Audi TTS y TT TDI

Audi amplia la oferta para su TT con cuatro versiones muy interesantes. De todas ellas, destacan el TTS de 272 caballos y el Diesel TDI con 170 caballos, ambos equipados con tracción total quattro y disponibles en las dos carrocerías, coupé y roadster.
-
Audi TTS y TT TDI
Audi TTS y TT TDI

No todas las novedades del TT quedan en el TTS. La gama del Audi TT también se complementa con versiones más accesibles y no por ello menos dinámicas. Por la parte baja, y a finales de julio, en los concesionarios se incorpora el TT con el motor de gasolina 1.8 TFSI de 160 caballos. Ofrece unas prestaciones muy dignas para este modelo y permite un precio base que no superará los 31.000 euros en el caso del coupé y los 34.000 euros en el roadster. También se suma una nueva versión quattro con el motor 2.0T FSI en su variante de 200 caballos, que se puede combinar con el cambio S-tronic de seis velocidades y con las dos carrocerías.

Pero antes de ver estos dos motores de gasolina, el TT estrena en junio su mecánica diesel. Se trata del 2.0 TDI de 170 caballos de última generación, es decir, alimentado por common rail (en lugar del bomba inyector) y con inyectores piezoeléctricos. Ofrece un buen nivel de prestaciones, con una capacidad para alcanzar los 100 km/h desde parado de 7,5 segundos y velocidad máxima de 229 km/h, es decir, a la altura de muchos deportivos; eso sí, con un consumo medio oficial de 5,3 litros cada 100 km y 139 g/km de CO2 de media. Estarán con nosotros que el tacto deportivo de un diesel, por muy bueno que este sea, no es todo lo “agradable” que pueda resultar un gasolina, pero tanto la autonomía del primero como capacidad de recuperación o facilidad de conducción, hacen que el TDI sea una opción a tener en cuenta para muchos.

El tacto del motor es mucho más agradable de lo que lo eran los TDI de la anterior generación. Suena poco, apenas vibra y encima tiene un sonido de escapes deportivo, que nos recuerda a los Diesel de competición. Para este motor, Audi recurre en exclusiva a la tracción total y permite los dos tipos de carrocería, aunque no admite el cambio S-tronic. Sus precios van desde los 37.850 euros hasta 41.850 euros del roadster TDI. En Audi existe una variante de 140 caballos de este mismo motor y que pronto, no nos especificaron cuándo, estará disponible en el TT.

Una S para el TT

No todas las novedades del TT quedan en el TTS. La gama del Audi TT también se complementa con versiones más accesibles y no por ello menos dinámicas. Por la parte baja, y a finales de julio, en los concesionarios se incorpora el TT con el motor de gasolina 1.8 TFSI de 160 caballos. Ofrece unas prestaciones muy dignas para este modelo y permite un precio base que no superará los 31.000 euros en el caso del coupé y los 34.000 euros en el roadster. También se suma una nueva versión quattro con el motor 2.0T FSI en su variante de 200 caballos, que se puede combinar con el cambio S-tronic de seis velocidades y con las dos carrocerías.

Pero antes de ver estos dos motores de gasolina, el TT estrena en junio su mecánica diesel. Se trata del 2.0 TDI de 170 caballos de última generación, es decir, alimentado por common rail (en lugar del bomba inyector) y con inyectores piezoeléctricos. Ofrece un buen nivel de prestaciones, con una capacidad para alcanzar los 100 km/h desde parado de 7,5 segundos y velocidad máxima de 229 km/h, es decir, a la altura de muchos deportivos; eso sí, con un consumo medio oficial de 5,3 litros cada 100 km y 139 g/km de CO2 de media. Estarán con nosotros que el tacto deportivo de un diesel, por muy bueno que este sea, no es todo lo “agradable” que pueda resultar un gasolina, pero tanto la autonomía del primero como capacidad de recuperación o facilidad de conducción, hacen que el TDI sea una opción a tener en cuenta para muchos.

El tacto del motor es mucho más agradable de lo que lo eran los TDI de la anterior generación. Suena poco, apenas vibra y encima tiene un sonido de escapes deportivo, que nos recuerda a los Diesel de competición. Para este motor, Audi recurre en exclusiva a la tracción total y permite los dos tipos de carrocería, aunque no admite el cambio S-tronic. Sus precios van desde los 37.850 euros hasta 41.850 euros del roadster TDI. En Audi existe una variante de 140 caballos de este mismo motor y que pronto, no nos especificaron cuándo, estará disponible en el TT.

