Audi A4 Avant

La versión Avant del Audi A4 muestra un cuidado diseño de la zaga, que se aprovecha para aumentar ligeramente el volumen de maletero de la berlina. Una gama de motores compuesta por cuatro opciones en este momento, sólo es el presagio de la aparición de cinco más en cuestión de pocos meses.
-
Audi A4 Avant
Audi A4 Avant

Hasta estos últimos tiempos, las versiones familiares tenían la fama de ser minoritarias, destinadas a personas con necesidades muy específicas. Sin embargo, en los años más recientes el interés por ellas ha crecido de manera exponencial, hasta el punto de que, por ejemplo, el peso del Audi A4 Avant en las ventas de toda la gama durante el año 2007 llegó al 27 por ciento. Esto no es nada si tenemos en cuenta que en países como Alemania o Italia, este porcentaje puede llegar al 75 por ciento. Este nuevo Audi A4 Avant llega con intención de mejorar las cifras de su antecesor, puesto que sus responsables prevén unas ventas de 5.000 unidades durante los próximos doce meses.

La conjunción de una estética cuidada y una acrecentada practicidad son las principales virtudes del diseño de este Audi A4 Avant. Ha sido cuidadosamente diseñado para no decepcionar en el apartado estético, puesto que en su último tercio de la carrocería destacan detalles de estilo que justifican un estudio propio e individual, alejado del de la berlina.

Este nuevo A4 Avant es bastante más grande que su antecesor, pues es casi 12 centímetros más largo y su batalla –distancia entre los dos ejes- llega a ser 17 centímetros más amplia. Al mismo tiempo, gracias al uso de aceros de alta resistencia y bajo peso, es también más ligero –casi un nueve por ciento- y rígido. La eficacia aerodinámica también se ha potenciado, al rebajarse el Cx hasta 0,31 en las versiones menos potentes, cifra que se eleva en una centésima cuando de las más potentes hablamos.

El maletero del nuevo Audi A4 Avant ofrece casi medio metro cúbico de capacidad, justo 490 dm3, que puede incrementarse hasta 1.430 dm3 con el asiento trasero totalmente abatido, puesto que también existe la posibilidad de repartir el abatimiento en proporciones 40:60 para adecuar las necesidades de pasaje y carga a los momentos puntuales. La marca germana potencia lo práctico con interesantes opciones, como el suelo reversible que se convierte en cubierta para la carga además del accionamiento electrohidráulico del portón posterior o un sistema de retención de la carga para evitar su movimiento. Con el portón abierto, una persona de 1,89 metros de altura puede permanecer de pie sin riesgo de que su cabeza golpee contra el portón.

El interior del habitáculo contiene toda la carga de calidad visual que Audi acostumbra a imponer en sus modelos, en estos momentos superior al que sus rivales del segmento, BMW y Mercedes, implantan en su Serie 3 y Clase C, respectivamente. Además de la buena presencia de los materiales, destaca la desaparición de la palanca del freno de mano, puesto que se generaliza el sistema electromecánico convertido en una tecla. También se anuncia que el sistema de climatización es nuevo, con un incremento de un diez por ciento en su capacidad de enfriamiento, operando un 20 por ciento más eficientemente que el anterior, lo que equivale a un ahorro de 0,2 l/100 en el consumo de combustible.

Gama mecánica

Hasta estos últimos tiempos, las versiones familiares tenían la fama de ser minoritarias, destinadas a personas con necesidades muy específicas. Sin embargo, en los años más recientes el interés por ellas ha crecido de manera exponencial, hasta el punto de que, por ejemplo, el peso del Audi A4 Avant en las ventas de toda la gama durante el año 2007 llegó al 27 por ciento. Esto no es nada si tenemos en cuenta que en países como Alemania o Italia, este porcentaje puede llegar al 75 por ciento. Este nuevo Audi A4 Avant llega con intención de mejorar las cifras de su antecesor, puesto que sus responsables prevén unas ventas de 5.000 unidades durante los próximos doce meses.

