scooter es capaz de acelerar como una hi-sport; te sientes el rey de los semáforos. Pero si queremos disfrutar de una autonomía por encima de los 100 km, tendremos que utilizar los modos de conducción más conservadores, que seleccionamos desde la piña en el manillar. En conducción normal el C Evolution se siente tan pesado como una moto de carretera totalmente equipada, pero mucho más compacta en todos sus ángulos, mucho más estrecha para moverse con agilidad en medio del tráfico.

Como el i8, el exótico y rígido chasis está construido en carbono: se conduce de manera diferente a los demás scooter. No permite ninguna crítica en la resistencia a la torsión y resulta preciso, con una excelente respuesta. Rara vez alguien ha realizado un estudio tan elaborado para llevar un modelo a la serie, como en el caso de BMW con el i8. Aunque su variante coupé fue lanzada a principios de 2013, su exotismo y exclusividad permanecen intactos. Y posteriormente llegó el roadster.

Publicidad

Una ducha de aromas

En marcha con el scooter, una ducha de aromas recae sobre nosotros. En el centro de Los Ángeles, los olores se impregnan por todas partes. Por ejemplo, el olor de la marihuana está presente después de descargarse en alguna de las tiendas medicinales donde se distribuye. Aquí es legal para uso terapéutico, con receta. Es uno de los olores que descubrimos a nuestro paso.

BMW i8 Roadster y C Evolution: recorremos Los Ángeles en la nueva movilidad eléctrica

BMW i8 Roadster y C Evolution por Los Ángeles

Otro es el humo de escape que a veces sale de un enorme camión Kenworth, movido por un potente motor Diesel, que fluye como una pesada nube. Esto nos hace sentirnos especialmente bien con el scooter y el deportivo de bajas emisiones. El resto de olores se sienten rápidamente; a veces ásperos, a veces sucios y luego dulces, siempre intensos. Los Ángeles huele como un gran bocadillo en algunos lugares. Se siente el croissant, la barbacoa, la pizza… hasta el arroz asiático; no solo se sirven en los puestos de comida y restaurantes, sino también su olor impregna el aire.

Los 48 CV del C Evolution son siempre una fiesta

Bueno, volvamos a centrarnos en nuestra prueba y las excelentes sensaciones que se sienten sobre el asiento del scooter, circulando sin ruido, en total serenidad. Sin embrague, sin engranajes, sin motor de combustión. Los 48 CV de potencia del propulsor eléctrico del C Evolution suponen siempre una fiesta. Encontramos una fulgurante respuesta al acelerador con la entrega de todo el par desde el primer instante. Ni extenuante ni aburrido, más bien elástico en su forma de crear movimiento. Nos dispara con una inusitada rapidez hacia delante, hacia la siguiente intersección. Al salir del semáforo el scooter impresiona, a pesar -lo decimos de nuevo- de sus formas poco dinámicas. El i8, por supuesto, no tan compacto, no es tan drástico al acelerar entre los semáforos. En cualquier caso, al ponerse verde decimos adiós al resto de coches, que se quedan ensimismados mirándonos.

BMW i8 Roadster y C Evolution: recorremos Los Ángeles en la nueva movilidad eléctrica

BMW i8 Roadster por Los Ángeles

A seguir disfrutando con el BMW i8

El tricilíndrico de 238 CV de potencia del i8 ruge al máximo, ocultando su desplazamiento minimalista, mientras que el motor eléctrico realza su poder asistiéndole con sus 143 CV. Muestra una motricidad incondicional apoyándose en su tracción total, mientras que el neumático trasero 160/60-R15 del C Evolution tiene que luchar sobre el asfalto parcialmente liso, que a menudo hace actuar al control de tracción. Para compensar, podemos conducir el siguiente kilómetro en modo eléctrico puro y ser eficientes en la conducción urbana. O sisear rápidamente a través de los cañones que se abren camino en las estribaciones de las pequeñas montañas al norte de Santa Mónica.

Es hora de que el scooter vuelva al concesionario para recargarse, mientras podemos seguir disfrutando con el BMW i8. Siempre estrictos dentro de los límites de velocidad, por debajo del radar del sheriff, pero con total compromiso en la conducción. El i8 negocia las curvas con total naturalidad, mostrando un comportamiento totalmente neutro al abordar cada viraje de una manera absolutamente precisa, siguiendo la línea que le marcamos desde el volante. Nos abrimos paso por la Crest Highway, que atraviesa el Parque Nacional y ascendemos hasta 2.000 metros de altura en la montaña disfrutando de la carretera vacía, alejada del inmenso tráfico del que hemos huido.

Publicidad

¿El C Evolution se encuentra triste? Bueno, sería comprensible, pues nosotros nos estamos divirtiendo. Pero tiene que cargar de todos modos, y cuando regresemos, puede que esté ya preparado para volver a acelerar.

Publicidad
También te puede interesar

Si te gustan los BMW y los SUV, pero modelos como los X3, X4, X5, X6 y X7 te resultan demasiado grandes, el X2 puede cumplir perfectamente con tus expectativas. Repasamos su gama y sus precios.

Hasta 7 grandes novedades lanzará BMW al mercado en este 2019. Junto al nuevo Serie 3, se estrenan el inédito X7, el renovado Serie 7 o versiones híbridas enchufables en el X3 y el X5.