Una S para el TT

No todas las novedades del TT quedan en el TTS. La gama del Audi TT también se complementa con versiones más accesibles y no por ello menos dinámicas. Por la parte baja, y a finales de julio, en los concesionarios se incorpora el TT con el motor de gasolina 1.8 TFSI de 160 caballos. Ofrece unas prestaciones muy dignas para este modelo y permite un precio base que no superará los 31.000 euros en el caso del coupé y los 34.000 euros en el roadster. También se suma una nueva versión quattro con el motor 2.0T FSI en su variante de 200 caballos, que se puede combinar con el cambio S-tronic de seis velocidades y con las dos carrocerías.

Pero antes de ver estos dos motores de gasolina, el TT estrena en junio su mecánica diesel. Se trata del 2.0 TDI de 170 caballos de última generación, es decir, alimentado por common rail (en lugar del bomba inyector) y con inyectores piezoeléctricos. Ofrece un buen nivel de prestaciones, con una capacidad para alcanzar los 100 km/h desde parado de 7,5 segundos y velocidad máxima de 229 km/h, es decir, a la altura de muchos deportivos; eso sí, con un consumo medio oficial de 5,3 litros cada 100 km y 139 g/km de CO2 de media. Estarán con nosotros que el tacto deportivo de un diesel, por muy bueno que este sea, no es todo lo “agradable” que pueda resultar un gasolina, pero tanto la autonomía del primero como capacidad de recuperación o facilidad de conducción, hacen que el TDI sea una opción a tener en cuenta para muchos.

El tacto del motor es mucho más agradable de lo que lo eran los TDI de la anterior generación. Suena poco, apenas vibra y encima tiene un sonido de escapes deportivo, que nos recuerda a los Diesel de competición. Para este motor, Audi recurre en exclusiva a la tracción total y permite los dos tipos de carrocería, aunque no admite el cambio S-tronic. Sus precios van desde los 37.850 euros hasta 41.850 euros del roadster TDI. En Audi existe una variante de 140 caballos de este mismo motor y que pronto, no nos especificaron cuándo, estará disponible en el TT.

Una S para el TT

No todas las novedades del TT quedan en el TTS. La gama del Audi TT también se complementa con versiones más accesibles y no por ello menos dinámicas. Por la parte baja, y a finales de julio, en los concesionarios se incorpora el TT con el motor de gasolina 1.8 TFSI de 160 caballos. Ofrece unas prestaciones muy dignas para este modelo y permite un precio base que no superará los 31.000 euros en el caso del coupé y los 34.000 euros en el roadster. También se suma una nueva versión quattro con el motor 2.0T FSI en su variante de 200 caballos, que se puede combinar con el cambio S-tronic de seis velocidades y con las dos carrocerías.

Pero antes de ver estos dos motores de gasolina, el TT estrena en junio su mecánica diesel. Se trata del 2.0 TDI de 170 caballos de última generación, es decir, alimentado por common rail (en lugar del bomba inyector) y con inyectores piezoeléctricos. Ofrece un buen nivel de prestaciones, con una capacidad para alcanzar los 100 km/h desde parado de 7,5 segundos y velocidad máxima de 229 km/h, es decir, a la altura de muchos deportivos; eso sí, con un consumo medio oficial de 5,3 litros cada 100 km y 139 g/km de CO2 de media. Estarán con nosotros que el tacto deportivo de un diesel, por muy bueno que este sea, no es todo lo “agradable” que pueda resultar un gasolina, pero tanto la autonomía del primero como capacidad de recuperación o facilidad de conducción, hacen que el TDI sea una opción a tener en cuenta para muchos.

El tacto del motor es mucho más agradable de lo que lo eran los TDI de la anterior generación. Suena poco, apenas vibra y encima tiene un sonido de escapes deportivo, que nos recuerda a los Diesel de competición. Para este motor, Audi recurre en exclusiva a la tracción total y permite los dos tipos de carrocería, aunque no admite el cambio S-tronic. Sus precios van desde los 37.850 euros hasta 41.850 euros del roadster TDI. En Audi existe una variante de 140 caballos de este mismo motor y que pronto, no nos especificaron cuándo, estará disponible en el TT.