La conjunción de una estética cuidada y una acrecentada practicidad son las principales virtudes del diseño de este Audi A4 Avant. Ha sido cuidadosamente diseñado para no decepcionar en el apartado estético, puesto que en su último tercio de la carrocería destacan detalles de estilo que justifican un estudio propio e individual, alejado del de la berlina.

Este nuevo A4 Avant es bastante más grande que su antecesor, pues es casi 12 centímetros más largo y su batalla –distancia entre los dos ejes- llega a ser 17 centímetros más amplia. Al mismo tiempo, gracias al uso de aceros de alta resistencia y bajo peso, es también más ligero –casi un nueve por ciento- y rígido. La eficacia aerodinámica también se ha potenciado, al rebajarse el Cx hasta 0,31 en las versiones menos potentes, cifra que se eleva en una centésima cuando de las más potentes hablamos.

El maletero del nuevo Audi A4 Avant ofrece casi medio metro cúbico de capacidad, justo 490 dm3, que puede incrementarse hasta 1.430 dm3 con el asiento trasero totalmente abatido, puesto que también existe la posibilidad de repartir el abatimiento en proporciones 40:60 para adecuar las necesidades de pasaje y carga a los momentos puntuales. La marca germana potencia lo práctico con interesantes opciones, como el suelo reversible que se convierte en cubierta para la carga además del accionamiento electrohidráulico del portón posterior o un sistema de retención de la carga para evitar su movimiento. Con el portón abierto, una persona de 1,89 metros de altura puede permanecer de pie sin riesgo de que su cabeza golpee contra el portón.

El interior del habitáculo contiene toda la carga de calidad visual que Audi acostumbra a imponer en sus modelos, en estos momentos superior al que sus rivales del segmento, BMW y Mercedes, implantan en su Serie 3 y Clase C, respectivamente. Además de la buena presencia de los materiales, destaca la desaparición de la palanca del freno de mano, puesto que se generaliza el sistema electromecánico convertido en una tecla. También se anuncia que el sistema de climatización es nuevo, con un incremento de un diez por ciento en su capacidad de enfriamiento, operando un 20 por ciento más eficientemente que el anterior, lo que equivale a un ahorro de 0,2 l/100 en el consumo de combustible.

Gama mecánica

Hasta estos últimos tiempos, las versiones familiares tenían la fama de ser minoritarias, destinadas a personas con necesidades muy específicas. Sin embargo, en los años más recientes el interés por ellas ha crecido de manera exponencial, hasta el punto de que, por ejemplo, el peso del Audi A4 Avant en las ventas de toda la gama durante el año 2007 llegó al 27 por ciento. Esto no es nada si tenemos en cuenta que en países como Alemania o Italia, este porcentaje puede llegar al 75 por ciento. Este nuevo Audi A4 Avant llega con intención de mejorar las cifras de su antecesor, puesto que sus responsables prevén unas ventas de 5.000 unidades durante los próximos doce meses.

La conjunción de una estética cuidada y una acrecentada practicidad son las principales virtudes del diseño de este Audi A4 Avant. Ha sido cuidadosamente diseñado para no decepcionar en el apartado estético, puesto que en su último tercio de la carrocería destacan detalles de estilo que justifican un estudio propio e individual, alejado del de la berlina.

Este nuevo A4 Avant es bastante más grande que su antecesor, pues es casi 12 centímetros más largo y su batalla –distancia entre los dos ejes- llega a ser 17 centímetros más amplia. Al mismo tiempo, gracias al uso de aceros de alta resistencia y bajo peso, es también más ligero –casi un nueve por ciento- y rígido. La eficacia aerodinámica también se ha potenciado, al rebajarse el Cx hasta 0,31 en las versiones menos potentes, cifra que se eleva en una centésima cuando de las más potentes hablamos.

