Audi A3 Sportback 2.0 TDI 170 CV

Emociones GTi a golpe de gasóleo. Audi hace valer su poderío Diesel y eleva el rango de potencia de su A3. Ahora, puedes optar por un TDi de 170 CV y combinarlo con cambio automático y carrocería Sportback. Vamos, que es difícil no pasar por “los aros” de la casa de Ingolstadt.
Autopista -
Audi A3 Sportback 2.0 TDI 170 CV
Audi A3 Sportback 2.0 TDI 170 CV
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=21510&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Audi A3 Sportback

Querían ser los reyes de los compactos Diesel. El anterior tope de gama rendía 140 CV y palidecía ante su eterno rival: BMW y su Serie 1. Unos inyectores piezoeléctricos por aquí, unas modificaciones en los conductos de admisión, una nueva geometría para el turbo y ya está solucionado el problema. Audi consigue que su TDi de dos litros rinda 170 CV.

Curiosamente, hace unos meses había pasado por nuestras manos el mismo coche –el Audi A3 Sportback Ambition- con el motor 2.0 TDi de 140 CV, que también incorporaba cambio automático. Y, sinceramente, nos había encandilado. Sin embargo, todavía no sabíamos hasta dónde podían llegar en la casa de Ingolstadt. Eso sí, luego valoraremos si la inversión económica merece la pena.

Nada que ver con los antiguos y míticos TDI de la casa Volkswagen. Este Diesel casi se siente como un gasolina. Entrega más par y potencia a menos vueltas que otros propulsores de gasóleo y también se estira más allá en el cuentarrevoluciones.

Es inagotable: a bajo régimen se mueve con soltura, se mantiene por encima de las 3.000 rpm sin inmutarse y sobrepasa sin problemas las 5.000 rpm. Y, en todo momento, tenemos la impresión de que guarda un “as en la manga” .

Es uno de los compactos Diesel más potentes del mercado.

Su sonido –tan deportivo- encandila; su consumo sorprende para un motor de sus características (apenas hay diferencias con el del A3 2.0 TDi de 140 CV). Pasa de 0 a 100 km/h en menos de 8 segundos y marca las mejores recuperaciones entre sus rivales.

Lástima que el cambio automático no deje apurar más las marchas antes de cambiar. Sin embargo, no hay mayor problema. Se trata de una transmisión automática de doble embrague pilotado, lo que en Volkswagen denominan DSG y en Audi llaman S-Tronic. Tiene dos modos de funcionamiento –te recomendamos el Sport para un uso más deportivo- y, además, te permite insertar las marchas y llevarlo en modo secuencial, bien con la palanca o bien con las levas en el volante (de serie en esta versión).

Con este motor, el A3 se convierte en el auténtico rey de los compactos de gasóleo. No hay tantos rivales en el mercado que jueguen en la liga de más de 150 CV. Además, muchos de ellos comparten la misma mecánica que nuestro protagonista: León y Altea. El único que se queda en condición de plantarle cara es BMW y su 120d. Este modelo tiene un tacto aún más deportivo, pero su habitáculo es más pequeño y no es tan versátil como este Audi con carrocería Sportback.

  A3 Sportback 2.0 TDi BMW 120d Mégane 2.0 dCi Astra 1.9 CDTi
Potencia máxima:
Par máximo:
171,5 CV-4.020 rpm
38,3 mkg-2.280 rpm
172,58 CV-3.680 rpm
36,6 mkg-2.170 rpm
157,62 CV - 3.950 rpm
37,7 mkg-1.990 rpm
150 CV-4.000 rpm
35,7 mkg-2.330 rpm
0-100 km/h: 7,95 s 8,33 s 8,29 s 8,91 s
Recuperación:
1.000 m en 5ª a 50 km/h

26,96 s

34,63 s

32,49 s

32,94 s
Consumo medio: 7,37 l/100 km 6,73 l/100 km 6,97 l/100 km 7,52 l/100 km


Datos de nuestro Centro Técnico

Este modelo va unido a la terminación Ambition, el acabado más deportivo de la gama. Cuenta con una configuración específica del bastidor, con una carrocería 15 mm rebajada. Su suspensión deportiva aporta confianza para el conductor, pero puede resultar algo incómoda para los pasajeros de las plazas traseras si el terreno está algo roto. No olvidemos que, además, monta unos poderosos neumáticos: 225/45 R sobre llantas de 17 pulgadas.

En terreno virado, es toda una garantía: sorprende la agilidad de su tren trasero. Si quieres más emociones, puedes desconectar el control de estabilidad. Su equipo de frenos de disco (delante, ventilados) realiza un buen trabajo: según nuestros datos, precisa 3,67 metros y recorrerá 72,1 metros para detenerse desde 140 km/h (una de las mejores marcas del segmento).

Ahora que hemos visto las virtudes de esta nueva versión, llega el momento de echar cuentas: por 30 CV extras tendrás que pagar más de 1.600 euros respecto al A3 Sportack 2.0 TDi de 140 CV. ¿Merece la pena?

Galería relacionada

Audi A3 Sportback 2.0 TDI 170 CV

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...