Una S para el TT

No todas las novedades del TT quedan en el TTS. La gama del Audi TT también se complementa con versiones más accesibles y no por ello menos dinámicas. Por la parte baja, y a finales de julio, en los concesionarios se incorpora el TT con el motor de gasolina 1.8 TFSI de 160 caballos. Ofrece unas prestaciones muy dignas para este modelo y permite un precio base que no superará los 31.000 euros en el caso del coupé y los 34.000 euros en el roadster. También se suma una nueva versión quattro con el motor 2.0T FSI en su variante de 200 caballos, que se puede combinar con el cambio S-tronic de seis velocidades y con las dos carrocerías.

Pero antes de ver estos dos motores de gasolina, el TT estrena en junio su mecánica diesel. Se trata del 2.0 TDI de 170 caballos de última generación, es decir, alimentado por common rail (en lugar del bomba inyector) y con inyectores piezoeléctricos. Ofrece un buen nivel de prestaciones, con una capacidad para alcanzar los 100 km/h desde parado de 7,5 segundos y velocidad máxima de 229 km/h, es decir, a la altura de muchos deportivos; eso sí, con un consumo medio oficial de 5,3 litros cada 100 km y 139 g/km de CO2 de media. Estarán con nosotros que el tacto deportivo de un diesel, por muy bueno que este sea, no es todo lo “agradable” que pueda resultar un gasolina, pero tanto la autonomía del primero como capacidad de recuperación o facilidad de conducción, hacen que el TDI sea una opción a tener en cuenta para muchos.

El tacto del motor es mucho más agradable de lo que lo eran los TDI de la anterior generación. Suena poco, apenas vibra y encima tiene un sonido de escapes deportivo, que nos recuerda a los Diesel de competición. Para este motor, Audi recurre en exclusiva a la tracción total y permite los dos tipos de carrocería, aunque no admite el cambio S-tronic. Sus precios van desde los 37.850 euros hasta 41.850 euros del roadster TDI. En Audi existe una variante de 140 caballos de este mismo motor y que pronto, no nos especificaron cuándo, estará disponible en el TT.

Una S para el TT

No todas las novedades del TT quedan en el TTS. La gama del Audi TT también se complementa con versiones más accesibles y no por ello menos dinámicas. Por la parte baja, y a finales de julio, en los concesionarios se incorpora el TT con el motor de gasolina 1.8 TFSI de 160 caballos. Ofrece unas prestaciones muy dignas para este modelo y permite un precio base que no superará los 31.000 euros en el caso del coupé y los 34.000 euros en el roadster. También se suma una nueva versión quattro con el motor 2.0T FSI en su variante de 200 caballos, que se puede combinar con el cambio S-tronic de seis velocidades y con las dos carrocerías.

Pero antes de ver estos dos motores de gasolina, el TT estrena en junio su mecánica diesel. Se trata del 2.0 TDI de 170 caballos de última generación, es decir, alimentado por common rail (en lugar del bomba inyector) y con inyectores piezoeléctricos. Ofrece un buen nivel de prestaciones, con una capacidad para alcanzar los 100 km/h desde parado de 7,5 segundos y velocidad máxima de 229 km/h, es decir, a la altura de muchos deportivos; eso sí, con un consumo medio oficial de 5,3 litros cada 100 km y 139 g/km de CO2 de media. Estarán con nosotros que el tacto deportivo de un diesel, por muy bueno que este sea, no es todo lo “agradable” que pueda resultar un gasolina, pero tanto la autonomía del primero como capacidad de recuperación o facilidad de conducción, hacen que el TDI sea una opción a tener en cuenta para muchos.

El tacto del motor es mucho más agradable de lo que lo eran los TDI de la anterior generación. Suena poco, apenas vibra y encima tiene un sonido de escapes deportivo, que nos recuerda a los Diesel de competición. Para este motor, Audi recurre en exclusiva a la tracción total y permite los dos tipos de carrocería, aunque no admite el cambio S-tronic. Sus precios van desde los 37.850 euros hasta 41.850 euros del roadster TDI. En Audi existe una variante de 140 caballos de este mismo motor y que pronto, no nos especificaron cuándo, estará disponible en el TT.