El maletero del nuevo Audi A4 Avant ofrece casi medio metro cúbico de capacidad, justo 490 dm3, que puede incrementarse hasta 1.430 dm3 con el asiento trasero totalmente abatido, puesto que también existe la posibilidad de repartir el abatimiento en proporciones 40:60 para adecuar las necesidades de pasaje y carga a los momentos puntuales. La marca germana potencia lo práctico con interesantes opciones, como el suelo reversible que se convierte en cubierta para la carga además del accionamiento electrohidráulico del portón posterior o un sistema de retención de la carga para evitar su movimiento. Con el portón abierto, una persona de 1,89 metros de altura puede permanecer de pie sin riesgo de que su cabeza golpee contra el portón.

El interior del habitáculo contiene toda la carga de calidad visual que Audi acostumbra a imponer en sus modelos, en estos momentos superior al que sus rivales del segmento, BMW y Mercedes, implantan en su Serie 3 y Clase C, respectivamente. Además de la buena presencia de los materiales, destaca la desaparición de la palanca del freno de mano, puesto que se generaliza el sistema electromecánico convertido en una tecla. También se anuncia que el sistema de climatización es nuevo, con un incremento de un diez por ciento en su capacidad de enfriamiento, operando un 20 por ciento más eficientemente que el anterior, lo que equivale a un ahorro de 0,2 l/100 en el consumo de combustible.

Gama mecánica

Hasta estos últimos tiempos, las versiones familiares tenían la fama de ser minoritarias, destinadas a personas con necesidades muy específicas. Sin embargo, en los años más recientes el interés por ellas ha crecido de manera exponencial, hasta el punto de que, por ejemplo, el peso del Audi A4 Avant en las ventas de toda la gama durante el año 2007 llegó al 27 por ciento. Esto no es nada si tenemos en cuenta que en países como Alemania o Italia, este porcentaje puede llegar al 75 por ciento. Este nuevo Audi A4 Avant llega con intención de mejorar las cifras de su antecesor, puesto que sus responsables prevén unas ventas de 5.000 unidades durante los próximos doce meses.

La conjunción de una estética cuidada y una acrecentada practicidad son las principales virtudes del diseño de este Audi A4 Avant. Ha sido cuidadosamente diseñado para no decepcionar en el apartado estético, puesto que en su último tercio de la carrocería destacan detalles de estilo que justifican un estudio propio e individual, alejado del de la berlina.

Este nuevo A4 Avant es bastante más grande que su antecesor, pues es casi 12 centímetros más largo y su batalla –distancia entre los dos ejes- llega a ser 17 centímetros más amplia. Al mismo tiempo, gracias al uso de aceros de alta resistencia y bajo peso, es también más ligero –casi un nueve por ciento- y rígido. La eficacia aerodinámica también se ha potenciado, al rebajarse el Cx hasta 0,31 en las versiones menos potentes, cifra que se eleva en una centésima cuando de las más potentes hablamos.

El maletero del nuevo Audi A4 Avant ofrece casi medio metro cúbico de capacidad, justo 490 dm3, que puede incrementarse hasta 1.430 dm3 con el asiento trasero totalmente abatido, puesto que también existe la posibilidad de repartir el abatimiento en proporciones 40:60 para adecuar las necesidades de pasaje y carga a los momentos puntuales. La marca germana potencia lo práctico con interesantes opciones, como el suelo reversible que se convierte en cubierta para la carga además del accionamiento electrohidráulico del portón posterior o un sistema de retención de la carga para evitar su movimiento. Con el portón abierto, una persona de 1,89 metros de altura puede permanecer de pie sin riesgo de que su cabeza golpee contra el portón.

El interior del habitáculo contiene toda la carga de calidad visual que Audi acostumbra a imponer en sus modelos, en estos momentos superior al que sus rivales del segmento, BMW y Mercedes, implantan en su Serie 3 y Clase C, respectivamente. Además de la buena presencia de los materiales, destaca la desaparición de la palanca del freno de mano, puesto que se generaliza el sistema electromecánico convertido en una tecla. También se anuncia que el sistema de climatización es nuevo, con un incremento de un diez por ciento en su capacidad de enfriamiento, operando un 20 por ciento más eficientemente que el anterior, lo que equivale a un ahorro de 0,2 l/100 en el consumo de combustible.

