BMW 520d Touring

Ha sido de los últimos en llegar a su mercado y a su gama, pero esta versión de acceso a la Serie 5 de BMW esgrime los argumentos que han hecho buenos a sus hermanos mayores, como tecnología, dinamismo y funcionalidad, junto a otras virtudes relacionadas con su precio y sus consumos contenidos.
-
BMW 520d Touring
BMW 520d Touring

Es el más grande en dimensiones, aunque ello no se ve traducido en una mayor habitabilidad. De hecho, el espacio a disposición de los ocupantes traseros es levemente inferior al del Serie 5 familiar. Con 2,7 litros y 180 CV de potencia, esta variante consigue unas prestaciones algo superiores a las del modelo de BMW. Existe una versión de acceso, con motor turbodiesel de 2 litros y 140 CV, que cuesta 38.840 euros, pero que se queda algo corta para competir con el 520d Touring. Este 2.7 TDi tiene en el precio y en unos consumos superiores sus principales obstáculos para rivalizar con el modelo de BMW.

Al igual que el 520d Touring, esta versión es la de acceso a la gama de familiares de la Clase E. Con un motor con un poco más de cilindrada y potencia, las prestaciones y los consumos obtenidos son similares. Ambos modelos tienen el mismo fin: ser las versiones de acceso a una familia de vehículos de altos vuelos. No obstante, los planteamientos son diferentes: el BMW aporta más dinamismo, mientras que, el Mercedes, como es característico en los modelos de la marca, apuesta por el confort de marcha por encima de todo, gracias a su esquema de suspensiones. Cuenta además con una enorme capacidad de carga, la mejor de entre todos los rivales con 690 litros. Eso sí, el precio, para ser la versión de entrada es muy elevado: 5.000 euros más.

La marca sueca ofrece este “modesto” 9-5 Wagon 1,9 TiD como única opción disponible en las variantes Diesel de su gama de gran familiar. En gasolina hay más versiones donde elegir. Cuesta entre 35.400 y 38.740 euros, dependiendo del acabado, tarifas que, ni de lejos, se acercan a las de sus rivales. Dispone de 150 CV de potencia, la más baja de los cinco modelos a examen, con los que consigue unas cifras de prestaciones aceptables (en algunos apartados, como recuperaciones y adelantamientos, llega a superar al 520d Touring). Mide 4,84, como el modelo de BMW, pero es 5 cm. más estrecho, lo cual tiene su traslación a unas plazas traseras con menos espacio para los ocupantes.

Al igual que sucedía con Audi, la marca sueca dispone de dos versiones que pueden rivalizar con el BMW 520d Touring y, del mismo modo, que en la firma alemana, una se queda corta, en prestaciones, y la otra lo supera ampliamente. Esta versión, la V70 D5 es la que mejores registros obtiene en todos los apartados de prestaciones, gracias a sus 185 CV. En contra, tiene el hándicap de sus dimensiones es casi 13 cm. más corto y 4 cm. más estrecho que el 520d touring. Aun así, esgrime unas aceptables cotas de habitabilidad. El 2.4D sería la opción que más próxima está en precio al modelo de BMW. Ambos disponen, además, de la misma potencia oficial.

Es el más grande en dimensiones, aunque ello no se ve traducido en una mayor habitabilidad. De hecho, el espacio a disposición de los ocupantes traseros es levemente inferior al del Serie 5 familiar. Con 2,7 litros y 180 CV de potencia, esta variante consigue unas prestaciones algo superiores a las del modelo de BMW. Existe una versión de acceso, con motor turbodiesel de 2 litros y 140 CV, que cuesta 38.840 euros, pero que se queda algo corta para competir con el 520d Touring. Este 2.7 TDi tiene en el precio y en unos consumos superiores sus principales obstáculos para rivalizar con el modelo de BMW.

Al igual que el 520d Touring, esta versión es la de acceso a la gama de familiares de la Clase E. Con un motor con un poco más de cilindrada y potencia, las prestaciones y los consumos obtenidos son similares. Ambos modelos tienen el mismo fin: ser las versiones de acceso a una familia de vehículos de altos vuelos. No obstante, los planteamientos son diferentes: el BMW aporta más dinamismo, mientras que, el Mercedes, como es característico en los modelos de la marca, apuesta por el confort de marcha por encima de todo, gracias a su esquema de suspensiones. Cuenta además con una enorme capacidad de carga, la mejor de entre todos los rivales con 690 litros. Eso sí, el precio, para ser la versión de entrada es muy elevado: 5.000 euros más.

