BMW 320d Touring

Suponemos que conducir está entre tus aficiones, especialmente si estás pensando en comprarte un familiar, con el fin de realizar largos viajes con los tuyos. Si es así, te enamorarás de este BMW, que parece especialmente creado para aquellos que disfrutan al volante. Si no eres de ellos, pronto te “convertirá”.
Autopista -
BMW 320d Touring
BMW 320d Touring

Es muy poco más caro que nuestro protagonista y puede presumir de uno de los equipamientos más completos del segmento. Su comportamiento no es tan aplomado como el del Serie 3 y, además, la tracción delantera resta muchas sensaciones deportivas, aunque aquellos que quieran disfrutar de viajes a buen ritmo harán bien en echar un vistazo a este Audi.

Es un poco más grande, un poco más caro y un poco menos potente que el BMW, pero tiene que estar entre los rivales del familiar germano debido a su refinamiento exquisito y a su buen hacer. Su motor ofrece una cifra de par muy alta desde los primeros compases de giro.

Los eternos rivales, Mercedes y BMW, frente a frente. Del primero nos quedamos con su ambiente lujoso, su comodidad y su empaque. Del segundo, con su deportividad, su agilidad y su equipamiento. Tú decides.

Ya nos gustó cuando realizamos la primera toma de contacto y nos reafirmamos: este Saab cuenta con argumentos suficientes como para codearse sin tapujos con los más veteranos del segmento. Es ágil, tiene una imagen fresca y cuenta con multitud de soluciones originales en el habitáculo. Cierto, es menos potente que el BMW, pero, a no ser que nuestro recorrido discurra por carreteras de montaña, apenas echaremos de menos los 15 CV más que ofrece el Serie 3.

No cuenta con un motor tan potente como el del BMW (no hay posibilidad de elegir un Diesel con más fuerza hasta que se ponga a la venta la versión D5, prevista para comienzos de 2006), pero su comportamiento equilibra de nuevo la balanza: su chasis es ágil y las suspensiones ofrecen un compromiso perfecto entre deportividad y comodidad. Además, nos ahorraremos casi 3.000 euros.

Es muy poco más caro que nuestro protagonista y puede presumir de uno de los equipamientos más completos del segmento. Su comportamiento no es tan aplomado como el del Serie 3 y, además, la tracción delantera resta muchas sensaciones deportivas, aunque aquellos que quieran disfrutar de viajes a buen ritmo harán bien en echar un vistazo a este Audi.

Es un poco más grande, un poco más caro y un poco menos potente que el BMW, pero tiene que estar entre los rivales del familiar germano debido a su refinamiento exquisito y a su buen hacer. Su motor ofrece una cifra de par muy alta desde los primeros compases de giro.

Los eternos rivales, Mercedes y BMW, frente a frente. Del primero nos quedamos con su ambiente lujoso, su comodidad y su empaque. Del segundo, con su deportividad, su agilidad y su equipamiento. Tú decides.

Ya nos gustó cuando realizamos la primera toma de contacto y nos reafirmamos: este Saab cuenta con argumentos suficientes como para codearse sin tapujos con los más veteranos del segmento. Es ágil, tiene una imagen fresca y cuenta con multitud de soluciones originales en el habitáculo. Cierto, es menos potente que el BMW, pero, a no ser que nuestro recorrido discurra por carreteras de montaña, apenas echaremos de menos los 15 CV más que ofrece el Serie 3.

No cuenta con un motor tan potente como el del BMW (no hay posibilidad de elegir un Diesel con más fuerza hasta que se ponga a la venta la versión D5, prevista para comienzos de 2006), pero su comportamiento equilibra de nuevo la balanza: su chasis es ágil y las suspensiones ofrecen un compromiso perfecto entre deportividad y comodidad. Además, nos ahorraremos casi 3.000 euros.

Es muy poco más caro que nuestro protagonista y puede presumir de uno de los equipamientos más completos del segmento. Su comportamiento no es tan aplomado como el del Serie 3 y, además, la tracción delantera resta muchas sensaciones deportivas, aunque aquellos que quieran disfrutar de viajes a buen ritmo harán bien en echar un vistazo a este Audi.

Es un poco más grande, un poco más caro y un poco menos potente que el BMW, pero tiene que estar entre los rivales del familiar germano debido a su refinamiento exquisito y a su buen hacer. Su motor ofrece una cifra de par muy alta desde los primeros compases de giro.

Los eternos rivales, Mercedes y BMW, frente a frente. Del primero nos quedamos con su ambiente lujoso, su comodidad y su empaque. Del segundo, con su deportividad, su agilidad y su equipamiento. Tú decides.

Ya nos gustó cuando realizamos la primera toma de contacto y nos reafirmamos: este Saab cuenta con argumentos suficientes como para codearse sin tapujos con los más veteranos del segmento. Es ágil, tiene una imagen fresca y cuenta con multitud de soluciones originales en el habitáculo. Cierto, es menos potente que el BMW, pero, a no ser que nuestro recorrido discurra por carreteras de montaña, apenas echaremos de menos los 15 CV más que ofrece el Serie 3.

No cuenta con un motor tan potente como el del BMW (no hay posibilidad de elegir un Diesel con más fuerza hasta que se ponga a la venta la versión D5, prevista para comienzos de 2006), pero su comportamiento equilibra de nuevo la balanza: su chasis es ágil y las suspensiones ofrecen un compromiso perfecto entre deportividad y comodidad. Además, nos ahorraremos casi 3.000 euros.