Gama mecánica

Hasta estos últimos tiempos, las versiones familiares tenían la fama de ser minoritarias, destinadas a personas con necesidades muy específicas. Sin embargo, en los años más recientes el interés por ellas ha crecido de manera exponencial, hasta el punto de que, por ejemplo, el peso del Audi A4 Avant en las ventas de toda la gama durante el año 2007 llegó al 27 por ciento. Esto no es nada si tenemos en cuenta que en países como Alemania o Italia, este porcentaje puede llegar al 75 por ciento. Este nuevo Audi A4 Avant llega con intención de mejorar las cifras de su antecesor, puesto que sus responsables prevén unas ventas de 5.000 unidades durante los próximos doce meses.

La conjunción de una estética cuidada y una acrecentada practicidad son las principales virtudes del diseño de este Audi A4 Avant. Ha sido cuidadosamente diseñado para no decepcionar en el apartado estético, puesto que en su último tercio de la carrocería destacan detalles de estilo que justifican un estudio propio e individual, alejado del de la berlina.

Este nuevo A4 Avant es bastante más grande que su antecesor, pues es casi 12 centímetros más largo y su batalla –distancia entre los dos ejes- llega a ser 17 centímetros más amplia. Al mismo tiempo, gracias al uso de aceros de alta resistencia y bajo peso, es también más ligero –casi un nueve por ciento- y rígido. La eficacia aerodinámica también se ha potenciado, al rebajarse el Cx hasta 0,31 en las versiones menos potentes, cifra que se eleva en una centésima cuando de las más potentes hablamos.

El maletero del nuevo Audi A4 Avant ofrece casi medio metro cúbico de capacidad, justo 490 dm3, que puede incrementarse hasta 1.430 dm3 con el asiento trasero totalmente abatido, puesto que también existe la posibilidad de repartir el abatimiento en proporciones 40:60 para adecuar las necesidades de pasaje y carga a los momentos puntuales. La marca germana potencia lo práctico con interesantes opciones, como el suelo reversible que se convierte en cubierta para la carga además del accionamiento electrohidráulico del portón posterior o un sistema de retención de la carga para evitar su movimiento. Con el portón abierto, una persona de 1,89 metros de altura puede permanecer de pie sin riesgo de que su cabeza golpee contra el portón.

El interior del habitáculo contiene toda la carga de calidad visual que Audi acostumbra a imponer en sus modelos, en estos momentos superior al que sus rivales del segmento, BMW y Mercedes, implantan en su Serie 3 y Clase C, respectivamente. Además de la buena presencia de los materiales, destaca la desaparición de la palanca del freno de mano, puesto que se generaliza el sistema electromecánico convertido en una tecla. También se anuncia que el sistema de climatización es nuevo, con un incremento de un diez por ciento en su capacidad de enfriamiento, operando un 20 por ciento más eficientemente que el anterior, lo que equivale a un ahorro de 0,2 l/100 en el consumo de combustible.

Gama mecánica

Hasta estos últimos tiempos, las versiones familiares tenían la fama de ser minoritarias, destinadas a personas con necesidades muy específicas. Sin embargo, en los años más recientes el interés por ellas ha crecido de manera exponencial, hasta el punto de que, por ejemplo, el peso del Audi A4 Avant en las ventas de toda la gama durante el año 2007 llegó al 27 por ciento. Esto no es nada si tenemos en cuenta que en países como Alemania o Italia, este porcentaje puede llegar al 75 por ciento. Este nuevo Audi A4 Avant llega con intención de mejorar las cifras de su antecesor, puesto que sus responsables prevén unas ventas de 5.000 unidades durante los próximos doce meses.

La conjunción de una estética cuidada y una acrecentada practicidad son las principales virtudes del diseño de este Audi A4 Avant. Ha sido cuidadosamente diseñado para no decepcionar en el apartado estético, puesto que en su último tercio de la carrocería destacan detalles de estilo que justifican un estudio propio e individual, alejado del de la berlina.