La marca sueca ofrece este “modesto” 9-5 Wagon 1,9 TiD como única opción disponible en las variantes Diesel de su gama de gran familiar. En gasolina hay más versiones donde elegir. Cuesta entre 35.400 y 38.740 euros, dependiendo del acabado, tarifas que, ni de lejos, se acercan a las de sus rivales. Dispone de 150 CV de potencia, la más baja de los cinco modelos a examen, con los que consigue unas cifras de prestaciones aceptables (en algunos apartados, como recuperaciones y adelantamientos, llega a superar al 520d Touring). Mide 4,84, como el modelo de BMW, pero es 5 cm. más estrecho, lo cual tiene su traslación a unas plazas traseras con menos espacio para los ocupantes.

Al igual que sucedía con Audi, la marca sueca dispone de dos versiones que pueden rivalizar con el BMW 520d Touring y, del mismo modo, que en la firma alemana, una se queda corta, en prestaciones, y la otra lo supera ampliamente. Esta versión, la V70 D5 es la que mejores registros obtiene en todos los apartados de prestaciones, gracias a sus 185 CV. En contra, tiene el hándicap de sus dimensiones es casi 13 cm. más corto y 4 cm. más estrecho que el 520d touring. Aun así, esgrime unas aceptables cotas de habitabilidad. El 2.4D sería la opción que más próxima está en precio al modelo de BMW. Ambos disponen, además, de la misma potencia oficial.

Es el más grande en dimensiones, aunque ello no se ve traducido en una mayor habitabilidad. De hecho, el espacio a disposición de los ocupantes traseros es levemente inferior al del Serie 5 familiar. Con 2,7 litros y 180 CV de potencia, esta variante consigue unas prestaciones algo superiores a las del modelo de BMW. Existe una versión de acceso, con motor turbodiesel de 2 litros y 140 CV, que cuesta 38.840 euros, pero que se queda algo corta para competir con el 520d Touring. Este 2.7 TDi tiene en el precio y en unos consumos superiores sus principales obstáculos para rivalizar con el modelo de BMW.

Al igual que el 520d Touring, esta versión es la de acceso a la gama de familiares de la Clase E. Con un motor con un poco más de cilindrada y potencia, las prestaciones y los consumos obtenidos son similares. Ambos modelos tienen el mismo fin: ser las versiones de acceso a una familia de vehículos de altos vuelos. No obstante, los planteamientos son diferentes: el BMW aporta más dinamismo, mientras que, el Mercedes, como es característico en los modelos de la marca, apuesta por el confort de marcha por encima de todo, gracias a su esquema de suspensiones. Cuenta además con una enorme capacidad de carga, la mejor de entre todos los rivales con 690 litros. Eso sí, el precio, para ser la versión de entrada es muy elevado: 5.000 euros más.

La marca sueca ofrece este “modesto” 9-5 Wagon 1,9 TiD como única opción disponible en las variantes Diesel de su gama de gran familiar. En gasolina hay más versiones donde elegir. Cuesta entre 35.400 y 38.740 euros, dependiendo del acabado, tarifas que, ni de lejos, se acercan a las de sus rivales. Dispone de 150 CV de potencia, la más baja de los cinco modelos a examen, con los que consigue unas cifras de prestaciones aceptables (en algunos apartados, como recuperaciones y adelantamientos, llega a superar al 520d Touring). Mide 4,84, como el modelo de BMW, pero es 5 cm. más estrecho, lo cual tiene su traslación a unas plazas traseras con menos espacio para los ocupantes.

Al igual que sucedía con Audi, la marca sueca dispone de dos versiones que pueden rivalizar con el BMW 520d Touring y, del mismo modo, que en la firma alemana, una se queda corta, en prestaciones, y la otra lo supera ampliamente. Esta versión, la V70 D5 es la que mejores registros obtiene en todos los apartados de prestaciones, gracias a sus 185 CV. En contra, tiene el hándicap de sus dimensiones es casi 13 cm. más corto y 4 cm. más estrecho que el 520d touring. Aun así, esgrime unas aceptables cotas de habitabilidad. El 2.4D sería la opción que más próxima está en precio al modelo de BMW. Ambos disponen, además, de la misma potencia oficial.

Es el más grande en dimensiones, aunque ello no se ve traducido en una mayor habitabilidad. De hecho, el espacio a disposición de los ocupantes traseros es levemente inferior al del Serie 5 familiar. Con 2,7 litros y 180 CV de potencia, esta variante consigue unas prestaciones algo superiores a las del modelo de BMW. Existe una versión de acceso, con motor turbodiesel de 2 litros y 140 CV, que cuesta 38.840 euros, pero que se queda algo corta para competir con el 520d Touring. Este 2.7 TDi tiene en el precio y en unos consumos superiores sus principales obstáculos para rivalizar con el modelo de BMW.

