BMW 320i

En esta constante guerra de cifras en las que se mueve el mundo del motor, oír 150 CV de un motor de gasolina en un BMW puede parecer poco, pero no es así. Este 320i no ofrece unas prestaciones de infarto, pero sí que tiene un comportamiento dinámico de primer orden, de lo mejor del segmento.
-
BMW 320i
BMW 320i

El modelo de Audi es uno de los más veteranos del segmento y eso juega en su contra. Es el que menos centímetros ofrece en las plazas traseras a sus pasajeros, sobre todo en el espacio para las piernas. El 1.8 Turbo tiene más potencia que el dos litros atmosférico de BMW y ofrece unas prestaciones algo mejores, aunque las diferencias no son grandes.

El modelo japonés quizá esté en un segmento algo inferior que el BMW, pero puede ser una opción muy a tener en cuenta, sobre todo si andamos con el dinero justo. El Accord, con una potencia similar y con prestaciones parecidas, cuesta 4.000 euros menos. La berlina nipona cuenta con más maletero, pero con menos espacio para los pasajeros. Eso sí, en cuanto al nivel de representación, no es lo mismo conducir un BMW que un Honda.

Clase C y Serie 3 se vigilan constantemente, pues entre ellos se dilucida el dominio del segmento de las berlinas medias. La versión que enfrentamos al 320i, el C180, tiene peores cifras de potencia y prestaciones, pero hace gala de una calidad de rodadura de primer orden y cuenta con un maletero de mayores dimensiones. El C180 es el único rival del BMW que tiene un precio de tarifa superior a éste, en torno a 600 euros más.

El Passat tiene a su favor que es un coche enorme. Sus dimensiones en las plazas traseras y en el maletero son inalcanzables para el resto de sus rivales. En el caso del maletero, cubica 535 litros, 140 litros más que el 320i. A igualdad de potencia con la berlina alemana, el Passat tiene similares prestaciones, aunque, eso sí, su consumo medio es medio litro más elevado.

Por el mismo precio que nos cuesta un 320i tenemos la oportunidad de adquirir un S60 con un propulsor de 20 CV más, un 2.4 de 170 CV. Esto tiene como principal consecuencia que las prestaciones del Volvo son bastante mejores que las del BMW. El automóvil sueco, al igual que la berlina alemana, goza de un comportamiento muy aplomado y, a la vez, excitante.

El modelo de Audi es uno de los más veteranos del segmento y eso juega en su contra. Es el que menos centímetros ofrece en las plazas traseras a sus pasajeros, sobre todo en el espacio para las piernas. El 1.8 Turbo tiene más potencia que el dos litros atmosférico de BMW y ofrece unas prestaciones algo mejores, aunque las diferencias no son grandes.

El modelo japonés quizá esté en un segmento algo inferior que el BMW, pero puede ser una opción muy a tener en cuenta, sobre todo si andamos con el dinero justo. El Accord, con una potencia similar y con prestaciones parecidas, cuesta 4.000 euros menos. La berlina nipona cuenta con más maletero, pero con menos espacio para los pasajeros. Eso sí, en cuanto al nivel de representación, no es lo mismo conducir un BMW que un Honda.

Clase C y Serie 3 se vigilan constantemente, pues entre ellos se dilucida el dominio del segmento de las berlinas medias. La versión que enfrentamos al 320i, el C180, tiene peores cifras de potencia y prestaciones, pero hace gala de una calidad de rodadura de primer orden y cuenta con un maletero de mayores dimensiones. El C180 es el único rival del BMW que tiene un precio de tarifa superior a éste, en torno a 600 euros más.

El Passat tiene a su favor que es un coche enorme. Sus dimensiones en las plazas traseras y en el maletero son inalcanzables para el resto de sus rivales. En el caso del maletero, cubica 535 litros, 140 litros más que el 320i. A igualdad de potencia con la berlina alemana, el Passat tiene similares prestaciones, aunque, eso sí, su consumo medio es medio litro más elevado.

Por el mismo precio que nos cuesta un 320i tenemos la oportunidad de adquirir un S60 con un propulsor de 20 CV más, un 2.4 de 170 CV. Esto tiene como principal consecuencia que las prestaciones del Volvo son bastante mejores que las del BMW. El automóvil sueco, al igual que la berlina alemana, goza de un comportamiento muy aplomado y, a la vez, excitante.

El modelo de Audi es uno de los más veteranos del segmento y eso juega en su contra. Es el que menos centímetros ofrece en las plazas traseras a sus pasajeros, sobre todo en el espacio para las piernas. El 1.8 Turbo tiene más potencia que el dos litros atmosférico de BMW y ofrece unas prestaciones algo mejores, aunque las diferencias no son grandes.

El modelo japonés quizá esté en un segmento algo inferior que el BMW, pero puede ser una opción muy a tener en cuenta, sobre todo si andamos con el dinero justo. El Accord, con una potencia similar y con prestaciones parecidas, cuesta 4.000 euros menos. La berlina nipona cuenta con más maletero, pero con menos espacio para los pasajeros. Eso sí, en cuanto al nivel de representación, no es lo mismo conducir un BMW que un Honda.