Este nuevo A4 Avant es bastante más grande que su antecesor, pues es casi 12 centímetros más largo y su batalla –distancia entre los dos ejes- llega a ser 17 centímetros más amplia. Al mismo tiempo, gracias al uso de aceros de alta resistencia y bajo peso, es también más ligero –casi un nueve por ciento- y rígido. La eficacia aerodinámica también se ha potenciado, al rebajarse el Cx hasta 0,31 en las versiones menos potentes, cifra que se eleva en una centésima cuando de las más potentes hablamos.

El maletero del nuevo Audi A4 Avant ofrece casi medio metro cúbico de capacidad, justo 490 dm3, que puede incrementarse hasta 1.430 dm3 con el asiento trasero totalmente abatido, puesto que también existe la posibilidad de repartir el abatimiento en proporciones 40:60 para adecuar las necesidades de pasaje y carga a los momentos puntuales. La marca germana potencia lo práctico con interesantes opciones, como el suelo reversible que se convierte en cubierta para la carga además del accionamiento electrohidráulico del portón posterior o un sistema de retención de la carga para evitar su movimiento. Con el portón abierto, una persona de 1,89 metros de altura puede permanecer de pie sin riesgo de que su cabeza golpee contra el portón.

El interior del habitáculo contiene toda la carga de calidad visual que Audi acostumbra a imponer en sus modelos, en estos momentos superior al que sus rivales del segmento, BMW y Mercedes, implantan en su Serie 3 y Clase C, respectivamente. Además de la buena presencia de los materiales, destaca la desaparición de la palanca del freno de mano, puesto que se generaliza el sistema electromecánico convertido en una tecla. También se anuncia que el sistema de climatización es nuevo, con un incremento de un diez por ciento en su capacidad de enfriamiento, operando un 20 por ciento más eficientemente que el anterior, lo que equivale a un ahorro de 0,2 l/100 en el consumo de combustible.

Gama mecánica

Hasta estos últimos tiempos, las versiones familiares tenían la fama de ser minoritarias, destinadas a personas con necesidades muy específicas. Sin embargo, en los años más recientes el interés por ellas ha crecido de manera exponencial, hasta el punto de que, por ejemplo, el peso del Audi A4 Avant en las ventas de toda la gama durante el año 2007 llegó al 27 por ciento. Esto no es nada si tenemos en cuenta que en países como Alemania o Italia, este porcentaje puede llegar al 75 por ciento. Este nuevo Audi A4 Avant llega con intención de mejorar las cifras de su antecesor, puesto que sus responsables prevén unas ventas de 5.000 unidades durante los próximos doce meses.

La conjunción de una estética cuidada y una acrecentada practicidad son las principales virtudes del diseño de este Audi A4 Avant. Ha sido cuidadosamente diseñado para no decepcionar en el apartado estético, puesto que en su último tercio de la carrocería destacan detalles de estilo que justifican un estudio propio e individual, alejado del de la berlina.

Este nuevo A4 Avant es bastante más grande que su antecesor, pues es casi 12 centímetros más largo y su batalla –distancia entre los dos ejes- llega a ser 17 centímetros más amplia. Al mismo tiempo, gracias al uso de aceros de alta resistencia y bajo peso, es también más ligero –casi un nueve por ciento- y rígido. La eficacia aerodinámica también se ha potenciado, al rebajarse el Cx hasta 0,31 en las versiones menos potentes, cifra que se eleva en una centésima cuando de las más potentes hablamos.

