Publicidad

Contacto: Audi RS Q3, salta a la vista

Salta a la vista que no se trata de un Q3 normal. El RS es mucho más espectacular, tanto en materia estética, como a la hora de conducirlo.
Juan Collín -
Contacto: Audi RS Q3, salta a la vista
Contacto: Audi RS Q3, salta a la vista

Cuenta con paragolpes mucho más voluminosos, grandes entradas para la refrigeración en el delantero, que también cuenta con un pequeño faldón. En la parte trasera lo más llamativo es el spoiler, las salidas del escape y el difusor, mientras que en una vista lateral llama poderosamente la atención el espectacular diseño de las llantas de aleación y la menor altura de casco. En el habitáculo, lo más llamativo son los asientos de diseño deportivo, en esta versión los pedales son de aluminio, el volante es de diseño deportivo, mientras que el cuadro de instrumentos luce esferas grises con cifras blancas y agujas rojas. 

 


Motor y cambio

Audi RS Q3Para esta versión de marcado talante deportivo del Q3, se emplea el motor de cinco cilindros turbo de 2.5 litros que también anima al TT RS y S3 RS que próximamente llegará al mercado. Se confirma, de esta manera, que los cinco cilindros vuelven a estar de plena actualidad en las versiones deportivas de Audi, como viene ocurriendo desde hace más de tres décadas desde que los míticos quattro inauguraran la saga.


Esta versión del cinco cilindros turbo ofrece un rendimiento de 310 CV, lo que supone perder 30 CV con respecto al TT RS. La explicación hay que buscarla en que se trata de un modelo más pesado y por ello se ha sacrificado algo de potencia para obtener una curva de par más poderosa y una superior capacidad de respuesta a bajo y medio régimen, lo que se ha conseguido gracias a ligeros retoques en la gestión electrónica.


El cambio de marchas que se emplea en el Q3 RS es de doble embrague con siete velocidades, mientras que la tracción total quattro dispone de un embrague central de reparto que manda par a las ruedas traseras cuando detecta pérdidas de motricidad en el eje delantero.

 


Bastidor


Las suspensiones se han adaptado a las nuevas exigencias y para ello se montan amortiguadores y muelles más enérgicos que en el resto de los Q3, con los que se reduce además la altura de casco 25 mm. También se montan llantas de 18 pulgadas en medidas 235/50, si bien opcionalmente se pueden emplear llantas de 19 o 20 pulgadas. Los frenos se han reforzado y para ello se recurre a discos ventilados en las cuatro ruedas, de 365 mm delante y 310 detrás, con pinzas de ocho pistones en el tren delantero.


En carretera 


Audi RS Q3Esta versión del Q3 tiene poco de todo camino y con los cambios efectuados se convierte en un coche 100% de asfalto. Eso sí, la mayor altura sobre el suelo facilita el acceso al habitáculo y es de gran ayuda cuando se conduce con la carretera nevada, lo mismo que la tracción total, si bien es verdad que casi más importante en estas circunstancias es montar unos buenos neumáticos de invierno.


El Q3 RS monta unos asientos muy bien diseñados, cómodos que sujetan perfectamente el cuerpo; también es muy acertada la configuración del puesto de mando, que cuenta además con todo tipo de reglajes para conseguir la postura óptima. Excelente visibilidad y sensación de dominio, transmite el coche en todo momento.


El motor es muy agradable de manejar y sorprende con una capacidad de respuesta impresionante. Desde menos de 2.000 rpm responde con gran energía y demuestra un enorme poderío cuando se le exprime al máximo, especialmente a medio régimen y en alta, donde roza con facilidad la frontera de las 7.000 rpm. Es un motor muy poderoso y capaz, prueba de ello es que permite acelerar de 0 a 100 km/h en 5,2 sg y eso a pesar de que el peso en orden de marcha supera los 1.700 kg, mientras que la velocidad máxima está autolimitada a 250 km/h, lo que no deja de resultar sorprendente en un todocamino de pequeño calibre. El cambio de marchas también reporta todo tipo de satisfacciones, suave en las  inserciones, es también muy rápido y obediente en conducción deportiva.


Lo mejor del Q3 RS no es sólo lo que anda; no menos increíble es la facilidad de cómo lo hace. En tramos de autopista tiene un aplomo extraordinario, mientras que en carretera permite una agilidad sobresaliente, como se pudo comprobar en los tramos donde habitualmente se celebra el Rallye de Montecarlo, en las inmediaciones del principado. Es un coche alto, pero lo cierto es que el coche se adentra en los virajes con una facilidad impresionante. La carrocería apenas se inclina en las curvas, donde se inscribe con una gran eficacia y precisión, transmitiendo una notable sensación de seguridad y un elevado disfrute a los mandos. El Q3 RS  se sujeta al asfalto como una auténtica lapa y únicamente en las cercanías del límite avisa con un ligero subviraje, si bien hay que forzar mucho las cosas para que aparezca. Aunque las suspensiones son enérgicas conserva un excelente confort de macha. Los frenos cumplen extraordinariamente bien su tarea, son potentes y además soportan sin inmutarse el trato más exigente.


Precio


Cuesta 62.400 euros, pero dispone de un equipamiento de serie muy completo y en la actualidad se puede considerar un modelo único en su especie. El Mercedes GLK 350 4 Matic es posiblemente su rival más cercano, si bien es verdad que su rival por naturaleza será el nuevo GLA; de momento GLK 350 es lo más parecido por precio y planteamiento, si bien no es tan deportivo y eficaz, a cambio ofrece superiores cualidades off road y más espacio por un precio ligeramente inferior. 

Galería relacionada

Audi RS Q3, toma de contacto