Una S para el TT

No todas las novedades del TT quedan en el TTS. La gama del Audi TT también se complementa con versiones más accesibles y no por ello menos dinámicas. Por la parte baja, y a finales de julio, en los concesionarios se incorpora el TT con el motor de gasolina 1.8 TFSI de 160 caballos. Ofrece unas prestaciones muy dignas para este modelo y permite un precio base que no superará los 31.000 euros en el caso del coupé y los 34.000 euros en el roadster. También se suma una nueva versión quattro con el motor 2.0T FSI en su variante de 200 caballos, que se puede combinar con el cambio S-tronic de seis velocidades y con las dos carrocerías.

Pero antes de ver estos dos motores de gasolina, el TT estrena en junio su mecánica diesel. Se trata del 2.0 TDI de 170 caballos de última generación, es decir, alimentado por common rail (en lugar del bomba inyector) y con inyectores piezoeléctricos. Ofrece un buen nivel de prestaciones, con una capacidad para alcanzar los 100 km/h desde parado de 7,5 segundos y velocidad máxima de 229 km/h, es decir, a la altura de muchos deportivos; eso sí, con un consumo medio oficial de 5,3 litros cada 100 km y 139 g/km de CO2 de media. Estarán con nosotros que el tacto deportivo de un diesel, por muy bueno que este sea, no es todo lo “agradable” que pueda resultar un gasolina, pero tanto la autonomía del primero como capacidad de recuperación o facilidad de conducción, hacen que el TDI sea una opción a tener en cuenta para muchos.

El tacto del motor es mucho más agradable de lo que lo eran los TDI de la anterior generación. Suena poco, apenas vibra y encima tiene un sonido de escapes deportivo, que nos recuerda a los Diesel de competición. Para este motor, Audi recurre en exclusiva a la tracción total y permite los dos tipos de carrocería, aunque no admite el cambio S-tronic. Sus precios van desde los 37.850 euros hasta 41.850 euros del roadster TDI. En Audi existe una variante de 140 caballos de este mismo motor y que pronto, no nos especificaron cuándo, estará disponible en el TT.

Una S para el TT

No todas las novedades del TT quedan en el TTS. La gama del Audi TT también se complementa con versiones más accesibles y no por ello menos dinámicas. Por la parte baja, y a finales de julio, en los concesionarios se incorpora el TT con el motor de gasolina 1.8 TFSI de 160 caballos. Ofrece unas prestaciones muy dignas para este modelo y permite un precio base que no superará los 31.000 euros en el caso del coupé y los 34.000 euros en el roadster. También se suma una nueva versión quattro con el motor 2.0T FSI en su variante de 200 caballos, que se puede combinar con el cambio S-tronic de seis velocidades y con las dos carrocerías.

Pero antes de ver estos dos motores de gasolina, el TT estrena en junio su mecánica diesel. Se trata del 2.0 TDI de 170 caballos de última generación, es decir, alimentado por common rail (en lugar del bomba inyector) y con inyectores piezoeléctricos. Ofrece un buen nivel de prestaciones, con una capacidad para alcanzar los 100 km/h desde parado de 7,5 segundos y velocidad máxima de 229 km/h, es decir, a la altura de muchos deportivos; eso sí, con un consumo medio oficial de 5,3 litros cada 100 km y 139 g/km de CO2 de media. Estarán con nosotros que el tacto deportivo de un diesel, por muy bueno que este sea, no es todo lo “agradable” que pueda resultar un gasolina, pero tanto la autonomía del primero como capacidad de recuperación o facilidad de conducción, hacen que el TDI sea una opción a tener en cuenta para muchos.

El tacto del motor es mucho más agradable de lo que lo eran los TDI de la anterior generación. Suena poco, apenas vibra y encima tiene un sonido de escapes deportivo, que nos recuerda a los Diesel de competición. Para este motor, Audi recurre en exclusiva a la tracción total y permite los dos tipos de carrocería, aunque no admite el cambio S-tronic. Sus precios van desde los 37.850 euros hasta 41.850 euros del roadster TDI. En Audi existe una variante de 140 caballos de este mismo motor y que pronto, no nos especificaron cuándo, estará disponible en el TT.

Una S para el TT

Galería relacionada

Audi TT TDI

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...