El maletero del nuevo Audi A4 Avant ofrece casi medio metro cúbico de capacidad, justo 490 dm3, que puede incrementarse hasta 1.430 dm3 con el asiento trasero totalmente abatido, puesto que también existe la posibilidad de repartir el abatimiento en proporciones 40:60 para adecuar las necesidades de pasaje y carga a los momentos puntuales. La marca germana potencia lo práctico con interesantes opciones, como el suelo reversible que se convierte en cubierta para la carga además del accionamiento electrohidráulico del portón posterior o un sistema de retención de la carga para evitar su movimiento. Con el portón abierto, una persona de 1,89 metros de altura puede permanecer de pie sin riesgo de que su cabeza golpee contra el portón.

El interior del habitáculo contiene toda la carga de calidad visual que Audi acostumbra a imponer en sus modelos, en estos momentos superior al que sus rivales del segmento, BMW y Mercedes, implantan en su Serie 3 y Clase C, respectivamente. Además de la buena presencia de los materiales, destaca la desaparición de la palanca del freno de mano, puesto que se generaliza el sistema electromecánico convertido en una tecla. También se anuncia que el sistema de climatización es nuevo, con un incremento de un diez por ciento en su capacidad de enfriamiento, operando un 20 por ciento más eficientemente que el anterior, lo que equivale a un ahorro de 0,2 l/100 en el consumo de combustible.

Gama mecánica

Hasta estos últimos tiempos, las versiones familiares tenían la fama de ser minoritarias, destinadas a personas con necesidades muy específicas. Sin embargo, en los años más recientes el interés por ellas ha crecido de manera exponencial, hasta el punto de que, por ejemplo, el peso del Audi A4 Avant en las ventas de toda la gama durante el año 2007 llegó al 27 por ciento. Esto no es nada si tenemos en cuenta que en países como Alemania o Italia, este porcentaje puede llegar al 75 por ciento. Este nuevo Audi A4 Avant llega con intención de mejorar las cifras de su antecesor, puesto que sus responsables prevén unas ventas de 5.000 unidades durante los próximos doce meses.

La conjunción de una estética cuidada y una acrecentada practicidad son las principales virtudes del diseño de este Audi A4 Avant. Ha sido cuidadosamente diseñado para no decepcionar en el apartado estético, puesto que en su último tercio de la carrocería destacan detalles de estilo que justifican un estudio propio e individual, alejado del de la berlina.

Este nuevo A4 Avant es bastante más grande que su antecesor, pues es casi 12 centímetros más largo y su batalla –distancia entre los dos ejes- llega a ser 17 centímetros más amplia. Al mismo tiempo, gracias al uso de aceros de alta resistencia y bajo peso, es también más ligero –casi un nueve por ciento- y rígido. La eficacia aerodinámica también se ha potenciado, al rebajarse el Cx hasta 0,31 en las versiones menos potentes, cifra que se eleva en una centésima cuando de las más potentes hablamos.

El maletero del nuevo Audi A4 Avant ofrece casi medio metro cúbico de capacidad, justo 490 dm3, que puede incrementarse hasta 1.430 dm3 con el asiento trasero totalmente abatido, puesto que también existe la posibilidad de repartir el abatimiento en proporciones 40:60 para adecuar las necesidades de pasaje y carga a los momentos puntuales. La marca germana potencia lo práctico con interesantes opciones, como el suelo reversible que se convierte en cubierta para la carga además del accionamiento electrohidráulico del portón posterior o un sistema de retención de la carga para evitar su movimiento. Con el portón abierto, una persona de 1,89 metros de altura puede permanecer de pie sin riesgo de que su cabeza golpee contra el portón.

El interior del habitáculo contiene toda la carga de calidad visual que Audi acostumbra a imponer en sus modelos, en estos momentos superior al que sus rivales del segmento, BMW y Mercedes, implantan en su Serie 3 y Clase C, respectivamente. Además de la buena presencia de los materiales, destaca la desaparición de la palanca del freno de mano, puesto que se generaliza el sistema electromecánico convertido en una tecla. También se anuncia que el sistema de climatización es nuevo, con un incremento de un diez por ciento en su capacidad de enfriamiento, operando un 20 por ciento más eficientemente que el anterior, lo que equivale a un ahorro de 0,2 l/100 en el consumo de combustible.

Gama mecánica
Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...