Es muy poco más caro que nuestro protagonista y puede presumir de uno de los equipamientos más completos del segmento. Su comportamiento no es tan aplomado como el del Serie 3 y, además, la tracción delantera resta muchas sensaciones deportivas, aunque aquellos que quieran disfrutar de viajes a buen ritmo harán bien en echar un vistazo a este Audi.

Es un poco más grande, un poco más caro y un poco menos potente que el BMW, pero tiene que estar entre los rivales del familiar germano debido a su refinamiento exquisito y a su buen hacer. Su motor ofrece una cifra de par muy alta desde los primeros compases de giro.

Los eternos rivales, Mercedes y BMW, frente a frente. Del primero nos quedamos con su ambiente lujoso, su comodidad y su empaque. Del segundo, con su deportividad, su agilidad y su equipamiento. Tú decides.

Ya nos gustó cuando realizamos la primera toma de contacto y nos reafirmamos: este Saab cuenta con argumentos suficientes como para codearse sin tapujos con los más veteranos del segmento. Es ágil, tiene una imagen fresca y cuenta con multitud de soluciones originales en el habitáculo. Cierto, es menos potente que el BMW, pero, a no ser que nuestro recorrido discurra por carreteras de montaña, apenas echaremos de menos los 15 CV más que ofrece el Serie 3.

No cuenta con un motor tan potente como el del BMW (no hay posibilidad de elegir un Diesel con más fuerza hasta que se ponga a la venta la versión D5, prevista para comienzos de 2006), pero su comportamiento equilibra de nuevo la balanza: su chasis es ágil y las suspensiones ofrecen un compromiso perfecto entre deportividad y comodidad. Además, nos ahorraremos casi 3.000 euros.

Es muy poco más caro que nuestro protagonista y puede presumir de uno de los equipamientos más completos del segmento. Su comportamiento no es tan aplomado como el del Serie 3 y, además, la tracción delantera resta muchas sensaciones deportivas, aunque aquellos que quieran disfrutar de viajes a buen ritmo harán bien en echar un vistazo a este Audi.

Es un poco más grande, un poco más caro y un poco menos potente que el BMW, pero tiene que estar entre los rivales del familiar germano debido a su refinamiento exquisito y a su buen hacer. Su motor ofrece una cifra de par muy alta desde los primeros compases de giro.

Los eternos rivales, Mercedes y BMW, frente a frente. Del primero nos quedamos con su ambiente lujoso, su comodidad y su empaque. Del segundo, con su deportividad, su agilidad y su equipamiento. Tú decides.

Ya nos gustó cuando realizamos la primera toma de contacto y nos reafirmamos: este Saab cuenta con argumentos suficientes como para codearse sin tapujos con los más veteranos del segmento. Es ágil, tiene una imagen fresca y cuenta con multitud de soluciones originales en el habitáculo. Cierto, es menos potente que el BMW, pero, a no ser que nuestro recorrido discurra por carreteras de montaña, apenas echaremos de menos los 15 CV más que ofrece el Serie 3.

No cuenta con un motor tan potente como el del BMW (no hay posibilidad de elegir un Diesel con más fuerza hasta que se ponga a la venta la versión D5, prevista para comienzos de 2006), pero su comportamiento equilibra de nuevo la balanza: su chasis es ágil y las suspensiones ofrecen un compromiso perfecto entre deportividad y comodidad. Además, nos ahorraremos casi 3.000 euros.

Es muy poco más caro que nuestro protagonista y puede presumir de uno de los equipamientos más completos del segmento. Su comportamiento no es tan aplomado como el del Serie 3 y, además, la tracción delantera resta muchas sensaciones deportivas, aunque aquellos que quieran disfrutar de viajes a buen ritmo harán bien en echar un vistazo a este Audi.

Es un poco más grande, un poco más caro y un poco menos potente que el BMW, pero tiene que estar entre los rivales del familiar germano debido a su refinamiento exquisito y a su buen hacer. Su motor ofrece una cifra de par muy alta desde los primeros compases de giro.

Los eternos rivales, Mercedes y BMW, frente a frente. Del primero nos quedamos con su ambiente lujoso, su comodidad y su empaque. Del segundo, con su deportividad, su agilidad y su equipamiento. Tú decides.

Ya nos gustó cuando realizamos la primera toma de contacto y nos reafirmamos: este Saab cuenta con argumentos suficientes como para codearse sin tapujos con los más veteranos del segmento. Es ágil, tiene una imagen fresca y cuenta con multitud de soluciones originales en el habitáculo. Cierto, es menos potente que el BMW, pero, a no ser que nuestro recorrido discurra por carreteras de montaña, apenas echaremos de menos los 15 CV más que ofrece el Serie 3.

No cuenta con un motor tan potente como el del BMW (no hay posibilidad de elegir un Diesel con más fuerza hasta que se ponga a la venta la versión D5, prevista para comienzos de 2006), pero su comportamiento equilibra de nuevo la balanza: su chasis es ágil y las suspensiones ofrecen un compromiso perfecto entre deportividad y comodidad. Además, nos ahorraremos casi 3.000 euros.

Galería relacionada

BMW 320d Touring Grande

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...