Al igual que el 520d Touring, esta versión es la de acceso a la gama de familiares de la Clase E. Con un motor con un poco más de cilindrada y potencia, las prestaciones y los consumos obtenidos son similares. Ambos modelos tienen el mismo fin: ser las versiones de acceso a una familia de vehículos de altos vuelos. No obstante, los planteamientos son diferentes: el BMW aporta más dinamismo, mientras que, el Mercedes, como es característico en los modelos de la marca, apuesta por el confort de marcha por encima de todo, gracias a su esquema de suspensiones. Cuenta además con una enorme capacidad de carga, la mejor de entre todos los rivales con 690 litros. Eso sí, el precio, para ser la versión de entrada es muy elevado: 5.000 euros más.

La marca sueca ofrece este “modesto” 9-5 Wagon 1,9 TiD como única opción disponible en las variantes Diesel de su gama de gran familiar. En gasolina hay más versiones donde elegir. Cuesta entre 35.400 y 38.740 euros, dependiendo del acabado, tarifas que, ni de lejos, se acercan a las de sus rivales. Dispone de 150 CV de potencia, la más baja de los cinco modelos a examen, con los que consigue unas cifras de prestaciones aceptables (en algunos apartados, como recuperaciones y adelantamientos, llega a superar al 520d Touring). Mide 4,84, como el modelo de BMW, pero es 5 cm. más estrecho, lo cual tiene su traslación a unas plazas traseras con menos espacio para los ocupantes.

Al igual que sucedía con Audi, la marca sueca dispone de dos versiones que pueden rivalizar con el BMW 520d Touring y, del mismo modo, que en la firma alemana, una se queda corta, en prestaciones, y la otra lo supera ampliamente. Esta versión, la V70 D5 es la que mejores registros obtiene en todos los apartados de prestaciones, gracias a sus 185 CV. En contra, tiene el hándicap de sus dimensiones es casi 13 cm. más corto y 4 cm. más estrecho que el 520d touring. Aun así, esgrime unas aceptables cotas de habitabilidad. El 2.4D sería la opción que más próxima está en precio al modelo de BMW. Ambos disponen, además, de la misma potencia oficial.

Es el más grande en dimensiones, aunque ello no se ve traducido en una mayor habitabilidad. De hecho, el espacio a disposición de los ocupantes traseros es levemente inferior al del Serie 5 familiar. Con 2,7 litros y 180 CV de potencia, esta variante consigue unas prestaciones algo superiores a las del modelo de BMW. Existe una versión de acceso, con motor turbodiesel de 2 litros y 140 CV, que cuesta 38.840 euros, pero que se queda algo corta para competir con el 520d Touring. Este 2.7 TDi tiene en el precio y en unos consumos superiores sus principales obstáculos para rivalizar con el modelo de BMW.

Al igual que el 520d Touring, esta versión es la de acceso a la gama de familiares de la Clase E. Con un motor con un poco más de cilindrada y potencia, las prestaciones y los consumos obtenidos son similares. Ambos modelos tienen el mismo fin: ser las versiones de acceso a una familia de vehículos de altos vuelos. No obstante, los planteamientos son diferentes: el BMW aporta más dinamismo, mientras que, el Mercedes, como es característico en los modelos de la marca, apuesta por el confort de marcha por encima de todo, gracias a su esquema de suspensiones. Cuenta además con una enorme capacidad de carga, la mejor de entre todos los rivales con 690 litros. Eso sí, el precio, para ser la versión de entrada es muy elevado: 5.000 euros más.

La marca sueca ofrece este “modesto” 9-5 Wagon 1,9 TiD como única opción disponible en las variantes Diesel de su gama de gran familiar. En gasolina hay más versiones donde elegir. Cuesta entre 35.400 y 38.740 euros, dependiendo del acabado, tarifas que, ni de lejos, se acercan a las de sus rivales. Dispone de 150 CV de potencia, la más baja de los cinco modelos a examen, con los que consigue unas cifras de prestaciones aceptables (en algunos apartados, como recuperaciones y adelantamientos, llega a superar al 520d Touring). Mide 4,84, como el modelo de BMW, pero es 5 cm. más estrecho, lo cual tiene su traslación a unas plazas traseras con menos espacio para los ocupantes.

Al igual que sucedía con Audi, la marca sueca dispone de dos versiones que pueden rivalizar con el BMW 520d Touring y, del mismo modo, que en la firma alemana, una se queda corta, en prestaciones, y la otra lo supera ampliamente. Esta versión, la V70 D5 es la que mejores registros obtiene en todos los apartados de prestaciones, gracias a sus 185 CV. En contra, tiene el hándicap de sus dimensiones es casi 13 cm. más corto y 4 cm. más estrecho que el 520d touring. Aun así, esgrime unas aceptables cotas de habitabilidad. El 2.4D sería la opción que más próxima está en precio al modelo de BMW. Ambos disponen, además, de la misma potencia oficial.

Te recomendamos

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...