Clase C y Serie 3 se vigilan constantemente, pues entre ellos se dilucida el dominio del segmento de las berlinas medias. La versión que enfrentamos al 320i, el C180, tiene peores cifras de potencia y prestaciones, pero hace gala de una calidad de rodadura de primer orden y cuenta con un maletero de mayores dimensiones. El C180 es el único rival del BMW que tiene un precio de tarifa superior a éste, en torno a 600 euros más.

El Passat tiene a su favor que es un coche enorme. Sus dimensiones en las plazas traseras y en el maletero son inalcanzables para el resto de sus rivales. En el caso del maletero, cubica 535 litros, 140 litros más que el 320i. A igualdad de potencia con la berlina alemana, el Passat tiene similares prestaciones, aunque, eso sí, su consumo medio es medio litro más elevado.

Por el mismo precio que nos cuesta un 320i tenemos la oportunidad de adquirir un S60 con un propulsor de 20 CV más, un 2.4 de 170 CV. Esto tiene como principal consecuencia que las prestaciones del Volvo son bastante mejores que las del BMW. El automóvil sueco, al igual que la berlina alemana, goza de un comportamiento muy aplomado y, a la vez, excitante.

El modelo de Audi es uno de los más veteranos del segmento y eso juega en su contra. Es el que menos centímetros ofrece en las plazas traseras a sus pasajeros, sobre todo en el espacio para las piernas. El 1.8 Turbo tiene más potencia que el dos litros atmosférico de BMW y ofrece unas prestaciones algo mejores, aunque las diferencias no son grandes.

El modelo japonés quizá esté en un segmento algo inferior que el BMW, pero puede ser una opción muy a tener en cuenta, sobre todo si andamos con el dinero justo. El Accord, con una potencia similar y con prestaciones parecidas, cuesta 4.000 euros menos. La berlina nipona cuenta con más maletero, pero con menos espacio para los pasajeros. Eso sí, en cuanto al nivel de representación, no es lo mismo conducir un BMW que un Honda.

Clase C y Serie 3 se vigilan constantemente, pues entre ellos se dilucida el dominio del segmento de las berlinas medias. La versión que enfrentamos al 320i, el C180, tiene peores cifras de potencia y prestaciones, pero hace gala de una calidad de rodadura de primer orden y cuenta con un maletero de mayores dimensiones. El C180 es el único rival del BMW que tiene un precio de tarifa superior a éste, en torno a 600 euros más.

El Passat tiene a su favor que es un coche enorme. Sus dimensiones en las plazas traseras y en el maletero son inalcanzables para el resto de sus rivales. En el caso del maletero, cubica 535 litros, 140 litros más que el 320i. A igualdad de potencia con la berlina alemana, el Passat tiene similares prestaciones, aunque, eso sí, su consumo medio es medio litro más elevado.

Por el mismo precio que nos cuesta un 320i tenemos la oportunidad de adquirir un S60 con un propulsor de 20 CV más, un 2.4 de 170 CV. Esto tiene como principal consecuencia que las prestaciones del Volvo son bastante mejores que las del BMW. El automóvil sueco, al igual que la berlina alemana, goza de un comportamiento muy aplomado y, a la vez, excitante.

El modelo de Audi es uno de los más veteranos del segmento y eso juega en su contra. Es el que menos centímetros ofrece en las plazas traseras a sus pasajeros, sobre todo en el espacio para las piernas. El 1.8 Turbo tiene más potencia que el dos litros atmosférico de BMW y ofrece unas prestaciones algo mejores, aunque las diferencias no son grandes.

El modelo japonés quizá esté en un segmento algo inferior que el BMW, pero puede ser una opción muy a tener en cuenta, sobre todo si andamos con el dinero justo. El Accord, con una potencia similar y con prestaciones parecidas, cuesta 4.000 euros menos. La berlina nipona cuenta con más maletero, pero con menos espacio para los pasajeros. Eso sí, en cuanto al nivel de representación, no es lo mismo conducir un BMW que un Honda.

Clase C y Serie 3 se vigilan constantemente, pues entre ellos se dilucida el dominio del segmento de las berlinas medias. La versión que enfrentamos al 320i, el C180, tiene peores cifras de potencia y prestaciones, pero hace gala de una calidad de rodadura de primer orden y cuenta con un maletero de mayores dimensiones. El C180 es el único rival del BMW que tiene un precio de tarifa superior a éste, en torno a 600 euros más.

El Passat tiene a su favor que es un coche enorme. Sus dimensiones en las plazas traseras y en el maletero son inalcanzables para el resto de sus rivales. En el caso del maletero, cubica 535 litros, 140 litros más que el 320i. A igualdad de potencia con la berlina alemana, el Passat tiene similares prestaciones, aunque, eso sí, su consumo medio es medio litro más elevado.

Por el mismo precio que nos cuesta un 320i tenemos la oportunidad de adquirir un S60 con un propulsor de 20 CV más, un 2.4 de 170 CV. Esto tiene como principal consecuencia que las prestaciones del Volvo son bastante mejores que las del BMW. El automóvil sueco, al igual que la berlina alemana, goza de un comportamiento muy aplomado y, a la vez, excitante.

Galería relacionada

BMW 320i

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...